Categorías
Berisso Destacadas Institucionales Sociedad

El Club Almafuerte incurriría a ser intervenido por Personas Jurídicas Bonaerense

Tras más de 22 años de haber un  único presidente, a mediados de noviembre tras cerca de de 8 meses de cuarentena, de forma sorpresiva se “auto presentó” a través de la redes social el flamante presidente del histórico Club Almafuerte de Berisso, de la calle 8 y 156.

Una situación inédita, en pleno aislamiento social, sin llamado público a elecciones, el locutor y empleado municipal, José Zárate le confesó a sus seguidores que se enorgullecía del nuevo cargo que se le había asignado, nada más y nada menos que para presidir una de las instituciones emblemáticas de la ciudad.

Tras este acto virtual vía red social, el Presidente  “saliente” y reconocido vecino, ex coordinador municipal de Entidades de Bien Público, Norberto “Beto” Pietro Battista, se dignó a saludarlo también por las redes, lo que haría suponer que el anuncio era correcto, y tras haber estado casi medio siglo en el club que presidió: Estalló ahora los por menores de la designación de Zárate.

Lo no dicho del cambio de presidencia del club Almafuerte a los integrantes de la Comisión Directiva que lideraba Pietro Battista, quienes se habrían enteraron de “las buenas nuevas a través del Facebook”, deja a las claras que no se concretaron los pasos formales y legales que son entre otros la asamblea donde se designan autoridades. A saber: llamado de integrantes de la CD, presentación de libros de actas y balances económicos, publicación formal y pública a socios a elecciones.

Estas irregularidades también se hacen a espaldas y a sabiendas de la Federación de Entidades de Bien Público de Berisso, y de la misma coordinación municipal que Pietro Battista fuese coordinador del gobierno anterior, y lo que es más alarmante, ante una posible intervención de la Dirección Provincial de Personas Jurídicas, tal como ocurrió con el Club Social cuando el actual intendende Fabián Cagliardi lo usufructuó para fines políticos.

Intervienen el Club Social de Berisso por abusos partidarios de parte de Cagliardi

Según fuentes al club de la calle 8, advirtieron que varios vecinos y socios aún no pueden creer el porqué, cuando tenían de candidato a un socio histórico del club, que hasta ha invertido para salvaguardar a la institución, pero nada de esto pasó.

Pietro Battista estaría complicado ya que aprovechó la pandemia, el aislamiento social preventivo y oblicatorio por causa del coronavirus, y lo que sería aún más llamativo, la incomunicación con la Comisión Directiva y la “imposición divina” de forma inconsulta al trono a Zarate, que de inmediato reflejó en las redes sociales y que según se comenta, el flamante presidente “nunca estuvo asociado en el club, salvo que se domicilia en el barrio”, aseguraron afiliados a la institución.

Como se detalló anteriormente, lo que se viene agraviaría la situación de la entidad, no solo no se cumplieron las asambleas para este tipo de eventos, sino que no están aprobados los balances de los últimos tres años y la deuda podría llevar al club Almafuerte a chocar con embargos de cuenta por parte de la AFIP y ser intervenido por Personas Jurídicas bonaerenses para normalizarlo orgánicamente.

El club Almafuerte, no sería la única institución en Berisso con irregularidades fiscales y administrativas, ya que se advierte sobre otra institución importante con déficit contables.

Mientras, no se sabe a ciencia cierta si el locutor Zárate está al tanto de la crisis económica, ya que se lo ve publicar en sus estados de las redes distintas actividades del club, en tanto no estarían cerrados los registros contables y que deberá explicar el ferretero Pietro Battista, y en últimas Zarate tendrá que subsanar y explicar dónde fue el dinero de la institución.