Siguen los controles al transporte de pasajeros de larga distancia: Más de 400 operativos en escuelas y clubes de barrio

Tiempo de Lectura: 2 minutos

En el marco de las tareas tendientes a controlar el comportamiento y la responsabilidad de los choferes que trasladan a niños y jóvenes en viajes de larga distancia, la Municipalidad de La Plata informó que durante los últimos ocho meses se llevaron adelante más de 400 controles en establecimientos educativos de la ciudad, clubes de barrio y diversas entidades que lo requirieran.

Como parte de los controles que desarrolla la Comuna, además de realizar tests de alcoholemia a los conductores, inspectores de la Dirección de Tránsito local en conjunto con la Comisión Nacional de Regulación de Transporte (CNRT) verifican la documentación reglamentaria del transporte a fin de garantizar la seguridad de los pasajeros.

En ese sentido, durante la última semana se realizaron controles sorpresas en el Colegio ‘Nuestra Señora de Lourdes’ y en el Colegio ‘Ceferino Namuncurá’ de City Bell.

Al respecto, el secretario del área local, Roberto Di Grazia, destacó: «Venimos llevando adelante este tipo de controles durante todo el año y debemos destacar que hasta el momento todos los tests de alcoholemia han dado negativos”.

Asimismo, Di Grazia destacó que “estas acciones se desarrollan como parte complementaria de los controles viales en los principales accesos de la ciudad y en las calles y avenidas más transitadas, articulando los operativos de prevención con la Secretaría de Seguridad y la Policía Local, los cuales hemos aumentado considerablemente”.

Cabe destacar que durante los mencionados procedimientos, el personal comunal corroboró que los vehículos contaran con la correspondiente habilitación municipal, VTV, seguro y modalidad de servicio habilitado; verificó que las unidades estén en condiciones de circular, controlando el estado de los neumáticos, luces exteriores y limpiaparabrisas; y constató que tengan los elementos de seguridad obligatorios, como matafuegos, martillos rompe cristales y cinturones de seguridad, entre otros.

En tanto, los agentes también solicitaron a los choferes de los micros su DNI y la licencia nacional de conducir con la categoría que le corresponde a dicha actividad, al tiempo que se les realizó el test de alcoholemia para asegurar el nivel 0 de alcohol en sangre al momento de desempeñar su labor.

A %d blogueros les gusta esto: