Categorías
Gremiales La Plata Política Provincia

Baradel acomodó a Lorena Riesgo en el gobierno de Kicillof

Basta escuchar hablar a Roberto Baradel para descubrir que no es el mismo tipo combativo que solía ser durante el gobierno de Mauricio Macri.

De hecho, el titular de Suteba dijo el 14 de enero que «no debería haber problemas» con la paritaria que viene con el gobernador bonaerense, Axel Kicillof..

Parte de la explicación de esa pasividad podría responderse por su pareja, Lorena Riesgo, a quien logró “colocar” el viernes pasado como subsecretaria de Promoción Sociocultural de la Provincia.

Será parte del ministerio de Producción conducido por Augusto Costa quién eb la última semana presentó oficialmente a quienes lo acompañarán durante su gestión y, entre los nombres, aparece el de Lorena Riesgo.

La pareja de Baradel había sido concejal en La Plata entre 2007 y 2019. En las últimas elecciones intentó conseguir una banca en el Senado bornearense, aunque sin éxito.

La mujer ha tenido una relación sinuosa con el kirchnerismo. Supo ser K, luego se distanció, luego volvió y así sucesivamente. De hecho, estuvo en las filas de Florencio Randazzo en el momento en el que este se enfrentaba a Cristina Kirchner, como también integrante de las filas del Movimiento Evita y para luego trabajar con el randazzismo, con el objetivo de lograr su candidatura a Intendenta de La Plata, aunque la conformación de una alianza amplia, en el Frente de Todos, la volvió a incluir en sus filas. (TdP | TresCiudades)

Categorías
Destacadas Nacionales Política

No es chiste: Boudou dice que está preso “por todo lo bueno que pude hacer en el gobierno»

En las últimas horas, desde el Penal de Ezeiza, Amado Boudou se refirió a su situación judicial y aseguró que está preso «por todo lo bueno» que pudo hacer en el Gobierno.

En declaraciones a El Destape Radio (escuchar al pie), el ex vicepresidente remarcó que «lo de Cristina Kirchner de que las sentencias están escritas de antemano es cierto», y puntualizó que «en el juicio de Ciccone los tiempos los marcó el cronograma electoral».

«Tiene mucha fuerza que lo diga como mujer número 1 de la política argentina», dijo sobre la ex mandataria.

«Sé que todos están esperando cuestiones económicas, pero también es importante los temas judiciales», subrayó, al ser consultado por el Gobierno de Alberto Fernández.

En tanto, deslizó: «A mi autobiografía le pondría como título ‘Todavía no terminó’. Al capítulo de mi detención: ‘Fuerte y en paz’«. (TdP)

Categorías
Ensenada Política Tercera Sección

Secco asumió su quinto mandato consecutivo en Ensenada

Con la Plaza repleta de vecinos de todos los barrios, el Intendente de Ensenada, Mario Secco asumió su quinto mandato consecutivo. Tras la histórica elección, se comprometió a lograr 20 años de crecimiento consecutivos.

Durante el emotivo acto, Cristina Kirchner saludó al pueblo ensenadense con una transmisión en vivo. Ensenada fue una de las ciudades que resistió y no se movió ni un centímetro de las convicciones durante los 4 años de gobierno neoliberal.

La gran fiesta abrió con el show del Conventillo Nacional, continuó con The Patraces, Luis Roca y San Andrés. Luego la Banda Ituizaingó entonó el himno nacional con abanderados de distintas instituciones.

Categorías
Destacadas Nacionales Política

Alberto Fernández habló como presidente electo: “Vamos a volver a construir la Argentina igualitaria que todos soñamos”

El ganador de las elecciones confirmó que este lunes se reunirá con Mauricio Macri para iniciar la transición. “Los tiempos que vienen no son fáciles”, avisó. Recordó a Néstor Kirchner.

En su primer discurso como presidente electo, tras vencer por amplia ventaja a Mauricio Macri en las elecciones de este domingo, Alberto Fernández llamó a “volver a construir la Argentina igualitaria que todos soñamos” y habló del período de transición que se iniciará hasta su asunción, el próximo 10 de diciembre.

“Vamos a volver a construir la Argentina igualitaria que todos soñamos”, destacó Fernández desde el escenario del Complejo “C”, en el barrio porteño de Chacarita, tras los discursos de la vicepresidenta electa, Cristina Kirchner, y el gobernador electo de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof.

Al inicio de su discurso, en el que fue ovacionado por la militancia presente, Fernández reveló que el candidato Roberto Lavagna, de Consenso Federal, lo llamó para felicitarlo por el triunfo.

Por otra parte, enfatizó que “este no es el frente de nosotros; es el Frente de Todos, nació para incluir a todos”.

“Los tiempos que vienen no son fáciles”, avisó, y confirmó que este lunes se reunirá con Macri para iniciar la transición: “Mañana me reuniré con él y empezaremos a hablar del tiempo que queda, sabiendo que hasta el 10 de diciembre el presidente es Macri”.

Fernández continuó: “Vamos a colaborar en todo o que podamos porque lo único que nos preocupa es que los argentinos dejen de sufrir de una vez por todas y lo que necesitamos es poneros de pie”.

El presidente electo recordó cuando Cristina anunció su candidatura, a través de un video difundido el 18 de mayo, y comentó que su primera salida como candidato fue “visitarlo a Néstor” Kirchner, quien falleció un día como hoy hace nueve años.

“No sería justo que no le reconociera a él lo que él hizo por nosotros y la enorme posibilidad que me dio a mi”, resaltó Fernández.

En otro orden, señaló que “de aquí en adelante solo nos queda cumplir con lo prometido”, y añadió: “Cada palabra que dimos, cada compromiso que asumimos, fue un contrato moral y ético que asumimos sobre el país que debemos construir”.

“Vamos a hacer todo lo que haga falta para que las persianas de las fábricas y de las pymes vuelvan a levantarse; para que las máquinas hoy inmóviles vuelvan a funcionar; para que los trabajadores que se quedaron sin trabajo vuelvan a trabajar; para que la educación pública no sea una desgracia como dice el presidente; para que nuestros científicos no tengan que emigrar porque nuestra Patria los maltrata”, aseveró el candidato ganador.

A su vez, envió un mensaje a Cambiemos: “Ojalá que quienes sean nuestros opositores en estos cuatro años sean conscientes de lo que nos han dejado y nos ayuden a reconstruir el país de las cenizas que han dejado. Ojalá que ese compromiso del diálogo que nunca tuvieron, ahora lo ejerzan”.

En esa línea, pidió a la dirigencia que “sean capaces de entender que la Argentina que viene necesita el compromiso y el esfuerzo de todos”.

“¡Vamos a hacer la Argentina que nos merecemos!”, exclamó hacia el final, para concluir que “el gobierno volvió a manos de la gente, está en manos de los argentinos”. (Parlamentario)

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas La Plata Política

El PRO y el kirchnerismo anticipan una de las elecciones más reñidas de La Plata

Juntos por el Cambio confía en revertir el resultado de las PASO y que Julio Garro sea reelecto, mientras que Florencia Saintout necesitará el respaldo de sus cuatro rivales de la interna del Frente de Todos para dar el batacazo. Desafíos y propuestas de una campaña en la que un sector del peronismo apoya al intendente macrista, y un dirigente radical a la candidata ultra k

Tras las PASO Juntos por el Cambio asumió que el 27 de octubre será extensa la lista de municipios que perderá en la provincia de Buenos Aires; al menos una decena pasarían a ser conducidos por el neokirchnerismo. Internamente admiten que la apuesta es conservar 60 de las 69 intendencias y dan por sentado que Quilmes, Berisso, San Vicente, Luján, Brandsen, General Rodríguez y Junín, son batallas -a priori- perdidas. Sin embargo, son conscientes de los territorios donde puede dar pelea y encarar desde allí el camino hacia el postmacrismo que María Eugenia Vidal apunta a liderar en la provincia.

El optimismo oficialista está centrado en revertir los resultados de importantes localidades del conurbano como La Plata, Lanús, Tres de Febrero, Morón, y Pilar, y convertirlas en bastiones donde proyectar la resistencia al peronismo K.

Para ello, los intendentes que tienen más comprometida su reelección decidieron municipalizar la campaña y desprenderse de la figura de Mauricio Macri promoviendo el corte de boleta. Es que el Presidente perdió en 91 de las 135 intendencias y ninguno quiere seguir siendo parte del arrastre negativo de la gestión nacional. Las sensaciones las sintetizó un legislador bonaerense de Cambiemos: “Por más obras que se hagan, Macri te tira para abajo». “Hoy la campaña está focalizada en fortalecer y mostrar la gestión de los intendentes”, agregó dando por hecho que los jefes comunales son los artífices de su propia campaña.

La ciudad de La Plata, escenario de una de las elecciones más polarizadas en la provincia, con más de 500 mil electores resulta ser un distrito clave. Cambiemos se lo conquistó al peronismo en 2015, y en las legislativas del 2017 logró un apoyo descomunal al vencer a la oposición por casi 20 puntos de diferencia. Sin embargo, la capital de la provincia no es ajena a la crisis nacional: según los últimos datos del Indec, en el Gran La Plata el desempleo alcanzó el 31,9%. Allí el Frente de Todos obtuvo el 47,2% de los votos superando a Juntos por el Cambio que sacó 37,78% en las PASO.

Allí el kirchnerismo viene de tres derrotas al hilo. Como Frente Para la Victoria perdió en el 2013 y 2015, y como Unidad Ciudadana en el 2017. Siempre con el peronismo fragmentado en dos o más expresiones de menor peso. Este 2019 la consigna “la unidad hasta que duela” se trasladó al resultado obtenido el 11 de agosto, donde en una brutal interna entre cinco candidatos, el Frente de Todos como fuerza obtuvo 198.598 votos, mientras que Juntos por el Cambio, solo con Julio Garro como candidato alcanzó los 155.729 sufragios.

El Gobierno sabe que esa diferencia de 42.869 votos no es imposible de revertir. En diálogo con Infobae, Garro destacó el trabajo del peronismo al reconocer que “hubo una tracción de la lista y una militancia muy importante”, sin embargo analizó que el desafío de Florencia Saintout -la ganadora de la PASO del Frente de Todos- “será absorber y contener todos esos votos de los cinco candidatos que compitieron en la interna”. Es cierto que a nivel individual el actual intendente sacó casi 38% de los votos, mientras que la referente de La Cámpora 14,5%. “Que una sola lista con un solo candidato saque 38 puntos y que entre cinco saquen 44 habla de un músculo laburado territorialmente muy importante, lo reconozco, así como también reconozco los errores que tuvimos al momento de ir a conseguir voluntades”, reflexionó el jefe comunal sobre las Primarias.

Para que el Kirchnerismo recupere la ciudad de las diagonales es condición sine qua non que Saintout reciba los votos logrados por sus contrincantes en la interna. Victoria Tolosa Paz, Guillermo Escudero, Luis Arias y Federico Martelli ya se sacaron la foto de la unidad con la ex decana de la Facultad de Periodismo. Aunque por lo bajo, desde el entorno del intendente macrista hicieron referencia a posibles acuerdos electorales con parte del peronismo que se mantiene díscolo a la candidatura de la actual diputada provincial: “Hablamos con todos, desde referentes de la oposición que han jugado en otras listas pero que no comparten la victoria de Saintout hasta gente de NOS y de Roberto Lavagna».

Desde el peronismo platense redujeron estos comentarios a una expresión de “militancia marginal con sesgos clientelares; tipos que prestan su servicio en tiempos electorales”. De todas manera apuntaron a “un sector vinculado al bruerismo”, en referencia al ex intendente Pablo Bruera y su hermano Gabriel (ex diputado bonaerense).

En los últimos días circularon dos videos de un sector del peronismo respaldando al actual intendente macrista. Corresponden al Frente de Unidad Peronista que lidera el concejal platense Fabían Lugli. En una filmación se ve a un grupo de militantes cantando la marcha peronista en un acto partidario de Julio Garro. Mientras que el otro material que se difundió es la explicación de cómo cortar boleta para apoyar al Frente de Todos a nivel nacional y provincial, pero cortar a Saintout para reemplazarla por el actual jefe comunal. “El peronismo de La Plata corta boleta”, invita la publicación y agrega: “No importa de qué partido político seas, importa tu ciudad”.

Martelli, referente del Grupo Callao, que se enfrentó electoralmente a Saintout en más de una oportunidad, se animó a dar por definida la elección pese al escenario de paridad que se prevé a 11 días de los comicios definitivos: “La elección ya está resuelta, Florencia Saintout será la próxima intendenta”, le declaró a este medio.

Por su parte, en línea con el discurso oficial, Garro apunta a los que no fueron a votar en las PASO. “En La Plata hay 135 mil personas que no votaron en las Primarias, es un número muy importante; teóricamente hay 105 mil que no votan nunca, pero con que vayan 30 mil…”, calculó optimista pensando en su reelección.

Por ello, el macrismo platense enfocó el segundo tramo de la campaña desde una perspectiva territorial: “Estamos concentrados en caminar todos los barrios de la ciudad, meternos hasta el último rincón, es un trabajo de territorio micropolítico, casa por casa, barrio por barrio”, comentó el intendente quien apuntó a “trabajar para que nos acompañe esa gente que no lo hizo en las PASO”. En cada recorrida apelan a que el mensaje sea contundente: resaltar la gestión local y polarizar con la candidata del Frente de Todos aludiendo a sus estrechos vínculos con La Cámpora.

Mientras que el gobierno se aseguró la reelección de sus intendentes en Vicente López y San Isidro, del conurbano bonaerense, La Plata es de los territorios donde más injerencia está teniendo para evitar ser derrotado por el kirchnerismo. En los últimos días, Garro recibió la visita de Vidal y del candidato a diputado nacional Cristian Ritondo. Con la gobernadora visitó el Hospital Gutiérrez, mientras que con el ministro de Seguridad fue al comedor El Refugio del Puente del barrio de Ringuelet. Dos fotos que tienen que ver por un lado con el caballito de batalla del Gobierno: la obra pública; y por el otro una imagen que intenta demostrar el compromiso frente a la crisis económica y social.

Consultado por los jefes comunales que decidieron municipalizar la campaña, alejándose de Macri, y en algunos casos hasta de Vidal, Garro declaró: “La gente sabe quién soy, quiénes somos y quiénes son nuestros candidatos, sería subestimar a los platenses”. “Claramente la situación económica tuvo que ver”, justificó. De hecho según las últimas cifras del Indec, en el Gran La Plata el desempleo alcanzó el 31,9%, casi 4% más que en el mismo período de 2018, lo que equivale a 281.793 personas sin trabajo.

Sin embargo, Garro sostuvo que cuando camina por los barrios “la gente no te habla de economía, te habla de lo que necesita en su metro cuadrado, el vecino te habla de la zanja, del bache, de la luz, la gente separa un poco los temas”. Al momento de proponer, el intendente busca ser reelecto manteniendo el ADN Pro: “Seguir construyendo”. “La ciudad venía con un atraso en infraestructura muy grande, hay que acortar esa diferencia del 30% de los platenses que no tienen ni agua ni cloacas”.

Pero no le esquivó a la problemática del desempleo y aseguró que el próximo paso de su gestión estaría enfocado en “generar oportunidades”. En ese sentido remarcó que en los últimos cuatro años “se construyeron cuatro hoteles 5 estrellas que generan 870 puestos de trabajo concreto, gracias a políticas de previsibilidad, un intendente que acompaña, y un sindicato que no pedía; todo esto tiene que ver con reglas de juego claras. Hay que seguir con la misma línea para generar el empleo que necesitamos”.

Garro sabe que su gestión puede culminar el 10 de diciembre. “En caso de no ser reelecto me voy súper conforme, sentí que la gente en el 2015 nos dio una misión a 30 meses de una inundación -lo peor que nos pasó como platenses-, que fue meternos de cabeza en obras hidráulicas, sensores en los arroyos, una aplicación donde los vecinos saben cuándo, cómo, cuánto y dónde llueve”. “Siento que puedo caminar por la calle y la gente me lo reconoce, eso vale mucho, uno cuando entra en política tiene que pensar cómo se va, y yo me voy con la frente en alto pudiendo caminar con mi familia por la calle y eso no tiene precio”, concluyó Garro.

Mientras tanto, luego de recibir el abrazo de Cristina Kirchner y el apoyo explícito de Axel Kicillof, Florencia Saintout recibió la bendición que le faltaba: la de Alberto Fernández. El candidato a presidente del Frente de Todos no visitó la capital provincial durante su campaña, ni se había pronunciado al respecto de la interna platense. Sin embargo, semanas atrás en sus oficinas de San Telmo Fernández recibió a la diputada bonaerense.

“Alberto va a ser el presidente que las y los argentinos necesitamos. La ciudad de La Plata tiene que estar integrada a un país que reactive su economía para que podamos salir adelante”, expresó Saintout en sus redes sociales. Fernández le devolvió el gesto en un tuit: “Gracias por el encuentro de hoy. Quienes viven en La Plata necesitan una intendenta como vos, comprometida con una Argentina que integre a todos sus habitantes. Estoy seguro que trabajando juntos vamos a poner de pie a La Plata y a toda la Argentina”, manifestó el candidato presidencial.

En caso de convertirse en la primera intendente mujer de la ciudad, Saintout apunta a universalizar el servicio alimentario en jardín, primaria y secundaria en los establecimientos públicos; implementar un plan de forestación integral que contribuya a mejorar la calidad del aire y el paisaje urbano; desarrollar una inversión en salud que contemple infraestructura, equipamiento, capital humano capacitado y estrategias integrales para el abordaje sanitario de las distintas formas de violencia de género.

Paradójicamente, así como un sector del PJ juega con Garro, la ex decana de la Facultad de Periodismo recibió el respaldo de un radical que en el 2015 compitió en la interna de Cambiemos. Sergio Panella le garantizó su apoyo: “No cabe duda que tenemos más coincidencias que discrepancias y eso es muy bueno al momento de trabajar juntos por la ciudad. Estoy seguro que serás una buena intendente”, publicó el dirigente de la UCR platense en sus redes sociales. Curiosidades de la política en la que parte del peronismo y del radicalismo definen alianzas de una ciudad que se debate si será gobernada por un PRO puro o una ultrakirchnerista. (Infobae)

Categorías
Destacadas Nacionales Política

El no Debate que pasó: débiles argumentos entre Macri y Fernández

Los dos principales candidatos para las elecciones del domingo 27 se trenzaron en temas como economía, relaciones internacionales y educación. En una semana será el segundo encuentro.

Los seis candidatos presidenciales debatieron este domingo en la provincia de Santa Fe con la mira puesta en las elecciones que se celebrarán dentro de dos semanas. En un encuentro acartonado que se dividió entre propuestas y acusaciones, los cruces entre el presidente Mauricio Macri y el postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández, se llevaron todo el protagonismo.

Macri y Fernández participaron del primer debate presidencial regulado por ley junto a Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda-Unidad), José Luis Espert (Despertar) y Juan José Gómez Centurión (NOS), que se dieron cita en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral.

Fue el primero de los dos encuentros organizados por la Cámara Nacional Electoral (CNE), que estuvo moderado por dos duplas de periodistas: María Laura Santillán y Rodolfo Barilli; y Guillermo Andino y Gisela Vallone. El próximo debate será en una semana en la Facultad de Derecho de la UBA.

A lo largo de todos los bloques temáticos, Macri y Fernández se pasaron factura y, mientras que el primero buscó destacar logros de la gestión y reconocer errores, el segundo intentó levantar un mensaje esperanzador y acusó al presidente de “mentir” en reiteradas oportunidades.

El cruce inaugural fue durante el primer bloque, cuando al hablar de Relaciones Internacionales, Macri encendió la mecha contra Fernández por la situación de Venezuela y cuestionó su “neutralidad”.

“La expresidenta (Cristina) Kirchner condecoró con la orden de San Martín al dictador (Nicolás) Maduro; nosotros hemos reconocido al presidente (Juan) Guaidó y hemos denunciado la violación de derechos humanos en Venezuela. En esto no puede haber dobles discursos: o se está con la dictadura, o se está con la democracia. Y la neutralidad es avalar la dictadura”, disparó Macri.

Al responder, el candidato del Frente de Todos denunció que “el presidente está preparando la ruptura de relaciones para poder intervenir” Venezuela, y expresó que quiere “que los venezolanos resuelvan el problema” sin injerencia externa. “Espero, presidente que ningún soldado argentino esté en suelo venezolano”, remató.

El bloque dedicado a Economía y Finanzas también fue escenario de discusiones entre los dos candidatos más votados en las PASO. Fernández señaló que Macri “va a dejar cinco millones de nuevos pobres” cuando finalice su gestión y advirtió que “fracasó rotundamente en la economía”.

“No sé en qué país vive Macri. De los 39 mil millones de dólares que nos dio el FMI se fugaron 30 mil millones. Esos dólares no están en puentes ni en viviendas, se los llevaron sus amigos, presidente. Es hora de que deje de mentir”, lanzó.

El contraataque del líder del PRO  llegó instantes después cuando dijo, con ironía: “Me alegra y sorprende que el Frente de Todos hable de corrupción. También que Alberto Fernández diga que yo destruí la economía, cuando hasta hace muy poco decía que la presidenta Kirchner la destruyó”.

Otro de los momentos más fuertes del debate fue cuando Macri, durante el bloque sobre Educación y Salud, apuntó contra el candidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof, por haber dicho que la venta de drogas es una consecuencia de la pérdida de empleo.

“Me imagino que Kicillof va a poner una narco capacitación en las escuelas”, ironizó el presidente. Fernández eligió no responder esa frase, pero sí señalar las falencias de la política de Macri en la materia, y precisó que “el presupuesto educativo desde 2015 hasta hoy cayó un 40%, y en ciencia y tecnología un 43%”.

El último intercambio fuerte entre Macri y Fernández se produjo al cierre del debate, cuando cada participante tuvo un minuto a modo de conclusión.

“Lamentablemente hemos visto que volvió el dedito acusador, volvió el atril, la ‘canchereada’. El kirchnerismo no cambió; por más que se oculte o trate de mostrarnos algo distinto, es lo mismo”, acusó el candidato de Juntos por el Cambio.

A su turno, el exjefe de Gabinete ironizó: “Dos mil puntos de riesgo país y ‘hemos vuelto al mundo’, qué raro lo que dice el presidente…”.

“Otra vez nos endeudaron, otra vez cerraron empresas, otra vez dejaron gente sin trabajo y otra vez empujaron gente a la pobreza. Es lo que hacen cada vez que llegan al poder, y después nos quieren hacer creer que los argentinos cada diez años chocamos contra la misma piedra. La piedra son ellos”, aseveró. (Parlamentario)

Categorías
Análisis - Opinión Destacadas Nacionales Política

Por qué Alberto Fernández es el Macri 2015

El Establishment que le dio la presidencia a Cambiemos huele que la construcción del poder está lejos del oficialismo. Y decidió depositar confianza en el albertismo. Eé cambió en cuatro años.

“Las urnas te ponen ahí, pero el poder se construye, es otra cosa. Y Alberto lo primero ya lo tiene”. Un banquero nacional de los más relevantes está seguro de que la elección de octubre está definida y que el próximo presidente será Alberto Fernández. El post PASO para el candidato del Frente de Todos parece haber ido en el sentido de la declaración del banquero: con los votos conseguidos -una cosecha cercana al 50% que obliga a Mauricio Macri a algo más que una épica-, echó mano a sus redes de contactos para edificar vínculos con sectores que, en su mayoría, acompañaron a Cambiemos en 2015. El Círculo Rojo, se sabe, no es importante en volumen de voluntades, pero sí en el boca a boca de a quién conviene ponerle fichas y, sobre todo, en la gobernabilidad posterior a la elección, que en este caso se vislumbra como un período nada sencillo.

Visto en perspectiva y según la lectura del establishment, este Fernández representa casi lo mismo que Macri en 2015, aunque con matices: una esperanza sobre un futuro mejor aunque incomprobable; el fin del maltrato a sectores como las industrias y el comercio y una idea de desarrollo que, aunque vaga en algunos puntos, parece alcanzar ante la propuesta de un oficialismo que no ha hecho pie en la economía y la política en cuatro años de gestión.

Cuentan en el entorno de Luis Pagani, el dueño de Arcor, que el enojo del cordobés con el jefe de Estado no tiene vuelta atrás.

Es tal la fractura, que hay promiscuidad extrema para exponer las diferencias con Macri y ensalzar supuestas dotes de Fernández. Todo parece exagerado, barroco, desesperado en las consideraciones de los CEOs, solo justificable en una pandemia que se llevó puestos hasta a los pesos pesados.

Cuentan en el entorno de Luis Pagani, el dueño de Arcor, que el enojo del cordobés con el jefe de Estado no tiene vuelta atrás.

Pagani es un liberal que ha sabido hacer negocios con todos los gobiernos -solo le fue mal con la Alianza. En 67 años operando en el país y antes de la llegada de Macri, la transnacional de alimentos sólo había cerrado un balance en rojo en 2001. El segundo negativo fue el de 2018 y el tercero, 2019, tendrá cifras confirmadas entre el 5 y el 10 de noviembre próximos.

La crisis de Arcor, que cerró plantas y adelantó vacaciones de más de 2.500 empleados, conjuga, además, las razones de la derrota de Cambiemos en las PASO y el posible resultado de octubre. Son empresarios que perdieron millones vendiendo bienes insustituibles y trabajadores que quedaron en la calle por esa caída en las ventas producto de una política general nacional que renegó del mercado interno. Fue, en parte, lo que permitió a Fernández recibir un aplauso importante en la Fundación Mediterránea, cuna del liberalismo argentino -Pagani tuvo mucho que ver en su creación.

Rocca, Pagani y Magnetto, del macrismo al albertismo.

Pagani es, junto a Techint Clarín, el núcleo del poder real en la Argentina. Son los que influyen, mandan, critican o levantan. “Hacía bien Mauricio en tenerle miedo a Clarín y eso que le entregó todo lo que pudo”, le dijo a Letra P un hombre fuerte muy cercano a Paolo Rocca.

El período post PASO generó un quiebre en el último bastión del macrismo fanático o, más bien, del anti kirchnerismo explícito. El nexo casi de amistad entre Fernández y Héctor Magnetto mostró al holding en su momento más alejado del macrismo. Tanto, que impacta y sorprende el ninguneo que las señales televisivas del Grupo le hacen a los actos del presidente en el #SíSePuede Tour. El más reciente, el de Misiones. Mientras Macri hablaba, TN proyectaba imágenes de la crisis en Ecuador, algo impensado antes del aluvión de votos de las primarias.

Dicen que Magnetto le dijo al propio Fernández que la rebeldía vista, cada vez más escasa, quedó en los periodistas heridos por los maltratros y la estigmatización K más que por lo que realmente piensa Clarín como compañía. En este contexto, la cedió a la transición la tríada que comanda la Asociación Empresaria Argentina (AEA).

Martino, del HSBC, ya se reunió con Fernández y con Kulfas

El otro bloque quebrado, quizás el más llamativo, es el de los banqueros, que empezaron a aportarle a Fernández ideas para renegociar la deuda en default. El capítulo más inmediato, un encuentro en el búnker de México entre el candidato del Frente de Todos y Julio Figueroa, CEO del Citibank, uno de los bancos más enfrentados al gobierno de Cristina Kirchner. El otro, el HSCB. Luego de la reunión de Gabriel Martino, el titular de la entidad, con Fernández en su departamento de Puerto Madero, vinieron otros mitines de menor pompa entre Martino –ex banquero favorito de Macri- con el potencial superministro de Economía, Matías Kulfas.

La pregunta del millón es qué ve el poder en la imagen de Fernández como para empezar a jugar bastante antes de la definición en las urnas.

El primer elemento es la confirmación de que CFK no estará en un rol protagónico en la relación con los privados, el mayor temor de muchos. Lo comprobaron en la operatividad del Grupo Callao –think tank de Alberto- en los primeros pasos de la campaña.

El segundo factor es que observan que el escenario es diametralmente opuesto al de 2015. Señalan que, entonces, el kirchnerismo llevaba de candidatos a Aníbal Fernández y Carlos Zanini, rechazados por la mayoría de los CEOs. “No es lo mismo Kulfas, Guillermo Nielsen Felipe Solá que Aníbal”, sintetizan en el pensamiento simplista y lineal que suele operar en el Círculo Rojo. Más allá de las calificaciones, la idea queda plasmada.

Un tercer factor es que no ven en Fernández perfiles cuestionables de corrupción y enriquecimiento. Uno de los dirigentes, que lo conoce de sus años en la Superintendencia de Seguros, cuenta que “entró con un Renault 18 y se fue con un Renault 19”. No recuerda bien el hombre si ése era el vehículo, pero para él es un detalle.

El último factor es el pragmatismo y la apertura al diálogo, un bien escaso en el proceso de radicalización que encaró el macrismo hace un año y medio. El jueves, el posible futuro ministro de Desarrollo Social, Daniel Arroyo, almorzó carne con ensalada con los popes de la cámara de empresas alimenticias COPAL. “Muy buena reunión”, lo despidió Daniel Funes de Rioja, jefe de la organización. Funes no es de regalar elogios y ha tenido una batalla contra el último kirchnerismo. Muchos ya conocían a Arroyo, pero les gustó la sinceridad. «Todo se está cayendo a pedazos, vengo a escuchar y a pedir ayuda», manifestó el dirigente ni bien se sentó.

Esta situación generalizada de relacionamiento con hombres que Fernández ya conocía de sus años como jefe de Gabinete generó también el viraje en el voto de empresarios que fueron con Macri en 2015 y que, defraudados por la política económica, ahora votarán por el candidato del Frente de Todos. Eso es casi una constante en algunas cámaras, como la UIA, la de la Construcción (Camarco) y hasta en la Asociación de Supermercados Unidos (ASU). En el caso de los industriales, ya avanzan incluso en el acuerdo de paz social con los gremios, sin siquiera la intervención de Fernández.

Todas estas son postales de un presente donde la articulación de Fernández con sectores de poder contrasta con una campaña de Macri centrada 100% en mantener a su núcleo duro; una cacería en el zoológico versus un experimento de un peronismo que, al menos en los visto en la previa, parece llegar con aires renovados y mayor apertura. El 10 de diciembre, cuando estas alianzas sean puja de poder, será otra historia. (Letra P)

Categorías
Destacadas La Plata Política

En La Plata el Frente de Todos se definió por 1569 votos

Desde el 11 de agosto, el Frente de Todos mantenía una incógnita abierta sobre quien había ganado la interna en ciudad de La Plata. Como se preveía, la capital bonaerense fue el escenario de la disputa más caliente en la oposición. En el escrutinio provisorio, la diputada provincial y ex decana Florencia Saintout contaba con una luz de ventaja sobre la concejala Victoria Tolosa Paz y ayer se confirmó esa escueta diferencia: ganó por apenas 1559 votos.

Saintout se hizo conocida por su controversial gestión en la Facultad de Periodismo de la Universidad de La Plata (UNLP), donde sus detractores la acusaban de «ultra K» y por el uso partidista de la sede. La doctora en Comunicación, de cercanos vínculos con La Cámpora, era una habitué en el el gobierno anterior del «programa 678». También fue blanco de debates por dar premios a la libertad de prensa a presidentes de la región como Hugo ChávezEvo Morales Rafael Correa.

Si quedaba alguna duda, el recuento definitivo terminó por despejarlas. La «súper paso» platense -donde compitieron cinco precandidatos en el Frente de Todos- arrojó que Saintout cosechó unos 62.056 votos (14,7%) contra los 60.487 (14,3%) de Tolosa Paz.

En tercer lugar quedó Guillermo Escudero, que obtuvo los 33.183 votos (7,8%); seguido por el ex juez Luis Arias (7,4%) y por último Federico Martelli, con el 2,7 por ciento.

Entre los cinco precandidatos, el Frente de Todos obtuvo el 47,2% con un total de 198.598 sufragios. En esas condiciones, tiene altas chances de arrebatarle la ciudad al intendente de Juntos por el Cambio, Julio Garro, quien busca su reelección y sacó el 37%, con 155.729 sufragios.

Desde el miércoles pasado, Tolosa Paz ya había reconocido su derrota a Saintout. La concejala contaba con un importante apoyo de figuras independientes del peronismo bonaerense, organizaciones sociales y algunos gremios clave, como Camioneros y el sindicato de televisión Satsaid.

«Ya sabíamos desde el miércoles pasado que no teníamos mucho margen, rápidamente nos pusimos disposición de nuestra candidata», señaló Tolosa Paz en diálogo con Infobae, que tiene mandato comunal por dos años más. Y destacó: «Con Florencia sumamos casi 29 puntos del electorado de La Plata, en unas internas muy ajustadas. El caudal de votos los llevamos las mujeres«.

Con el triunfo de Saintout, La Cámpora quedó con ventaja en la capital bonaerense para la recta final del proceso electoral. De hecho, la  ex decana fue definida en campaña al interior del Frente de Todos como «la candidata»  de la agrupación de Máximo Kirchner, aunque ella públicamente desmiente esa pertenencia.

Por su lado, Saintout ya comenzó a tender puentes con sus ex adversarios para fortalecer su campaña de cara al 27 de octubre. La ex decana se reunió con Luis Arias, que pertenece al Frente Patria Grande (Juan Grabois). El juez destituido se destacó por sus choques con el ex gobernador Daniel Scioli, durante su intervención en la trágica inundación en La Plata ocurrida el 2 de abril de 2013, y contra la política tarifaria en el gobierno de Mauricio Macri.

«Con @LuisFedeArias vamos a trabajar juntos para la gestión municipal que se viene«, auguró la presidente del bloque de Unidad Ciudadana en la Cámara baja bonaerense en su cuenta de Twitter. El acuerdo, por ahora de «buena voluntad», dependerá del grado de apertura que tenga Saintout para con su ex competidores internos.

Garro tendrá por delante el desafío de neutralizar el efecto arrastre de la boleta de Alberto Fernández. El intendente de Juntos por el Cambio, al igual que otros dirigentes locales del oficialismo, apelará a la «municipalización de la elección», tras la profunda derrota de Mauricio Macri y María Eugenia Vidal el pasado 11 de agosto.

En esos cálculos, el intendente ya había comentado que prefería a Saintout como rival en los comicios generales, por su cercanía con la «militancia» y la «ideología» kirchnerista.  «Los vecinos van a poder elegir si prefieren una ciudad gobernada por los platenses o por La Cámpora«, definió en uno de sus actos de campaña antes de las PASO.

El próximo paso de Florencia Saintout se concretará este sábado, a las 16, donde compartirá un panel junto a Cristina Kirchner por la presentación de su libro «Sinceramente«. Ocupará un rol central, ya que será la anfitriona: la actividad «presidencial» se realizará en la Facultad de Periodismo de la UNLP. Viejas épocas que retornan. (Infobae)

Categorías
Destacadas Ensenada Nacionales Política Turismo

Secco muy democrático le pide a Macri que se vaya «mañana mismo» del gobierno

«No te chocan la calesita, te la dan vuelta con los nenes arriba», disparó el intendente de Ensenada.

El intendente de Ensenada, Mario Secco, pidió a Mauricio Macri un «gestó patriótico» y que se vaya «mañana mismo» del gobierno. «Que se vayan lo antes posible», remató el alcalde kirchnerista.

«Llegamos muy mal a octubre. Si se pueden ir antes mejor. Ya tienen un resultado irreversible, si se quedan es para seguir haciendo maldades, no te chocan la calesita, te la dan vuelta con los nenes arriba», disparó Secco.

Durante los años de Cambiemos en el poder, Secco convirtió a Ensenada en un bastión del kirchenrismo duro. Visitada asiduamente por Máximo Kirchner, esa ciudad vinculada a la historia del peronismo y vinculada a la historia de YPF, fue la cuna de numerosos plenarios y encuentros de la militancia kirchneristas en tiempos de resistencia.

«Con la plata que hicieron tienen hasta para darles a sus tataranietos. Fundieron el país, es algo muy triste lo que hicieron», dijo el intendente en declaraciones a AM 530.

Secco volvió a arrasar en las urnas el pasado domingo. De acuerdo al escrutinio provisorio, el intendente superó el 67% de los votos dejando muy lejos al candidato de Juntos por el Cambios que llegó al 18%.

Curioso: Secco -con orígenes en el radicalismo- llegó al poder en 2003 con una fuerza vecinalista denominada Frente Alternativo para el Cambio y enfrentando a la estructura del peronismo que por entonces llevaba como candidato a Adalberto Del Negro, hoy es el presidente a nivel nacional del Frente Grande, partido que formó parte de la Alianza.

«Vamos a llegar a los 72 puntos (en octubre). Llama la atención que veníamos sacando alrededor de 60 puntos y estos cuatro años fueron muy exitosos para nosotros. Trabajamos mucho y solos. La Gobernadora nos bloqueó todo, nos debe más de 350 millones de pesos», dijo. El origen de esa deuda tiene que ver con tasas municipales que adeuda la empresa Astillero Río Santiago, propiedad del Estado provincial.

«Vidal ha sido un gran fracaso, una gran mentira que hoy la sociedad castiga en las urnas como corresponde», dijo.

«Nunca me saqué una foto con Vidal o Macri, no lo siento. Cada vez que el neoliberalismo gobernó hizo mucho daño a la gente, siempre terminan endeudando al país», disparó el intendente y agregó: «Nunca creí en este Gobierno, nunca me comí la curva. Mucha gente creyó en Cambiemos y mirá como terminaron».

Además, el intendente cruzó a la Gobernadora por la discriminación hacia su municipio en políticas sociales. «Vidal no me da ni un paquete de fideos para los pobres, nosotros abastecemos a 8400 familias. 8.200 más que con el gobierno de Cristina Kirchner«, dijo.

«Nosotros declaramos la emergencia alimentaria, hemos dicho de que en Ensenada nunca falte un plato arriba sobre la mesa. La municipalidad banca todos los comedores sin importar de quien sea», resaltó. (LPO)

Categorías
Destacadas Nacionales Política

Macri: “En octubre vamos a revertir esta mala elección que tuvimos”

El Presidente Mauricio Macri confió este lunes en que en los comicios de octubre el oficialismo podrá revertir el resultado adverso de las PASO de ayer, y responsabilizó al kirchnerismo por la corrida de los mercados que provocó una fuerte suba del dólar y un derrumbe de las acciones argentinas.

En conferencia de prensa, acompañado por su compañero de fórmula presidencial, Miguel Ángel Pichetto, consideró que “los votos que no nos acompañaron representan una bronca acumulada en estos tres años y medio a partir de la herencia que recibimos”, si bien sostuvo que en octubre su espacio político revertirá el resultado, “que nos va a llevar a una segunda vuelta”.

“Lamentablemente, hoy tuvimos un día muy malo, estamos más pobres que antes de las PASO”, y adelantó que el equipo económico ya está trabajando para preparar una serie de medidas “que cuiden a los argentinos, para que este proceso electoral no castigue más a la gente”.

En este sentido, apuntó al espacio que lideran Alberto Fernández y Cristina Kirchner al remarcar que “el mayor problema es que la alternativa kirchnerista no tiene credibilidad en el mundo, no genera confianza como para que las inversiones vengan al país”, por lo que les reclamó “una autocrítica”.

Al respecto, Macri opinó que la situación que se observó hoy en los mercados constituye “una oportunidad para que la gente sepa lo que puede pasar el día después”.

A su vez, descartó cambios de gabinete en lo inmediato porque “éstos no se hacen improvisadamente, no tiendo a hacer cambios por cuestiones simbólicas”.

A su turno, Pichetto resaltó que “el Presidente está en control” de la situación, y dijo que “ésto no terminó sino que el debate empieza ahora de cara al 27 de octubre”, a la vez que apuntó que hasta las elecciones generales de esa fecha “no hay transición”.

En este sentido, el candidato a vicepresidente por Juntos por el Cambio recordó que existen “sectores minoritarios que expresan ideas afines al gobierno, que suman 5 puntos, y también hubo gente que no votó, esta historia está por escribirse”. (NP)