Categorías
Institucionales Nacionales Política

Trotta participó de una videoconferencia con más de 100 jóvenes de Scholas

     

El titular de la cartera educativa nacional, dialogó con jóvenes de Scholas en el marco del III Ciber encuentro por el COVID-19


El ministro de Educación de la Nación, Nicolás Trotta, participó del III Ciber encuentro de jóvenes de Scholas por el COVID-19 fomentado por la Iglesia Católica que reunió a más de 120 participantes de más de 60 ciudades y de 15 países del mundo, con el objetivo de transmitirles los principales desafíos que enfrenta hoy el sistema educativo mundial y de compartir experiencias solidarias, inclusivas y de acompañamiento.

Durante la videoconferencia, Trotta expresó: “Nos encontramos en un momento de reflexión sobre cómo podemos construir sociedades más comprometidas con el otro, sociedades que le tiendan la mano a quienes más necesitan de la presencia del Estado. El mundo está signado por una profunda desigualdad y la pandemia nos enseña que la única manera de enfrentarla es con solidaridad”.

El funcionario saludó la iniciativa de Scholas y explicó que “el desafío que hoy tiene nuestro sistema educativo es que todas las niñas, niños y adolescentes sigan aprendiendo; pero más importante aún, es poder acompañarlos y contenerlos en un contexto atípico en que sus vidas cotidianas y la relación con muchos de sus afectos se ha visto modificada repentinamente”.

Scholas está realizando este tipo de encuentros virtuales entre estudiantes de todo el mundo con el propósito de generar espacios de encuentro y darle voz a los jóvenes. Se busca conocer la realidad que viven sus pares en otros lugares del mundo y compartir sus sensaciones.

Los estudios de impacto realizados por el área de Evaluación de la organización y avalados por 16 universidades de distintos lugares del mundo, revelaron que a partir de estos encuentros disminuyó el sentimiento de soledad en un 44,68% y disminuyó el nerviosismo y la intranquilidad en un 50,95%. Del mismo modo, disminuyó la tristeza en un 73,49% y aumentó la motivación en un 33%. También se produjo un incremento en intensidad de la alegría/felicidad en un 71,15%, un aumento de la esperanza en un 45,40% y las ganas de hacer cosas por otros jóvenes en un 52,35%.