Categorías
Análisis - Opinión Derechos Humanos Destacadas Nacionales Política Sociedad

La situación de los niños y jóvenes en la Argentina de Cambiemos

     

(Por Simón Franco) Durante el debate presidencial del 2015 previo al ballotage, el moderador «neutral» Marcelo Bonelli, comenzó una de las preguntas afirmando que en Argentina el 23% de los niños eran pobres. Apenas dos años después, los datos de Unicef muestran que el porcentaje de niños debajo de la línea de la pobreza aumentó al 47% de los cuales casi la mitad se encuentra directamente en la indigencia.

En un contexto en el que la pobreza y el desempleo han aumentado alarmantemente, los niños y adolescentes han sido uno de los sectores más afectados. 5,6 millones de niñas y niños en situación de pobreza son el reflejo del total desamparo estatal y la falta de políticas públicas .Lejos en el tiempo quedó la promesa de Mauricio Macri en plena campaña cuando afirmó que «siempre nuestra principal preocupación son nuestros niños.»

Si bien quedaron sin resolver temas claves, como la precaria situación de los niños de pueblos originarios o la persistencia de casos de desnutrición infantil en varios puntos del país, es justo afirmar que durante el periodo 2003-2015 se lograron avances significativos y ampliación de derechos en el sector infantil-juvenil. Durante ese periodo la mortalidad infantil disminuyó hasta solo ser del 1%, el porcentaje de jóvenes que pudieron terminar el secundario trepó hasta un 83% y el trabajo infantil se redujo a un 4%. Además, desde organismos internacionales como UNICEF, se resaltó la eficacia de políticas de estado como la Asignación Universal Por Hijo, en la reducción de la pobreza infantil y la desigualdad social.

El actual gobierno no logró construir en base a este crecimiento, y en la mayoría de los casos desmanteló las políticas y coberturas dirigidas al sector infantil. El oficialismo emprendió una política de endurecimiento hacia los niños y jóvenes de los sectores másvulnerables, impulsando por ejemplo, la baja de la imputabilidad y las razzias y detenciones masivas y arbitrarias. Este marco ideológicollevó al ex ministro de educación Esteban Bullrich a jactarse de que «Cada día hay un pibe más preso».

Según muestran los trabajos de investigación de Unicef, o el informe realizado por el partido Unidad Popular en conjunto con la CTA, cerca de la mitad de los niños del país no cuentan con cobertura de seguros médicos, existe un acceso deficitario a recursos didácticos básicos en las escuelas públicas y alrededor de 653 mil niños y adolescentes de los sectores más vulnerables no asisten al sistema educativo. Además, pese a que un 9,8% de los niños es víctima de violencia familiar, el gobierno ha cerrado decenas de refugios.

Finalmente, ante este panorama, múltiples organismos y ONG han repudiado el accionar del gobierno. El Foro por la Niñez exigió por medio de varios comunicados el cese inmediato de los recortes masivos en presupuestos destinados a los Servicios Locales de promoción y protección de los Derechos de los niños así como también la puesta en marcha de organismos pilares de la Ley 13.298 como el Observatorio Social y el Defensor del Niño. UNICEF por su parte exhortó al ejecutivo a la implementación urgente de políticas públicas en los sectores más marginados y garantizar a los niños la vivienda, el saneamiento básico y vivir en un entorno de protección entre otros derechos fundamentales.

Fuentes:

Foro Por la Niñez: https://goo.gl/up94BN

Unicef Argentina: https://goo.gl/c4UUVy  | https://goo.gl/daPjfL

Unidad Popular: http://corrienteup.org.ar/2017/01/continuidades-y-rupturas-de-los-gobiernos-en-la-provincia-de-buenos-aires-informe/