Categorías
Provincia Buenos Aires

A clases con papás y chicos angustiados

   

Tal vez porque nadie se dio cuenta, quizá por falta de planeamiento, quizá por impericia o simplemente porque la diferencia de clases sociales en la Argentina han comenzado a verse muy crudamente. Detrás del anhelo de una cierta cantidad de días, del acuerdo de paritarias, de los porcentajes, de los números fríos de la economía, siempre, siempre, hay personas, en este caso, niños y padres.

La antiquísima tradición de recorrer juntos, padres e hijos, tiendas y comercios, para comprar "todo para el colegio", se vio, en parte, interrumpida este año. La fecha, poco usual, de comenzar el ciclo lectivo un 29 de febrero, hizo que muchos papás trabajadores y de bajos recursos, se encontrarán con los bolsillos vacíos. La convencional forma de pagar en la Argentina, del 1 al 10 de cada mes, más una inflación en subida, provocó que las compras para el colegio fueran un reto mental y al bolsillo que algunos pudieran superar y otros no.

Es lógico que aquel que tiene un buen sueldo, más un sindicato que repara en el típico Kit Escolar, o aquellos que pertenecen a la parte pudiente de la sociedad, poco hayan reparado en este detalle. Pero los sectores humildes, la de los planes sociales, la que vive el día a día de la economía, ven con tristeza el golpe de la cruda realidad.

Como dijimos nadie reparó en este detalle menor y nadie salió a plantearlo, políticos y actores sociales no vieron esto. Pero ¿qué papá va a contar, sin sentir vergüenza, que no le puede comprar útiles a su hijo?.

Hoy en el inicio de clases habrá chicos con guardapolvos nuevos, otros con guardapolvos usados y otros que ni siquiera asistirán, hasta que, recién esta semana, sus papis cobren y puedan comprarles sus útiles y su guardapolvo impecablemente blanco.

MM