Unidos contra Macri: el primer acuerdo del peronismo, la Cámpora y la CGT

Tiempo de Lectura: 7 minutos

Se reunieron este viernes en San Vicente. Máximo Kirchner fue una de las figuras centrales. No se habló de candidaturas, pero CFK estuvo mencionada en el documento final.

(Letra P)   “Hoy empieza otra etapa”, afirmó con tono inaugural el presidente del PJ bonaerense, Fernando Espinoza. Lo hizo en una mesa compartida con intendentes de los grupos Esmeralda y del Fénix, dirigentes de la CGT y el jefe de La Cámpora, Máximo Kirchner, y ante una platea donde se repartían espacio diputados nacionales y provinciales, dirigentes de movimientos sociales y ex funcionarios.

El encuentro, que se desarrolló este viernes en la Quinta 27 de Octubre, en San Vicente, mostró un primer acuerdo, no electoral pero si de acción, de las líneas internas del peronismo, los sectores K y los dirigentes de la Confederación General del Trabajo.

La reunión se produjo luego de la frustrada cumbre en Santa Teresita, que se desactivó ante las diferencias evidentes entre los intendentes Esmeralda con La Cámpora y el grupo Fénix por la posible candidatura de Cristina Fernández y la iniciativa de algunos dirigentes, como Florencio Randazzo y Julián Domínguez, de primerear con sus postulaciones.

La paz momentánea se activó a partir de la convocatoria de la CGT para marchar el próximo 7 de marzo, una proclama que fue acompañada de forma inmediata por todos los sectores peronistas que, por esas horas, ya habían retomado el diálogo.

Se trazó entonces un documento donde se fijó al presidente Mauricio Macri como el principal enemigo y se incluyó en el texto a la ex mandataria, pero no como candidata sino como “perseguida política” del macrismo.

El texto fue proclamado en la cumbre y aplaudido por todos los presentes.

“Nuestra principal propuesta es la unidad, solo así podremos frenar los tarifazos, la creciente desigualdad y la pérdida de empleo”, indica el primer párrafo del documento, que luego apunta a las “mentiras” y promesas incumplidas de Macri e incluye en estas críticas a la gobernadora bonaerense, María Eugenia Vidal.

“Vidal es Macri, su administración sigue las directivas nacionales”, señala el texto.

La presencia del diputado Máximo Kirchner, que llegó acompañado de su par de bancada Wado De Pedro, sirvió para distender el clima, ya que, además, el jefe camporista no tomó la palabra y apenas tuvo un breve encuentro con la prensa.

El hijo de la ex presidenta esquivó definiciones sobre el destino político de su madre, aunque dejó en claro la persistencia de su liderazgo. “Cristina está en el corazón de la gente”, aseguró.

En su función de miembro de la CGT, Omar Plaini se encargó de volver a reclamar la unidad y cuestionar las diferencias internas.

“Nosotros debemos volver al Gobierno en 2019 y este año va a ser clave. Pero para eso tenemos que resolver la capacidad de reordenamiento interno, ponernos de acuerdo con todos los sectores que integramos y arribar a un consenso”, afirmó.

Y posicionó a la “dirigencia sindical” en un rol clave para esta tarea. “Tenemos el derecho, como representantes de los trabajadores, y queremos discutir en igualdad de condiciones con todos los sectores que integran el movimiento justicialista”, afirmó el diputado nacional.

En tanto, desde el Grupo Esmeralda, el intendente de San Martín, Gabriel Katopodis, dejó en claro que el tema electoral será materia para bastante más adelante.

“El peronismo debe ocuparse de defender a los trabajadores y a la clase media, no mirarse el ombligo y juntarse a discutir sobre candidaturas”, aseguró durante el cónclave.

Participaron del encuentro, además, los jefes comunales Mariano Cascallares (Almirante Brown), Ariel Sujarchuk (Escobar), Jorge Ferraresi(Avellaneda), Marisa Fassi (Cañuelas), Gustavo Barrera (Gesell), Juan Ignacio Ustarroz (Mercedes), Verónica Magario (La Matanza), Julio Pereyra (Florencio Varela), Gustavo Menéndez (Merlo), Juan Carlos Gasparini (Roque Pérez), Leonardo Nardini (Malvinas Argentinas), Mario Secco (Ensenada), Hugo Corvatta (Saavedra) yAlberto Descalzo(Ituzaingó).  

