Categorías
Ciencias - Tecnologías Comercio - Industria Servicios Sociedad

¿Es seguro pedir un préstamo desde un celular?

Las aplicaciones para préstamos personales en Argentina es una nueva tendencia que se va encrestando cada vez más por su facilidad de acceder desde que los teléfonos celulares o Smartphone y se van volviendo fundamental de nuestra vida.

Este modelo se llama Fintech, que es la fusión de las palabras “Financial Technology” que se la utiliza en la industria financiera que aplica nuevas tecnologías a actividades financieras y de inversión, como pedir un préstamo en línea a través de una app.

A los nuevos usuarios tal vez se hagan la pregunta si “¿es seguro pedir un préstamo desde un celular?”. Para responder debe saber que el principal objetivo de estas plataformas digitales es ayudar a solucionar situaciones económicas complicadas o urgentes de una manera fácil y rápida mediante el préstamo de cantidades pequeñas de dinero que sean fácilmente pagables. De esta manera puedes llevar a cabo tus planes, como iniciar un negocio o arreglar el auto.

Por esta razón, las fintech’s están dirigido para clientes a los que se enfrentan a una serie de retos y estricta normativa que en la Argentina lo regula el estado nacional, a través de distintas dependencias de Seguridad, Justicia e Informática junto al Banco Central. Las financieras electrónicas están obligadas al cumplimiento estricto y no debe pasar por alto al usuario que esté pensando en contratarlas sin por ello asumir ningún tipo de riesgo.

Protección de datos

Como toda la información es tan sensible que manejan de los usuarios, para cumplir con la normativa estas compañías están obligadas a respetar el principio de calidad de los datos, el de legalidad del tratamiento y el de consentimiento informado entre ambos, financiera y cliente.

No pueden recoger más datos de los necesarios para cumplir con la finalidad para la que han sido contratadas, y la necesidad de que además estos estén actualizados. Por ejemplo, no es necesario que sepan la dirección del cliente. Pero no todas las financieras o bancos electrónicos solicitan datos exclusivamente relacionados con su actividad principal de los individuos.

Para asegurar que un consentimiento es válido en el mundo digital es necesario recurrir a mecanismos de autenticación expresos que le otorguen una mayor credibilidad a la autorización por parte del usuario (tales como DNI, CUIT/CUIL, fotos de la persona, etc.). Para esto el usuario debe comprender fácilmente las condiciones por medio de un usar un lenguaje sencillo para que no halla errores o se oculte información.

Seguridad

Todas las apps de financieras y bancos están obligadas a adoptar medidas de seguridad de índole técnica y organizativa. Los mecanismos de seguridad deben ser suficientemente adecuados desde un momento inicial (antes del propio pedido de préstamo de dinero), y que la ‘fintech’ sea capaz de demostrar el cumplimiento de todas las obligaciones establecidas. En este sentido, uno de los mayores obstáculos a los que se enfrentan es el de la autenticación de los usuarios.

La doble autenticación de datos a través del email o un sms al celular hasta el momento parece ser un mecanismo más seguro, siempre y cuando sea por un canal distinto que no sea la aplicación de la fintech.

Por último, en todos estos casos lo más recomendable es siempre leer detenidamente las condiciones de uso y la información aparecida en la página web de las financieras electrónicas y, en caso de duda, consultar con la propia ‘fintech’ por medio de los mecanismos que utilice para atención del cliente.