Categorías
Berisso Destacadas

Pedido de disculpas en privado y a poco de iniciar la sesión del HCD de Berisso

     

En las últimas horas del fin de semana, una información empezó a correr por Berisso. Según la versión que circula, la joven empleada, María José Armendi, hija del ex delegado municipal, Gabriel Armendi, quien había tenido un episodio de “violencia verbal” que derivo en una denuncia por violencia de género, en contra del Secretario del HCD de Berisso, habría recibido un pedido de disculpas, por parte del empleado, momentos antes del comienzo de la sesión inaugural del cuerpo legislativo local.

Unos treinta minutos antes del horario pautado para que comience el ciclo formal de sesiones ordinarias del Honorable Concejo Deliberante, la empleada municipal habría sido citada a la oficina del sub Secretario de Seguridad, Adrián Vázquez, cercana al despacho de Gobierno de la intendencia. Allí se habría encontrado con la presencia del Intendente de la Ciudad de Berisso, Jorge Nedela, el Secretario de Obras Servicios Públicos, Raúl Murgia y la de su “agresor”, Rubén Sagarduy, quien, según la información le habría pedido disculpas, “me fui al carajo”, habría dicho “El Gallego”, “si te ofendí de alguna manera, te pido disculpas.”

Recordemos que antes de que el intendente hiciera el discurso inaugural de la sesión en el HCD, la edil peronista, Adriana González, pidió la palabra justamente para referirse a este tema, aunque la misma le fue negada por la Presidenta del Cuerpo, Ana Lara, cuestión que hizo que los ediles del interbloque peronista, pegaran carteles alusivos al tema. Incluso, el concejal Miguel Nadeff, comento irónicamente en una nota, que a que el intendente quería poner botones anti pánico para contrarrestar los casos de violencia de género “le vamos a pedir que ponga uno en el municipio y otro en el Concejo”, en clara alusión a este caso.

Mas allá de lo ocurrido, las lecturas sobre “las disculpas” tienen, como siempre, dos campanas; por un lado la de aquellos que ven como un gesto loable la actitud de haber ido a pedir disculpas con dos testigos de peso, que representan al municipio y a la ciudad. Por el otro están aquellos que creen que al haber sido tan cercanas a la hora de inicio de a inauguración de sesiones en el HCD, lo único que se buscó es calmar las aguas ante un posible reclamo público.

Sea como sea, la fuente de la información, también destacó que en ningún momento se le pidió a la joven retirar la denuncia hecha, así como tampoco queda claro si este pedido de disculpas alcanza para dejar el tema de lado, tanto por el lado de la damnificada, como por parte de los concejales que iban a pedir, las disculpas públicas y algún tipo de sanción para con el Secretario del Concejo de Berisso.