Categorías
3° Sección Análisis - Opinión Ensenada Política

La pérdida del sentido común en tiempos de Pandemia

     

(Por Fernanda Iveli)* Los argentinos estamos transcurrimos días muy difíciles. No solo preocupados por el aislamiento que nos toca cumplir y la latente amenaza de este virus que mantiene en vilo al mundo entero, sino también por la grave crisis económica y social que atraviesa el país, y las peculiares medidas y gestos políticos que se han tomado en el transcurso de este último mes.

El pasado jueves 7 de mayo, luego de varias semanas sin actividad parlamentaria ni respuesta ante los reiterados pedidos por parte del Bloque de Juntos Por El Cambio para conformar un comité de crisis entre todas las fuerzas políticas y buscar soluciones de manera conjunta, el Honorable Concejo Deliberante de Ensenada volvió a sesionar. En esta oportunidad, los concejales de nuestro bloque hemos presentado diversos proyectos para abordar temáticas que no se habían podido debatir ante el cierre de las actividades legislativas en la ciudad, y que muy a pesar nuestro, no han sido acompañados por los Concejales del Intendente Mario Secco. Pareciera ser, como dije a través de un descargo en redes, que la doctrina y el fanatismo partidario le ganó al sentido común.

El primero de los proyectos trataba una temática compleja y que tiene muy preocupados a muchísimos argentinos: la liberación de los presos.

Desde mi banca defendí y argumenté los motivos que me habían llevado a presentar este proyecto, planteando que siempre me iban a encontrar del mismo lado de la calle, en la vereda de la defensa de las victimas y del respeto de sus derechos y el cuidado de su integridad.

Como ya hemos visto a través de los distintos medios de comunicación y redes sociales, no son pocos los casos en los que la justicia, y no me tiembla la voz al advertir que, quizá en consonancia con un claro mensaje y posicionamiento político tanto del Gobierno Nacional como el Gobierno de la Provincia, otorga prisiones domiciliarias, sin poder ejecutar el control necesario, a condenados por delitos de corrupción, y a violadores y personas condenadas por otros motivos de violencia de género , a quienes se los aloja a pocos metros del domicilio de las victimas. Los concejales del Frente de Todos adelantaron su voto negativo a este proyecto, si como bien leen, votaron en contra de repudiar la liberación de delincuentes y a los condenados por corrupción, argumentando que esto era pura y exclusivamente decisión del Poder Judicial. Pareciera ser que quedaron atrás las sesiones en las que arremetían contra los Jueces por una supuesta persecución políticas, según ellos en complicidad con el entonces presidente Mauricio Macri, a (Amado) Bouduou, (Ricardo) Jaime y (Lázaro) Báez, entre otros.

Lo que si ha quedado de manifiesto, es que para defender a los responsables del saqueo de nuestro país, su más enérgico repudio. Para defender a las victimas de violación, violencia de género y a las asociaciones y familiares de víctimas del delito, cautela.

En paralelo, hemos presentado otro proyecto en el que le proponíamos al Intendente Municipal conformar un comité de crisis junto a comerciantes locales para coordinar y evaluar una posible y paulatina apertura de la actividad comercial con el fin de evitar que las consecuencias económicas sobre los pequeños y medianos comercios sean aún peores. Los concejales del Sekismo, haciendo uso de su mayoría en el Concejo Deliberante, decidieron no aprobar este proyecto, dejando, una vez más, a muchas familias Ensenadenses sin respuesta alguna.

Pero como si esto fuese poco, y en consonancia con esto, los Concejales del Intendente, luego de no aprobar la conformación de dicho comité de crisis con comerciantes y representantes de la Cámara de Comercio e Industria de Ensenada, aprobaron la compra de un nuevo inmueble para el municipio por la suma de 22 millones de pesos. 22 millones de pesos que, a modo de ejemplo, alcanzarían para la compra de 22 nuevos respiradores, o 550 mil barbijos no quirúrgicos si tomamos como referencia los precios máximos impuestos por el Presidente Alberto Fernández.

El Presidente del Concejo Deliberante (Luís Blasetti) en plena sesión, decidió hacer uso de la palabra como Concejal para comentar que se apartaba de la votación de este proyecto, pero que no iba a hacerlo sin antes argumentar que ante la crisis que atraviesa la Cámara de Comercio, la cual paradójicamente él también preside, el intendente decidió comprar este inmueble en modo de ayuda económica a la organización.

¿Por qué digo que se ha perdido el sentido común? Porque se le ha dicho que no a respuestas concretas y rápidas a los comerciantes locales, pero se le ha dicho que si a gastar más de 22 millones de pesos para más oficinas municipales, 22 millones de pesos, que provienen de los bolsillos de cada uno los ciudadanos.

No quiero terminar sin antes agradecer a todos los vecinos que se comunicaron conmigo a través de redes sociales para mostrarme su apoyo y su acompañamiento. Como dije desde el primer día, vamos a ser una oposición responsable en el distrito, y así lo estamos haciendo, colaborando en lo que tengamos que colaborar, apoyando lo que creamos mejor para los Ensenadenses, pero levantando la voz y oponiéndonos a todo aquello que creamos necesario. Esta vez, ante el atropello al sentido común.

Espero que estos días nos sirvan de reflexión a todos. Son muchos los gestos políticos que se están dando, muchos de ellos ocultos durante la campaña electoral del año pasado.

Algunos creyeron que esta vez iban a ser distintos, pero me lamento al decir que vuelven a demostrar que la grieta no es política ni ideológica, es moral.

*Fernanda Iveli es Concejal Interbloque Juntos Por El Cambio Ensenada