“Las actitudes de la vergüenza”

Tiempo de Lectura: 7minutos



(Por Mario Mintz)* Fueron muchos los ciudadanos que como este cronista sintieron vergüenza durante la sesión de tratamiento del presupuesto nacional, por el Congreso que nos representa.

Los unos y los otros, los oficialistas y los opositores con muestras de increíble inmadurez reflejaron la ineptitud que nos caracteriza a algunos argentinos en momentos de acciones colectivas. Resultan ineptos por ejemplo, para frenar con leyes de alguna manera la caída vertiginosa y estrepitosa de la balanza interna comercial.

Ese viejo adagio que dice “para que grita si tiene razón “ no fue recordado por las partes en puja que en lugar de mostrar que trabajan la ley de leyes en el recinto por una ideología, una técnica y sobretodo con las pautas morales que eso representa,- sobre la organización social que nos amamanta como país, – podría ser la herramienta infalible para salir de una crisis pocas veces jamás vivida hasta este momento.

Esta sesión fue una acción digna de una tribuna llena de “Tongo “como las que solía montar Martin Karadajian para “titanes en el ring” donde nadie luchaba y confrontaba en serio y el resultado estaba arreglado para hacer un espectáculo circense con apariencia deportiva.

Mentiras más mentiras, insultos tras insultos , falta de razón y de argumentos ensuciaron el debate del presupuesto en la Cámara de Diputados, como tantos otros debates de este estimado -¿estimado?- congreso nacional.

Seguir hablando de esto es una reiteración en el tiempo… el país y el mundo lo vieron, pero sí me parece importante hablar de algunas actitudes teatralizadas y que hablan de la conducta publica de algunos legisladores. Bien le cabe decirles las actitudes de la vergüenza.

Nos gustaría influir para que las cambien en el futuro

En cada sesión de la cámara no falta quien mencione a los patriotas de la generación creadora de proyectos, que servirían para el pensamiento de la creación de actitudes, dignas para vivir como nación.

Me refiero a la generación de 1880 de la cual deberían a pesar de la modernidad aprender un poco los actuales políticos y legisladores nacionales. Hoy nadie tiene un proyecto actualizado a la realidad que nos aqueja.

Lo que se debe buscar permanentemente, se supone, es crear la solidez del estado, y para lograrlo es necesario llevar a cabo una actitud que genere en el equilibrio entre los partidos, las regiones y la diversidad de intereses de la población, la justa proporción a sus necesidades. Las generaciones de leyes , como las del Dijo Rocca “Fuimos un grupo de coetáneos que podía dividirse en fracciones partidarias, pero no reconocía diferencias en la visión que tenían como país y la fe en su destino.”

¿Inmadurez acaso o estilo político y de vida? ¿Somos así de jodidos los argentinos ?

La diputada Mayra Soledad Mendoza, el Diputado Leopoldo Moreau, El diputado Andrés Larroque, el diputado Adrián Eduardo Grana -estos dos últimos asistidos en el consultorio médico de la Cámara- , después que junto a otros más actuaron provocando a la policía y parándose delante de un carro hidrante de las fuerzas de seguridad para disolver manifestaciones. Victimizándose por su vista irritada. Y luego disfrutando a carcajada limpia entre un grupo de legisladores demostrando la realidad del resultado.

Moreau, menciono en su alocución los tiempos en que recordaba ver los palcos del recinto llenos de militantes vivando y observando los discursos de cada diputado.

¿Entonces cabría preguntarle a Moreau donde quedo el diputado que él era en la década del 80? Que paso horas en el recinto defendiendo su idea y al gobierno siendo oficialista y a la democracia que a muchos nos costó conseguir- al el mismo Moreau incluido- a base de sangre, persecución y falta de libertad.

Ahora apela a la mentira, a la provocación, al insulto a la foto falsificada, a la bajeza de convencer con asofismos fuera de época – bajo el terrible insulto y soez pensamiento-, que está permitido hacerlo porque es una razón política, para degradar a quien no logra que piense como él.

Si bien dice el poeta “El hombre no es un árbol para morirse haciéndole sombra siempre al mismo sitio “es bueno recordarle que el cambiarse de lugar es solo por su parecer y no lo hace acreedor a esmerilar la democracia cuando se fue perdiendo el talento de la convicción. ¿Leopoldo, Así se genera solidez en el estado?

Nicolás María Massot, quien declara públicamente que no quiere seguir siendo diputado porque le teme a las bajeza de la política, porque se dio cuenta que no es para él esta actividad, jamás debería reaccionar por ante la viveza criolla de un Filmus que le recuerda junto con Moreau el pasado de su familia y querer tomarse a golpes de puño como un adolescente a la salida de la escuela ¿Así Nicolás se genera el equilibrio entre los partidos y las regiones?

No concediendo una interrupción como hizo el Dip. Mario Luis Pastori, al presidente del Bloque Diputado Agustín Rossi, quien quería terminar a su estilo y con su derecho con la continuidad de la sesión y romper el acuerdo de aprobación logrado por el oficialismo- mostró intolerancia, afán de protagonismo y poca actitud para generar equilibrio, y poniendo al borde del papelón al Presidente de la Cámara Emilio Monzó, que viene usando muñequeras de lujo con el afán de mantener la armonía. ¿ Pastori, ud creyó que con esta actitud lograba la diversidad de intereses de la población o pensó que era la oportunidad de tener un poquito de prensa ?

La actitud circense de la diputada Victoria Analía Donda Pérez al ingresar al recinto con una imagen de la Sra. Cristina Lagarde, demuestra seguro su falta de confianza en sus argumentos para sobresalir con sus razones. De esa forma no fomentamos solidez del estado y mucho menos educación y seriedad ante su propio devenir como creadora de leyes para el mejoramiento social. ¿Victoria de verdad sabe ud. qué clase de país queremos los argentinos?

Las actitudes permanentes y provocadoras de la Diputada Mayra Soledad Mendoza, que dentro de pocos días festejara su cumpleaños nº 35, casi seguro se la recuerda más que por su actitud y erudición parlamentaria, por la grosería que realizo durante su participación en el Segundo Foro Asiático de Mujeres en la ciudad de San Petersburgo cuando lo abordo al Presidente Vladimir Putin pidiéndole por su mediación en la política argentina. Me parece que nadie le recordó cuál era su rol en foro como Diputada de la Nación.

La escuchamos a menudo hablar de dictadura del actual gobierno, cuando por suerte, vino a este mundo en plena democracia, sobre actúa ese rol que la coloca como una dirigente casi desaforada. También de origen radical como Moreau. Hoy protagonista cercana a la Senadora Cristina Fernández.

Podría hablar como otros medios lo hacen de intimidades de la Diputada, no es nuestro estilo, si me gustaría que ya que tiene a su esposo abogado y trabaja como asesor en el senado defienda la cantidad de buenos proyectos que presento a lo largo de su corta carrera política, sin vociferar, dando prestigio a este parlamento en que la vida le puso en suerte pertenecer. ¿Mayra, no cree ud. que si tiene razón va a lograr más convenciendo que imponiendo? Para convencer no basta solo con tener razón , hay que ser inteligente y estratega.

Los roles de cada uno en el accionar publico deben ser la base del actuar de las sociedades.

Algunos creen que son más patriotas que otros y en nombre de la ironía les faltaron el respeto a todos los argentinos bien nacidos al desparramar banderas de los EEUU sobre las bancas y las mesas del recinto. Esos son los que nos hablan todos los días, en cuanto medio de comunicación encuentran a su paso , de patriotismos, de dictaduras y de entrega. Algunos en épocas de real dictadura, fuimos presos por no permitir que el congreso sesionara sin los atributos constitucionales.

Basta de circo. Basta de buscar de esa manera tan hipócrita y falaz, llena de infantilismo, como poner cartelitos sobre las bancas para protestar por falta de oportunidad del uso de la palabra. el poder para uso personal. Basta de grieta, La única bandera que puede estar en el recinto del congreso es la Nacional. Deberían pedir perdón y seguramente más de un diputado debería pedir una cuestión de privilegio para exigirlo.

Felicito a Emilio Monzó por su actitud reprobatoria y su enojo ante la falta de respeto de algunos que dicen que quieren más a la patria que otros., que son sus dueños. Algunos diputados deberían aprender de los jugadores de futbol que cuando se enfurecen en la tribuna tratan de calmarlos y no enfrentan a la policía.

Si Andrés , Mayra, Victoria, Leopoldo, Adrián, en lugar de hacerse los poderosos y los revolucionarios de cartón y contradecir las ordenes de las fuerzas de seguridad , se hubiesen dirigido a los revoltosos manifestantes , y asumieran su rol – son parte del estado-, aunque no fuesen integrantes del oficialismo, seguramente los hubiesen calmado y podían haber ejercido su labor sin inconvenientes, también si Pastori, hubiese apelado a su sensatez- si le queda- se habría fortalecido su ego y no generaba la intolerancia y desprecio a la opinión del otro que género impotencia y totalitarismo.

Y si Nicolás, hubiese terminado de asumirse como diputado, jamás le hubiese importado ni lastimado si un adversario político lo llenaba de diatribas…

Me hubiese gustado estar escribiendo hoy sobre el tratamiento de proyectos de leyes que superen la crisis, que les pongan coto a las infernales tasas de intereses que generan las tarjetas de crédito por los pagos mínimos, y busquen un mecanismo para frenar la caída de la clase media a la peor de las pobrezas a la falta de viviendas y a la mísera suma que cobra un jubilado después de haber trabajado toda su vida. Son banalidades para el elevado criterio que tiene algunos diputados y diputadas. ¿Pero saben… esas son indignidades?

La ciudadanía está esperando que Kicillof les hable con palabras simples y concretas, y que diga porque razón no debería estar el país en el estado que se encuentra si su política económica fue loable. Y lo que dice ,que lo pruebe, también estaría bueno que le diga al gobierno -“ Que se ofrece a colaborar …”-

Me dijo Dalmiro Sáenz una vez, una frase que después volcó en El Argentinazo, libro de su factoría” Al enemigo no se lo vence quemándole su fortaleza, ni diezmando a sus soldados, tampoco arrasando sus víveres y sus mujeres, ni arriando sus banderas… al enemigo se lo vence, cuando se lo convence de que se lo ha vencido “

*Mario Mintz – Director de NCN

Sobre el Publicador

Darío Franco Medina
Maestro Mayor de Obras (Master Builder) | Propietario y Editor General | Webmaster, Networker & Social Media Optimizer (SMO), Community Manager (CM) | Editor gráfico para Editorial Red Literaria | RRPP y SMO para Kureiji No Eventos
Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de EL CORREO GRÁFICO. ⬇️ Elige tu red antes comentar ⬇️
Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Sé el primero en comentar on "“Las actitudes de la vergüenza”"

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No Trackbacks.