Categorías
Berisso Destacadas Medio Ambiente Región Capital

Reconocimiento judicial para los ambientalistas de Salvemos al Monte contra el Puerto La Plata

   

En la mañana del día 12 de mayo de 2016 se llevó a cabo un reconocimiento judicial en el marco del amparo ambiental iniciado por dos vecinos de la Asamblea Salvemos el Monte de Berisso, para detener el daño ambiental que están causando las obras de refulado en el Monte que está desarrollando el Consorcio de Gestión del Puerto La Plata.

La causa tramita en el Juzgado Civil y Comercial N° 4, por lo que se contó con la presencia de su Secretario, además de las partes involucradas en el pleito. Con las conclusiones que se extraigan de este reconocimiento, la justicia deberá decidir si concede la medida cautelar solicitada para que se detengan las obras de rellenado con material del dragado y si provee las medidas necesarias para que se remedie el daño ocasionado.

 

Crónica del reconocimiento judicial

Por los Dres. Hugo C. Represa y Silvana E. Sosa.

 

Acorde lo estipulado, el día 12 de mayo de 2016 se llevó a cabo un reconocimiento judicial in situ, ordenado por la Juez Mabel Cardoni, a cargo del Juzgado en lo Civil y Comercial N° 4 del Departamento Judicial La Plata, como cuestión previa a la concesión o rechazo de la medida cautelar solicitada por la parte actora en los autos caratulados “DAWIDIUK Gerardo y otro c/Consorcio de Gestión del Puerto La Plata s/ Amparo ambiental”.

Patrocinando a los actores (Gerardo Dawidiuk y Julio Orellano) hemos solicitado, en el expediente referido, como medida preventiva, el cese de las tareas de refulado llevadas a cabo por la demandada en terrenos comprendidos dentro de la zona protegida por la Ley 12.756, en la parte continental del partido de Berisso,  que en el proyecto de la obra portuaria se encuentran identificados como Recintos N° 1 y N° 2.

A tal fin, fuimos convocadas ambas partes como también el Municipio de Berisso, traído como tercero a intervenir respecto del trazado y apertura de la calle 12 hasta la altura del Recinto N° 2, cuya legitimidad y legalidad cuestionamos al proponer la demanda.

Comparecieron por la parte actora los abogados Silvana Elisa Sosa y Hugo Cesar Represa, por el Consorcio la letrada Laura Domínguez Guidi y el Ingeniero Rodolfo Rocca, el abogado del Municipio Germán Sheridan acompañado del responsable del área de Planeamiento arquitecto Buceto, y el Secretario del Juzgado Dr. Leonardo Villegas.

Los actores y sus asesores no pudieron estar en el recorrido pues la lancha que el Consorcio dispuso para la realización de la inspección ocular tenía una capacidad de 10 personas, la cual se completaba con el conductor y sus asistentes.

El recorrido partió desde la cabecera del Puerto La Plata en la localidad de Ensenada. Al comienzo del mismo el Señor Secretario explicó que el propósito del reconocimiento era poder tener una visión directa del estado de cosas en la actualidad, sobre dos temas centrales: si se encontraban concluidas las tareas de refulado en el recinto 2 tal como había manifestado el C.G.P.L.P. por escrito, así como el trazado y estado actual de la calle 12.

Para ello se hizo una parada y caminata breve por el Recinto 2, luego se continuó y volvimos a descender en la cabecera de la calle 12, observando el estado de la misma y la zona proyectada como recinto 1.

A lo largo del recorrido el Secretario fue recalcando algunos puntos respecto de los cuales no habría duda: a.- el refulado fue realizado sobre una zona que es paisaje protegido; b.- la apertura de la calle 12 no se encuentra acreditada formalmente mediante ningún acto de aprobación o habilitación más allá del plano existente que data de mediados del siglo pasado; c.- toda actividad que se realice en el paisaje protegido debe contar con autorización.

Sin embargo, con relación al refulado en el Recinto 2, cuya finalización se pudo constatar, el Secretario consultará al Perito Ing. Amarilla, para que perite el suelo del lugar, ya que el informe realizado comprende los recintos 3, 4 y 5, ubicados en la isla Paulino. En relación al perito, ponemos en duda su profesionalismo como tal, atento lo demostrado en la pericia presentada en autos “Fundación Agronegocios c/ Tec-plata” que tramita por ante el mismo Juzgado.

