Categorías
5° Sección Buenos Aires Política Salud Servicios Tandil

Homero Giles: “Hablar de rentabilidad con IOMA es perverso para la salud de las y los bonaerenses”

Las declaraciones que formuló el presidente del Círculo Médico de Tandil, Diego Macagno, tras la reunión que mantuvo con los integrantes de la Comisión de Salud del Concejo Deliberante de esa ciudad, son la prueba irrefutable de que “detrás del conflicto hay un interés de rentabilidad de parte de los médicos” que de manera unilateral decidieron cortar las prestaciones a los afiliados de IOMA, dijo el director de la región General Pueyrredón, Santiago González. En esa línea, el presidente de la obra social, Homero Giles, señaló que es “perverso hablar de rentabilidad ante IOMA”.

Homero Giles, subrayó en este particular que “hablan de rentabilidad porque tratan y entienden a la salud como un negocio”, convencido de que con esta concepción “ponen en riesgo la salud de las personas. No somos una empresa de medicina prepaga, somos la obra social de las y los bonaerenses y recaudamos un cuarto de los ingresos de esas empresas. Por eso –insistió- hablar de rentabilidad con nosotros es sencillamente perverso”.

“Las afiliadas y afiliados a la obra social son docentes de las escuelas donde estos profesionales estudiaron y estudian sus hijas y sus hijos, la gente de Tandil; son policías que nos cuidan todos los días, sus colegas de los hospitales que le pusieron el cuerpo a la pandemia, trabajadores municipales que limpian las calles. No son empresarios ni terratenientes”, expresó Giles

En este sentido, el titular de IOMA se preguntó, “¿pueden mirarlos a la cara y decirles que no los van a atender porque ganan poco?”.
Giles resaltó que “todo esto está avalado y orquestado por el Círculo Médico de Tandil, que no mueve un dedo para contener a los especialistas y valida que corten el servicio”, dijo el Presidente de IOMA.

Macagno aseguró en declaraciones periodísticas que “algunos médicos, de algunas especialidades, están cansados” porque “ven que no les es redituable, que les lleva mucho tiempo administrativo y de trámites la llegada de sus honorarios”.

El presidente de IOMA reconoció que, “en comparación con una prepaga, el valor de una consulta de la obra social es bajo, como también es baja la recaudación del Instituto, pero un médico de categoría B cobra 490 pesos la consulta, factura tres por hora y, en relación, percibe por ese tiempo muchísimo más que cualquier otro profesional de la Provincia”, dijo Homero Giles.

Con respecto al argumento de la “pérdida de tiempo administrativo y de trámites”, el director de General Pueyrredón –la Región del Instituto de la que depende Tandil- Santiago González, explicó que “todos aquellos profesionales que estén interesados en atender a la población afiliatoria de IOMA pueden inscribirse y facturar de manera ágil y sencilla desde la página oficial de la obra social”, accediendo por el botón “prestadores”.

Para ello deben ingresar a la web oficial de IOMA www.ioma.gba.gov.ar o directamente cliclear en https://sistemas.ioma.gba.gov.ar/Sip/Home/Postulacion

Recordemos que esta semana el Directorio de IOMA declaró el estado de emergencia para las prestaciones vinculadas a Traumatología, Ortopedia, Ginecología y Obstetricia en el distrito de Tandil, a raíz de la baja de los médicos de esas especialidades, que adujeron, en primera instancia, retrasos en los pagos que de ningún modo se ajustan a la realidad.