#Berisso: ciudad de trabajadores

     

#Berisso: ciudad de trabajadores 0

(Por Osvaldo Drozd)

Asoma un nuevo Primero de Mayo, y como todos los años además de ser un día de celebración y conmemoración, esta fecha debiera ser la excusa perfecta para reflexionar profundamente sobre ese actor principal de la sociedad que es el que produce todo lo que necesitamos para vivir.

Berisso la ciudad en la que vivimos no sólo es una ciudad de inmigrantes extranjeros o migrantes de las provincias. Lo más importante es que en primer lugar es una ciudad de trabajadores. Tanto los locos inmigrantes que venían huyendo de las guerras y las miserias europeas, como los provincianos que se acercaban hasta acá para huir de la pobreza que les ofrecían los terratenientes; todos ellos eran trabajadores que buscaban en los tradicionales frigoríficos anclar sus vidas y las de sus familias. Berisso les ofrecía la oportunidad concreta de tener una vida digna.

El día de los trabajadores, en Berisso no es igual a cualquier ciudad. Tal vez muchos a eso no lo advirtieron, pero si se adentran un poquito nada más en la historia de estos pagos, lo primero que debería percatarse es que este distrito, este conglomerado urbano fue hecho por los trabajadores. En primer lugar por los de los frigoríficos. La fisonomía de los primeros barrios de la ciudad estaba hecha a medida de las necesidades de los que en las fábricas dejaban parte de sus vidas para que sus proles pudieran reproducirse.

No nos adentraremos en la Mascare de Chicago, que diera lugar a esta conmemoración histórica de los productores, ni tampoco en la lucha por las 8 horas de trabajo, aunque ello sea parte de una misma lucha. Lo que se intenta señalar en estas letras es que en Berisso no debemos olvidar nuestras raíces, las del trabajo y las luchas por la dignidad del mismo. Muy trillado aunque extremadamente justo es señalar que acá en Berisso nació una de las principales gestas heroicas de la clase obrera argentina: el 17 de Octubre de 1945.

El ya legendario dirigente obrero Cipriano Reyes desde estos lares protagonizaba grandes luchas que luego confluirían con la llegada del Coronel Perón a los primeros estrados de la política nacional. No son pocos los testimonios que quien escribe, alguna vez escuchó de gente que trabajó en los frigoríficos los años previos al ‘45. Si en el baño de la fábrica alguien tardaba poco más de 5 minutos para hacer sus necesidades, había algún mayordomo que se encargaba de golpearle las puertas, para recordarles que tenía que regresar al puesto de trabajo. La dictadura de la patronal no tenía para el que laburaba, una respuesta conducente. Era la tiranía del capital. Todo el movimiento laborista que luego apoyaría la llegada de Perón al gobierno, a todas esas injusticias no las dejaban de lado. Eran sus principales fundamentos y causas para incursionar en una política que intentaba alejarse progresivamente del fraude de los conservadores y los beneficios para la oligarquía.

Después de casi 70 años de esas luchas originarias de los obreros berissenses, hay que recordar que la ciudad a pesar del vaciamiento producido por el neoliberalismo en los ’90, aún sigue siendo una urbe obrera.

El ascenso social hace creer a muchos que son parte de una denominada “clase media” que no es otra cosa que un sector importante de trabajadores que lucharon siempre para vivir mejor.

#Berisso: ciudad de trabajadores 1