Cobrará más tasas municipales para recaudar:

Cagliardi y sus carpetazos para pedir obras sanitarias “de impacto” en Berisso

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Fabián Cagliardi, el intendente electo por el Frente de Todos, sabe que recibirá Berisso casi en las mismas condiciones que su benefactor de la obra pública, Enrique Slezack, le dejó Jorge Nedela en 2015. Las demandas son muchas y la situación financiera sobresale por entre todos los problemas a la vista. Pero la cuestión de infraestructura es la de mayor volumen.

Según publicó el diario El Día, en 2015 Nedela recibió Berisso con una demanda estructuras de agua potable y cloacas que ponía al distrito al mismo nivel las zonas más empobrecidas del país. La demanda de servicios sanitarios alcanzaba entonces al 80% de la población. Durante los cuatro años de la gestión que se cumplirán este 10 de diciembre, el primer no peronista en alcanzar la intendencia de Berisso no pudo revertir ese déficit de infraestructura sanitaria.

En medio de una fuerte puja política, la oposición que en poco tiempo será oficialismo, se negó aprobarle la toma de un crédito para iniciar obras de cloacas en una de las zonas más comprometidas del casco céntrico. Pero tampoco la Provincia atendió la demanda sanitaria de los berissenses.

En los últimos tramos de su gestión Nedela presentó al gobierno bonaerense un máster plan para llevar cloacas a la mayor parte del distrito, un conjunto de obras por $ 500 millones. En ese contexto, el intendente electo, Fabián Cagliardi, prepara “varias carpetas” para tratar de primerear en los pedidos que, se asegura, le lloverán a Axel Kicillof cuando asuma la Gobernación. “Nosotros vamos a pedir ayuda para poner en marcha dos grandes obras que son la planta potabilizadora y la planta de tratamiento de residuos cloacales. Queremos empezar por ahí”, señaló el electo empresario constructor y que los costos de obras serán por alrededor de $1.000 millones.

Respecto de la demanda estructural en materia de servicios sanitarios Cagliardi no tiene en carpeta pedir un master plan como Nedela sino gestionar obras de agua y cloacas “barrio por barrio, para ir avanzando poco a poco pero empezar a movernos”.

“Entendemos que será mucho más viable ir ejecutando obras más chicas que querer encarar una mega obra de este tipo. La experiencia indica que ese tipo de planes suele quedar en la nada así que vamos a ir a lo seguro barrio por barrio”, señaló al diario platense.

El cobro de las Tasas Municipales a los vecinos para aumentar la liquidez

El otro problema que espera a Cagliardi en la puerta del palacio comunal de la calle 166 es el económico y financiero. Según datos de sus equipos técnicos la deuda superaría los 300 millones.

Entre las medidas a corto plazo se asegura que se buscará subir la recaudación por cobro de tasas. Para Nedela, el intendente que se va, el asunto ha sido un problema difícil por estar atado a la situación económica nacional. (Diario El Día)

A %d blogueros les gusta esto: