Categorías
Nacionales Política Provincia Tercera Sección

Cristina reinició la campaña con una reunión con intendentes de la Tercera Sección

La expresidenta, Taiana y Espinoza se juntaron en Lomas de Zamora con Insaurralde, Cascallares, Ferraresi, Gray, Secco y Pereyra.

(Noticias Argentinas) – La candidata a senadora nacional de Unidad Ciudadana en Buenos Aires, Cristina Kirchner, se reunió este viernes con intendentes de la Tercera Sección Electoral en la localidad de Lomas de Zamora, en el reinicio de la campaña tras las PASO, mientras aguarda los resultados oficiales de esa contienda.

La expresidenta estuvo junto a su compañero de lista Jorge Taiana y a los intendentes Martín Insaurralde (Lomas de Zamora), Mariano Cascallares (Almirante Brown), Jorge Ferraresi (Avellaneda), Fernando Gray (Esteban Echeverría), Mario Secco (Ensenada), y Julio Pereyra (Florencio Varela).

También participó el candidato a diputado nacional de Unidad Ciudadana Fernando Espinoza, en representación de la jefa comunal de La Matanza, Verónica Magario.

Al momento de la foto grupal, la exmandataria generó un aplauso entre los presentes por «la nena» que va a tener Insaurralde con la modelo Jesica Cirio, que nacerá a fines de octubre.

«Te va a volver loco la nena», le dijo Cristina Kirchner al intendente de Lomas de Zamora, a lo que Taiana agregó entre risas: «Después de las elecciones vas a poder dormir mucho».

También, le preguntó por el nombre de la beba, pero Insaurralde dijo que todavía no lo tenían decidido.

La exjefa de Estado retomó este viernes el contacto con los intendentes, a fin de ir alineando a la tropa de la cara a lo que resta de campaña rumbo a octubre.

Categorías
Destacadas Política Provincia

La foto que viene: .@danielscioli y .@minsaurralde sellando su unión

El lomense Martín Insaurralde se decidió, lo convencieron y lo ‘obligaron’: No sólo no abandonará el espacio del Frente para la Victoria, sino que acordó con el gobernador Daniel Scioli y podría vérselos juntos en un acto este miércoles. Alejandro Granados habría concretado la unión y los números habrían obligado al marido de la vedette, Jésica Cirio, mantenerse en su espacio.

Finalmente parece que el lomense Martín Insaurralde no sólo no abandonará el espacio del Frente para la Victoria, sino que acordó con el gobernador Daniel Scioli y podría vérselos juntos en un acto el próximo miércoles.

Así trascendió en las últimas horas. Según publicó el diario ‘La Nación’, el intendente de Lomas de Zamora se reunió hace algunos días con el mandatario bonaerense Daniel Scioli, y el "celestino" de este encuentro habría sido el titular de la cartera de Seguridad, Alejandro Granados.

"El reencuentro de Scioli e Insaurralde, que se mostrarán juntos el miércoles, fue apadrinado por Alejandro Granados. El mismo que regaló al intendente el Boucher de un hotel de La Matanza para su noche de bodas con Jésica Cirio. Granados dedica horas a este tejido. Se ve que resolvió el problema de la seguridad. ¿Cómo caerá en el kirchnerismo la reconciliación del hombre-naranja? Patricio Mussi había tratado a Insaurralde de mercenario. Y el arqueólogo Carlos Kunkel calificó a Jésica de bataclana. Pero para Scioli el amor es más fuerte", se leyó en el mencionado matutino.

Insaurralde había coqueteado con Sergio Massa y las especulaciones sobre un posible salto al Frente Renovador, generaron que dirigentes del oficialismo los cuestionaran. También se especuló con un acuerdo con su par de San Isidro, Gustavo Posse, pero fracasó tras su pase al macrismo.

Según el sitio ‘Letra P’, las encuestas le dan mejor performance electoral con la sigla del FpV, que con el traje massista porque aseguran que a Insaurralde lo siguen identificando con el oficialismo, y el pase le generaría mucho desgaste.

Ahora se espera que el miércoles, el gobernador y el ex diputado nacional, se muestren juntos en un acto para terminar de sellar lo que hasta ahora se muestra como un secreto a voces.

Será en Lomas de Zamora, cuando ambos pongan en funciones al nuevo cuerpo de la policía local. Se trata de 300 uniformados que comenzarán a desarrollar tareas en el distrito.

Desde el bunker sciolista prefieren no anticipar acuerdos, ni referirse al tema. En efecto, según mencionan, prefieren que sea el ex diputado nacional, quien aclare "de qué lado está".

Si Insaurralde sigue en el FpV será un gran golpe a Massa en la 3ra. Sección, que el tigrense no logra perforar. Apenas logra tener Almirante Brown en la sección más grande de la provincia.

Y aunque ello no le impidió las victorias de 2013 no logra dar un sólo paso significativo en aquel territorio.

Como dicen, "si querés tener chances de ganar la Provincia tenés que tener adentro la Tercera". Sucede que la 3ra. Sección electoral es clave: con casi 4,1 millones electores, ese territorio es el más grande de la provincia.

Está conformado por 19 comunas y las 3 más grandes representan nada más y nada menos que el 35% del padrón bonaerense. ¿Cuánto de todo ese terreno gobierna Massa? Prácticamente, nada.

El Espejo Noticias

Categorías
Destacadas Política

Millonarias campañas de gobernadores, legisladores e intendentes, fuera de la ley

Scioli, Massa, Randazzo, Insaurralde y Mussi, entre otros, se destacan por los ingentes recursos que ya destinan a sus campañas de posicionamiento. Los delitos cometidos y los por cometer.

En la medida en que se acercan las cruciales elecciones presidenciales de octubre del año próximo, la oposición (la mediática y la política) denuncia al oficialismo por decenas de actos de corrupción en la administración del Estado. Una precampaña electoral de posicionamiento de candidatos, que incluye a gobernadores, legisladores e intendentes en ejercicio que aspiran a diversos cargos, ha puesto sobre el tapete la cuestión del financiamiento de la actividad política.

Las estimaciones del gasto de algunos de esos precandidatos dispararon investigaciones periodísticas y el partido Socialista presentó, el pasado 18 de noviembre, una denuncia en el juzgado de María Romilda Servini de Cubría, encargada del control de las elecciones en el distrito capitalino.

A la vista está que se estaría violando la ley electoral y también la de financiamiento de los partidos, esto sin mencionar que podrían estarse cometiendo delitos contra administraciones públicas provinciales y comunales. O hasta el de dádivas, por el que ya existen resonantes investigaciones contra el vicepresidente Amado Boudou y el ex secretario de Transporte Ricardo Jaime.

El proselitismo en la vía pública es el objeto de esta investigación fotográfica de gacetamercantil.com, en la que puede verse una decena de gigantografías en los accesos Norte y Sur que dan pie, cuanto menos, a la sospecha de una serie de graves irregularidades con costos millonarios, tanto blancos (aunque disfrazados) como negros.

El gobernador bonaerense y precandidato (K?) a la presidencia, Daniel Scioli, cuenta con dos tipos de publicidades: las estatales que dan cuenta de las obras de su gobierno con el slogan Buenos Aires activa; y las enteramente proselitistas bajo el lema Scioli 2015, más otras donde solo se lee la palabra «Presidente», todas sobre fondos de color naranja. Desde la Provincia aseguran que las primeras se costean con el presupuesto de publicidad, que como el entero de la Administración pasó por la aprobación parlamentaria; y que las segundas son financiadas por las agrupaciones del peronismo que impulsan a Scioli.

El caso de Sergio Massa es distinto. El ex intendente de Tigre no cuenta con fondos del Estado para gastar en publicidad. Sin embargo, la cantidad y el tamaño de los carteles que ha distribuido, en particular en el Conurbano bonaerense, indican que, a poco más de un año de los comicios presidenciales el candidato del Frente Renovador ya dispone de aportes sustantivos. Cerca de él aseguran que no es así y recurren a la coartada de Scioli: Los candidatos de cada lugar y sus agrupaciones hacen los aportes, argumentan. Es cierto que hay una importante cantidad de avisos en los que Massa aparece abrazado o al lado de un candidato a intendente o a concejal, pero ninguno compite con los institucionales, esos en los que ahora el legislador nacional aparece mirando a un horizonte imaginario a la izquierda de un invocación a un país distinto. O los cientos en los que aparece junto a algo parecido a una ecuación: «+A15».

Por otra parte, el sucesor de Massa en Tigre como intendente, Julio Zamora, parece haberse visto obligado a destinar parte (¿o todo?) el presupuesto publicitario de su comuna para acompañar a su protector. Todos los tigrenses aportan con sus impuestos, lo que a esta altura parece ser un detalle sin importancia.

Darío Giustozzi, el ex intendente de Almirante Brown que hace un año se sumó a Massa por la presunta promesa de que sería su candidato a gobernador, es otro de los protagonistas de la precampaña ilegal. Dicen sus gigantografías, entre otras generalidades: «Yo quiero que vivamos mejor». Giustozzi muestra las mismas mañas que otros, pero no se cuida: sin fondos públicos a su alcance sería interesante escucharle decir de dónde provienen el dinero que ha gastado hasta ahora.

El ministro de Interior y Transporte, Florencio Randazzo, quien asegura que será preprecandidato a Presidente en las PASO del oficialismo, comenzó a poblar las autopistas con una foto de una reciente inauguración de obras ferroviarias junto a Cristina en la que el letrero asegura: «El desafío es seguir transformado». No hay en este caso agrupación que se haga cargo de la contratación de la cartelería.

El caso de Martín Insaurralde es atípico: su instalación mediática se debió, hasta el momento, a su paso por el programa de Marcelo Tinelli, «Showmatch», en sucesivas visitas a su entonces novia, Jesica Cirio. El ahora nuevamente alcalde de Lomas necesitó gastar muy poco en vía pública gracias a esa megaexposición que le garantizó el aire en el ciclo de Canal 13.

El presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez, es muy probable que cumpla con los requisitos legales: son muy pocos los avisos y todos tienen el pie de firma de su agrupación, el Movimiento San Martín.

La campaña de Patricio Mussi, el precandidato a gobernador bonaerense que promueve el ministro de Infraestructura, Julio De Vido, quedó expuesta en las últimas semanas: en el acceso Sur conviven carteles de Mussi 2015, que probablemente sean financiados por las agrupaciones, como afirman sciolistas y massistas, con otros en los que la cara del joven candidato se funde sobre un pie que admite su procedencia: son pagas por los contribuyentes de la Municipalidad de Berazategui.

Gaceta Mercantil