Categorías
Berisso Derechos Humanos Destacadas

El Municipio homenajeó con un mural y una placa a los berissenses víctimas de la dictadura

El intendente Jorge Nedela encabezó esta tarde un acto en la Plaza Manuel Belgrano, (63 y 124) del barrio de Villa Argüello, en el que se dejaron inaugurados un monumento y una placa que rinden Homenaje a las Víctimas del Terrorismo de Estado de nuestra ciudad y que recuerda los lamentables hechos que se sucedieron luego del golpe militar del 24 de marzo de 1976.

La ceremonia fue parte de las actividades organizadas por la Comuna de Berisso en el marco del “Día Nacional de la Memoria, por la Verdad y la Justicia», a 40 años del comienzo de la última dictadura.

Nedela estuvo acompañado por los secretarios municipales de Gobierno, José Méndez; de Administración y Finanzas, Carlos Carrizo; de Obras y Servicios Públicos, Raúl Murgia; de Privada, Miguel Caminos; los subsecretarios de Producción, Hernán Cassinelli; de Administración y Finanzas, Maximiliano Durso; de Seguridad, Adrián Velazquez; los delegados de las Zonas I y II, Gabriel Kondratzky y Carlos Lozano; directores y coordinadores, la presidenta de Concejo Deliberante Ana Lara, el director del Hospital Larrain Alfredo Zanaroni; el creador del Escudo Oficial de Nuestra ciudad, Luis Romano; concejales, consejeros escolares, representantes de organizaciones de Derechos Humanos, instituciones y gremios locales; colectividades; vecinos, familiares y amigos de personas desaparecidas de nuestra ciudad.

En primera instancia, las autoridades procedieron a descubrir un mural realizado por el artista plástico local Cristian Del Vitto, en el que se recuerdan los trágicos años vividos bajo el último proceso militar.

Instantes después, los funcionarios hicieron entrega de diplomas a Del Vitto como autor de la obra y a los empleados municipales José Correa, Roberto Caminos, Gastón Coria, Claudio Gauna, César Juárez, Pablo Monti y Cristian Padula, quienes trabajaron en la construcción y preparación de las estructuras en las que se instalaron los recordatorios.

Posteriormente se dejó emplazada una placa que lleva inscriptos los nombres de los 185 vecinos berissenses que fueron víctima de esa misma dictadura.

Tras escuchar las estrofas del himno nacional, se dirigió a los presentes la directora municipal de Derechos Humanos, Adriana Cipollone, quien comentó los pasos que permitieron contar con estos homenajes y se refirió a los oscuros años vividos bajo los gobiernos militares.

A continuación, el intendente Jorge Nedela hizo uso de la palabra, remarcando en primera instancia la elección de una plaza de Villa Argüello como signo de la integración que se busca dar a la ciudad desde la actual administración. Del mismo modo efectuó un repaso sobre los momentos vividos bajo los mandatos inconstitucionales, “Ricardo Balbín decía antes del derrocamiento del gobierno democrático, que aunque sea en muletas, la democracia debía sostenerse y llegar a las elecciones que en pocos meses se avecinaban”.

Del mismo modo reprobó de manera enfática las detenciones ilegales, secuestros y torturas llevadas adelante por los jefes militares, “en esos tiempos conocimos un nuevo significado de la palabra desaparecidos, una lamentable expresión que marcaba los hechos nefastos que vivía el país”. “Debemos luchar para que las nuevas generaciones que nacieron en democracia sepan el horror que se vivió en esta querida tierra y nuestro compromiso debe ser seguir luchando por la justicia social, la libertad y la democracia”.

En ese sentido trajo a la memoria también una de frase que repetía el ex presidente Raúl Alfonsín, “él decía que la diferencia entre la democracia y una dictadura, es la misma que tienen la vida y la muerte”.

Jornada de reflexión

En dialogo con la prensa, el intendente Jorge Nedela expresó sobre la fecha, que se trata de “cuarenta años que nos remontan a aquella época lamentable, en la que se buscó solucionar los problemas de la Argentina a través de un golpe de Estado, algo que había comenzado a ocurrir desde el año 1930. En esta ocasión con un agregado, esta sería una de las dictaduras más trágicas, de la más terrible que nos hizo mundialmente famosos por la desaparición de personas, por la tortura. Además quebró a la Argentina en lo moral, en lo político y en lo social. Esos siete años que duró la dictadura han sido los más terribles para nuestro país”.

Sobre el nuevo mural y la placa, manifestó que es parte de lo que la administración municipal llama, “fortalecer la memoria colectiva”. “Todos los argentinos tenemos que recordar estos hechos para que no se repitan, para que ese Nunca Más, sea realmente un Nunca Más para todos los tiempos en la Argentina”.

A estos conceptos el intendente de Berisso agregó que “ojalá que nuestros jóvenes puedan festejar los cien años de democracia de la Argentina”. “Sería lo mejor que nos puede pasar, recién vamos por 32 años de vida democrática consecutiva, que no es algo menor y que nunca se había dado en la historia argentina. Ahora tenemos que pensar en los Derechos Humanos del Siglo XXI, pensar en lo que nos ocurrió, pero para fortalecernos en el presente y mirar hacia el futuro”.

Nedela también hizo mención a su participación en la vigilia que se llevó a cabo ayer por la noche en el Centro Cívico. “Como todos los años participé como un ciudadano más, acompañando el homenaje que hace la comisión que organiza esta actividad.
Realmente fue muy emotivo, para mí es un honor poder participar. Como todos los años, como un simple ciudadano acompañé este homenaje que hace la Comisión Permanente de los Derechos Humanos local”.

Monumento y placa

Adriana Cipollone, como directora de Derechos Humanos del Municipio, especificó los objetivos de estos homenajes, “quisimos hacer algo diferente y centrarnos en nuestros propios muertos y desaparecidos, por eso hemos hecho una recopilación entre los datos que tiene la Comisión de la Memoria local y el Registro Único de Víctimas de Terrorismo de Estado, así resultó esta nómina que hoy quedó registrada en un aplaca colocada del otro lado del mural”.

Como responsable del área de Sitios de Interés Histórico y Cultural, Cecilia Parada, enumeró los pasos que se dieron para concretar los recordatorios que hoy se encuentran en Plaza Belgrano. “Comenzamos a trabajar en el mes enero con esta idea”. “Primero cotejamos datos de los listados existentes y llegamos a una nómina de 185 personas reconocidas como berissenses víctimas de la dictadura. Contamos con la colaboración del artista plástico Martín Llompard en los contactos con el Registro Único de Víctimas de Terrorismo de Estado, la idea es que también interviniera en la obra, pero debido a su triste extensión se decidió realizar una placa de mármol”. La representante municipal, reflejó que luego se le encargó al muralista local Cristian Del Vitto un diseño del proyecto, “el que nos llenó de emoción al verlo”.

Por su parte Del Vitto, reconoció que “fue un honor” que lo convocaran para hacer esta obra, “como es la temática de los Derechos Humanos y en este lugar de la ciudad donde no hay tantos murales, se están comenzando a instalar este tipo de trabajos”.

El artista, quien ya había efectuado trabajos sobre esta temática, precisó que en esta ocasión lo abordó desde una vista mucho más cruda y desde un punto más personal, “lo encaré desde el punto de vista de las madres, haciendo una reflexión de lo que le toca a uno vivir como padre, en función de la angustia que nos invade cuando no encontramos a nuestros hijos”. “Me puse a reflexionar que cosa terrible será para las madres esperar que un hijo vuelva y que eso nunca suceda, por eso este mural se llama: Sueño de un regreso que no fue”