Banalización del #NiUnaMenos en el deliberativo ensenadense

Tiempo de Lectura: 4 minutos

En una sesión caliente, el Concejo Deliberante de Ensenada llevó adelante la sexta sesión ordinaria del año. Entre insultos y descalificaciones, trasladaron a la adhesión de la segunda convocatoria del #NiUnaMenos al terreno político.

La discusión comenzó cuando se dio tratamiento al proyecto de resolución presentado por el Frente para la Victoria adhiriendo a la segunda convocatoria bajo la consigna #NiUnaMenos. En este punto, el autor de la iniciativa, Nicolás Secco, reivindicó el compromiso de la comuna en políticas para asistir a las víctimas de violencia de género. “Reivindicamos el trabajo que está realizando el área de Derecho Humanos de la municipalidad, de la facultad de Periodismo, pero lo que no podemos acompañar es la falta de compromiso del estado nacional a la causa #NiUnaMenos”, cerró Secco, aportando datos estadísticos que dejan entrever el vaciamiento de programas de asistencia a la víctima .

Posteriormente el turno de la palabra fue para la concejala del Frente Renovador, Marcela Lucena, quien anticipó el acompañamiento del proyecto, a la vez que criticó algunas definiciones de Secco. “Ahora cada cosa que se cuestiona tiene que ver con el gobierno nacional, se mencionaron estadísticas y le ha dado tanta relevancia el concejal Secco… También sería importante que el municipio con su presupuesto invierta en programas que tengan que ver con la violencia de género y programas de protección infantil, porque sinceramente cuando vemos las rendiciones de cuentas no se ha invertido un peso”.

En respuesta a los dichos de Lucena, el presidente de bloque del FpV, Martín Slobodián, arremetió. “Si hay algo que no ha hecho este gobierno y que ahora la concejal Lucena defiende, es prestarle atención a estos temas. Me llama la atención, porque fue funcionaria del ejecutivo anterior, que no sepa que los destinos de fondos al área de Seguridad deben ser del gobierno provincial. La violencia de género se enmarca en estos programas y este gobierno provincial está desfinanciando este tipo de programas”.

“Ya que fue parte de la gestión anterior y que tuvo como intendente a su actual pareja, le hubiese dado los consejos a él (por Adalberto “Beto” Del Negro), porque la verdad que no hicieron nada de lo que la señora comenta acá”, disparó Nicolás Secco.

“No di ningún tipo de consejos”, se atajó Lucena, para luego embistir contra el oficialismo. “Sabemos que hay programas nacionales y provinciales, pero también hay muchos municipios que utilizar los recursos de su presupuesto. Les está sucediendo lo que nos pasa a nosotros durante tantos años, cuando mandamos notas al ejecutivo para solicitar algún tipo de información y no son contestadas. Ayer solicitamos la nómina de proveedores municipales y la respuesta fue que lo hacía por vía administrativa si es solicitada por el presidente del Concejo”.

Desde el bloque oficialista, Fiorelli remarcó lo que significa la ‘pesada herencia’. “La actual gestión nacional no gobierna, no le da los resultados al pueblo. Nuestro intendente sí tuvo una pesada herencia y él sí se hizo cargo y gestionó. Me da vergüenza que la concejal Lucena siga hablando y que nos diga cómo tenemos que gestionar cuando ellos vaciaron la municipalidad… ¡Tiene la cara de piedra!”.

Inmediatamente irrumpió la concejal del Frente Cambiemos, Fernanda Ivelli: “¡Perdón que me meta, pero sos muy violento!”.

“¡Pedí la palabra, nena!”, se escuchó de fondo.

A lo que Fiorelli respondió: “¿Yo soy violento? No nos tienen que decir cómo gestionar porque está a la vista todo lo que hizo este intendente. Vamos a ver dentro de seis meses lo que están defendiendo los concejales de Cambiemos… ¡Si es que llegamos!”, ironizó.

“¡A no, encima desestabilizadores!”, vociferó Ivelli.

“¡Vergüenza no tengo! ¡La verdad el que tiene cara de piedra y no tiene vergüenza es quien está hablando de la violencia de género y hace unos meses terminó siendo un violento contra mujeres y chicos!”, arremetió Lucena en referencia a Nicolás Secco.

Secco contestó que fue una causa armada mediáticamente en su contra. “Que la señora me traiga una prueba o algo factible, fue una causa mediática para denigrar mi imagen”, señaló.

“¡Qué caradura que sos!”, expresó de forma sarcástica Lucena.

En ese momento, entró en acción la concejala macrista, Fernanda Ivelli, quien lamentó el nivel del debate dentro del recinto. “Es lamentable cómo nos estamos matando entre todos, esto también es violencia y duele”. A la vez hizo alusión a un papel pegado en la puerta de su bloque, denigrando a su persona.

“Respecto a lo que dijo el concejal Nicolás Secco, todos sabemos que no fue un armado mediático”, remarcó Ivelli

“¡Pruebas, trae pruebas!” respondió rápidamente Secco.

“¡Pruebas te las traigo, mi tía es la dueña de Rancho Chico!”, disparó Ivelli. “No voy a meterme en la causa de Nicolás Secco porque la tienen en la Justicia y tal vez la tengan ‘archivadita’ o en algún cajón”, ironizó.

Defendiendo a su par, la concejal Floriana Ronco consideró una agresión los dichos de Ivelli. “Debería pedir públicamente una disculpa porque lo está acusando de delincuente con referencia a la denominación de ‘archivadita’ la causa. Si ella tiene pruebas, las quiero ver en la próxima sesión porque es una calumnia y es muy grave lo que está diciendo”.

Por último, Valeria Fernández y Eguía bajó los decibeles de la discusión y remarcó que “en la Argentina están muriendo 177 mujeres por día víctimas del femicidio y esa es la problemática que debemos atender”.

Finalmente, el expediente fue aprobado, como así también la iniciativa encarada desde el bloque del Frente UNA reconociendo a la marcha de #NiUnaMenos y la solidarización con víctimas que sufren violencia de género.

 

Gentileza: www.REALPOLITIK.com.ar

A %d blogueros les gusta esto: