Liderando un ranking indeseable



(Por Carolina Atencio)* – Existe generalizado consenso entre los organismos internacionales, la academia y demás actores vinculados al desarrollo en que proteger el trabajo decente es central en la lucha contra la pobreza y la desigualdad y que el empleo con derechos es clave para alcanzar un desarrollo sustentable y justo. En este sentido, las principales recomendaciones a los Estados en la materia giran en torno a la generación de empleos de calidad y la reducción del empleo informal así como también a la inclusión de grupos en situación de vulnerabilidad al mercado de trabajo.

El acceso a un empleo de calidad y decente habilita, a su vez, el acceso a numerosas herramientas de protección social que redundan en un mayor ejercicio de la ciudadanía. Además, el trabajo se constituye como un elemento ordenador de la vida de las personas y elemento central de los proyectos de vida.

En la actualidad, los indicadores oficiales de mercado laboral ponen de manifiesto la persistencia de importantes desafíos. Las cifras del segundo trimestre de 2017 arrojan que a nivel nacional el desempleo se encuentra en 8.7 puntos y se está produciendo lo que se conoce como “efecto desaliento” por el que las personas que demandaban empleos en períodos anteriores, han dejado de hacerlo. Este fenómeno obedece, en muchos casos, a la frustración que provoca buscar sin éxito un empleo y el gasto –económico y de tiempo- que supone el proceso de búsqueda.

En el Gran La Plata la situación es sensiblemente más compleja, toda vez que los indicadores oficiales permiten ver que el aglomerado se encuentra dentro del ranking de los cuatro con mayores niveles de desempleo del país; esta indeseable tabla de posiciones se encuentra liderada por Mar del Plata que cuenta con un nivel de desempleo de 11.9 puntos, seguida por los partidos del gran Buenos Aires, con 10.9, el gran Rosario, con 10.8 y finalmente el gran La Plata, con 10.2 puntos. Esto indica que en la ciudad, aproximadamente hay 41.000 personas que se encuentran sin trabajo.

El panorama se complejiza aún más cuando se analizan los indicadores de poblaciones específicas, como es el caso de las mujeres en el que los datos evidencian una situación alarmante, toda vez que la participación de las mujeres en el desempleo duplica la de los varones. Mientras que del total de mujeres que conforman la población económicamente activa un 14% está desocupada, para los varones es exactamente la mitad. Cuando se incorpora el factor etario, los datos arrojan que entre las mujeres menores de 29 años el desempleo es del 31.4 y para los varones, nuevamente la mitad.

Estos números no solo permiten analizar la fotografía actual sino también establecer comparaciones con el mismo trimestre del año anterior, para concluir que las brechas etarias y por género han evidenciado importantes retracciones. Mientras que en el segundo trimestre de 2016 el desempleo entre mujeres era de algo más que 7 puntos, al cabo de un año ese indicador se duplicó y situación similar ocurrió cuando se analizan los indicadores entre las personas jóvenes.

Ante este escenario se vuelve inevitable reflexionar acerca de la necesidad de repensar la batería de políticas públicas que desde el Estado se están implementando en materia de empleo y reorientar los esfuerzos hacia las poblaciones más afectadas por la desocupación mediante políticas públicas focalizadas y sustentadas en la evidencia.

La superación de la pobreza y el camino hacia un desarrollo sostenible exigen, inexorablemente poner el foco en las cuestiones más urgentes y atender las necesidades de quienes se encuentra en las situaciones más desventajadas, a fin de promover mayor igualdad de oportunidades y, consecuentemente, un ejercicio de la ciudadanía más justo y equitativo, para todas las personas.

* Es la Directora Ejecutiva del Centro de Estudios para la Gobernanza

Sobre el redactor

Darío Franco Medina

Maestro Mayor de Obras (Master Builder) | Propietario y Editor General | Webmaster, Networker & Social Media Optimizer (SMO), Community Manager (CM) | Editor gráfico para Editorial Red Literaria | RRPP y SMO para Kureiji No Eventos

Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de EL CORREO GRÁFICO

Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...