Categorías
Berisso Destacadas

¿Quién arma el Peronismo de Berisso?

     

“El Peronismo es Berisso y Berisso es Peronismo…” decía el histórico conductor peronista, don Antonio Cafiero, y razones y hechos no le faltaba para definir de semejante manera al romance histórico que supieron tener, la pequeña ciudad portuaria bonaerense y uno de los más grandes movimientos políticos de la historia universal.

El 17 de octubre, punto de inicio del Peronismo, se generó en la ciudad de Berisso y desde aquel momento, los hombres y mujeres de la región, aun en los peores momentos, nunca jamás, dejaron de respirar y moverse al compás de la mítica marcha peronista, hasta el año pasado, donde la sorpresa se dio, de la mano de un político radical, el actual intendente radical Jorge Nedela, quien provoco un milagro para su centenario partido que hubiera asombrado hasta al mismísimo Alem.

Pero en Berisso, no dejó de haber peronistas, de hecho se han multiplicado en miles de porciones y sectores, basta observar el HCD, para dar cuenta de ello y tal vez esta sea la razón de la derrota en las últimas elecciones. La fragmentación del movimiento dejo a muchos de sus actores jugando por fuera del Partido Justicialista, dividiendo el voto en demasiadas partes y haciendo de la puja interna, una ventaja importante para lo que eran las aspiraciones del caudillo radical local que venía en franco acenso.

Pero eso es el pasado y si bien el re ordenamiento se está pregonando en todos los órdenes del país, Berisso, siempre es observado por los compañeros con ese romanticismo que nos trae mirar, con el paso de los años, a la primer novia.

Si bien, todos reconocen al ex presidente del HCD, el doctor “Didi” Colombo, como el presidente del Partido Justicialista de Berisso, muchos son los que ven en su figura, a uno de los padres de la derrota. Su cercanía inmediata al ex intendente Enrique Slezack, dejan “al Didi” con un poder solo de escritorio, más si se tiene en cuenta la idea de volver al partido a aquellos actores, que enojados con el ultra kirchnerismo, supieron armar fuerzas y alianzas por fuera del PJ.

Por un lado quedaran Juan Ignacio Mincarelli y el petrolero, Ramón Garaza, quienes en la interna del PJ-FpV, supieron dirimir el candidato del sector, quedándose con ese privilegio, el joven randazzista, Mincarelli quien luego perdiera con Nedela. Mincarelli, es quien hoy cuenta con la mayor cantidad de concejales y ejerce el verdadero rol de opción en la ciudad, a la espera de una nueva oportunidad, ya que su juventud y movimiento político “UNICA” así parecen creerlo. Por su parte, el secretario general del SUPeH Ensenada, Ramón Garaza, tampoco parece querer resignar lugar luego del duro traspié e iría por otro de sus anhelos, la presidencia del PJ local.

Más allá de estos dos peronistas K, aparece la figura del hombre del Frente Renovador massista, Ángel Celi, quien, de darse la “amnistía” que pregonan desde su sector, para la vuelta de todos los peronistas, volvería para jugar en el rearmado del movimiento; después de todo, si bien se lo mira, es el último, peronista en ganar una elección en el distrito.

Y en medio de estos tres, habrá un sinfín de actores que participaran o no y serán relevantes, o no, dependiendo de la situación; el hijo del ex intendente Enrique Slezack, Matías Slezack, quien alguna vez sonó, como el sucesor o “delfín”, quien tienen algunos adeptos incondicionales de su padre que ven en él una figura política, otro es el sciolista, ex delegado municipal, Gabriel Armendi; nunca se descarta el juego que podría hacer el duhaldista ex intendente, Néstor Juzwa, a quien muchos dan por retirado pero con quien siempre existe la posibilidad del retorno; sumando luego, hombres de menor talla política, pero que suelen sonar, a la hora de las listas, sobre todo en el Partido Justicialista berissense; el ex concejal Ridella, el ex candidato por el frente de los trabajadores, Alberto Vieyro, algunos hombres de la franja, etc. Actores de reparto, que fuera del Frente para la Victoria y visto el panorama actual regresarían al partido.

No se podría decir, quien será, ni en cuanto tiempo se resolvería esta puja, lo que sí parece cierto, es que para volver a retomar el camino, el PJ berissense deberá rearmarse, y esa será una tarea muy pero muy dificultosa.