Categorías
Berisso Buenos Aires Ensenada Gremiales La Plata Política Región Capital

Trabajadores del Astillero se aferran a un acta de Vidal y reclaman jubilarse por el IPS

Piden que se les reconozca un acuerdo de 2017 en el que se les permitía retirarse por la Provincia pese a tener más aportes en la Anses

El derrotero empezó hace unos cinco años, cuando después de más de 40 de haber trabajado en el Astillero Río Santiago tuvieron que jubilarse y quisieron acogerse al régimen bonaerense del Instituto de Previsión Social (IPS). Pero les fue vedado, entre otros motivos, por contar con más aportes a la Anses que al IPS. Comenzaba entonces un reclamo que los llevaría a recorrer los laberintos burocráticos donde todavía siguen enredados: así es, al menos, para 31 de los 36 que iniciaron el reclamo; tres desistieron y optaron por el sistema de la Anses; otros dos, murieron en la espera.

Aunque en rigor, para estos hombres de La Plata, Berisso y Ensenada (cuyos nombres se mantienen en reserva a pedido de los trabajadores) se trata de una historia de algún modo previsible y que se remonta algunos años más atrás. Por ejemplo, a agosto de 1993, cuando el Astillero salió de la órbita del Ministerio de Defensa de la Nación y pasó a depender de la Provincia de Buenos Aires. O al 4 de noviembre de 2010, cuando bajo la gestión de Daniel Scioli, por Ley 14.198, se estableció al IPS como caja previsional de la fábrica naval bonaerense.

“Pero la normativa determinaba que para poder jubilarte por el IPS debías trabajar en el Astillero en el momento del traspaso de Nación a Provincia y varios nos habíamos ido”, explica uno de los 31 que hoy sostiene el pedido ante la caja jubilatoria, la Fiscalía de Estado y la Asesoría General de Gobierno, las tres patas bonaerenses que entienden en la cuestión.

En las decenas de casos, por ejemplo, se advierte el de aquellos que entre fines de la década del ‘60 y principios del ‘90 aportaron durante 22 años a la Anses, renunciaron al Astillero y volvieron al promediar los ‘90 -cuando ya se había concretado el traspaso a la Provincia- para finalmente jubilarse en 2016. Como aportaron menos años al IPS que a la Anses y como además no se desempañaban en el taller al momento de su transferencia, se les impidieron los beneficios de la caja jubilatoria bonaerense.

Hasta que en 2017, en una de las paritarias del sector con el gobierno de María Eugenia Vidal, asomó para ellos una luz de esperanza a la que todavía se aferran. Como parte de ese acuerdo -rubricado apenas un año antes de las violentas protestas que operarios del Astillero protagonizaron en defensa de sus puestos de trabajo-, el IPS accedió “con carácter excepcional y extraordinario” a otorgar el beneficio demandado por los mencionados 36 trabajadores. El acta, como podrá deducir el lector, nunca llegó a efectivizarse.

Por eso es que, tras el cambio de gestión, el reducido grupo de 31 operarios -entre los que hay técnicos, carpiteros y mecánicos- vuelve a la carga para pedir que la Provincia reconozca “todos los años de aportes que llevamos esperando”. Un monto que, sin embargo, no fue precisado.

Ya los trabajadores le hicieron llegar al gobernador, Axel Kicillof, el listado con los nombres de quienes aspiran poder pasar a la órbita del IPS, cuyos beneficios resultan mucho más ventajosos que los de la Anses. Pues, entre otras cuestiones y a diferencia de lo que sucede en la Nación, asegura movilidad automática de los haberes porque los aumentos de sueldos que consigue el personal en actividad se trasladan a los pasivos.

Además, el cálculo de la Anses toma los últimos diez años de trabajo, mientras que en la Provincia se consideran los tres mejores años de aportes consecutivos o los cinco mejores alternados. Así, el jubilado bonaerense puede retirarse con el mejor cargo que tuvo, lo que no ocurre con el régimen nacional.

Para los trabajadores, el IPS y la Fiscalía de Estado son del parecer de aplicar lo suscripto en el acta. Algo que no ocurriría con la Asesoría de Gobierno, donde, tal como admitieron fuentes oficiales, “no aceptan que una paritaria cambie el rol de la caja jubilatoria”. Esto es, cuestionan que aquella paritaria alcanzada durante la gestión Vidal haya validado poder jubilarse en el IPS a pesar de contar con menos años de aportes en la Provincia.

No obstante esto, fuentes del Instituto de Previsión Social aseguraron a este diario que trabajan junto a los ministerios de Trabajo y Producción bonaerense “para poder resolver el reclamo”. (El Día)