Asimismo, arrojó la posibilidad de convocar a profesionales en ciencias agrarias y forestales para que emitan dictamen respecto de la posibilidad de reforestar la zona del recinto 2, para que digan cuál es o son las especies que más se adaptan a la naturaleza del lugar.

En cuanto al Recinto N° 1, los voceros del Puerto se encargaron de recalcar que no había sido rellenado, que no se había hecho ninguna tarea en el mismo. Por lo cualestos abogados de la parte actora replicamos eso es lo que se pretende,  que no se haga nada en el mismo quedando el hábitat sin alterar. En respuesta, el Secretario dio la razón a estos últimos.

En el Recinto 2 se pudo observar una línea de árboles exóticos implantados (pinos) y parte del relleno del terreno con canto rodado y piedras. La explicación que dio el Sr. Rocca respecto de la proveniencia de las piedras no se condice con lo observado, dijo que vino junto con el propio material de dragado y como la boca de las cañerías estaba ahí, ahí es donde se acumuló. Todo indica que es piedra traída de otro lugar distinto al lecho del río. Es dable suponer que son restos de la construcción que sirvió de apostadero a las torpederas que se ubicaban frente a la Escuela Naval, a la altura de “las 4 Bocas”.

También se puede ver como la vegetación fue avanzando y ganando terreno, sobre todo especies como el aliso de río. El Secretario manifestó preocupación en lo que respecta a la flora y la fauna del lugar, como así también en relación a las aves, para lo cual se requeriría la intervención de profesionales en la materia.

Para los representantes del puerto, el hecho de que con el rellenado se haya elevado la cota es un tema “obvio”, y de acuerdo a lo que expresó la abogada Domínguez, la gente estaría contenta, porque claro, “le levantás el terreno y ya no se inunda” (Textual). Insistieron en que solo se había removido “suelo del mismo lugar”. La idea de remediación que tienen es la reforestación, ninguna otra. A esto los abogados de los actores replicamos que la modificación de las características del suelo por la elevación de la cota es un daño en sí mismo a la zona protegida, y que la remediación propiamente dicha es la recuperación del humedal; lo cual mereció un profundo silencio como respuesta de la demandada.

Al descender de la lancha en la calle 12, se unieron al contingente los actores Julio Orellano y Gerardo Dawidiuk, quienes dieron al Secretario algunas precisiones en cuanto al trazado de la calle y quiénes la estarían utilizando actualmente para el tránsito del material de tablestacado que se está realizando en la Isla Paulino, por la firma Ecodyma. Al respecto, el Secretario manifestó que citará a Ecodyma para que informe qué uso le está dando a la calle y si fue autorizada para ello.

Según los representantes del Municipio, el trazado de la calle data del año 1953. Es decir, se trata de una arteria pública, utilizada diariamente para el tránsito de personas. Según manifiestan, en el año 2009 el municipio habría solicitado al puerto que mejorara la calle, sobre la huella existente.

En cuanto al planteo de Gerardo Dawidiuk respecto a que la continuidad de la calle y su apertura más allá de lo que figura en el trazado atravesó y destruyó su producción, el Secretario expresó, de común acuerdo con los voceros del puerto y del municipio, que es un tema ajeno al amparo ambiental, y que en todo caso el Sr. Dawidiuk debería hacer el reclamo particular por la vía que sea adecuada.

Antes de regresar al puerto, la lancha se detuvo en terrenos de la Isla Paulino, sobre la zona identificada como Recinto 3, para ver las plantaciones de exóticas realizadas por el puerto a modo de reforestación, consistente sobre todo en pino y araucaria. En el mismo lugar se ven algunas especies plantadas por el vivero Municipal de Berisso.

Al mencionar los abogados de los actores que la zona del Monte no es apta para plantar pinos, las abogadas del puerto replicaron que ello estaba aprobado por el OPDS en base a un informe técnico de un ingeniero agrónomo. Documentación que no se encuentra anejada a la causa y, por supuesto, no fue ofrecida a esta parte.

Para finalizar, la lancha recorrió la orilla de la Isla Paulino, para que el Secretario pudiera ver la “maravillosa” obra de tablestacado que se está realizando. La cual fue calificada en varias oportunidades por el Ing. Rocca como gastos colaterales de la obra general.

De regreso en el Puerto La Plata, no se labró Acta sino que se dejó constancia de quiénes habíamos estado presentes. Los representantes del Consorcio fueron los primeros en retirarse, ya que concomitantemente con nuestra tarea, celebraban la asunción del nuevo presidente del Consorcio de Gestión del Puerto La Plata.