Categorías
Comercio - Industria Institucionales La Plata Medio Ambiente Región Capital Sociedad

El MTE Rural participó de la jornada de Visibilización de la Agricultura Periurbana en La Plata

La rama rural del Movimiento de Trabajadores Excluidos (MTE) junto al espacio Pueblo a Pueblo participó este jueves de la jornada de Visibilización de la Agricultura Periurbana llevada a cabo en la Plaza Moreno de La Plata.

La actividad fue impulsada por el INTA con el objetivo de ponerle rostro y dar a conocer el trabajo que llevan adelante las y los pequeños productores de la región, quienes producen entre el 60 y el 90 por ciento de los alimentos frescos que consumimos a diario las y los argentinos.

La actividad también sirvió para poner de manifiesto las condiciones en la que produce el sector. En ese sentido, los y las pequeñas productoras son uno de los eslabones más vulnerables de las consecuencias económicas de los gobiernos de Macri, Vidal y Garro. Los horticultores de la región llevan adelante una actividad que está dolarizada (insumos) pero vende en pesos, en una economía marcada por una recesión cada vez más profunda.

Esto se suma a los constantes tarifazos que les golpea directa e indirectamente. De esa manera, lo que se paga en insumos, arrendamientos, energía, etcétera, no se corresponde con lo que se gana. Al mismo tiempo, los productores son víctimas de la intermediación que se queda con el grueso de las ganancias.

Aante exportadores de la CRA, Mauricio Macri, les pidió un “último esfuerzo” y les aseguró que será sólo “temporal”. En cambio, jamás se refirió a los sectores del otro campo que sufren las consecuencias de la devaluación que beneficia a los grandes productores. Tampoco consultó desde cuándo hacen esfuerzos ni respondió hasta cuándo deberán hacerlo. Por el contrario, durante estos tres años de gestión se encargó de buscar hacer desaparecer a la agricultura familiar: Desarticuló programas; despidió cientos de trabajadores y trabajadoras de organismos públicos con quienes se trabaja a diario; desguazó la Secretaría de Agricultura Familiar; eliminó el Monotributo Social Agropecuario que era la única herramienta para regularizar la actividad.

El ajuste y la falta de respuestas también son moneda corriente en las administraciones de María Eugenia Vidal y de Julio Garro, a quienes se le exigió que declare la emergencia agropecuaria pero solo respondieron con falsas promesas.

En ese marco, los pequeños productores siguen reclamando políticas por el acceso a la tierra; tarifas diferenciadas; gasoil agropecuario; programas sociales y alimentos que ayuden a aliviar la situación de las familias; subsidios y créditos para producir; y que no se avance en la ley de semillas Monsanto- Bayer.