Tras la tormenta y el corte de suministro eléctrico, Garro recorrió el Hospital “San Juan de Dios”

Tiempo de Lectura: 2 minutos

El intendente de la Municipalidad de La Plata, Julio Garro, visitó el Hospital “San Juan de Dios” para supervisar como funcionó el nosocomio tras el corte en el suministro eléctrico que afectó el pasado domingo y en el marco de los días de intensa lluvia.

En este sentido, el jefe comunal recorrió junto al Director Ejecutivo, Daniel Corsiglia las instalaciones del centro de salud especializado en agudos y crónicos, localizado entre las calles 27 y 70 para observar las instalaciones, conversar con el personal y estar en contacto con la gente que allí concurre.

Durante la visita, reflexionando sobre el excelente servicio que brindó el nosocomio a pesar de las inclemencias climáticas y el apagón nacional, Garro remarcó: “Desde hace décadas, los platenses sufrimos las consecuencias de un sistema de salud deteriorado, pero en 2015 los vecinos decidieron que eso cambiara, nos eligieron, los escuchamos y, desde entonces, trabajamos sobre el camino que ellos nos marcan”.

Además, tras la visita al centro de salud, que a diario recibe un importante número de personas de toda la provincia, el jefe comunal destacó: “En tres años de trabajo logramos mejorar las guardias de 41 hospitales y desde la implementación del SAME, en 2017, pudimos atender a más de 33 mil vecinos platenses”.

INSTALACIONES RENOVADAS Y NUEVO EQUIPAMIENTO

Cabe destacar que, con una inversión total de 70 millones de pesos y un plazo de 11 meses, la obra del Hospital “San Juan de Dios” contempló la ampliación del sector guardia y emergencias, reubicándolo en donde estaba el área de terapia intensiva; y el reacomodamiento del hall de acceso, la sala de espera y el área de circulación pública, donde se instalaron nuevos equipos de aire acondicionado.

Además, se estableció un sector especial para la admisión son Sistema Triage, el cual establece un orden de prioridad en la atención según la gravedad de los pacientes; se construyeron nuevas salas de esperas, baños y consultorios; se renovó totalmente el shock-room; se conformó una nueva sala de procedimiento y otra de observación; y se construyeron salas de estar para el personal de la salud, así como nuevas habitaciones para médicos, con sus respectivas áreas de apoyo y sanitarios.

Como parte del plan de obras, también se entregó equipamiento médico como electrobisturíes, respiradores a turbina, mesa cirugía, cardiodesfibriladores, monitores multiparamétricos, una central de monitoreo y una mesa de anestesia.

A %d blogueros les gusta esto: