Categorías
La Plata Política Salud Servicios Sociedad

“El convenio está vigente y lo que hace la Agremiación Médica Platense es un lockout”

     

El presidente del IOMA, Homero Giles, salió a cruzar fuerte a las autoridades de la Agremiación Médica Platense (AMP) al ratificar que el convenio con la entidad “está vigente” hasta el próximo mes de diciembre y consideró que “la medida de los médicos fue inoportuna”, por lo que mereció la intervención del Defensor del Pueblo de la Provincia de Buenos Aires.

En una entrevista con el programa “Me levanté cruzado”, de FM Cielo, explicó que los médicos son prestadores de la obra social “a través de un convenio que está vigente y lo están incumpliendo. Si no lo quieren, deben notificarlo a IOMA y a partir de ahí tenemos 60 días para reordenar la red prestacional”.

En este punto reconoció que, en virtud de la negociación entablada con la AMP, la obra social dio de baja la resolución por la que había prescindido de aquel convenio, de modo que en ningún momento “se cayó el contrato”.

“Lo que termina a las 00.00 de hoy es el plazo de la negociación, pero hoy mismo tenemos una reunión con las autoridades de la Agremiación- insistió Giles- por lo que es incomprensible que hayan hecho esto”.

El titular de IOMA ratificó que tanto el Instituto como la Defensoría garantizan la atención y cobertura prestacional para las afiliadas y afiliados y apeló a la “madurez y humanismo de los médicos”, el 80 por ciento de los cuales “atiende en hospitales públicos y son afiliados a IOMA, igual que sus familiares”.

Refirió que los sistemas en los que se cargan los bonos “son online y dependen de IOMA”, por lo que “el médico puede entrar en el momento que quiera y cargarlo. Ellos lo saben y es su decisión atender o no hacerlo, pero nosotros vamos a actuar porque la normativa sigue vigente, tal como lo puso de manifiesto la Defensoría del Pueblo”.

En otro punto, Giles ratificó que en el marco de la negociación IOMA hizo lugar a los reclamos de la AMP, no obstante lo cual, “cada vez que le concedemos algo aparece otra cosa nueva” y graficó: “esta semana incorporaron en la discusión, la actualización de las prácticas conocidas como Código 88, con una erogación millonaria por parte del Instituto que sería imposible de desandar”.

“Le otorgamos un aumento del 24 %, un 100 % a los médicos de terapia intensiva y un aumento diferencial a las prácticas que estaban cobrando un valor más bajo”, detalló. Y expuso, en declaraciones a Siete Colores por FM 97.1, que la Agremiación pidió aumentar sus honorarios 150%: “Una cosa impresionante e imposible -cuestionó-, ¿a quién se le ocurre?”.

En la misma entrevista el funcionario anticipó que, frente a lo que calificó como un lockout, “actuaremos con la medida que corresponda y mandaremos agentes para levantar los reclamos de los afiliados que se encuentren con médicos que decidan cobrarles o negarles la atención”.

Según Giles, “no es responsabilidad del IOMA garantizar que los médicos estén por encima de la línea de pobreza” porque cobran en función de un sistema que ellos mismos eligieron, que es por acto médico.

“Si atienden a un solo paciente cobran lo que corresponde a eso”, explicó, antes de agregar que “si quieren un contrato a sueldo y discutir un básico, un fijo y el salario anual complementario, eso es otra cosa. Pero no confundamos las cosas”.

Finalmente, el presidente de IOMA aclaró que “no decimos que los médicos están bien pagos, por eso aumentamos los valores de las prestaciones”, pero rechazó de plano que se haya “instalado en el imaginario colectivo que es la obra social la que los empobrece en La Plata, porque no es así”.

“IOMA tiene 300 mil afiliados en La Plata, casi 250 mil consultas al mes y un convenio que por mes le paga a la AMP 130 millones de pesos, que garantiza el acceso a la salud de todo lo que tiene que cubrir por Programa Médico Obligatorio (PMO), por leyes nacionales y provinciales y aún muchísimo más, que es todo lo que autoriza el Directorio por afuera de la normativa y con justificativo médico. No empobrecemos a los médicos, pero tienen que entender que no es una obra social de funcionarios que pueden pagar las consultas. Muchos afiliados tienen sueldos bajos”, cerró.