Categorías
Buenos Aires Destacadas Gremiales Política

Carlos Quintana, gremialista de UPCN perseguido por la AFIP: “Vidal quiere ser candidata pero no puede ser ni aguatera”

El secretario general de UPCN Provincia advirtió que durante su gestión “perdimos 20% del salario”, mientras que percibe la sumas superiores a 200.000 pesos y tiene 11 juicios por evadir impuesto en la AFIP.

El secretario general de UPCN Provincia de Buenos Aires y secretario general de la CGT Regional, Carlos Quintana, reclamó que se avance en la vacunación del personal de Salud.

En declaraciones a Pueblo por Radio Provincia sostuvo que “los empleados públicos han cumplido un gesto de responsabilidad social terrible, han estado 12 horas adentro de un hospital, se les da la bonificación, pero no se reconoce desde el punto de vista social que son gente que deja a sus familias para cuidar a los enfermos”.

El dirigente afirmó que “estos últimos días tuvimos muchos contagios de compañeros que no fueron vacunados, pedimos que se vacunen a los esenciales porque estamos retrasados. Es factible que esta semana, con las vacunas que entraron, se pueda vacunar al sector con más riesgo que son enfermeros y médicos” pero “debe haber un 40% del personal de salud que está sin vacunar, es muy complejo”.

En ese marco, destacó la importancia de ser conscientes del momento difícil que atraviesa el país por la pandemia: “el peligro de vida que se corre es muy importante con los contagios que se dieron en los últimos días estamos todos en una situación compleja pero, además, atados de pies y manos porque no sabemos qué hacer”.

“Esto es algo que no se dio nunca antes y parecería que los argentinos estamos salvados, pero estamos comprometidos” por la situación vinculada a “los fondos disponibles y los países desarrollados que han arrasado con las vacunas”.

Gremialista y jugador político

En relación al escenario político, de cara a las PASO, Quintana cuestionó la candidatura de María Eugenia Vidal: “quiere ser candidata y no puede ser ni aguatera, con ella perdimos el 20% del salario y no es una cosa menor”. En esa línea, consideró que “la Provincia no se recuperó desde que el gobernador Armendáriz le dio los 8 puntos de coparticipación al gobierno nacional”.

Quintana como verborrágico gremialista «supo ir ganando poder para cerrar acuerdos paritarios que le permitieran ubicar a sus lacayos en distintos estamentos estatales. Sin embargo, hay varias cuestiones de su situación económica que no dejan de sorprender», publicó el portal DixitP donde para justificar la fortuna que amazó dijo haber ganado el loto, el sindicalistalista multimillonario tiene 11 juicios con la AFIP por no pagar impuestos.

Sin ponerse colorado, puntualizó en radio provincia que “lo que hizo Macri con Argentina fue endeudarla por 30 años, no es una cosa menor, no sé de dónde vamos a sacar 447 mil millones de dólares. Los argentinos no podemos comprar carne por el precio que le ponen en dólares. Hay productores que quieren cobrar adentro lo mismo que cuando exportan y los argentinos no podemos. Si no hay un acuerdo de paz social para que todos hagamos el esfuerzo para salir de esto, no se va a poder”.

La memoria selectiva de Quintana

Allá por el año 2011, cuando Carlos Quintana intentó ingresar a Uruguay con más dinero del permitido y no encontró mejor respuesta para argumentar su fortuna que declarar: «No soy un delincuente, me gané el loto». Desde entonces, utiliza la misma explicación para justificar sus cuantiosos ingresos.

En aquella oportunidad, quedó demorado en el país vecino por un supuesto intento de contrabando de divisas y por orden del juez en lo Penal Económico, Gustavo Meirovichcuando. A modo de excusa, el sindicalista reveló que «yo me gané el loto el 22 de diciembre de 1998. Me gané 3,5 millones de dólares. Tengo derecho al esparcimiento».

De todos modos, llama la atención que más allá de ser un afortunado en el juego, tiene dos empleos. Por un lado, en UPCN Seccional Provincial, donde percibe de sueldo $181 mil y otro de UPCN de la Nación, donde cobra $38 mil, haciendo un total $220 mil al mes entre los dos trabajos para marzo de 2020. Además, estaba inscripto en AFIP como Construcción, reformas y reparación de edificios, pero se desconoce facturación alguna.

Las sospechas se incrementan al notar que el consumo de tarjetas de créditos es demasiado bajo para una persona de sus ingresos, a pesar de que a mediados de 2019 llegó a estar en Situación 3 de deuda con el Banco Provincia, a un escalón de llegar a instancia judicial. Incluso, no tiene autos registrados a su nombre y el último que habría adquirido habría sido el 5 de mayo de 1971.

Como dirigente sindical, UPCN siempre fue blanco de críticas y situaciones anormales. Entre ellas, se destaca que el gremio bajo la conducción de Quintana, entregó varios cheques sin fondo, por un total de $2 millones, que todavía no los han pagado. En lo personal, su situación ante AFIP no es del todo clara, ya que tiene el CUIL bloqueado y debe responder requerimientos por algunas irregularidades.

Como si todo esto fuera poco, también es el presidente de la Asociación Mutual de Asociados de la Unión Personal Civil de la Nación; mutual que debe que presentar un estado contable desde el 2010 hasta la actualidad, es decir, detallar ingresos y egreso de dineros; pero desde entonces no presentaron ningún balance.

Registra dos propiedades a su nombre, una en CABA y otra en La Plata. Pero lo curioso es que en ARBA figura que no tiene CUIT asociado, como si no tuviera ninguna propiedad para pagar los impuestos.

En cuanto a la Justicia, en el Juzgado Federal de Quilmes, tanto en el 7 como en el 8, y otro en La Plata en lo Contencioso Administrativo, tiene 11 juicios con la AFIP por no pagar los impuestos, por lo que podría sufrir inhibiciones y embargos de bienes.

El gremialista evasor cuando en la radio se lo consultó por la paritaria salarial a pagarse en cuotas, dijo que sería importante “hacer un cronograma para empezar a ver de qué manera podemos poner a todos en las condiciones que deberían estar” pero advirtió que hay límites concretos: “podemos ir a la justicia o a cualquier lado, pero la plata no está”.

Más allá de haber sido un afortunado en ganar en loto con una suma exorbitante y percibir más de $200 mil mensuales de salario, su situación económica deja bastante que desear y abre la ventana a distintas irregularidades financieras, como no pagar ganancias, mientras sus agremiados perciben por debajo del salario mínimo.

 
Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a avanzar ejerciendo nuestro servicio periodístico con la mayor independencia y objetividad posible.

hablamos de vos


Las noticias en el Noroeste Argentino

Jujuy Gráfico