Categorías
Análisis - Opinión Comercio - Industria Destacadas Nacionales Sociedad

Ante la crisis lo que crece en el país son las inversiones vía internet con poco capital y altos retornos

La constante crisis económica que atraviesa la Argentina, cada día que pasa la ciudadanía en general ya no le cree, ni al gobierno de Mauricio Macri que se va y ni del entrante de Alberto Fernández, ya que sólo gobiernan para el pequeño grupo de políticos,  financieras y economías que solo demuestra que solo con la propia acción de uno sobre los mecanismos económicos seremos capaces de salir de esta situación.

Una manera que muchos argentinos han encontrado para multiplicar sus pesos, o los pocos dólares que permite comprar el Banco Central, es invertirlos en las bancas electrónicas, llamada “Opciones Binarias”, para clientes argentinos que utilicen este link: click.

Este servicio es una  inversión en la bolsa, una inversión bursátil (“trading”, en el lenguaje de los corredores)  en opciones binarias,  que consiste del análisis del mercado de las monedas extranjeras para invertir mediante distintas operaciones para obtener buenos beneficios de rentabilidad.

Europa prohíbe las opciones binarias y limita los CFD (de sus siglas del inglés, contratos por diferencias) ya que, por ejemplo, dependiendo del intermediario, permite apostar hasta 200 veces el dinero disponible. En los casos más extremos y durante las promociones más agresivas se llega incluso a las 400 veces. Este nivel supondría invertir por el equivalente a 400.000 euros con tan solo 1.000 en la cuenta.

Si le  interesa este tipo de inversión, para iniciarse en el mercado de divisas de opciones binarias, llamado Forex, necesitará un broker, que es un especialista, sea una persona o agencia que sepa encontrar el vendedor de la moneda que se desea comprar y posteriormente el comprador, cuando el trader  (Inversor) crea conveniente vender. Asimismo, es conveniente encontrar a un broker que nos aconseje sobre la viabilidad o conveniencia de realizar tal o cual inversión, de la forma más acertada posible.

Hay que tener en cuenta de no negarse a la posibilidad de perder dinero en la inversión de opciones binarias, Forex o cualquier otro tipo de acciones en bolsa. Si esto le preocupa y es preferible ganar menos dinero pero reduciendo a cero las posibilidades de pérdidas, entonces lo más adecuado será ver alguno de los productos financieros que ofrece el Banco de la Nación Argentina, como el plazo fijo, los fondos comunes de inversión o los bonos y acciones; en vez de opciones binarias.

Hay que tener mucho cuidado en las múltiples opciones binarias que circulan en la web, ya que existen portales como Pocket Option Argentina, que según distintos informes, está orquestada por la “mafia rusa” para dar protección a corredores bursátiles que no  están regulados y permitirles robar el dinero a cualquier persona y no es regulado por ningún organismo reconocido de opciones binarias, la IFMRRC (en inglés, Centro Internacional de Regulación de Relaciones con los Mercados Financieros),y que no goza de seriedad y que ha defraudado y robado a muchos usuarios, tanto en Europa como en Latinoamérica.

En cualquier caso, si se va a invertir en opciones binarias, que impliquen una posibilidad de pérdida, recuerde el dinero invertido no debe nunca estar reservado para alguna utilidad, para una urgencia o para cualquier pago, debe ser siempre aquel del que podemos deshacernos sin que nos cause un perjuicio real, más allá que el puramente emocional.

Por último hay que tener presente que se debe tributar el impuesto a las ganancias en Argentina sobre la totalidad de sus ganancias presentando su declaración de rentabilidad anual a la AFIP cuando corresponda, que será en un periodo aproximado de cinco meses después de la fecha del cierre del ejercicio fiscal.

Categorías
Comercio - Industria Destacadas Institucionales Nacionales Servicios

Buscan bajar las tasas de interés de las tarjetas de crédito

El diputado nacional Jorge Lacoste, (Cambiemos-Entre Ríos), presentó un proyecto de declaración para que el Banco Central de la República Argentina (BCRA) convoque a las entidades financieras, comerciales o bancarias emisoras de tarjetas de crédito para evaluar una solución al problema que generan las altas tasas de interés de los saldos financiados de las tarjetas a fin de implementar una línea de préstamos para que los titulares puedan optar por consolidar la deuda y refinanciarla a largo plazo a tasas razonables.

Lacoste señaló que “la actual crisis económica que vivimos los argentinos, motivada en alguna medida por la situación internacional que castigó a las economías emergentes y por los desequilibrios de años en nuestras cuentas públicas, está afectando fuertemente a las economías familiares y al consumo en comercios.”

Además el legislador explicó que la ley N° 25.065, de tarjetas de crédito permite que las familias puedan “financiar compras en cuotas y saldos al realizar un pago mínimo en cada período, permitiendo a los titulares administrar financieramente el gasto del hogar”. Sin embargo el diputado remarcó que “al sinceramiento de tarifas que impactó de lleno en el bolsillo del usuario, debemos sumarle las dos últimas corridas cambiarias que depreciaron el valor de nuestra moneda, llevando la cotización del dólar estadounidense de $ 20,54 (al 27/04/2018) a $ 38,88 (al 04/09/2018) lo que va a provocar nuevos incrementos en las tarifas de los servicios, aumentos en las tasas de interés que cobra el sistema financiero, pérdida de precios de referencia en la economía, y fuertes subas en los artículos de consumo masivos necesarios para la vida cotidiana de la familia. Esta alteración extraordinaria en la economía comenzó a resentir el sistema de pagos, incluyendo el de las tarjetas que afecta directamente la economía doméstica de los hogares.”

Lacoste también mencionó informaciones periodísticas que altertan sobre este problema como la nota publicada en Clarín “el 23 de agosto de 2018 en su edición digital, que titula ‘Alerta por el efecto Bola de Nieve. El retraso en el pago de los préstamos y tarjetas aumentó al mayor nivel en 8 años’.”. El diputado además citó el Informe Monetario de agosto de 2018 del BCRA que da a conocer que el financiamiento con tarjeta de crédito tuvo una variación interanual del 38,4%, con un saldo de préstamos de un monto de $ 327.593 millones y que la tasa de interés promedio en agosto se estima en un 60,72% (un 25% más que la tasa de préstamos personales que promedió los 48,58%) más el Impuesto al Valor Agregado (IVA) del 21%.

Por último Lacoste indicó que si bien existe la posibilidad de plantear extrajudicialmente una solución a una alteracion extraordinaria de las circunstancias de un contrato, “creemos oportuno y tranquilizador, para millones de titulares de tarjetas, que el BCRA convoque a las entidades emisoras para estudiar una adecuación de saldos y proponer unalínea de préstamos que permita, con tasas y plazos razonables, que las familias puedan honrar sus deudas evitando la quiebra de las finanzas del hogar y angustiosos procesos judiciales o extrajudiciales. Situación que profundizará la caída de la actividadeconómica por la disminución del consumo, afectando la cadena de pagos de comercios y empresas, que terminará finalmente afectando al sector financiero”.(NCN)