Categorías
Berisso Carlos Casares Colectividades Cultura Provincia Buenos Aires Saavedra Sociedad Turismo

Saavedra, Berisso y Carlos Casares con el sello de la inmigración

Las numerosas colonias de inmigrantes que llegaron al país hacia finales del siglo XIX y principios del XX, son parte de la identidad de la provincia de Buenos Aires. Las colectividades dejaron su marca cultural a través de la gastronomía, la danza, las festividades, sus historias y la producción de cultivos.

En 1949 se estableció el 4 de septiembre como el Día del Inmigrante. La fecha fue elegida en conmemoración por la disposición del Primer Triunvirato (1812) que promovía la llegada de habitantes de otros países.

En Carlos Casares, Saavedra y Berisso, al igual que en la mayoría de los municipios bonaerenses, el legado de la inmigración forma parte de su patrimonio intangible.

Desde Rusia con semillas de girasol

En 1891 arribaron los primeros inmigrantes judíos a la colonia Mauricio Hirsch, partido de Carlos Casares. Gran parte provenía de las zonas de Besarabia, y Kamenetz-Podoli, en Rusia. Legaron a través de la Jewish Colonization Association (JCA), una organización filantrópica internacional a cargo del Barón Hirsch que facilitaba la migración de judíos a diferentes regiones del mundo.

Los colonos trajeron consigo semillas de girasol y lo reintrodujeron en tierras americanas, ya que en 1550 un médico y botánico español las había llevado a Europa para estudiar sus propiedades curativas. Gracias al cultivo de girasol esta región se transformó en una próspera zona productiva.

Colonia Mauricio Hirsch, Carlos Casares

“A raíz de su importancia, en 1961 se estableció el 31 de marzo como Día Nacional del Girasol y se designó a Casares, fundado en 1907, como sede de los festejos” informaron desde el municipio. Un año después se declaró el carácter nacional de la Fiesta del Girasol y el distrito fue elegido como escenario oficial de la celebración.

La colonia francesa en el sudoeste

Pigüé, ciudad cabecera del partido de Saavedra, se caracteriza por la impronta que inmigrantes franceses le imprimieron a ese destino del sudoeste bonaerense.

En 1884 llegaron las primeras cuarenta familias procedentes de la región de Aveyrón, Francia, acompañadas de Clemente Cabanettes y Francois Issaly, dos franceses que fundaron la colonia aveyronesa de Pigüé el 4 de diciembre de ese mismo año. El nombre de la ciudad proviene de la palabra mapuche “PI-HUE” que significa “lugar de encuentro”.

Allí, la tradición francesa puede encontrarse en los techos en mansarda, en el estilo Art Decó, en la enseñanza de francés en el nivel primario y en las obras de Numa Camille Ayrinhac, pintor francoargentino que retrató a Juan Domingo Perón y a Eva Duarte. También en sus platos típicos.

En Pigüé se disfrutan platos de la gastronomía aveyronesa como el aligot, un puré de papas con queso tomme que le otorga una textura especial, las papas trufadas y choux farsi (repollo relleno con carne). Además se pueden degustar las pascadas “que tradicionalmente se comían luego de la pascua, de ahí viene su nombre. Se elaboran con harina, huevo, leche y espinaca en el caso de las saladas. Las dulces, en cambio, no llevan vegetales y se espolvorean con azúcar”, según detallan en Comidas Pigüenses (FB).

Aligot, plato típico francés de Pigüé, Saavedra

En esa cocina de influencia francesa no podía faltar la omelette. Todos los años, se celebra el aniversario de la ciudad con la Fiesta de la Omelette Gigante, evento que se realiza sólo en siete localidades del mundo, una de ellas Pigüé.

La capital del inmigrante

Así se conoce a la ciudad de Berisso debido a la gran afluencia de inmigrantes de diferentes países que llegaron a la costa del Río de la Plata atraídos por las posibilidades laborales que ofrecían los frigoríficos Switf y Armour, la hilandería, el puerto y los Astilleros de Río Santiago.

Una parte importante de los inmigrantes fueron italianos y españoles aunque también hubo rusos, albaneses, griegos, checoslovacos, yugoslavos, polacos, sirios, libaneses, búlgaros, armenios, ucranianos, lituanos y de otros países. En las últimas décadas se sumaron, portugueses, caboverdianos y ciudadanos de países limítrofes.

En 1978 se llevó a cabo la primera fiesta del inmigrante y, el mismo año, Berisso recibió la declaratoria de “Capital del inmigrante”.

La Asociación de Entidades Extranjeras nuclea actualmente a 27 colectividades que participan todos los años en la celebración provincial con sus comidas típicas y sus danzas tradicionales.

La gastronomía berissense ofrece una multiplicidad de sabores. Sopa de remolacha, varenikes (pasta rellena con papa, carne y cebolla), kapus-tai (repollo), tarta de amapola, los bigos pierogui (pasta polaca), fatay y keppy, dos íconos de la cocina árabe. Estas son algunas de las delicias de una lista interminable y tentadora.

Fiesta Provincial del Inmigrante, Berisso

Afrontar el desarraigo, atravesar distancias y adaptar tradiciones a una nueva tierra, eso hicieron los inmigrantes para comenzar una nueva vida. Esa mezcla de lo foráneo y lo local hace de la diversidad, un sello de la identidad bonaerense.

Categorías
Análisis - Opinión Política Provincia Buenos Aires

1° de Mayo del 2020: el desafío de hoy es organizarnos para el mañana

(Por Federico Ugo)* El valor que tiene el trabajo en nuestra sociedad es indiscutible. Ya lo dijo alguna vez Juan Domingo Perón que “gobernar es crear trabajo”, y diversas corrientes sociales, sindicales y políticas lo reconocen como el ordenador social principal para el buen desarrollo.

Partimos de la concepción peronista de que sin la acción del trabajo es imposible que un país se desarrolle. El trabajo es el factor que permite el crecimiento tanto de la riqueza material como espiritual de la Nación.

Este 1° de Mayo es atípico debido a la cuarentena que estamos atravesando en el marco de la pandemia del Coronavirus. La mayoría de la población económicamente activa no está trabajando, el Ingreso Familiar de Emergencia es un ejemplo que transparenta la necesidad de casi 12 millones de trabajadoras y trabajadores. En este contexto, nos permitimos valorar y reflexionar sobre la importancia que el trabajo tiene sobre nuestra sociedad y los desafíos para poder avanzar en el buen vivir, como una manera de conmemorar el Día de los Trabajadores.

