Categorías
La Plata Medio Ambiente Sociedad

Se clausuró tres obras en zonas protegidas que permiten el escurrimiento del agua de lluvia

     

Como parte de los permanentes operativos de control, la Municipalidad de La Plata verificó y clausuró tres emprendimientos inmobiliarios en distintos puntos del Partido por no contar con la autorización comunal exigible, tras constatar que las tareas se desarrollaban en humedales y zonas protegidas que favorecen el escurrimiento del agua de lluvia. Además, se labraron actas por incumplir el aislamiento y realizar una actividad no exceptuada.

En los procedimientos intervinieron las secretarías de Planeamiento, Obras Públicas y Gobierno del Municipio. Durante los mismos, se procedió a la clausura de tres obras ilegales en Los Porteños, Sicardi e Ignacio Correas, las cuáles se ejecutaban sin la correspondiente habilitación municipal en áreas no permitidas.

Como parte de las actuaciones, este viernes se procedió a la re clausura y a la confección del acta contravencional correspondiente a los loteos ubicados en la manzana de calle 672 y 673 de 16 a 17 (Sicardi); como así también en la cuadrícula comprendida entre 22 y 24, de 697 a 794 (Ignacio Correas).

“Las obras se ejecutaban sobre el área rural y sobre el humedal del Arroyo El Pescado, sin ningún tipo de permiso municipal ya que se trata de zonas protegidas que permiten mitigar el impacto de las lluvias en la región”, explicó la titular del área de Planeamiento, María Botta, quien aseguró que “se labraron actas por la venta indivisa de tierras, la promoción publicitaria de un emprendimiento sin aprobación, y el incumplimiento del aislamiento social y obligatorio dispuesto ante la emergencia sanitaria”.

Al mismo tiempo, agregó que “esa delimitación geográfica responde a la Ley Provincial 12.247 que lo declara paisaje protegido de interés provincial y que, además, es un área de valor patrimonial que está determinada en el código de planeamiento comunal”.

Intervienen obra que obstaculizaba el cause del arrollo Carnaval

Conjuntamente, la Municipalidad intervino una obra emplazada en el Arroyo Carnaval y 144, procediendo a la clausura de la misma por estar ejecutándose una urbanización en tierras protegidas al ser consideradas bajas e inundables para la zona.

“Las presentes tareas no contaban con la habilitación municipal requerida para estos casos y procedimos a la clausura al tratarse de una zona reservada por estar sobre los márgenes del arroyo”, indicó la funcionaria, y puntualizó: “Después de relevar el trabajo, pudimos constatar que el arroyo tenía una interrupción en su cauce, lo que implica un gran peligro de inundación, por lo que ordenamos retirar todo el material existente e intimamos a normalizar el cauce”.
Cabe señalar que, luego de la correspondiente notificación al gobierno de la Provincia, se denunció al desarrollador del emprendimiento con orden de demolición, tras lo cual se procedió al desmonte para liberar el curso del arroyo.

“En el marco del Plan Estratégico 2030, estamos haciendo el estudio urbanístico de todo el sector norte y sur para hacer una planificación ordenada, contemplando la estructura vial, las ampliaciones urbanas, corredores comerciales y el cuidado de las áreas protegidas”, manifestó Botta, y concluyó: “Es importante que cada obra se lleve adelante analizando cómo se inserta en nuestro proyecto de ciudad, estudiando la movilidad, el crecimiento y el desarrollo de cada zona”.