También, los legisladores bonaerenses Juan José Mussi, Gustavo Di Marzio, Rodolfo “Manino” Iriart, Juan Manuel Pignocco, Santiago Carreras y Rocío Giaccone,

Además, los diputados nacionales Leonardo Grosso, Gustavo Arrieta,Cristina Álvarez Rodríguez, Oscar Romero Fernanda Raverta y el senador nacional Juan Manuel Abal Medina.

Se presentaron también el ex jefe de Gabinete Alberto Pérez y ex funcionarios y ex legisladores como Franco La Porta, Alberto De Fazio,Pablo Bruera, Humberto Zuccaro y Hugo Curto.

En el cierre de la actividad, tras cargar duro contra el Gobierno, Espinoza se encargó de arengar por la unidad. “Estoy seguro de que si cada uno de ustedes tuviera el micrófono diría unidad, unidad, unidad. Porque unidos seremos fuertes, organizados e invencibles. Todos juntos en un gran frente electoral: peronistas, movimientos sociales, sindicatos, radicales desencantados, todos juntos”, afirmó el matancero.

Documento

UNIDOS POR ARGENTINA

Peronismo Bonaerense · viernes, 24 de febrero de 2017
La fuerza de la UNIDAD.

Nuestra principal propuesta es la UNIDAD, solo así podremos frenar los tarifazos, la creciente desigualdad y la pérdida de empleo; y retomar un camino de cambio a favor del pueblo y no en contra del pueblo. Por eso nos proponemos esta tarea, que no es una consigna sino una acción a llevar adelante: los argentinos debemos unirnos para construir una Patria más justa, más equitativa, más igualitaria.

Los argentinos debemos unirnos para volver a tener un país con fábricas abiertas, comercios llenos, trabajadores con derechos. Un país que cuide a sus jubilados, eduque a sus niños, niñas y jóvenes, y proteja la salud del pueblo y genere desarrollo científico nacional.

El peronismo de la Provincia de Buenos Aires reafirma su concepción fundante, basada en la justicia social, la soberanía política y la independencia económica. El peronismo es un factor preponderante para lograr la unidad nacional, y sostiene el compromiso irrenunciable con los trabajadores, la clase media y los más humildes.

Para el Peronismo esta UNIDAD, no es la decisión de un solo partido, ni de una fracción o sector de la sociedad, sino que implica la voz de todos los que están siendo castigados y que sientan la necesidad de decir basta al avasallamiento de sus derechos.

Macri no dice la verdad.

El gobierno de Macri prometía cambiar para mejorar, y hubo un cambio, pero fue una marcha atrás. Empeoró la situación de los trabajadores, aumentó la desigualdad, hay más incertidumbre entre los jóvenes sobre el futuro del país. Los precios van por el ascensor y los sueldos por la escalera. La plata no alcanza y hay miedo a perder el trabajo.

En la Nación y en la Provincia, durante los gobiernos de Néstor y Cristina se pusieron en práctica la doctrina de PERON Y EVITA. La herencia que dejamos fue la ampliación de los derechos, el crecimiento y distribución de la riqueza y la defensa de los intereses nacionales y latinoamericanos. Y no cesaremos en la lucha para que, en la continuidad democrática, no se desconozca ni dilapide lo conquistado por el pueblo argentino. Macri en cambio, solo se preocupa por su herencia familiar y condona a su padre la deuda del Correo.

El gobierno de Macri decía que venía a unir a los argentinos. ¿En qué nos unió? En el miedo generalizado a perder el empleo, en la pérdida del poder adquisitivo de los ingresos, en la desesperanza de no llegar a fin de mes, en la imposibilidad de pagar los tarifazos. Somos la alternativa electoral capaz de revertir esta situación de ajuste y miseria del pueblo.

Hoy, los Municipios peronistas constituyen un bastión de la representación popular. Los compañeros y compañeras intendentes se hacen cargo de sus comunidades a pesar del trato discriminatorio en la distribución de los fondos públicos, por parte de la administración nacional y provincial.

El gobierno de Macri no cumple sus promesas de campaña de lucha contra el narcotráfico. Solo genera maniobras distractivas para no ocuparse de lo central. Mientras piden documentos por la calle a los pibes de los barrios y persiguen tuiteros, los narcotraficantes pasean libremente.

