A 19 semanas de las PASO, se vienen algunas de temperatura elevada



(Por Osvaldo Drozd)

Cuando esta edición de El Correo Gráfico esté en la calle, faltaran sólo 10 semanas para la presentación de las listas de precandidatos ante las autoridades partidarias respectivas, y 19 semanas para la realización de las elecciones primarias (PASO). El 20 de junio será la fecha tope para inscribir las listas, mientras que la oficialización de las boletas será 6 días después. Como es de público conocimiento las elecciones primarias serán el 9 de agosto.

Tras más de 30 años de democracia, pareciera que la misma se hubiera consolidado. Lo cierto es que el impulso que en otros momentos diera el imperio, hacia las camarillas militares latinoamericanas dejó de ser una política prioritaria de los grandes poderes que emergen del capital más concentrado del mundo. Por ende la consolidación de una democracia en la cual no aparecen rupturas institucionales, en cierta medida es también el resultado de la política imperial, y no sólo la labor de las fuerzas políticas que bregan por sostener un determinado tipo de régimen político. Esta apreciación no exime que hoy el imperio maneje otras opciones de condicionamiento, como lo es el denominado “golpe blando”. Para entender lo que se viene señalando sólo basta subrayar que en 2001, en nuestro país, se vivió una fuerte crisis de legitimidad y representatividad, que hizo que la mayoría de las fuerzas tradicionales perdieran el consenso que debieran tener para profundizar el rumbo democrático. 2001 fue el punto más álgido de esa crisis, pero hay que entender que ella -entendida como el rechazo de sectores importantes de la ciudadanía hacia la política y los políticos- a pesar de haberse atenuado considerablemente aún tiene vigencia. Que las candidaturas presidenciales estén signadas por “la buena imagen”, la mayoría de las veces en concordancia con las preferencias de los shows mediáticos, las fotos en revistas del espectáculo, o el almuerzo con Mirtha Legrand, es toda una señal al respecto. La pregunta que habría que hacerse es por qué la imagen de un militante no mide. Responder esta pregunta llevaría un desarrollo aparte, por lo cual en lo que sigue ofreceremos una breve información sobre las candidaturas que presentarán las principales representaciones políticas de la Argentina.

Sin embargo el gran protagonismo este año lo viene teniendo ese partido que no pone en consideración sus candidaturas: el Judicial. Desde la trágica y misteriosa muerte del fiscal Natalio Alberto Nisman, la corporación judicial volvió a tener un protagonismo importante. Antes ya lo había llevado adelante con las ya famosas medidas cautelares. Este año con la marcha del 18F logró aglutinar tras de sí a la mayoría del arco opositor e incluso a todos esos que practican el apoliticismo militante.

Del espectro político mayoritario, la gran sorpresa fue la decisión de la Unión Cívica Radical (UCR) de alinearse con la nueva derecha argentina encarnada en el Pro de Mauricio Macri. Allí comparten filas con la Coalición Cívica de Elisa Carrió. El centenario partido radical le ofrece a Macri nada más ni nada menos que un armado territorial extendido a lo largo de todo el país, cosa que el Pro no puede garantizar. No son pocos los militantes del radicalismo, principalmente los de la juventud, los que no vieron con buenos ojos ese viraje.

Si bien el Frente Renovador de Sergio Massa contaba con buenas chances en las encuestas hasta no hace mucho, hoy pareciera haber quedado con posibilidades claras nada más que para hacer fuerza en la gobernación de la provincia de Buenos Aires. Massa también aspiraba a contar con la estructura territorial del radicalismo. Macri le ganó esa apuesta.

Entre las otras fuerzas que se presentarán en la Paso, hay que señalar que la líder del GEN, Margarita Stolbizer se lanzó a la candidatura presidencial por un frente unido del centroizquierda, mientras que también se consolidan las listas del Frente de Izquierda y los trabajadores (FIT).

Tal vez el mapa más complejo previo a la oficialización de listas sea el que tiene el gobernante Frente para la Victoria (FpV). Las precandidaturas del gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli y la del ministro del interior y transporte Florencio Randazzo, son las que se roban toda la atención, aunque haya otros que también pretendan llegar a ser candidatos. Las candidaturas de Jorge Taiana, Sergio Uribarri y Agustín Rossi son parte de una apuesta fuerte del kirchnerismo, aunque vale señalar que con la baja de Julián Domínguez hacia las presidenciales y con sumarse a las precandidaturas para la provincia, el FpV logró instalar en el principal distrito del país, un candidatura que pueda lidiar contra la del empresario Francisco De Narváez del Frente Renovador.

Se vienen semanas de temperatura elevada.

Noticias en El Correo Gráfico relacionadas

Sobre el redactor

El Correo Gráfico

Desde la Redacción de El Correo Gráfico
|| elcorreografico.com.ar || WhatsApp: +5492213147942 || Telegram Channel: t.me/ElCorreoGrafico || Facebook; fb.me/ElCorreoGrafico || Twitter: @ElCorreoGrafico || Google +: +ElcorreograficoAr || LinkedIn: /company/el-correo-gráfico/ ||
Instagram: @elcorreografico

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de EL CORREO GRÁFICO

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...