Se inauguró el mejorado en el Pasaje Wilde de la Calle Nueva York

Tiempo de Lectura: 6 minutos

Quedaron inauguradas las obras de refacciones y puesta en valor del Pasaje Wilde, ubicado a la altura de calle Nueva York y calle 170 Norte, con el objetivo principal de homenajear la historia inmigrante, recordar lo que fue el trabajo obrero en el lugar y plasmar esas experiencias para un desarrollo de la zona.

La nueva imagen del Pasaje, se logró gracias a un proyecto impulsado de manera conjunta entre la Municipalidad de Berisso, la empresa YPF y el aporte de la Fundación Global.

El lugar muestra ahora un gran colorido y deja ver plasmado en sus paredes dos murales, uno que representa la llegada de la inmigración a la ciudad y otro con la imagen de los Frigoríficos, creados por el artista Marino Santa María. A pocos metros en las paredes de las propiedades se descubrieron dos espacios a modo de placas que contienen un fragmento del Himno a Berisso de letra de Walter Guaraglia y música de Carlos Sosa y en un segundo se puede ver otro que da testimonio de quienes concretaron la obra, más un barco realizado por los alumnos de las escuelas de la zona.

El acto, llevado a cabo esta mañana frente al arco de la Mansión de Obreros, estuvo encabezado por el intendente Jorge Nedela, y participaron la directora de Cultura Municipal, Nadia Jerbes; el gerente de Asuntos Externos de YPF, Rodolfo Chávez; la presidente de la Fundación Global; Graciela Adan; el representante de la Dirección de Responsabilidad Social y Sustentabilidad, Claudio Criscio; la directora de Educación Artística del Ministerio de Educación, Rosa Castillo; la directora y alumnos de la Escuela Primaria N° 9, Patricia Glorioso y de la E.E.S N° 6, Celeste Astorga.

Junto a ellos estuvieron presentes la hija del recocido actor Lito Cruz, Micaela Cruz; la actual Reina Provincial del Inmigrante, Luisina Delicostas; junto a la Primera Princesa, Melina Radziunas y la Segunda Princesa, Luciana Dietz; abanderados e integrantes de colectividades; la Reina de los Provincianos Jazmín Suárez, junto a sus princesas Malena Rodríguez y Ailén Lamas, concejales, entre ellos Santiago Rodríguez vecino del lugar, junto a consejeros escolares, autoridades, alumnos, vecinos del barrio y de la ciudad en general.

La ceremonia, comenzó con la presentación de autoridades y abanderados. Seguidamente, se entonaron las estrofas del Himno Nacional Argentino, a cargo de la soprano Gabriela Bulich, la que luego entonó para los presentes el Himno a Berisso junto a su primer alumno, el cantante Julio Sobota. Ambas presentaciones estuvieron acompañadas por la música del Grupo de Cámara Municipal de Berisso, integrando por Gisela Rappi (violín), Ricardo Cadenas (violín), José Zanek (viola), Marina Demarco (violonchelo), y Mariela Ferene (piano, arreglos, coordinación y dirección).

Consecutivamente, el intendente Nedela entregó obsequios a los representantes de las instituciones que colaboraron con el armado y ejecución de los trabajos.

Para continuar con el acto, brindaron su actuación el dúo platense «Besser Sturla» (música Klezmer) e integrantes del ballet Intercolectividades, los cuales bailaron canciones representativas de Alemania y Bulgaria, y cerraron con la tradicional Chacarera Nacional.

De esta manera, se llevo a cabo el corte de cinta y el descubrimiento de dos placas recordatorias, una de ellas con la frase “Berisso, barro, monte y esperanza. Fábrica y obreros, puerto, barco y añoranza”, fragmento del Himno de Berisso.

En el lugar también se efectuó el arreglo de cloacas, se colocaron bancos, faroles y cestos de basura; se restauraron paredes y chapas.

Sobre esta restauración del Pasaje Wilde, el intendente Jorge Nedela, subrayó la tarea realizada que en caso del Municipio tuvo como referente a la Dirección de Cultura. “Este es un paso importante para poder recuperar y poner en valor este lugar histórico para que lo puedan venir a visitar y conocer la historia de los que han transitado esta calle Nueva York que es tan emblemática para los berissenses”.

El jefe comunal hizo mención a la tarea conjunta que se llevó a cabo desde distintos sectores para que el Pasaje Wilde hoy luzca, de una manera totalmente renovada. “Aquí está el trabajo de YPF, de la Fundación Global, los alumnos y la comunidad de la Escuelas Primaria N° 9 y de la Secundaria N°6, del Municipio, de los trabajadores, de cooperativistas y de vecinos. Hay mucha gente que colaboró para que esto de resultado y tiene que ser el puntapié inicial para que esto se contagie al resto de las cuadras de la calle Nueva York”.

“Este lugar hace a la esencia y a la identidad de los berissenses, hay que preservarlo. Cada uno de los vecinos contribuyó, aportó ideas para que está más iluminado, colorido, con el cambio de la fisionomía, pero manteniendo esa esencia. Hay que nutrirnos de esto para pensar el Berisso del siglo XXI, para fortalecernos, recordando constantemente a nuestros abuelos que construyeron las bases de nuestra ciudad”, convocó Nedela.

Como encargado de los trabajos artísticos, Marino Santa María, se refirió a la intervención que se llevó a cabo en este mítico sitio de la ciudad sobre lo que explicó en primera instancia que la idea se basó en el arribo de los inmigrantes y en el Puerto. “En los murales no use color con la intención de rememorar las postales de época, que es el material con lo que me documenté. Además, nos motivó la satisfacción de ver lo que esto despertó en el barrio porque empezamos con dos murales y terminamos con una calle nueva”.

El artista comentó que este tipo de hecho se suele dar en ocasiones como las compartidas en Berisso. “Es lo que pasa siempre, cuando haces arte en la ciudad se produce un cambio urbanístico que mejora la calidad de vida del lugar, este fue un gran trabajo comunitario y con poco, porque cambiar una calle en un plan de gobierno puede llevar uno o dos años, esto se hizo en seis meses”.

Santa María destacó también la labor que desempeñaron los alumnos de la Escuela Primaria N° 9 y de la Escuela de Educación Secundaria N° 6, “nos sorprendió la participación y el empeño de los chicos, como así también de la gente del barrio”. “Estamos muy felices, es un día de fiesta que se está reflejando acá y que ante la ida hace poco tiempo de un hijo de esta calle como Lito Cruz, podemos compartirlo con una de sus hijas”.

Graciela Adan, es la presidente de la Fundación Global que cuenta con casi treinta años de labor y que actúa en aspectos relacionados al arte al que se trata de vincular con las escuelas de las zonas de acción. “Llegamos con muchas expectativas a conocer detalles de este lugar, empezamos a trabajar con los vecinos y nos dimos cuenta después de una investigación del valor y del significado de esta calle Nueva York. Pensamos en el Pasaje Wilde porque la calle Nueva York es un Patrimonio Cultural y no se las puede intervenir entonces elegimos este espacio contiguo”, detalló sobre la elección del lugar.

En cuanto a la realización de las obras dijo: “En primer lugar lo que hicimos fue trabajar con la comunidad educativa, porque ellos son el futuro y eso ayuda a crecer. Después realizamos un barco que se hizo esta semana con los chicos. Elegimos un barco porque este es un lugar de inmigrantes y muchos llegaron en ellos. Lo que hacemos es poner en valor un barco con distintas banderas de países y eso lo vamos a dejar como símbolo hecho con los estudiantes”.

Rodolfo Chávez, gerente de Asuntos Externos de YPF, como representante de la empresa que fue parte activa de la iniciativa local, también dejó sus impresiones. “Este es un lugar emblemático que me sorprendió la primera vez que vine, llegué hace 14 meses a la región y cuando vi la calle Nueva York me sorprendió mucho”.

“Había escuchado muchas cosas de este lugar, creo que es emblemática para la Argentina por su historia, por lo que aquí pasó, por lo que significó, la verdad es que me cautivó”.

“Para esta puesta en valor trabajamos en conjunto con muchos temas”, explicó Chávez, “nosotros como empresa somos parte de la comunidad, tenemos una actividad en la cual trabaja mucha gente de Berisso, así que estaba todo dado para poder hacer algo en conjunto y sobre todo con los vecinos, la fundación y el Municipio. Todos aportamos un poco desde su lugar”.

pasaje wilde 03
pasaje wilde 04
pasaje wilde 05
pasaje wilde 06
pasaje wilde 07
pasaje wilde 08
pasaje wilde 09
pasaje wilde 01
pasaje wilde 02
pasaje wilde 10
pasaje wilde 11
pasaje wilde 12
pasaje wilde 13
pasaje wilde 14

Datos del artista Marino Santa María

El artista plástico de amplia trayectoria es oriundo del barrio de Barracas. Egresó de las escuelas de Arte “Manuel Belgrano” y “Prilidiano Pueyrredón” y fue rector de la Escuela Nacional de Bellas Artes “Prilidiano Pueyrredón” (1992 a 1998).

Es el creador del Proyecto Calle Lanín, por el cual se refaccionaron y prepararon las fachadas de dicha calle para finalmente intervenirlas mediante pinturas y mosaicos; y del “Pasaje Gardel”, en el Abasto; así como de numerosas intervenciones en estaciones de subte.

Un poco de historia

La calle Nueva York fue en la década del 40 la arteria más cosmopolita de la provincia de Buenos Aires. Más de 17.000 obreros trabajaban en los dos grandes frigoríficos Armour y Swift con inmigrantes que llegaban en barcos al puerto y se alojaban por turnos de 8 horas en la Mansión de Obreros, un hogar pensado para albergar a una inmensa cantidad de obreros en condiciones de higiene óptimas.

A diferencia de los conventillos de la época que se trataban de casas aristocráticas abandonadas por las pestes y tomadas por inmigrantes, la Mansión Obrera fue el primer edificio construido especialmente para albergar inmigrantes, teniendo en cuenta las condiciones de salubridad necesarias para garantizar el recambio diario de tres turnos de huéspedes, modalidad conocida como “camas calientes”.

El creador de la Mansión Obrera, el higienista Dr. Eduardo Wilde (1844-1913), estaba interesado en superar y mejorar las condiciones de vida en los conventillos. Sus ideas iban en el mismo sentido que las del Dr. Ramón Carrillo (1906-1956) que desarrolló sus propuestas de higiene y salud públicas en el Barrio Obrero de Berisso.

Ambos centran sus esfuerzos en la lucha contra el hacinamiento urbano, provocado por el creciente déficit habitacional y la especulación inmobiliaria que obligaba al trabajador y a su familia a vivir en condiciones precarias de higiene y hacinada en conventillos.

A %d blogueros les gusta esto: