Categorías
Institucionales Medio Ambiente Nacionales Provincia

Revirtiendo el tráfico ilegal: 19 aves en peligro de extinción fueron reinsertadas en su ambiente natural

Luego de pasar por un proceso de rehabilitación en el Centro de Rescate de Fundación Temaikèn, 19 cardenales amarillos fueron reinsertados a su hábitat natural en La Pampa.

Las aves, particularmente el cardenal amarillo, son una de las principales víctimas del tráfico ilegal. Diferentes organismos gubernamentales, científicos y ONGs trabajan conjuntamente en el proceso de rescate, rehabilitación y reinserción de esta especie.

Por tercer año consecutivo, Fundación Temaikèn realizó la reinserción de cardenales amarillos, un ave sumamente amenazada por el tráfico ilegal y el mascotismo, que hoy está en peligro  de extinción.  Este 2019 fueron 19 los animales reinsertados en La Pampa, totalizando 59 cardenales amarillos devueltos a su hábitat desde el inicio del programa en el 2017, en trabajo conjunto con la UBA-Conicet y las Direcciones de Fauna Provincia y Nación.

Tanto en nuestro país como a  nivel internacional, las poblaciones de estas aves han sido categorizadas como “especie en peligro de extinción” debido al decrecimiento de su población, siendo sus principales causas la captura para la venta ilegal como ave de jaula, por su canto y plumaje vistoso; y la destrucción de su hábitat, por la explotación maderera y la extensión de la frontera ganadera agrícola.

Hace unos meses el Centro de Rescate de Fundación Temaikèn (CRET) recibió un grupo de cardenales amarillos rescatados del tráfico y el mascotismo que fueron derivados por el ECAS-Centro de Rescate de Fauna Provincia de Buenos Aires.

Dado que se desconoce el tiempo que han permanecido cautivas estas aves, fue necesario preparar a los animales antes de su reinserción, y verificar que contaban con las habilidades mínimas para sobrevivir en la naturaleza. Al llegar al hospital, se les realizó un chequeo médico, luego comenzó el proceso de rehabilitación, donde se comprobó que estuvieran en condiciones físicas y comportamentales para volver a su respectivo  ambiente. Este proceso es muy complejo, por un lado porque son animales muy territoriales y deben mantenerse en ambientes aislados unos de otros Y por el otro, porque es necesario realizarles ejercicios de vuelo y hasta una prueba de capacidad de reconocimiento de predadores. Si se comprueba que no se sienten amenazados por la presencia de un ave de caza, se procede a realizarles un entrenamiento con animales reales, embajadores del centro de rescate, hasta lograr la reversión de este comportamiento. De esta manera, sólo se liberaron aquellos animales que demostraron habilidad de vuelo, búsqueda de alimento y capacidad de huida ante predadores.

Estos animales fueron capturados y extraídos de su ambiente natural, el Espinal, para vender en el mercado ilegal. Gracias a los resultados de los análisis genéticos realizados por el Laboratorio de Ecología y Comportamiento Animal (UBA-CONICET se pudo conocer la población geográfica de las que fueron extraídos para así, ser liberados en el mismo lugar.

Previamente al traslado de regreso a la naturaleza, se le colocó a cada uno anillos de identificación y un pequeño radiotransmisor que permite realizarles seguimiento en terreno durante meses. Labor que realizan investigadoras de la UBA con la colaboración de personal voluntario. Esto permitirá conocer más sobre su comportamiento en la naturaleza y verificar el éxito de la liberación.  Este monitoreo ha permitido en años anteriores, comprobar que cardenales amarillos recientemente liberados formaban parejas casi inmediatamente, e incluso, se llegó a registrar el armado de nidos y puesta de huevos. Este año se planea realizar un seguimiento completo de cada uno de los nidos encontrados.

Las aves son una de las principales víctimas del tráfico ilegal, del cual se estima que solo 1 de cada 10 animales sobrevive, además se encuentra entre las actividades de mayor movimiento de dinero en el mundo. Los centros de rescate son una herramienta fundamental para recibir, dar tratamiento veterinario de ser necesario,  rehabilitar y luego reinsertar en la naturaleza a los animales afectados por este tipo de amenazas que afectan gravemente a la fauna silvestre. En los últimos 16 años el Centro de Fundación Temaikèn ha rehabilitado y reinsertado más de 4.200 animales, entre los que se encuentran especies amenazadas como el ciervo de los pantanos, cardenal amarillo, aguará guazú, monos carayá  y oso hormiguero.

Para erradicar el tráfico ilegal y el mascotismo de animales silvestres, se debe:

  • No comprar animales silvestres. Los únicos animales mascotizados que se pueden tener en un hogar de familia son los perros, los gatos, pequeños roedores como hamsters, peces como el carasius y canarios.
  • Detener el mercado ilegal de animales silvestres: Si hay animales a la venta, aunque esté visiblemente en malas condiciones, no deben ser comprados por lástima. Al pagar por ellos sólo se está incentivando esta industria.
  • Denunciar lugares en los que se comercializan animales ilegalmente. Hacer una denuncia a la Secretaría o Dirección de Fauna local, ya que es el único organismo oficial que puede tomar denuncias de este tipo.

En caso de encontrarse con un animal en peligro o vulnerado, también se sugiere contactar a la autoridad del distrito para que puedan brindar asistencia.

Categorías
Institucionales La Plata Medio Ambiente

Desde una página web mostrarán los avances del Bioparque Platense

La Municipalidad de La Plata lanzó un sitio web que permitirá hacer un seguimiento del proceso de transformación del Jardín Zoológico local en un Bioparque para el cuidado y la protección de las especies. También buscará concientizar sobre la importancia de cuidar a los animales.

Según se informó, la iniciativa apunta a retratar todo el proceso de transformación que se está llevando adelante en el espacio verde ubicado en el Paseo del Bosque de la ciudad.

A través del sitio web https://bioparque.laplata.gov.ar/, se mostrará desde una breve reseña histórica, hasta un detalle de cada uno de los animales que gracias a este proyecto han logrado recuperar la libertad o ser trasladados a un hábitat en donde pueden convivir con animales de su misma especie.

“Hoy presentamos un sitio web donde todos los vecinos podrán informarse sobre como avanza este proyecto”, detalló el intendente local, Julio Garro, quien valoró: “Es un cambio importante para los platenses y para nuestra historia; todos vamos a poder saber como están los animales y seguir la evolución del bioparque”, valoró.

En ese contexto, se explicó que el sitio web dispone de un “contador de animales” que permitirá saber cuáles recuperaron la libertad, y conocer aquellos que por su avanzada edad o estado de salud, no podrán ser trasladados.

“Creemos que es importante que los vecinos puedan conocer en detalle como es la transformación del Zoológico de nuestra ciudad en un Bioparque para el cuidado y la protección animal”, indicó el secretario de Espacios Públicos y Gestión Ambiental, Marcelo Leguizamón.

“Cuando iniciamos este proyecto sabíamos que íbamos a lograr devolverle la libertad a cientos de animales, hoy podemos decir con orgullo que llevamos liberados 104 animales. Pero también sabíamos que otros lamentablemente no iban a estar en condiciones de ser liberados”, resaltó, por su parte, el subsecretario de Gestión Ambiental, Germán Larrán.

A su vez, expresó que “en muchos casos, el estado avanzado de la edad o los años que llevan en condiciones de encierro hacen imposible su traslado; es por ello que trabajamos para mejorar las condiciones de todos los animales, ampliando y mejorando sus recintos“.

MÁS DE 100 ANIMALES LIBERADOS

Animales liberados

Dentro de la readecuación del predio, son hasta el momento 104 los animales que han sido liberados, dándole la posibilidad a los mismos de reinsertarse en su hábitat natural.

Los últimos trasladados fueron los leones Melena y Mansa, que arribaron felizmente a Minnesota, Estados Unidos en donde permanecerán en el santuario de felinos “The Wildcat Sanctuary”.

Previamente, recuperaron su libertad 57 especies de aves, 23 ovejas de Somalía y Muflones, 5 ponys, 4 burros enanos, 3 chimpancés, 2 lémures y carpinchos y un ciervo, un búfalo asiático, una volatinia, una lechuza, un zorro y un lobo marino.

En esa dirección, se anticipó que más de 40 especies serán trasladadas en los próximos meses; no obstante, unos 200 animales de diversas especies permanecerán en el nuevo Bioparque con su correspondiente infraestructura, a raíz de que los mismos no pueden ser trasladados.

Ante ello, el Jefe Comunal platense precisó: “El paradigma está cambiando, y desde el municipio nos esforzamos por darle la mejor vida a los animales, tanto a los que se vayan como a los que se queden, porque priorizamos su bienestar antes que el exhibicionismo”.

Animales por liberar

OBRAS DE REMODELACIÓN

En relación a las obras de infraestructura que se vienen ejecutando en el lugar para su transformación, se explicó que ya se está trabajando en una reforma del ambiente central del predio que permitirá alojar Monos Caí, Monos Carayá y Papiones sagrados.

“Estos primates actualmente están alojados en recintos pequeños y, a partir de la remodelación, contarán con un espacio abierto y con mayor superficie para recorrer”, valoró el Director del predio, Alejandro Serena.

A su vez, informó que “se realizó el reacondicionamiento y ampliación del aviario que alberga varias especies, entre ellas Guacamayos, brindándoles un espacio con la altitud y longitud necesarias para que realicen vuelos más naturales y continuos; como así también del Herpetario donde residen reptiles y anfibios”.

En el marco de las obras de restauración, se está recuperando la laguna pampeana para que puedan vivir algunos mamíferos, con el saneamiento y la limpieza de sus islas.

Al mismo tiempo, desde la Comuna se está desarrollando la renovación integral de senderos y caminos de pavimento; al igual que el acondicionamiento de la fuente central del Paseo.

Animales por proteger en el Bioparque