Los pecados por falacia del PRO

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Cuando el miércoles 9 de mayo, en la sesión número 4 del actual periodo legislativo platense, el concejal de Unidad Ciudadana, Gastón Castagneto, se pronunció contra las políticas económicas del ejecutivo nacional en un proyecto de decreto, “Manifestando el repudio del Cuerpo a las negociaciones que lleva adelante el Gobierno Nacional con el Fondo Monetario Internacional para solicitar un nuevo endeudamiento con el organismo, lo que conlleva la implementación de políticas de ajuste al pueblo trabajador argentino».

Proyecto

Sabíamos que se iba a levantar polvo y hubo que esperar a que leyera los fundamentos del este proyecto para escuchar al oficialismo defender la posición del Ejecutivo Nacional.

Primero fue Javier Mor Roig, quien le endilga la culpa del endeudamiento a los peronistas, aunque no los nombro así, eso dio a entender, cuando dijo que los peronistas olvidaban a Celestino Rodrigo, Miguel Basena (seguro se refería a Adalbert Krieguer Vasena), Isabel Perón, López Rega, al mismo Néstor Kirchner y hasta Cristina Fernández.

Sin entrar en excesivos detalles podemos decir que Krieguer Vasena, calzó el traje de Ministro de Hacienda durante procesos de facto que tenían proscripto al peronismo, un representante de los intereses de la Banca Morgan Internacional, algo que lo opone a los interés nacionalistas, claro está. En su primera intervención desligó a los bancos nacionales del Banco Central, lo que no era más que un pedido del FMI desde la nueva alianza a partir de 1956 con el gobierno de Arturo Frondizi. Luego, durante el período de facto que inició Juan Carlos Onganía, ya a cargo del Ministerio de Economía, devaluó el peso un 40 por ciento, liberó el mercado de cambios, congeló los salarios por 20 meses y rebajó los aranceles de importación un 50%.

Celestino Rodrigo, fue el Ministro de Economía nombrado por María Estela Martínez a instancia de José López Rega, quien tendría a su cargo la difícil tarea de acomodar una economía con una fuerte inflación que no pudo acomodar el Ministro renunciante Alfredo Gómez Morales, quien se oponía a los recortes ministro que renunciante había encontrado obstáculos insalvables especialmente políticos y gremiales. «Mañana me matan o empezamos a hacer las cosas bien».

Con esa frase, el 3 de junio de 1975 -al día siguiente de haberse hecho cargo del Ministerio de Economía- anunciaba Celestino Rodrigo su plan económico. Ese día, el peso se devaluó algo más del 150 por ciento; aumentaron, en promedio, un 100 por ciento las tarifas de los servicios públicos y un 180 por ciento el precio de los combustibles y continuó con el tope a las paritarias. Su actuación terminó con el Rodrigazo junto a López Rega, quien se vio obligado a renunciar a su cargo en el gobierno y abandonar el país. Luego Isabelita sería destituida en 1976. «El Brujo» organizó la triple A, luego murió en prisión el 09/06/89 mientras era procesado por cargos de múltiples homicidios, asociación ilícita y secuestros.

Si bien podemos criticar la deuda contraída por Néstor Kirchner con Venezuela, la operación destacada con el FMI, en realidad, fue haber pagado la deuda y no recibir las delegaciones enviadas por el organismo.

Finalmente, Cristina Fernández, manifestó un acercamiento con el Fondo Monetario Internacional, al que se podría llamar «preventivo», a través de la firma del documento en la cumbre del G20 de 2009, que incluía la leyenda «Apoyaremos, ahora y en el futuro, la supervisión sincera, equilibrada e independiente por parte del FMI de nuestras economías y nuestros sistemas financieros, de las repercusiones de nuestras políticas para los demás y de los riesgos a los que se enfrenta la economía global», pero a pesar de esto en marzo de 2012 el organismo internacional cerró sus oficinas en la Argentina y CFK cerró su mandato sin haber pedido ningún crédito.

En el fragor de los discurso hay cosas que se olvidan, detalles que se pasan por alto y distracciones y falta de tiempo para responder, que el enunciador, en este caso el experimentado concejal Mor Roig, usa para generar un impacto en su discurso usando en beneficio este espacio que se genera para introducir la falacia.

Javier Mor Roig 3
Gastón Castagneto no volvamos al Fondo
Presidencia HCD LP
Fernando Ponce

 

A %d blogueros les gusta esto: