Categorías
Berisso Cultura Destacadas Sociedad

Dora Roldán: la mujer que vivió el 17 de Octubre de 1945 en carne propia

Hija de la primera mujer sindicalista latinoamericana relata cómo fue la marcha que partió de Berisso y que cambió el curso de la historia argentina. Peronista férrea habla de la herencia de la militancia social y de su amor por la música

(Especial por Vanina G. Bartra Arévalo)  La tarde que su madre vio cómo la dueña del conventillo le pegaba en la mano con una vara por una travesura con una planta, literalmente, “ardió Troya”. La “petisa” le dio una paliza memorable a esa turca que osó castigar a su hija. El resultado no fue ni más ni menos que la expulsión inmediata del lugar. “Mi mamá era bravísima”, recuerda casi 80 años después la víctima de aquel “varazo”.

Brava, brava era María Natalia Roldán, hija de un anarquista italiano que llegó a la Argentina huyendo de Mussolini. Fue a este anarquista al que María desoyó cuando se fugó con su novio. Ella tenía 16 años, él 30.

Aún sin la bendición paterna, la historia tuvo un final feliz. La pareja se casó, tuvo tres hijos y fue la muerte la que los separó.

Con los años esa convicción, fuerza y coraje que la llevó a desautorizar a su padre fue creciendo hasta convertirse en la primera mujer sindicalista de Latinoamérica. Corría 1933 cuando junto a su esposo y otros compañeros fundaron el Sindicato de la Carne.

Estuvo ahí, Dora Roldán estuvo ahí, en la histórica marcha del 17 de octubre de 1945 que desde Berisso partió para pedir la libertad del Coronel Juan Domingo Perón. Y cómo no iba a estar si era la hija de María Natalia Roldán, sí, la “petisa brava”, la misma que arrastró por los pisos a la “turca”.

Dora, hoy tiene 84 años y recuerda los días previos a uno de los estallidos sociales más importantes de nuestra historia y que dio triunfo al movimiento obrero. Memorizada las reuniones en la casa de Cipriano Reyes junto a sus padres, luego con el mismísimo Perón diciéndoles “Ustedes tienen que tener dignidad, tienen que tener casa propia, tienen que tener derechos”. Nuevamente la piel de gallina a al recordar la mano del Coronel posándose en su cabeza.

“El peronismo no nació de un repollo, nació de una gran necesidad de la población. La gente trabajaba por siete centavos la hora”. Para Dora fue la necesidad de la gente la que dio triunfo al peronismo.

Con agua hirviendo

Así como se cuenta que durante las Invasiones Inglesas, las criollas expulsaron a los ingleses tirándoles agua hirviendo desde los techos, así mismo se hacía con los obreros de los frigoríficos Swift y Armour cuando tardaban “demasiado” en el baño. -“¿Sabías vos que cuando un obrero tardaba más de la cuenta se activaba un sistema de agua hirviendo para sacarlos del inodoro?”, -“No, no sabía”. –“Bueno, ahora lo sabés”. La que cuenta la anécdota es Dora Roldán, la que la desconocía, la periodista.

Antes del surgimiento del Sindicato de la Carne las condiciones laborales de los frigoríficos eran crueles. Pinto el panorama según lo narra nuestra entrevistada. Se trabajaba rodeado de las vísceras de los animales, los hombres morían de frío en las cámaras, cuando se despedía a los empleados se las manguereaban para que se fuesen, había suspensiones de tres días si los obreros no llegaban con la cantidad diaria de carne que tenía que trozar. “¿Vos sabes qué era en esos tiempos tres días de suspensión? Menos comida para la casa. Era terrible. El trato era inhumano. Eso fue lo que vivió mi mamá”.

Con el transcurso de los años María Natalia comenzó a ser la referente de las mujeres de los frigoríficos, y así como enfrentó a la “turca” se les plantó a los superiores “iba se ponía por delante de las compañeras y mientras se golpeaba el pecho les gritaba a los capataces ‘porqué no me retan a mí que yo sé contestar y no a esta pobre rusa que no se sabe defender, que vino de Europa muerta de hambre y que trabaja por diez centavos”.

Ahora entiende porqué su madre lloraba por las noches cuando a sus tres hijos les preparaba mate cocido y pan del día anterior (regalado por el panadero). Porque aún trabajando lo que había era miseria. Por eso, a riesgo de perder el trabajo sus padres (ambos trabajaban en los frigoríficos) escondían un churrasco cada uno y se los traían de cena a dos de sus tres hijos. El tercero no podía comer carne porque padecía esclerosis múltiple.

Por el taconeo de los suecos los hermanitos Roldán se daban cuenta que a su mamá la habían metido presa. Algunas de las vecinas venían a cuidarlos para que su papá no faltase al trabajo.

Vicente Roldán tampoco se quedaba atrás. En 1932, Cipriano Reyes y el matrimonio Roldán junto a otros compañeros fundaron la Federación Obrera de la Industria de la Carne.

En 1943 Juan Domingo Perón asume la responsabilidad de la Secretaría de Trabajo y Previsión, a partir de allí los obreros tomaron fuerza.

Unos meses antes de que se desatara el también denominado “Día de la Lealtad” el Sindicato de la Carne había estado en huelga por tres meses. Vicente Roldán fue uno de los tantos que llevó la ardua tarea de que ningún obrero volviese a trabajar .

“Cuando querían romper la huelga mi papá los amenazaba con un cuchillo y les decía ‘ya vas a tener un sueldo bueno, andate a tu casa sino te corto la panza. Los rusos se asustaban y se iban. Fue un trabajo muy duro, mi papá estuvo así tres meses hasta que el frigorífico aflojó porque estaban perdiendo muchísimo dinero. Cuando se declaró la huelga, los obreros dejaron todo como estaba y se terminó pudriendo la carne”.

La conquista la ganaron, las condiciones mejoraron notablemente y los obreros no estaban dispuestos a perder por lo que tanto habían luchado. Así que cuando metieron preso a Perón, ellos estaban dispuestos a liberarlo. Lo consiguieron. Lo demás es historia conocida.

Su herencia: la militancia social y la música

Dora hoy tiene 84 años y no sólo dice haber heredado la militancia social de su familia sino también el amor al arte. Sí, sí, eso también es de familia. Su abuelo materno, su mamá, su papá, sus hijos, sus nietos a todos se les transmitió el germen de la música. En su caso, es cantante de música popular argentina, su arte la ha llevado a ganar varios premios y reconocimientos.

Su ex marido también era artista pero él actuaba. Federico Luppi, Lito Cruz alguna vez ensayaron en su casa. Su esposo un día se fue a Comodoro Rivadavia a realizar una obre de teatro pero nunca volvió. Se quedó allá y rehizo su vida, entonces Dora tuvo que sacar las fuerzas de su sangre y criar sola a sus tres hijos. Dos de ellos estudiaron música en la Facultad de Bellas Artes.

“Cuando canto me entrego toda, eso les digo a mis alumnos (…) El arte es entrega. Cuando escucho algo en la tele que me gusta, me subo a una nube”, expresa la mujer que vivió el 17 de octubre en carne propia.

Esos sinsabores que modifican el cotidiano que se llevan el antes y dejan el después, la dejó sin poder esforzar la voz. Hace dos años falleció de manera repentina su guitarrista de toda la vida. La conmoción fue tal que se quedó muda y un pólipo le tomó la garganta. No quiere operarse, le da miedo así que convive con él.

Pese a esto, cada tanto vuelve a cantar y todos los viernes de 18 a 20.30 hs da clases de canto en la Casa de Cultura de Berisso. Su enseñanza es Ad Honorem por amor y militancia.

Música y militancia por su familia. Aunque se sabe orgullosa de ser una Roldán, muchas veces su apellido ha sido un estigma (entiéndase ideologías políticas opositoras que la han perseguido como en la última dictadura militar). En 1976, cuando llevaba 27 años trabajando la cesaron, y asegura que lo hicieron por su apellido. “Mi jubilación es menor al de otras compañeras, que llegaron a los 30 años de antigüedad, a mi me echaron antes”.

Como su mamá, ella también fue partícipe de la formación de un Sindicato, el de los Trabajadores de Vialidad. María Natalia Roldán murió en 1989 a los 81 años de edad.

Hace poco ordenando cajas de papeles viejos, Dora encontró un cassette con el nombre de su madre. La grabación era un discurso de María, esa voz imperiosa la emocionó hasta las lágrimas. Fue tener cerca a esa mujer brava, brava, que era su mamá.

Mujeres destacadas de la Provincia de Buenos Aires (2013) – Homenaje a María Roldán – de BerissoCiudad

Créditos Audiovisuales de YouTube: BerissoCiudad y Alejandro Kolac

 


Apoya económicamente con EL CORREO GRÁFICO
Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a avanzar ejerciendo nuestro servicio periodístico con la mayor independencia y objetividad posible por medio de una colaboración económica. Ingresá en matecito.co/elcorreografico o cafecito.app/elcorreografico

TurismoBA2023_300x600 
 

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.