Categorías
3° Sección Berisso Destacadas Salud

SAE: cruzamiento de chicanas y echada de culpas entre ediles oficialistas y opositores

     

Esta semana en la sesión del Concejo Deliberante se generó un fuerte debate en el recinto por un pedido del bloque Juntos por el Cambio para obtener información respecto de un retraso que habría experimentado la entrega de mercadería del Servicio Alimentario Escolar (SAE) por parte la gestión de Fabián Cagliardi que gasta casi 2 millones de pesos por día en alimentos.

“Pedimos que los bolsones contengan la cantidad de mercadería que tienen que tener y que sea de calidad. Estamos hablando del derecho de cada uno de los alumnos de nuestras escuelas, el derecho a percibir el SAE como corresponde”, manifestó Silvina Di Renta de Juntos por el Cambio al pedido de informe.

A modo de respuesta, Vanesa Queyffer, presidente del HCD y edil del Frente de Todos adelantó el acompañamiento del expediente y expresó: “Me gustaría saber y que el Ejecutivo nos informe las marcas con las que está trabajando y cuáles se utilizaban antes del 10 de diciembre (2019). Por otro lado, nos gustaría que nos informe cuantas bolsas de mercadería está entregando de manera mensual el municipio, porque según nos informó el propio intendente entregó más de 15 mil bolsas de mercadería”, detalló.

Di Renta contradijo a Queyffer y remarcó que las escuelas “jamás recibieron mercadería de calidad como la que entregaba la gestión (Jorge) Nedela”.

En modo irónico, Queyffer preguntó a la edil opositora por una supuesta deuda de 35 millones de pesos del SAE, un presupuesto anual de un proveedor adjudicatario que desde provincia va deduciendo y liberando al municipio al presentar las facturas correspondiente cada mes de entregado los alimentos en las escuelas.

Entre idas y vueltas, Claudio Topich de la banacada de Juntos por el Cambio calificó a los representantes del oficialismo como “campeones del relato” y la respuesta de Queyffer no se hizo esperar, argumentando que el relato al que hacía referencia Topich tenía que ver “con la comida de los pibes”. (RealPolitik