El gobierno de Macri perjudica las posibilidades de desarrollo de la Provincia de Buenos Aires, deteriorando la vida de sus habitantes. Por eso debemos avanzar en la integración regional, y fortalecer la matriz productiva agro/industrial; generando valor agregado y promoviendo desde el Estado la Ciencia y Tecnología al servicio del desarrollo productivo, y buscar el equilibrio demográfico y mayor equidad social.

Vidal es Macri.

Su administración sigue las directivas nacionales, no logra resolver los problemas de nuestra provincia con el agravante de que el presupuesto presentado por el oficialismo reduce los recursos para la educación y la salud, mientras endeuda la provincia. En el nuevo enfoque que aplican a lo social predomina un individualismo preocupante. Y entroniza una meritocracia, en la que el único mérito es haber nacido en una familia rica.

A 1 año del gobierno de Macri, estamos peor.

Después de un año de gobierno de Macri el pueblo está sumido en la desesperanza. Violó el contrato electoral y la confianza de la gente. Prometió inversiones y generó desempleo, prometió Pobreza Cero y aumentó la pobreza y la indigencia, prometió transparencia y la mitad de su gabinete está procesado, prometió el mejor equipo de los últimos 50 años y gobierna a prueba y error.

Se produjo un crecimiento desmesurado del endeudamiento del país; que hipotecará a varias generaciones por delante, comprometiendo nuestro futuro. La deuda pública ha crecido un 43%, mostrando que el objetivo de equilibrar las cuentas fiscales según la promesa electoral de Macri, no solo no se ha cumplido, sino que ha empeorado. El Estado para pagar la deuda recorta en salud y educación, en los jubilados y en los maestros.

Asimismo, las familias argentinas que hace un año pagaban sus cuotas de la casa propia y el auto, ahora tienen que pagar en cuotas el supermercado, la luz, el agua, el gas, porque el sueldo no alcanza para llegar a fin de mes.

Los jubilados fueron engañados por la farsa de la Reparación Histórica. Un millón de jubilados perdieron la cobertura al 100% en medicamentos, en tratamientos de larga duración, en anteojos, perdieron también la atención médica domiciliaria y la tarjeta Argenta. Y todo esto se corona con el decreto de Macri que reduce las jubilaciones.

La industria nacional y la mano de obra argentina están en un momento de deterioro, porque el gobierno de Macri promueve una economía extractivista que provoca la primarización de nuestras exportaciones y un crecimiento de las importaciones de valor agregado que atentan contra el trabajo nacional.

Este modelo también profundiza la dinámica recesiva, por la caída de la actividad comercial, que genera crecimiento de la pobreza y la indigencia. El peronismo siempre ha promovido el consumo interno como motor de la economía, en cambio el gobierno de Macri alienta la especulación financiera.

Reiteramos lo sostenido en el documento de diciembre de 2016. Desde su primer día el gobierno de Macri inició una formidable persecución política, mediática y judicial centradas fundamentalmente en la persona de Cristina Fernández de Kirchner; que significó también la salvaje represión de manifestantes en distintas ocasiones. Todo esto tiene su máxima expresión en la detención de la líder de la Túpac Amaru, Milagro Sala ilegítima en todas sus formas y presa política de este gobierno y del régimen neoliberal. Estos ataques no van sólo contra las personas, sino contra el Proyecto Nacional en su conjunto, por eso reclamamos con firmeza una democracia plena, sin más persecuciones y sin presos políticos.

Nuestro compromiso

El Partido Justicialista, como siempre, pone el hombro para la gobernabilidad y reafirma su vocación democrática.

Nuestro lugar es al lado de cada docente que lucha por un salario digno, de cada trabajador que reclama su derecho a paritarias libres sin techo, de cada jubilado que está siendo usado como variable de ajuste de la economía, de cada familia que no puede pagar los tarifazos de luz, agua, gas y transporte público.

Como peronistas hoy en San Vicente nos reunimos para construir una clara alternativa a estas políticas que llevan a la desocupación y a la pobreza al pueblo argentino.

Honramos el mandato histórico de nuestro Movimiento sostenido en la felicidad del pueblo y la grandeza de la Patria.

Por eso es que el partido Justicialista Provincial convoca el próximo 7 de marzo a movilizarnos, acompañando a los trabajadores a expresarse en defensa de los derechos del pueblo Argentino.

A %d blogueros les gusta esto: