Categorías
Córdoba Corrientes Medio Ambiente Neuquén Servicios Sociedad Tierra del Fuego Turismo

5 Destinos ideales para la Observación de Aves

Misiones, Córdoba, Ushuaia, San Martín de los Andes y Corrientes presentan una gran variedad de opciones para conocer los hábitos, comportamientos, colores y principales características de las aves que vuelan los cielos argentinos.

La Observación de Aves (Birdwatching) es una de las actividades turísticas emergentes más sustentables que puede hacerse al aire libre, descubriendo, estudiando y conociendo la importante diversidad que habita y vuela los cielos de nuestro país.

El avistaje de aves es una forma distinta de recorrer el país, interactuando y disfrutando de la naturaleza en destinos como: Misiones, Córdoba, Ushuaia, San Martín de los Andes y Corrientes. Al pensar en viajar, tres de cada cuatro viajeros argentinos (el 73%) piensa tomarse tiempo para disfrutar de pequeños placeres como pasar tiempo al aire libre durante sus vacaciones; mientras que más de la mitad (56%) de los viajeros argentinos expresaron sus deseos de volver a viajar y apreciar la belleza natural del país. 

Por eso, Booking.com nos invita a volar, para buscar los binoculares y empezar a descubrir las aves que vuelan por los cielos argentinos.

Misiones

Es la provincia que hospeda a las Cataratas del Iguazú, una de las 7 maravillas del mundo, declaradas en 1984 por la UNESCO como patrimonio natural de la humanidad. Las Cataratas se encuentran ubicadas en el Parque Nacional Iguazú que además ofrece a sus visitantes una biodiversidad increíble en la selva misionera. Allí confluyen alrededor de 80 de mamíferos, reptiles, peces, insectos, mariposas y más de 500 especies de aves transformándolo en un lugar ideal para los avistajes de tucanes, carpinteros, bailarines y el batará pecho negro, entre otros, que sobrevuelan este increíble ecosistema.

Córdoba

La provincia mediterránea cuenta con dos opciones muy características para el avisaje de aves. Las mismas se ubican en el Parque Nacional Quebrada del Condorito y Mar Chiquita. El Parque Nacional Quebrada del Condorito es un destino obligado para todo amante de las aves. Allí, uno de sus principales protagonistas es el Cóndor Andino que por sus dimensiones y su vuelo atrae la atención de todos los visitantes de la zona. El cóndor convive con otras especies que pueden encontrarse en la zona como el halcón peregrino, el “canastero serrano” y el “gaucho cola blanca” entre otros.

En tanto que si nos dirigimos hacia Mar Chiquita, podremos descubrir flamencos, cisnes de cuello negro, golondrinas patagónicas y macáes plateados en un ecosistema enmarcado por la belleza de su laguna y atardeceres sin igual.

Ushuaia

La ciudad del Fin del Mundo, además de contar con increíbles paisajes naturales presenta la posibilidad de conocer y descubrir algunas de las aves que recorren los cielos más australes del planeta. En las cercanías del glaciar Martial se pueden encontrar con el cóndor andino, el aguilucho común, el perico austral, zorzales, pájaros carpinteros, bandurrias, cauquenes y decenas de otras especies. Algunas, incluso, pueden encontrarse en la misma ciudad o en su atractiva costanera.

San Martín de los Andes

La localidad turística neuquina reúne a 180 especies de aves en un marco natural increíble. Entre montañas, lagos y bosques podemos descubrir cóndores, pájaros carpinteros, cabecitas negras, águilas mora y bandurrias. A la posibilidad de descubrir las distintas especies de aves que sobrevuelan sus paisajes naturales se suman la atracción del Lago Lacar con su gran extensión y profundidad de aguas azules y el impactante Cerro Chapelco.

Corrientes

La provincia es uno de los grandes escenarios para el avisaje de aves en Argentina. Cuenta con más de 350 especies para descubrir en un ecosistema sin igual y es visitada por turistas de todo el mundo. Los distintos lodges de los Esteros del Iberá ofrecen diferentes alternativas para que los viajeros, equipados algunos de ellos con la más alta tecnología, puedan descubrir al alyabirú, el yetapá de collar,  al capuchino, al mirasol grande, al águila negra y la monjita dominica, entre otros.