Categorías
3° Sección Destacadas Ensenada Gremiales Política

Tras la represión sufrida por los petroleros en Ensenada, ratifican que “Ramón Garaza se olvidó de los trabajadores”

     

La semana pasada delegados del Sindicato Único Petrolífero e Hidrocarburífero (SUPeH) de Ensenada fueron golpeados por “un grupo de personas puestas por el secretario general”. Los trabajadores intentaron dejar un petitorio en rechazo a la paritaria nacional que fue avalada por el propio Ramón Garaza.



La movilización de trabajadores petroleros a la sede del SUPeH Ensenada que se desarrolló este viernes 9 de octubre dejó un saldo de varias personas heridas por balas de goma y golpes. Los trabajadores solo intentaban dejar un petitorio en rechazo a la paritaria nacional avalada por el secretario general del Sindicato, Ramón Garaza.

En declaraciones a Política Argentina, el secretario de Organización del SUPeH, Nahuel Chancel, integrante de una línea interna opositora a Garaza, detalló que la tensión se dio en una coyuntura en donde intervienen dos situaciones, “una que tiene que ver con el conflicto en sí mismo y otra con la cuestión interna” de cara a las elecciones del año que viene.

Cabe mencionar que el proceso electoral estimado para este 2020 -por razones relativas a la pandemia del coronavirus- se pospuso para el año. Paralelamente, se da la cuestión relativa a las condiciones salariales y de trabajo. Chancel sostiene que los argumentos de la conducción de Garaza “le quieren sacar legitimidad al conflicto salarial al incrementar el clima de violencia” que se vive en la entidad sindical.

“El conflicto es salarial. Los trabajadores fueron a peticionar de manera pacífica por una mejora de la paritaria”, subrayó el secretario de Organización. Sucede que la paritaria avalada por Garaza “devino en un 0 por ciento de aumento”. “Lo único que se puso al básico es lo que cerraron todos los gremios que son los 4 mil pesos que por decreto del gobierno nacional se empezó a pagar desde febrero y se firmó un 16 por ciento con los haberes de marzo de 2019 a pagar desde septiembre pero no remunerativo”, lamentó Chancel al recalcar que recién dicha suma, que a su entender “de por sí es minúscula, va a pasar al básico recién en marzo de 2021”.

En este marco, denunció que “hay un 70 por ciento de compañeros que tienen salarios por debajo de la canasta básica”. “Hubo trabajadores que cobraron 18 mil pesos el último mes”, lamentó.

Asimismo, se suman los reclamos en torno a «las condiciones de trabajo y la falta de representatividad sindical”. “Son dirigentes que hace 24 años que están en la organización sindical y no caminan la refinería ni los puestos de laburo”, criticó Chancel.

El secretario de Organización del SUPEH denunció además que durante la semana previa “se fue fomentando la violencia desde la conducción del Sindicato advirtiendo que nosotros íbamos a prender fuego el sindicato”.

Cuando llegaron a la sede gremial ubicada en las calles Cabo Verde y La Merced de la localidad de Ensenada, se vieron con un grupo de personas que no eran del sindicato. “Convocaron a defender el sindicato a otras organizaciones. Nos trataron de inadaptados y oportunistas”, criticó subrayando que “la mitad los delegados y de la comisión directiva integran la agrupación que fue dejar el petitorio”.

Cabe mencionar que Chancel además de ser parte de la comisión directiva del SUPeH es secretario general de la Agrupación 11 de Agosto.

“Pusieron una barrera humana para que no podamos ingresar al sindicato. Apenas intentamos cruzar la barrera vimos un montón de gente que no eran afiliados. Hubo una marea de golpes y empujones, por los que tuvo que intervenir la Policía Bonaerense disparando balas de goma”, expresó.

Para Chancel, “hay un nivel de cinismo increíble en la conducción actual”. “Garaza salió a cuestionar los descuentos que él mismo firmó”, recalcó.

El conflicto salarial se da en un clima de hostilidades que será crucial para entender cuál será el desenlace de las elecciones del SUPeH del año que viene. (Política Argentina