El FpV – PJ Berisso acompañó a CFK en Lanús



Cristina Fernández de Kirchner cerró el Encuentro Nacional de Salud en Lanús este sábado 3 con la presencia de un nutrido público de militantes y dirigentes que son afines al Instituto Patria. Berisso se hizo presente con referentes al acompañamiento de la ex mandataria.

“El neoliberalismo es una enfermedad que se contagia por varias vías”, sentenció Cristina Fernández de Kirchner durante el cierre del tercer Encuentro Nacional de Salud en la Universidad Nacional de Lanús.

Frente a cientos de profesionales y trabajadores de la salud que durante todo el día compartieron paneles de discusión sobre diversos temas relacionados con la salud pública, la ex mandataria criticó duramente “las políticas neoliberales criminales” del Gobierno que, dijo, “generan miedo y desordenan la vida” e “impactan de forma negativa en la salud de la gente”.

CFK apeló a “construir frentes populares amplios en los que se organicen sectores afectados por este gobierno”, como fue el caso de los organizadores del encuentro. “Si creemos que vamos a volver por una sola persona, estamos perdidos”, dejó como reflexión sobre el final que, como se hizo costumbre en sus últimos actos en el conurbano, fue sobre un escenario montado al aire libre, desde donde le habló a la militancia.

“El neoliberalismo no sólo recorta políticas de salud, le hace mal a la cabeza de la gente: te desorganiza la vida, porque no sabes si llegas a fin de mes, si mañana te echan del laburo, si vas a poder pagar la prepaga o los medicamentos”, aseguró la ex presidenta, que compartió panel con el ex ministro de Salud Daniel Gollán. Calificó las políticas neoliberales como “criminales y genocidas” porque privan a las personas de remedios y el acceso a la salud y completó:“Hay estudios de Grecia, Italia y España que demuestran que las políticas de ajuste y austeridad han impactado en la salud. La tasa de suicidios crece a la par de la tasa de desempleo.”

Bajo el lema “Salud como derecho, soberanía sanitaria como estrategia y participación comunitaria como garantía”, disertaron en la previa medio centenar de profesionales y especialistas en la materia, convocados por la comisión de salud del Instituto Patria.

Entre otros, expusieron el ex viceministro de Salud Nicolás Kreplak, el médico y escritor Jorge Rachid y la directora del Conicet Dora Barrancos. Uno de los invitados sorpresa fue el asesor en salud del prestigioso filósofo Noam Chosmky, Howard Waitzkin. También hubo espacio para talleres sobre “salud de los trabajadores”, “acceso a los medicamentos” y “educación en salud”.

Cristina fue agasajada con el doctorado Honoris Causa de la Universidad de Lanús y por un grupo de médicos cubanos residentes en el país formados en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM), quienes le entregaron un diploma con la firma de Fidel Castro. La ex mandataria, junto a Gollán y el equipo de salud del Instituto Patria, realizaron un sentido homenaje al médico sanitarista Pablo Testa, uno de los continuadores en el país de la obra de Ramón Carrillo y funcionario durante el breve gobierno de Héctor Cámpora. La acompañaron la presidenta de Abuelas de Plaza de Mayo, Estela de Carlotto, y de Madres de Plaza de Mayo, Hebe de Bonafini.

“Ningún proyecto de salud es independiente del modelo de país”, introdujo Gollán antes de presentar a CFK. “En el encuentro del año pasado, previo a las elecciones del 22 de noviembre, advertíamos sobre las consecuencias que podía traer el neoliberalismo al sistema de salud. Hoy lo estamos comprobando. Lo que no previmos fue la velocidad con que la que están destruyendo todos los programas de salud”, sostuvo el ex ministro.

Gollán reivindicó la gestión kirchnerista en el área. “Todos los indicadores de salud en la Argentina habían mejorado de manera sustancial. Bajamos mortalidad infantil al 9,7 por mil, según los datos de 2015 que están por publicarse oficialmente. No fue magia: fue la asignación por embarazo, las cirugías para chicos con malformaciones congénitas y el plan Qunita”, dijo, y despertó los aplausos más cerrados de la tarde al nombrar el programa que el actual Gobierno discontinuó con apoyo del juez federal Claudio Bonadio.

“No hay mala gestión, no se trata de que tal o cual funcionario se equivoca o que al cambiarlo se soluciona algo”, ironizó CFK en relación a las tensiones internas que afloraron en los días previos al “retiro espiritual” del gabinete de Macri. “Ese engaño tiene como propósito no cuestionar las políticas de fondo que implementan. El modelo neoliberal necesita una desocupación de dos dígitos, convenios de trabajo flexibilizados, salarios a la baja para funcionar”, remató.

Ante ese panorama, la ex presidenta insistió con la conformación del frente ciudadano. “Lo propuse en abril y en actos como este lo empezamos a esbozar. Con paciencia, se va a concretar”, afirmó y pidió “volver a organizar a los argentinos”. Esa organización, dijo, “desborda a los partidos políticos tradicionales”. “Con nosotros solos no alcanza”, definió, para luego pedir “amplitud” en la construcción política. “Hay que sustituir ideas y también sustituir dirigentes. Yo me incluyo”, fue una de las frases más fuertes que dejó en la tarde de ayer.

Ya subida al escenario montado sobre el patio de la universidad, frente a un mar de banderas, dijo: “Es vital entender: si depende de una persona estamos perdidos. Tiene que volver un pueblo empoderado, o volvemos todos a hundirnos como en 2001”.

Sobre el redactor

Darío Franco Medina

Maestro Mayor de Obras (Master Builder) | Propietario y Editor General | Webmaster, Networker & Social Media Optimizer (SMO), Community Manager (CM) | Editor gráfico para Editorial Red Literaria | RRPP y SMO para Kureiji No Eventos

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de EL CORREO GRÁFICO

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...