El kirchenrismo y la izquierda, se disputaron la calle por los 40 años del golpe

Tiempo de Lectura: 2 minutos

Las movilizaciones por el 40° aniversario del golpe militar acapararon las calles del centro porteño, aunque en dos bandos bien diferenciados: mientras la izquierda partió desde el Congreso, La Cámpora y el resto de las agrupaciones kirchneristas llegaron poco después del mediodía a Plaza de Mayo.

Hebe de Bonafini arribó cerca de las 14 en un colectivo junto a Aníbal Fernández y los periodistas Edgardo Mocca y Pablo Llonto, identificados con el kirchnerismo.

Enseguida se mezclaron con las columnas de La Cámpora, sindicatos, el Movimiento Evita y Kolina. Había muchas pintadas contra Barack Obama, quien en simultáneo paseaba por el lago Nahuel Huapi, en Bariloche.

“¿Cuándo vuelve Cristina?, le preguntó LPO a un ex ministro de Cristina que recorrió la Plaza. “En estos días”, aseguró. LPO pudo ver un auto de la embajada de Venezuela, con diplomáticos dispuestos a pedir memoria y justicia.

La Cámpora fue la organización que movilizó más gente, desde la 9 de julio por avenida de Mayo con Andrés “Cuervo” Larroque a la cabeza. También hubo una fuerte presencia sindical, en especial de los gremios de taxistas de Omar Viviani, el de canillitas y los docentes de Suteba. En tanto que se pudo ver una columna de la Juventud Sindical, una facción asociada a Facundo Moyano.

En el Congreso la historia era más parecida a la de cada 24 de marzo: agrupaciones de izquierda, de la más variada gama, preparados para partir a Plaza de Mayo cuando terminara la proclama del kirchnerismo. Las más grandes eran las del MTS, Partido Obrero, PTS, CTA.

El MAS improvisó una murga frente al Congreso, con canciones contra Mauricio Macri musicalizadas con los hit de Maramá.

Pero no hubo muchas consignas contra el presidente ni contra Barack Obama como en el bunker kirchnerista, tal vez porque estas agrupaciones son las que ayer se sacaron las ganas quemando banderas de Estados Unidos frente a la sociedad rural.

Los grupos de izquierda se movilizaron por diagonal norte luego de que uno de los locutores del acto kirchnerista le pidiera al público, luego de las seis de la tarde, que comenzara a desalojar la Plaza para dar paso a “la otra marcha”. Fue una muestra del pacto de no agresión entre el peronismo y la izquierda, que ahora comparten el discurso contra Macri. Aunque se pudo escuchar a un par de raperos subidos a un colectivo del PO en el que atacaban a Macri y a los gobernadores peronistas, a quienes acusaron de “ajustadores”.

No abundaba policía en ningún lado pero tampoco se registraron incidentes. En Corrientes y Callo efectivos de la Policía Federal simulaban dejar libre un carril. Nadie buscaba pasar.

LPO

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto: