Categorías
San Isidro Buenos Aires Destacadas La Plata Lanús Política San Miguel Tres de Febrero Vicente López

Sin PASO no hay paraíso: seis distritos (casi) imposibles para el FdT

La titánica tarea de ordenar sin interna donde gobierna Juntos. La lapicera de la cúpula y el pataleo del Evita. Entre la supervivencia y el batacazo.

Al calor del debate interno sobre la posible suspensión de las Primarias Abiertas Simultáneas y Obligatorias (PASO) que impulsan algunos sectores del Frente de Todos (FdT), la dirigencia oficialista empieza a preguntarse cómo ordenarse sin la herramienta de las primarias en distritos gobernados por Juntos; con matices, La Plata, Lanús, Tres de Febrero, San Isidro, Vicente López y San Miguel son las comunas más complicadas. Si bien en algunos de esos distritos aún sobrevive la esperanza de dar el batacazo y arrebatárselos a la oposición, en otros, la unidad es casi un instinto de supervivencia. “Para la próxima elección no sobra nadie, cómo sea, tienen que estar todos adentro”, grafica un dirigente de peso.

Segú publicó el portal Letra P, la suspensión de ese turno electoral empezó a ser empujado por gobernadores del oficialismo, el massismo y el kirchnerismo, aunque nunca tuvo el apoyo de la Casa Rosada y los movimientos sociales. Con el correr de las semanas, perdió algo de fuerza debido a la dificultad del FdT para conseguir los votos necesarios y, días atrás, con la avanzada que, en lugar de quitarlas, propone retrasar las primarias. Fue el propio Máximo Kirchner quien puso esa posibilidad sobre la mesa. El miércoles 26, no obstante, el diputado rionegrino Luis Di Giácomo, presidente del bloque Provincias Unidas, aliado al Frente de Todos, presentó un proyecto para derogarlas.

El caso de La Plata es emblemático. Con un peronismo atomizado, el intendente macrista Julio Garro no tiene adversario o adversaria a la vista para la batalla de 2023 en la que buscaría la segunda reelección. El FdT tiene en la diputada Victoria Tolosa Paz y la presidenta del Instituto Cultural bonaerense, Florencia Saintout, a las dos personas sobresalientes en la tropa frentetodista, pero ambas transitan un camino de espinas: la primera reporta a la tropa malherida del presidente Alberto Fernández; la segunda, alineada a La Cámpora, terminó recalando en el gobierno de Axel Kicillof sin haber competido en los comicios de 2021.

Ambas se enfrentaron en las urnas en 2019 para competir por la intendencia. Saintout ganó la interna y aunque el FdT le sacó ocho puntos de diferencia a la lista que encabezó Garro, en las generales el intendente logró una remontada histórica y ganó aventajando por ocho puntos al peronismo. Hay quienes afirman que la clave del fracaso frentetodista se debió a la imposibilidad de una militancia conjunta entre ambas.

Pese a que en los últimos días Tolosa Paz se mostró a favor del debate respecto de la suspensión de las PASO, en su entorno lo ven complicado. “Acá no hay lapicera que pueda ordenar la interna, necesitamos de esa herramienta”, afirmó a Letra P un hombre cercano a la diputada.

A caballo de la exposición que ganó Sergio Massa en el Ministerio de Economía, suben las acciones del titular de la Comisión Nacional de Regulación del Transporte (CNRT), José Ramón Arteaga. Este dirigente tiene un alto conocimiento en la población de la Octava Sección: durante muchos años ocupó una banca en el Concejo Deliberante y compitió por la intendencia.

Lanús es uno de los distritos donde el peronismo cree que con inteligencia política y un poco de viento a favor es posible derrotar al candidato del PRO. La próxima elección la consideran una “oportunidad única”, ya que el actual intendente, Néstor Grindetti, no se presentará a la reelección y dejará ese lugar para su jefe de Gabinete, Diego Kravetz.

El problema para el FdT es que en ese distrito todas las tribus de peso de la coalición oficialista tienen aspiraciones. Se anotan el concejal camporista y ex viceministro de Justicia, Julián Álvarez; el diputado provincial y hombre de Massa Nicolás Russo; el concejal y dirigente del Movimiento Evita, Agustín Balladares y el titular de Lotería de la provincia de Buenos Aires, Omar Galdurralde, con el apoyo del jefe de Gabinete provincial, Martín Insaurralde.

En la última elección legislativa, la lista de Juntos ganó sólo por un punto a la liderada por Álvarez, vencedor de la interna peronista, por lo que el dirigente de La Cámpora pica en punta como favorito para una posible lista de unidad. Sin embargo, en el campamento massista se esperanzan con que en la negociación grande el ministro de Economía pida por la candidatura de Russo.

Mientras tanto, el Evita saca chapa de segundo en la última interna y también quiere competir. “Si no hay PASO, o logramos madurez política para llegar a un acuerdo o que lo definen arriba, como parte de acuerdos más grandes, con amplio consenso… si no es así perdemos la oportunidad”, afirmó un dirigente lanusense, al tiempo que planteó que por difícil que sea hay que tener a todos adentro en la elección general si se quiere ganar.

En Tres de Febrero, también sobrevive la expectativa de la dirigencia peronista, aunque en el distrito gobernado por Diego Valenzuela (PRO), el Frente de Todos perdió por diez puntos la elección pasada. Si bien hay un consenso más amplio respecto de la candidatura del camporista Juan Debandi y creen que no habría mayores inconvenientes en conseguir la unidad, el Movimiento Evita patalea porque quiere competir, el dirigente de Somos Barrios de Pie, Daniel Menéndez, pone toda su estructura en la calle pensando en una candidatura, y sectores minoritarios, como la denominada Mesa Peronista, liderada por Horacio Alonso, podrían no encuadrarse fácilmente.

En el grupo de distritos imposibles para el Frente de Todos se anota Vicente López, a cargo de la intendenta interina Soledad Martínez y conducido por Jorge Macri; San Isidro, gobernado hace más de dos décadas por el radical Gustavo Posse y San Miguel, que tiene a cargo de la intendencia a Jaime Méndez y de la jefatura política, al peronista amarillo Joaquín de la Torre.

En estos no hay expectativa alguna en las filas del Frente de Todos de ganar la elección, pero se necesita que la discusión interna no sea un caos en pos de la propia supervivencia.

En Vicente López, Juntos le sacó 36 puntos al FdT en 2021. Antes, en las PASO, el peronismo no logró los consensos necesarios y compitieron tres listas. Si bien en una de esas listas confluyeron kirchneristas, el Frente Renovador y el Movimiento Evita, este último quiere competir con el concejal Joaquín Noya; del otro lado está, además, la dirigencia referenciada en el canciller Santiago Cafiero, piedra en el zapato de la unidad en estos distritos.

En San Isidro hay choque de pesos pesados. Por un lado, está el sector referenciado en la senadora provincial Teresa García, aliada al massismo en manos del director del Bapro, Sebastián Galmarini, sector que se quedó con la conducción del PJ local; por otro, el referenciado en Cafiero. Ambos sectores mantienen fuertes diferencias. En 2021, la lista de Posse le sacó 27 puntos al Frente de Todos.

En San Miguel, donde la lista apadrinada por De la Torre ganó por 16 puntos en la elección legislativa, será difícil que comulguen las partes representadas, por un lado, en el concejal Juanjo Castro, hombre de Cafiero y quien encabezó la lista local en la pasada elección legislativa y el dirigente y excandidato a intendente Franco Laporta; una disputa que tomó temperatura hace semanas, tras el apoyo en el distrito de la intendente interina de Merlo, Karina Menéndez, al primero. (Letra P)


<strong>Apoya económicamente con EL CORREO GRÁFICO</strong>
Si te gusta lo que hacemos, te pedimos que nos ayudes a avanzar ejerciendo nuestro servicio periodístico con la mayor independencia y objetividad posible por medio de una colaboración económica. Ingresá en matecito.co/elcorreografico o cafecito.app/elcorreografico

DecoPrimeraJunta Cortinas Roller 1