Un aprendizaje en esta pandemia es la importancia del rol activo del Estado para tomar medidas para prevenir los contagios, trabajar en la organización de la comunidad (medidas de aislamiento, distanciamiento, etc), y la preparación de los sistemas sanitarios para atravesar esta coyuntura.

Se han definido tareas esenciales y exceptuadas de la cuarentena que se expresan en las actividades que trabajadoras y trabajadores llevan adelante en servicios de salud, seguridad o la producción y comercialización de alimentos, para dar algunos ejemplos.

También las trabajadoras y los trabajadores de la Economía Popular están tomando un protagonismo invisible en los medios masivos de comunicación, pero bien visible y esencial en cada barrio popular de la provincia de Buenos Aires dando asistencia alimentaria, realizando tareas de infraestructura barrial, produciendo y comercializando productos cooperativos, trabajando en talleres textiles para proveer de barbijos y otros insumos sanitarios, organizando los barrios para fortalecer la prevención.

Cuando leemos que se calcula que por esta pandemia tendremos en Nuestra América al menos 35 millones más de personas bajo línea de pobreza y otras tantas en la indigencia o que se perderán más de 14 millones de empleos en todo el mundo, surge una sola certeza: vamos a salir más pobres de esta cuarentena, necesitaremos más Estado y más comunidad.

Está fuera de discusión que la tarea principal del Gobierno es prevenir y contener el contagio y, en simultáneo, contener económicamente a una sociedad que “se queda en casa”. Pero conmemorar el trabajo también nos dispara pensar el próximo desafío pos cuarentena: reactivar la economía para volver a impulsar el desarrollo productivo y fortalecer los derechos y dignidades que se van deteriorando en este proceso.

No podemos esperar que el mercado genere las condiciones de empleabilidad de los trabajadores y las trabajadoras, sino que es el Estado quien deberá promover dichas condiciones, conduciendo el proceso y articulando con los distintos actores de la economía.

Así como en la cuarentena la Economía Popular tiene un rol importantísimo, también en la salida y la recuperación deberá ser protagonista donde se encuentren propuestas superadoras para los más de cuatro millones de trabajadoras y trabajadores que pertenecen al sector.

Desde el Estado, como parte de un Gobierno que pone al trabajo en un lugar de relevancia, debemos construir junto con los movimientos populares un plan estratégico que permita el desarrollo pleno de este sector invisible pero esencial, que aporta millones de puestos de trabajo y generación de riqueza no solo material sino también social y espiritual.

La construcción de ese plan se debe dar en un proceso participativo que impulse obras de infraestructura social e integración urbana en los barrios, el loteo y regularización de tierra para los pequeños productores del campo, la compra estatal de productos de la Economía Popular, el fortalecimiento de espacios productivos y fábricas recuperadas y el reconocimiento laboral de la inmensa cantidad de trabajadoras del cuidado, entre otros ejes.

También deberemos trabajar en el registro de cada trabajador y trabajadora y de cada unidad productiva existente para reconocer al sector de manera integral. Y será un debate próximo futuro cómo generar las condiciones para asegurar un salario complementario universal que permita un piso de dignidad para cada argentina y argentino.

Mientras siguen cayendo los paradigmas de los actuales modelos económicos, debemos seguir aportando y construyendo proyectos que aseguren mecanismos de distribución de riqueza, plenos derechos de igualdad y acciones de participación popular para fortalecer nuestra democracia y dignificarnos como Pueblo trabajador.

* Subsecretario de Economía Popular de la Provincia de Buenos Aires

Categorías
Berisso Cultura Destacadas Política Provincia Buenos Aires Región Capital Sociedad

Postales desde la calle Nueva York, el kilómetro 0 del peronismo en Argentina

El 17 de octubre de 1945, la política de Argentina cambió para siempre: una multitudinaria marcha obrera dio inicio a una fuerza social que hoy retorna al poder y cuya corriente reivindicó a la clase trabajadora.

(Por Facundo Lo Duca – para Actualidad RT) El 10 de diciembre, el peronista Alberto Fernández asumió formalmente la conducción política de Argentina por el Frente de Todos, luego de derrotar a Mauricio Macri en el ballotage electoral de octubre. El Gobierno saliente, de corte neoliberal, había llegado a la Casa Rosada en 2015, tras 12 años (2003-2015) de peronismo al frente del Ejecutivo. Sin embargo, el líder de Cambiemos pagó el costo de sus políticas de ajuste y endeudamiento externo que derivaron en un crecimiento de la pobreza, el desempleo y una recesión económica que aún se mantiene. El escenario actual lo alejó de un segundo mandato y, sobre todo, allanó el terreno para la llegada de Fernández y el retorno de una de las principales fuerzas políticas del país sudamericano.

Pero ¿cómo puede explicarse el regreso de un movimiento social de tal magnitud? ¿Dónde pueden hallarse retazos que ilustren los inicios de su corriente? ¿Qué es el peronismo?

¡Alerta! Usted está ingresando en zona obrera

Olor a puerto y fierros hirviendo. Así se percibe el ambiente hoy en la calle Nueva York de la ciudad de Berisso, -provincia de Buenos Aires-, a pocos días de la vuelta del peronismo al poder y en medio de un verano agobiante. Los carteles de Alberto Fernández y el Frente de Todos aún cuelgan de algunos árboles que custodian la particular calle. En estos 600 metros de tierra mullida e imponentes estructuras fabriles, convergen dos capítulos fundamentales de la historia del país sudamericano: la epopeya de un movimiento obrero que cambiaría las reglas del juego social y la política, y la desolación de un territorio arrasado por la crisis económica actual.

Cartel que indica ‘Km 0 del peronismo’ en la calle Nueva York, ciudad de Berisso, Argentina

Nueva York, kilómetro 0 del peronismo‘, reza un cartel emplazado en una esquina, con pequeñas imágenes fundacionales del partido que ilustran una época: su líder, el expresidente Juan Domingo Perón; su musa y exprimera dama, Eva Duarte de Perón, y una fecha concreta: 17 de octubre de 1945.  «Esto antes estaba plagado de personas, era como la Avenida. Corrientes (histórica calle comercial de Buenos Aires)», compara Susana Simoncini, integrante de la junta vecinal Amigos de la calle Nueva York, dedicada a preservar este lugar declarado como de interés nacional por el Estado en 2015. «Después, en los años 80, con el cierre de las fábricas, empezó la decadencia», completa.

17 de octubre de 1945. 10.000 trabajadores provenientes de distintas fábricas de Berisso se congregan en esta misma calle: la de Nueva York. Exigen liberar a su líder, Juan Domingo Perón, quien desde su puesto en la Secretaría de Trabajo impulsó diferentes medidas sociales a favor de los obreros y fue detenido por propios funcionarios militares del Gobierno que veían en su figura una amenaza para la conducción del país.

Placa conmemorativa de la huelga del 17 de octubre de 1945

  • «Compañeros, ¡es hora de marchar! ¡Por Perón! Sin miedo, compañeros, sin miedo», apuraba Cipriano Reyes, líder sindical que encabezó a las columnas obreras y que tiempo después se adjudicaría aquella gresca como propia, escribiendo el libro ‘Yo hice el 17 de octubre‘.

Ese día, la mayoría a pie, otros en bicicleta, llegaron hasta una Plaza de Mayo colmada, al frente de la Casa Rosada. Fue una epopeya política sin precedentes: peregrinaron más de 65 kilómetros. «Por eso se lavaban los pies en la fuente de agua, a medida que llegaban. Estaban extenuados», retoma Simoncini. Aquella escena, criticada por los sectores más conservadores de la sociedad de entonces, tras considerarla de «mala educación», volvió a repetirse durante los festejos por la asunción de Fernández el 10 de diciembre. La jornada alcanzó los 32 grados de térmica y llevó a algunos simpatizantes a zambullirse en aguas frescas de una fuente que hoy también forma parte de la historia argentina.

Susana Simoncini, integrante de la junta vecinal Amigos de la calle Nueva York

Casi 75 años después de aquel episodio, las fábricas que sirvieron de punto de encuentro entre los trabajadores parecen no haber cambiado demasiado. Sus fachadas desvencijadas son monumentos que resisten a la embestida inexorable del tiempo. Si bien algunos pequeños emprendimientos industriales mantienen vivo su espíritu de producción, todo el complejo se encuentra hundido en el abandono. Apenas el ruido opaco de una amoladora llega desde algunas ventanas, aunque es desplazado por el sonido de los caños de escapes de motos en la calle. Parece difícil creer que la zona logró albergar más de 120 comercios en los años 30, cuando las dos principales compañías frigoríficas extranjeras (Swift y Armour) funcionaban como los pulmones de Berisso.

Fábricas abandonadas en Berissó, Argentina

Con la llegada de las empresas europeas en 1915, las calles de Nueva York se vieron obligadas a cambiar su fisionomía urbana. Las casas se transformaron en conventillos (viviendas con números cuartos en conjunto) para albergar al aluvión de trabajadores y trabajadoras que arribaban a la ciudad desde distintas provincias, con la única esperanza de emplearse en alguno de los 15.000 puestos que llegó a tener cada fábrica. Sin embargo, las condiciones laborales a las cuales se sometían eran inhumanas: turnos de 17 horas, falta de protección para tareas peligrosas y, sobre todo, despedidos sin justificación. «Si reclamabas algo, afuera había más personas deseosas de hacer tu trabajo. La mayoría inmigrantes de España e Italia», explica Susana.

En 1920, ante el crecimiento de la población, el municipio bericense construyó la Mansión de los obreros, para albergar trabajadores con una modalidad particular: la de la ‘cama caliente’. Dado la imposibilidad de alquilar cuartos individuales debido al número de personas, se ofrecían camas por turnos, es decir, por tiempo de trabajo en las fábricas. Cuando un obrero llegaba, extenuado, de su empleo matutino, esperaba a que otro compañero de un turno diferente abandonase la cama para poder desplomarse en ella. Hoy, aquella Mansión mantiene el arco de piedra que da la bienvenida y el complejo de casas idénticas, algunas todavía con láminas de acero que simulan puertas y ventanas, y pasillos extensos donde funcionan diversos centros comunitarios. Aunque esas camas fustigadas ya no están, el diminuto tamaño de los hogares da cuenta del hacinamiento de aquellos años y que no se diferencian de algunas viviendas actuales, ancladas en asentamientos informales donde el Estado todavía se declara ausente.

Comercios cerrados en Berissó, Argentina, junto a un grafiti de la Mansión del obrero

El camino de Nueva York, pese a la desolación industrial, mantiene algunas tradiciones suprimidas en muchos barrios en el país: hay niños jugando a la pelota en las esquinas levantando cortinas de polvo y familias enteras que conversan en las veredas, con las puertas abiertas de par en par, como cuando el barrio mantenía su pulsión obrera. Las calles están cubiertas por capas y capas de historia, pero el presente también se impone: «La mayoría de los jóvenes ahora acá están desocupadosLos últimos cuatro años fueron los peores en mucho tiempo. Muchos se fueron a otros lugares para probar suerte. Como hicieron los trabajadores cuando cerraron las fábricas», rememora la referente de la junta vecinal.

Un trago en el bar de la desigualdad

Un punto en donde puede entenderse cómo funcionaba la vida social de Argentina en los años 30, y su periodo posterior durante el peronismo, se da en el único bar que tienen las cuadras de la icónica calle: Dawson, fundado por Tomás Guillermo Dawson, de familia irlandesa, en 1918. «Acá solo tenían permitido entrar los ingleses, que dirigían los frigoríficos. El argentino podía pasar, pero a limpiar botas», detalla Santiago Rodríguez, dueño de la mítica cantina desde 2011.

Santiago Rodríguez, dueño de la mítica cantina Dawson

La condición de obrero y capataz dentro del establecimiento, retoma Rodríguez, era marcada ante las tradiciones europeas que no coincidían con las criollas: «A las 5 de la tarde, se bebía el té y se tocaba el piano. La apariencia de cómo vestían también importaba mucho para los ingleses». Pero aquella construcción social se demolió en los años 40 con el ascenso del movimiento peronista y la conquista de diversos derechos sociales. Recién ahí fue que «el obrero podía disfrutar de un trago», al salir de jornada laboral. Sin embargo, la cantina también se vio afectada con el cierre de los frigoríficos en los 80. «Muchos se fueron del barrio en busca de trabajo. La ciudad vivió tiempos difíciles. Pensar que hubo trabajo hasta para 30.000 personas y hoy nos ponemos contentos si vemos a 50 empleados entrando a la fábrica», confiesa el dueño del bar Dawson.

Calle con comercios cerrados en Berissó, Argentina

Aunque Santiago, de 56 años, no fue testigo del apogeo del barrio, sí afirma que sufrió en carne propia su «destrucción» con la gestión de Cambiemos al frente del Gobierno. «Todavía tenemos una deuda de luz por 1.400 dólares. De 14 empleados, pasamos a cinco en 2018. Dejamos de abrir en la semana. Todo se hizo cuesta arriba. Para el barrio fue un golpe directo al bolsillo», asegura.

Son las seis de la tarde y algunos trabajadores parecen salir de las instalaciones de la vieja Swift y dirigirse al bar, mientras Santiago continúa hablando. Pero siguen de largo. «Si lo de afuera se activa (dice y señala a la imponente fábrica), las luces de Nueva York se encienden nuevamente». Y remata: «Este barrio necesita volver a brillar».

Créditos fotográficos: Facundo Lo Duca | RT

Categorías
Institucionales La Plata Universitarias

La Facultad de Ingeniería al rescate de la emblemática Confitería del Molino

Un equipo de ingenieros de la UNLP fue convocado para evaluar la estructura metálica del centenario edificio, que se encontraba en estado de abandono. Los especialistas determinaron que algunos sectores corrían riesgo de derrumbe y propusieron medidas para su recuperación. Ubicada frente al Congreso de la Nación, la confitería fue el punto de encuentro de diversas personalidades de la política y de la cultura del siglo XX. Pasaron por ella, Carlos Gardel, Roberto Arlt, Niní Marshall, Juan Domingo Perón y Madonna, entre otros.

Dicen que sus paredes, descascaradas por el paso del tiempo, atesoran infinidad de historias de la sociedad argentina del siglo pasado. Ubicada en la esquina de Rivadavia y Callao, frente al Congreso de la Nación, la emblemática Confitería del Molino está en vías de recuperar su antiguo esplendor. De ese desafío participan especialistas de la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), quienes trabajan en el rescate del icónico edificio de 6.900 m², -referente del Art Nouveau en la capital porteña y declarado Monumento Histórico Nacional.

Desde 1916 la confitería fue el punto de encuentro de diversas personalidades de la política y la cultura, pero cerró sus puertas en 1997 por razones económicas. En 2014, el Congreso de la Nación aprobó su expropiación y dispuso su puesta en valor debido al preocupante estado de abandono en que se encontraba. Se conformó entonces la Comisión Administradora del Edificio del Molino, la cual convocó al grupo ProInTec I&D – Investigación y Desarrollo en Procesos Industriales y Servicios Tecnológicos, del Departamento de Ingeniería Mecánica de la UNLP, y a expertos de otras disciplinas.

El Edificio del Molino fue diseñado por el arquitecto Francesco Gianotti. Consta de cinco pisos, una terraza con torre-cúpula y tres subsuelos. La confitería funcionaba en planta baja y el salón de fiestas en el primer piso. El tercer subsuelo se utilizaba como depósito de combustible; el segundo contenía cisternas, la sala de máquinas y mantenimiento; y el primer subsuelo se destinaba para la elaboración de pastelería y productos de confitería. Del segundo al quinto piso disponía de departamentos para alquiler y habitaciones de los propietarios. La construcción conserva aún puertas, ventanas, mármoles, manijones de bronce, cerámicas, cristalería y más de 150 m² de vitrales que fueron traídos de Europa por encargue de Gianotti.

El trabajo de los ingenieros de la UNLP consistió en evaluar el grado de degradación de los perfiles de acero que constituyen las estructuras metálicas del edificio. “Nuestra intervención se centra en el hecho de que casi toda la estructura que soporta el edificio es metálica, con perfiles de acero de hace cien años y cero mantenimiento en las últimas dos décadas. El fenómeno de corrosión había avanzado de tal manera que habían desaparecido parte de los perfiles, poniendo en riesgo al edificio”, aseguró el ingeniero Daniel Tovio, coordinador del área de Servicios Tecnológicos del ProInTec I&D.

Tovio integra el equipo de trabajo junto al Dr. Ing. Alfredo González, coordinador del ProInTec I&D; la Ing. Ana Laura Cozzarín, responsable técnica por la Facultad de Ingeniería; y el Ing. Juan Lacoste, coordinador de equipos técnicos. Además, participan profesionales de distintas áreas del ProInTec I&D y becarios alumnos avanzados de la Facultad. Asimismo, colaboran profesionales de la Unidad de Investigación y Desarrollo en Ingeniería Civil (UIDIC) del Departamento de Construcciones.

“Nosotros hicimos un análisis integral del edificio. Relevamos desde el último subsuelo hasta la azotea. Se generaron los planos de planta de toda la construcción, dado que los originales no han sido encontrados, e identificamos las estructuras metálicas existentes en cada uno los pisos. De ese modo, pudimos informar qué perfiles debían ser saneados, cuáles cambiados y cuáles se encontraban en buen estado. También estudiamos la fachada y cada uno de los balcones, y comprobamos que éstos últimos son de diferentes etapas y morfologías constructivas, de hecho algunos cuentan con estructuras metálicas internas y otros no, situación que resultaba desconocida hasta el momento. Un punto destacable entre las actividades realizadas fue el estudio del estado de degradación de los perfiles metálicos que componen la histórica y emblemática marquesina en todo el perímetro de la fachada, la cual se encuentra embellecida por un techo de vitrales, cuya estructura de contención se encontraba fuertemente afectada”, detalló el ingeniero Lacoste.

Entre otras tantas tareas, una fue la evaluación del estado de situación actual del simbólico molino de cuatro aspas, que da nombre al tradicional edificio, siendo uno de los objetivos a futuro que recupere su movimiento original.

Descubriendo lugares inexplorados

Para llevar adelante los trabajos en la confitería, se requirieron de distintas técnicas de inspección, tal como una cámara sonda boroscópica que les permitió observar lugares a los que no se podía acceder, pudiendo ver por dentro cómo estaba construida la estructura metálica y el interior del cielorraso. También utilizaron equipos de ultrasonido para medir el espesor de partes metálicas, determinar el estado de corrosión de los metales y ver las estructuras que estaban en el interior de las columnas de mármol, como caños pluviales.

Cozzarín señaló que el tercer subsuelo era uno de los espacios más comprometidos, dado que permaneció inundado durante años. Debido a ello, un equipo de buzos tuvo que ingresar a poner puntales para evitar el riesgo de colapso. Otra causa del mal estado en que se hallaban las estructuras metálicas de los subsuelos, conjeturan los ingenieros, es que en el primer subsuelo donde funcionaba la panadería seguramente la limpieza se realizaba a base de agua y cloro. “El agua con lavandina se fue filtrando y afectó las estructuras metálicas del techo del segundo subsuelo, que es el que encontramos en estado más crítico. Localizándose sectores donde parte de los perfiles prácticamente habían desaparecido por efecto de los fenómenos de corrosión. También observamos en el techo del primer subsuelo, que es el piso del salón de la confitería, una situación parecida con algún grado menor de deterioro, pero suficiente para que el piso de la planta baja se encuentre abovedado a consecuencia de la corrosión de los perfiles. Esto va generando óxidos que provocan un aumento de volumen, por eso se levanta el piso», detalló Tovio.

En resumen, el trabajo de los ingenieros se dividió en dos etapas. La primera fue de relevamiento, diagnóstico y propuesta de recuperación en cada una de las plantas. Se determinó que el estado más crítico se encontraba en los subsuelos, la perfilería metálica y en las bases de las columnas, por lo que debían ser intervenidos de manera urgente. La segunda etapa, es la inspección de la ejecución de las obras. Cozzarín explicó que el ProInTec I&D cumple un rol de apoyo a la Inspección de Obra. Es decir que, además de las especificaciones que realizó el equipo sobre los trabajos que se debían hacer, se encargan de controlar que las empresas a cargo de las refacciones cumplan con lo especificado.

Metales que develan la historia de una ciudad

Previo a la intervención en la Confitería del Molino, el ProInTec I&D participó de la recuperación edilicia del Palacio del Congreso de la Nación. A partir de ese trabajo, comenzó a gestarse en el grupo una nueva línea de investigación abocada a la restauración de edificios históricos.

“Nuestro grupo tiene algunas líneas de trabajo tradicionales, como el caso de las aleaciones no ferrosas que, con el transcurso del tiempo se han ido fortaleciendo, y otras como la restauración de edificios que viene creciendo. A partir de estas experiencias hemos sido contactados de diferentes organismos e instituciones por trabajos de estas características”, aseguró González.

Estas experiencias de trabajo en edificios históricos han permitido iniciar una nueva línea que tiene que ver con la arqueometalurgia, que es el relevamiento de metales de interés arqueológico a través de técnicas de la metalurgia y de la ciencia de materiales; y con la arqueología urbana, que trabaja sobre piezas metálicas halladas en ciudades y que eran de uso cotidiano de la población.

“La primera actividad en esta línea consistió en evaluar los diferentes componentes metálicos utilizados en la construcción del Edificio del Molino. Con el objeto de dar un mayor sustento teórico, se ha incorporado al equipo de trabajo una arqueóloga que aporta el contexto histórico”, afirmó González.

“Resulta realmente apasionante la información que guardan estos edificios, tanto de los materiales utilizados como de los métodos constructivos empleados. Que podamos rescatarla y ponerla en valor es algo que va a quedar para las futuras generaciones. Quizás dentro de 100 años haya otros equipos de especialistas realizando nuevas intervenciones”, reflexionó el ingeniero.

A lo largo del siglo XX, la Confitería del Molino estuvo en constante vínculo con el Congreso Nacional, tal es así que algunos historiadores la denominaron «la tercera cámara», porque allí se reunían diputados y senadores a seguir debatiendo el tratamiento de leyes. Pasaron por ella personalidades como Alfredo Palacios, Lisandro de la Torre, Carlos Gardel, Roberto Arlt, Niní Marshall y Juan Domingo Perón. También lo hizo Madonna durante su estadía en el país en ocasión de la grabación de la ópera rock Evita. En el video del tema “Love Don’t Live Here Anymore”, de 1996, se la puede ver abrazada a una de las centenarias columnas.

Citando al personaje de la literatura “El Principito” con la frase “lo esencial es invisible a los ojos”, el equipo del ProInTec I&D resaltó la labor realizada por la Facultad de Ingeniería en toda el área estructural del Edificio del Molino. “Carecería totalmente de sentido y utilidad todo el dinero y tiempo invertido en restauraciones, remodelaciones, ideas y proyectos a futuro, si no se cuenta con un edificio que sea capaz de soportar los diversos estados de carga, vibraciones y exigencias físicas a los que se encuentra sometido un lugar destinado a tan diverso conjunto de actividades, como eventos, confitería, oficinas y museo, entre otros, en pleno corazón de la Capital Federal”, concluyeron.

El Edificio del Molino reabrió sus puertas a la comunidad en eventos como el Día Nacional de los Monumentos y durante la Noche de los Museos, ocasiones en las que el público pudo apreciar los avances de su recuperación.

 

Categorías
La Plata Servicios

Vacunación gratuita para mascotas en la plaza Juan Domingo Perón

La Municipalidad de La Plata informó que el consultorio móvil de asistencia veterinaria realizará este sábado una nueva jornada de vacunación antirrábica, desparasitación y atención primaria gratuita para perros y gatos en la plaza Juan Domingo Perón.

En esta oportunidad, la iniciativa que es impulsada por la Dirección de Protección Animal de la Comuna y que recorre distintos puntos de la ciudad, desembarcará en el espacio público de Av. 25 y 60, en el horario de 9 a 12.30 horas.

De esta manera, y con el objetivo de que los vecinos se acerquen con sus mascotas, desde la Comuna se informó que la atención será por orden de llegada y que, en caso de que las condiciones climáticas sean adversas, la jornada será suspendida y reprogramada para una nueva fecha.

Al respecto, el secretario de Convivencia Urbana, Roberto Di Grazia, sostuvo que “con estas jornadas no solo apuntamos a preservar la salud y el bienestar de las mascotas de los vecinos, sino que también apuntamos a garantizar la salud pública de todos los ciudadanos”, y agregó que “en lo que va del año fueron miles los vecinos que se acercaron al consultorio móvil municipal”.

Asimismo, la directora de Protección Animal, Dolores Oliva, destacó: “Hemos recorrido todas las localidades de la ciudad y lo seguiremos haciendo para otorgar a los platenses la oportunidad de ocuparse de manera consciente de sus perros o gatos, promoviendo la tenencia responsable de animales”.

Por último, se informó que la vacunación y desparasitación de mascotas también se realiza de forma gratuita de martes a jueves, de 8 a 14 horas, en la sede de Protección Animal de Tolosa, ubicada en 528 bis y 2 bis.

Categorías
3° Sección Berisso Política

Misa católica por el Natalicio de Juan Domingo Perón

(Solicitada) En el día de hoy, 8 de octubre del corriente año, se celebrará una Misa por el aniversarios del natalicio del 3 veces Presidente Constitucional, Juan Domingo Perón.

Ella se realizará en la Parroquia Nuestra Señora de Loreto, en calle 11 y 146, a las 19:00 hs. Y será oficiada por el sacerdote Julio César Palarino Castro.

A los 124 años del nacimiento del Estadista y creador de la ponencia filosófica «Comunidad Organizada» participamos a todos del oficio religioso.

Mariana Cecilia Astorga
Militante Peronista
Pte. Del Partido Fe Berisso

Categorías
3° Sección Berisso Política

Claudia Rucci pasó por Berisso en su recorrido del frente Juntos por el Cambio

Ese viernes se hizo presente en Berisso, Claudia Rucci fue recibida en la Casa de Cultura, por el intendente Jorge Nedela, la directora de el lugar Nadia Gerbes, la Coordinadora del Centro Cultural «Papa Francisco», precandidata a concejal, Silvina Di Renta, y Mariana Astorga, presidente del Partido Fe local, con quién se conocen desde hace muchos años y han compartido espacios políticos y conductor político, Gerónimo «Momo» Venegas quien también ocupará hasta su fallecimiento el mismo cargo que su padre.

Luego de la visita a Casa de Cultura, se acercaron para dejar una ofrenda floral en los bustos de Eva y Juan Perón, donde una nutrida presencia de Peronista reconocidos de la ciudad, entre ellos Carlos Geymonat (autoridad del Partido Fe), Héctor Astorga, Presidente del Centro de Estudio del Modelo Argentino para el proyecto Nacional (CEMAr), Vivian «Salomé» Chediak, autoridad provincial del Partido UNIR, entre otros se hicieron presentes para saludarla afectuosamente.

Claudia Rucci 3
Claudia Rucci pasó por Berisso en su recorrido del frente Juntos por el Cambio 05
Claudia Rucci pasó por Berisso en su recorrido del frente Juntos por el Cambio 01
Claudia Rucci pasó por Berisso en su recorrido del frente Juntos por el Cambio 02
Claudia Rucci 1
Claudia Rucci pasó por Berisso en su recorrido del frente Juntos por el Cambio 03
Claudia Rucci pasó por Berisso en su recorrido del frente Juntos por el Cambio 06
Claudia Rucci pasó por Berisso en su recorrido del frente Juntos por el Cambio 07

En el lugar Jorge Nedela le pidio unas palabras alusivas a Mariana Astorga quién refiero «José Ignacio Rucci pára los peronistas es sinónimo de lealtad». Luego tomo la palabras el Intendente Nedela quien manifestó «soy un militante del abrazo Perón-Balbin…porque para una argentino no hay nada mejor que otro argentino» y por último Rucci cerró remarcando «porque soy Peronista estoy acá».

Luego de unas palabras alusivas, teniendo en cuenta que Claudia Rucci, hija del sindicalista José Ignacio Rucci, dirigente perteneciente a la Unión Obrera Metalúrgica, cercano al ex presidente Juan Domingo Perón, quien fuera asesinado el 25 de septiembre de 1973, la candidata a senadora colocó una ofrenda floral en el busto de Eva Perón ubicado en el Parque Cívico.

Posteriormente se dirigieron hacia las instalaciones del Teatro Municipal Cine Victoria, espacio que tendrá su primera función como tal el 3 de agosto con el espectáculo “Mi Berisso”.

Rucci, recordó a su padre e hizo referencia “al gran legado, la lealtad con uno mismo, la lealtad a las propias convicciones y perseverar en ellas”.

Claudia Rucci pasó por Berisso en su recorrido del frente Juntos por el Cambio 09
Claudia Rucci 2
Claudia Rucci pasó por Berisso en su recorrido del frente Juntos por el Cambio 10

Finalmente, se brindó una conferencia de prensa de la que participaron medios locales. Actualmente continúa con su actividad parlamentaria y con encuentros con dirigentes políticos y sociales, con el objetivo de construir una alternativa política al actual gobierno.

Categorías
Destacadas Gremiales Nacionales Política

Murió el expresidente Fernando de la Rúa

El ex presidente Fernando de la Rúa, que permanecía internado en un centro médico de la Ciudad de Buenos Aires, falleció esta madrugada como consecuencia del agravamiento de sus problemas de salud. El presidente Mauricio Macri lamentó el fallecimiento del ex Presidente de la Rúa a través de un mensaje por Twitter.

A los 81 años falleció esta madrugada el expresidente Fernándo de la Rúa, a causa de una insuficiencia renal y cardíaca.

La noticia fue confirmada por el presidente Mauricio Macri. «Lamento el fallecimiento del ex presidente Fernando de la Rúa. Su trayectoria democrática merece el reconocimiento de todos los argentinos. Acompañamos a su familia en este momento», anunció en su cuenta de Twitter.

De la Rúa fue presidente de la Argentina entre 1999 y 2001, y debió dejar su cargo debido a la profunda crisis económica que atravesó la Argentina en esos años, y que es considerada la peor crisis de la historia del país.

El 19 de diciembre de 2001, De la Rúa declaró el estado de sitio y al día siguiente renunció a la presidencia. Su salida del poder fue épica: salió de la Casa Rosada en helicóptero, y se convirtió en una imagen que quedará en la memoria e historia de todos los argentinos. «Renuncié porque la realidad me superaba», dijo De la Rúa en un reportaje en 2011 al cumplirse 10 años de su salida del Gobierno.

Los restos del ex presidente de la Nación Fernando de la Rúa serán velados este martes 09/07 en el Congreso Nacional desde las 14 y hasta las 20, según se informó en la Cámara de Diputados.

El dirigente radical Fernando de la Rúa, fue el primer jefe de Gobierno electo en la ciudad de Buenos Aires y presidente de la Nación durante la malograda Alianza que determinó su precipitada salida dos años antes de completar su mandato, en diciembre de 2001.

Nacido en la ciudad de Córdoba el 15 de septiembre de 1937, redondeó en las filas de la Unión Cívica Radical (UCR) una extensa trayectoria política que incluye haber sido 3 veces senador y ocupado una vez una banca de diputado.

Su debut en la función pública fue como asesor jurídico en el Ministerio del Interior que encabezaba Juan Palmero durante el gobierno de Arturo Illia (1963-1966) y en abril de 1973 fue elegido senador por Buenos Aires al derrotar al peronismo en su hora de mayor apogeo, con lo que se convirtió en el más joven en ocupar una banca en la Cámara Alta.

En septiembre de 1973 fue compañero de fórmula presidencial del por entonces líder radical Ricardo Balbín, que fue derrotada por la de Juan Domingo PerónMaría Estela Martínez de Perón.

Con el golpe de estado del 24 de marzo de 1976, De la Rúa retomó su profesión de abogado y 7 años después, en 1983, con la vuelta de la democracia, se enfrentó a Raúl Alfonsín en la interna de la UCR en representación del balbinismo, pero perdió con quien después sería electo presidente de la Nación.

En las elecciones de octubre de 1983, ganó nuevamente una banca de senador por la capital federal al imponerse ante el peronista Carlos Ruckauf. En 1989 volvió a triunfar en las urnas para revalidar su banca, pero la perdió porque una alianza del peronismo con los neoliberales de la Ucedé en el colegio electoral se la entregó a Eduardo Vaca. En 1991 resultó elegido diputado por Buenos Aires y presidió el bloque radical, hasta que en 1993 llegó al Senado por tercera vez.

Como jefe de Gobierno porteño retomó obras abandonadas, amplió la red de subterráneos,recuperó importantes espacios para convertirlos en paseos públicos y comenzó la descentralización por barrios. Abandonó su cargo meses antes de terminar su mandato, para asumir la Presidencia de la Nación.

En 1997 se había formado la Alianza por el Trabajo, la Justicia y la Educación (luego conocida como la Alianza), con la UCR y el Frente País Solidario (Frepaso) como principales socios, que se impuso al peronismo en las elecciones de medio término con el 45% de los votos.

Al año siguiente De la Rúa resultó ganador de las primarias abiertas de la Alianza para elegir candidato presidencial: venció a la frepasista Graciela Fernández Meijide gracias al apoyo de las estructuras de la UCR de todo el país.

Ya ungido candidato, en 1999 la fórmula que integró con el frepasista Carlos «Chacho» Álvarez se impuso con el 48,5 % de los sufragios ante la peronista formada por Eduardo Duhalde y Ramón Ortega.

A la delicada situación económica que afrontó De la Rúa en su gobierno, se sumó una crisis por disputas dentro de la Alianza, cuestionamientos a su liderazgo y una denuncia de pago de coimas en el Senado para sancionar una ley de flexibilización laboral que desembocó en la renuncia de Álvarez a la vicepresidencia.

La renuncia de Álvarez hirió de muerte a la sociedad UCR-Frepaso en medio de un creciente descontento popular, con piquetes y protestas potenciados por fuertes recortes del gasto público y la aplicación del «corralito» que terminó por retener todos los depósitos bancarios en medio de un colapso financiero.

En la mañana del 20 de diciembre, De la Rúa renunciaba a la Presidencia y se iba de la Casa Rosada en un helicóptero luego de fracasar en alcanzar un acuerdo político que garantizara la gobernabilidad del país.

Su última aparición pública se dio en el marco de la cumbre del G20 que se realizó en noviembre pasado en la ciudad de Buenos Aires. El ex presidente participó de la gala que se llevó a cabo en el Teatro Colón.

Dirigentes de todos los espacios políticos expresaron esta mañana a través de las redes sociales sus condolencias por la muerte del ex presidente Fernando de la Rúa y destacaron su «trayectoria democrática» en la vida política argentina.

La líder de la Coalición Cívica, la diputada Elisa Carrió, escribió en su cuenta: “Lamento el fallecimiento del ex Presidente Fernando de la Rúa. Acompaño a su familia y amigos en este doloroso momento. QEPD”.

En el mismo sentido, la vicepresidenta Gabriela Michetti envió «un saludo muy especial a su familia y amigos en este difícil momento».

Por su parte, el precandidato presidencial del Frente de Todos, Alberto Fernández, señaló a través de su cuenta de Twitter: «Lamento el fallecimiento del ex presidente Fernando De la Rúa. Mis condolencias a sus familiares y amigos».

La precandidata a vicepresidenta y ex mandataria Cristina Fernández de Kirchner -quien se encuentra en Cuba acompañando a su hija- expresó: «Nuestras condolencias a familiares y amigos del ex presidente Fernando De la Rúa».

En tanto, la ministra de Seguridad, Patricia Bullrich, lo recordó como «un hombre que buscó siempre fortalecer la democracia de nuestro país», mientras que su par de Defensa en el gabinete, el radical Oscar Aguad, dijo que fue «un demócrata que puso las instituciones por encima de sus intereses personales».

El titular del Sistema Federal de Medios y Contenidos Públicos, Hernán Lombardi, señaló que tuvo una «vida de trayectoria democrática dedicada al servicio público» y se manifestó «honrado de haberlo acompañado en tiempos difíciles».

El ex vicepresidente y actual senador radical Julio Cobos‏ destacó que fue un “hombre fundamental en la historia del radicalismo, con una importante carrera legislativa, jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires y Presidente de nuestro país”, y agregó: “Que descanse en paz”.

En tanto, Juan Manzur, gobernador de Tucumán -donde hoy se desarrollan los actos centrales por el 9 de julio- sumó sus condolencias y recordó que fue “el tercer mandatario elegido por el pueblo desde el retorno de la democracia en nuestro país”, al tiempo que envió su “pésame a su familia en nombre de los tucumanos”.

También Federico Pinedo, Miguel Angel Pichetto y Sergio Massa enviaron sus condolencias a la familia y amigos del ex mandatario fallecido esta mañana.

La ex ministra del gobierno de de la Rúa, Graciela Fernández Meijide, destacó -en declaraciones a Futurock- que “hizo todo para gobernar lo mejor que pudo” y consideró que “seguramente habrá afectado en su salud cómo terminó su gestión política”. (NCN)

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas Nacionales Política Sociedad

A 45 años de la muerte de Perón, el líder que marcó un antes y un después en la historia argentina

El general Juan Domingo Perón, fundador del movimiento de masas que signó la historia de Argentina, fallecía hace 45 años en el ejercicio de su tercera presidencia constitucional, con lo que el país quedaba huérfano de liderazgo en medio de una creciente espiral de violencia política que anticipaba la irrupción del terrorismo de Estado.

El viejo líder eligió dejar Madrid para volver definitivamente al país el 20 de junio de 1973, y de esta forma le ponía fin un exilio de 18 años.

Pero lo que debía ser una fiesta popular que iba a celebrarse en la inmediaciones del aeropuerto de Ezeiza se convirtió en un confuso y nunca esclarecido enfrentamiento.

Sectores de izquierda y derecha del peronismo chocaron a sangre y fuego en una jornada que dejó un saldo impreciso de muertos y heridos.

Esos hechos determinaron la renuncia de Héctor Cámpora a la presidencia, tras 49 días de gobierno, y el llamado adelantado a elecciones en la cuales el viejo caudillo se presentó en una fórmula junto a María Estela Martínez de Perón, conocida popularmente como Isabelita.

El 23 de septiembre, Perón se consagró presidente por tercera vez con el 62 por ciento de los votos, en tanto que la fórmula del radicalismo que integraban Ricardo Balbín y Fernando de la Rúa obtenía el 24 por ciento de los votos.

Sin embargo, la confrontación entre los sectores ortodoxos y la tendencia revolucionaria del peronismo prosiguieron y se convirtieron en una constante a partir del segundo semestre de 1973.

Dos días después de este contundente triunfo electoral, el dirigente metalúrgico José Ignacio Rucci era asesinado a balazos en las calles del barrio de Flores, en un hecho que llevó el signo de la organización Montoneros.

Paralelamente, la banda parapolicial Tripe A (Alianza Anticomunista Argentina), bajo el amparo del ministro de Bienestar Social, José López Rega, había iniciado una campaña de persecución y asesinatos contra dirigentes y personalidades identificadas con posturas de izquierda.

En medio de las tensiones entre la izquierda y la derecha del peronismo, El 1 de mayo, durante una concentración en Plaza de Mayo, Perón llamó «imberbes y estúpidos» a los Montoneros, que se retiraron en medio del discurso del líder.

En ese mismo mes, se registró una inflación del 3 por ciento; había desabastecimiento de algunos productos de la canasta básica y, ante este panorama, Perón decidió dirigirse a la población por cadena nacional de radio y TV, en el mediodía del 12 de junio.

La CGT decretó un paro en respaldo al Presidente y en cuestión de horas la Plaza de Mayo estaba llena, y en ese escenario, Perón cerró su ultimo discurso con una frase que quedó marcada a fuego en la memoria popular: «Llevo en mis oídos la más maravillosa música que es la palabra del pueblo argentino».

La salud de Perón empieza a empeorar en la ultima quincena de junio y el sábado 29, en horas del mediodía, debe delegar el mando en Isabel.

En la mañana del lunes 1 de julio de 1974, Perón recibe la extremaunción de parte del sacerdote Héctor Ponzio en Olivos y ese día a las 13.15, los médicos Pedro Cossio y Jorge Taiana, junto con los doctores Domingo Liotta y Pedro Vázquez, firman el certificado de defunción.

«Ha muerto un apóstol de la paz y la no violencia», anunció con voz entrecortada por televisión Isabel, la mujer que desde ese día gobernará el país hasta el 24 de marzo de 1976, cuando un golpe cívico militar la derrocó.

La congoja popular ante la pérdida del hombre que había concedido derechos sociales y ciudadanos a los trabajadores argentinos era enorme, tanto como la incertidumbre que provocaba el vacío político que dejaba con su ausencia. (Télam)

Categorías
Destacadas Nacionales Política

Cristina Kirchner pasó por el PJ y se puso “a disposición” para formar un amplio frente electoral

La expresidenta apareció sorpresivamente en la sede de la calle Matheu, donde fue la única oradora. José Luis Gioja aclaró que “su identificación con el peronismo nunca fue cuestionada”. Hubo guiños a Sergio Massa. Antes de fin de mes habrá definiciones.

La cumbre del Partido Justicialista (PJ) de este martes cobró un volumen político inesperado. Sorpresivamente, la senadora y expresidenta Cristina Kirchner se acercó a la sede de la calle Matheu para participar de la reunión, donde se puso “a disposición” para conformar un amplio frente electoral, que quedará delineado antes de fin de mes.

Tras 16 años sin pisar el histórico local partidario, Cristina no solo se hizo presente, sino que fue la única oradora del encuentro. A lo largo de 50 minutos, la exmandataria hizo un llamado a la unidad para enfrentar a Cambiemos en las urnas, aunque mantuvo el misterio y no reveló si será candidata.

La posibilidad de ir a las PASO quedó abierta, según explicó en conferencia de prensa el titular del partido, José Luis Gioja. “Necesitamos un frente electoral con reglas del juego muy claras, con un acuerdo sobre 15 o 20 puntos básicos”, indicó, y agregó que si eso no se logra, “el mecanismo será el de Primarias Abiertas, Simultáneas y Obligatorias”.

“No sé si Cristina va a ser o no candidata, lo que sí sé es que va a tener un rol central”, deslizó el diputado nacional, y aclaró: “Su identificación con el peronismo nunca ha sido cuestionada. Nunca dudamos de su peronismo ni de su capacidad de ser oposición y de ser hoy la primera referente de la política argentina”.

Gioja se vio obligado a hacer esa aclaración en medio de la sorpresa que generó la participación de Cristina, que en 2015 rechazó competir en las PASO contra su exministro Florencio Randazzo, quien se quedó con el sello del PJ. La expresidenta fundó en esa oportunidad su propio partido, Unidad Ciudadana.

“La idea que tenemos es que hay que hacer este frente antes de que finalice mayo”, proclamó Gioja, y ante una pregunta de la prensa, señaló que el mensaje le cabe “a (Sergio) Massa y a todos los que están en las mismas condiciones que él, porque necesitamos de esa unidad”.

El sanjuanino apuntó que “hay un montón de compañeros que no están en esta estructura formal que piensan lo mismo” y reiteró “el llamado para que estén” en el futuro frente, que según adelantó, incluirá a espacios como Proyecto Sur y Libres del Sur. El objetivo, dijo, será “dar la batalla y derrotar a este gobierno que ha fracasado gobernando la Argentina”.

Del encuentro participaron, entre otros, el exfuncionario kirchnerista Oscar Parrilli; el líder de Camioneros, Hugo Moyano; los gobernadores Gildo Insfrán (Formosa), Rosana Bertone (Tierra del Fuego) y Lucía Corpacci (Catamarca), y el exjefe de Gabinete Alberto Fernández, desde hace tiempo muy cercano a la exmandataria.

La foto de los presentes fue dada a conocer en las redes sociales del PJ minutos después del ingreso de Cristina, y allí también se vio al titular del PJ bonaerense, Fernando Gray; la intendenta de La Matanza, Verónica Magario; los diputados Felipe Solá, Agustín Rossi, Daniel Scioli -precandidato presidencial-, Eduardo “Wado” De Pedro y Cristina Álvarez Rodríguez, y el dirigente Fernando “Chino” Navarro.

Hubo cuatro dirigentes que “se excusaron de ir”: el secretario general de la CGT, Héctor Daer -presente en la sede de la central obrera-, Antonio Caló, de la UOM; el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá; y su par de Chaco, Domingo Peppo.

“Tuvimos la grata visita de la expresidenta de la Nación, que quería venir a conversar con los compañeros de la conducción formal del justicialismo”, comentó Gioja, y añadió que Cristina “trazó un panorama más que interesante del país”.

Además, la senadora volvió a referirse a la necesidad de suscribir un contrato social, tal como expresó la semana pasada en la presentación de su libro, “Sinceramente”, en la Feria del Libro. “Quedó claro que no es el pacto social de (Juan Domingo) Perón con José Ber Gelbard porque es otra época”, aclaró Gioja.(Parlamentario.com)