Imposición del nombre “Juan Bautista Berisso” al CEC Nº 802

Tiempo de Lectura: 3 minutos

El intendente de Berisso Jorge Nedela participó del acto llevado a cabo en el marco del 33 aniversario del Centro Educativo Complementario Nº 802, ubicado en 11 y 146, al que además se le impuso el nombre de Juan Bautista Berisso.

Del acto, participaron la jefa Distrital de Educación Pública, Sonia Morosiuk; la directora de la institución anfitriona Silvana Aufmuth; la inspectora Jefa de Región Silvia Cardarelli, la directora provincial de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social Andrea Duré, junto a la inspectora de la misma rama Gabriela Ojeda y el sacerdote católico Julio Palarino de la Parroquia Nuestra Señora de Loreto.

También estuvieron presentes los consejeros escolares Elizabeth Franchi y Darío Luna; directores, coordinadores y delegados del Ejecutivo Municipal, junto a autoridades de los CEC Nº 801 y 803, docentes, auxiliares, padres y alumnos.

Durante la ceremonia, se hicieron presentes las banderas de ceremonia y seguidamente se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, acompañados por la Banda de Música de la Policía de la provincia de Buenos Aires y el Himno a Berisso a cargo de la cantante lírica Gabriela Bulich y los alumnos y ex alumnos del CEC 802.

Posteriormente se procedió a efectuar el descubrimiento de la placa que impone el nuevo nombre del establecimiento, la cual recibió la bendición por parte del cura párroco Palarino y se realizó una demostración artística a cargo de los alumnos de la institución.

El intendente local Jorge Nedela elogió la designación del nombre de Juan Bautista Berisso, votado por la comunidad, para identificar al CEC 802. En este sentido, recordó: “Juan Berisso fue la persona que dio los primeros pasos en esta tierra de trabajo que vincula a un hombre que se dedicó a trabajar, que llegó de Génova, Italia sin recursos, y que se instaló en esta tierra que amamos y abrazamos como berissenses”.

Asimismo, destacó la pasión y entusiasmo con el que los más chicos entonaron, junto a la cantante lirica Gabriela Bulich, las estrofas del Himno a Berisso y resaltó el trabajo que llevan adelante las docentes al acompañarlos en el crecimiento y darle afecto, valores tan importantes en esta etapa y que tienen un gran impacto que repercute a lo largo de la vida de un niño”.

En relación al proyecto de la casa propia para que funcione el CEC 802, Nedela deseó acompañarlos en el festejo de inaugurar ese espacio propio. “Hay algo que caracterizó a Juan Berisso, que fue soñar en grande y soñemos grande para obtener el nuevo edificio de esta querida institución”.

“Es un establecimiento que tiene su vida institucional en el marco del sistema de la democracia, y la democracia le debe a este CEC el edificio nuevo”, expresó Nedela, quien añadió: “todos los que tenemos alguna responsabilidad institucional debemos luchar y hacer fuerza para que tengan su propia casa. Me pongo a disposición para soñar por los niños, para que el día de mañana imiten a sus maestros y tengamos docentes comprometidos con las nuevas generaciones”.

Por su parte, la directora provincial de Psicología Comunitaria y Pedagogía Social Andrea Duré manifestó: “Juan Berisso no solo es un nombre, sino que es un hombre de esta comunidad que trabajó para la grandeza de esta ciudad y que dio oportunidades a muchos otros”.

“En las familias es común darle a nuestros hijos, el nombre del abuelo o algún ancestro que los represente, y sobre el que les gustaría que siga siendo ejemplo, en este caso, parte de todo eso trascendió en el momento en el que eligieron el nombre de Juan Berisso para identificar a este CEC. Ahora vamos por la lucha de un edificio propio”, puntualizó Duré.

En tanto, la directora del Centro Educativo Complementario Nº 802 Silvana Aufmuth hizo un raconto de la historia que atravesó la institución. En tal sentido, relató: “el 8 de julio de 1983, la calle Nueva  York fue testigo de muchos acontecimientos históricos, entre ellos el nacimiento de nuestro querido CEC”.

“Ese lugar que nos cobijó en un principio no era nuestro, y 1993 la Escuela Nº 9 lo necesitó, y nos mudamos a calle 6 y Montevideo, hasta que a ese espacio lo necesitó el Consejo Escolar, y en el año 2007 la Escuela Nuestra Señora de Loreto nos dio la posibilidad de conocer Villa Nueva y a su gente, que nos recibió muy bien, y no dejaron de darnos satisfacciones. A 33 años, este es el barrio en el que queremos que nuestras raíces empiecen a afianzarse”.

Respecto al nombre dado al establecimiento, Aufmuth dijo: “Tenemos el nombre elegido por la comunidad de manera democrática, lo cual fomenta el arraigo simbólico, y consolidan el sentido de pertenencia, ese término tan usado pero acá tan identificado, ojalá podamos cumplir nuestros sueños como lo hizo Juan Berisso”.

Finalmente, la jefa Distrital de Educación Pública Sonia Moroziuk, explicó que “el CEC busca desarrollar acciones para promover la interacción, potenciar los aprendizajes, construirlos en la familia y la comunidad, en este sentido se ha pensado en su identidad, rescatar la impronta de tener un nombre como parte de la cultura institucional que sin lugar a duda consolida el espíritu de convivencia”.

Moroziuk, destacó el trabajo sostenido de la comunidad educativa, de sus docentes, su familia y el apoyo del párroco Julio Palarino.

 

A %d blogueros les gusta esto: