El no Debate que pasó: débiles argumentos entre Macri y Fernández

Tiempo de Lectura: 3 minutos

Los dos principales candidatos para las elecciones del domingo 27 se trenzaron en temas como economía, relaciones internacionales y educación. En una semana será el segundo encuentro.

Los seis candidatos presidenciales debatieron este domingo en la provincia de Santa Fe con la mira puesta en las elecciones que se celebrarán dentro de dos semanas. En un encuentro acartonado que se dividió entre propuestas y acusaciones, los cruces entre el presidente Mauricio Macri y el postulante del Frente de Todos, Alberto Fernández, se llevaron todo el protagonismo.

Macri y Fernández participaron del primer debate presidencial regulado por ley junto a Roberto Lavagna (Consenso Federal), Nicolás Del Caño (Frente de Izquierda-Unidad), José Luis Espert (Despertar) y Juan José Gómez Centurión (NOS), que se dieron cita en el Paraninfo de la Universidad Nacional del Litoral.

Fue el primero de los dos encuentros organizados por la Cámara Nacional Electoral (CNE), que estuvo moderado por dos duplas de periodistas: María Laura Santillán y Rodolfo Barilli; y Guillermo Andino y Gisela Vallone. El próximo debate será en una semana en la Facultad de Derecho de la UBA.

A lo largo de todos los bloques temáticos, Macri y Fernández se pasaron factura y, mientras que el primero buscó destacar logros de la gestión y reconocer errores, el segundo intentó levantar un mensaje esperanzador y acusó al presidente de “mentir” en reiteradas oportunidades.

El cruce inaugural fue durante el primer bloque, cuando al hablar de Relaciones Internacionales, Macri encendió la mecha contra Fernández por la situación de Venezuela y cuestionó su “neutralidad”.

“La expresidenta (Cristina) Kirchner condecoró con la orden de San Martín al dictador (Nicolás) Maduro; nosotros hemos reconocido al presidente (Juan) Guaidó y hemos denunciado la violación de derechos humanos en Venezuela. En esto no puede haber dobles discursos: o se está con la dictadura, o se está con la democracia. Y la neutralidad es avalar la dictadura”, disparó Macri.

Al responder, el candidato del Frente de Todos denunció que “el presidente está preparando la ruptura de relaciones para poder intervenir” Venezuela, y expresó que quiere “que los venezolanos resuelvan el problema” sin injerencia externa. “Espero, presidente que ningún soldado argentino esté en suelo venezolano”, remató.

El bloque dedicado a Economía y Finanzas también fue escenario de discusiones entre los dos candidatos más votados en las PASO. Fernández señaló que Macri “va a dejar cinco millones de nuevos pobres” cuando finalice su gestión y advirtió que “fracasó rotundamente en la economía”.

“No sé en qué país vive Macri. De los 39 mil millones de dólares que nos dio el FMI se fugaron 30 mil millones. Esos dólares no están en puentes ni en viviendas, se los llevaron sus amigos, presidente. Es hora de que deje de mentir”, lanzó.

El contraataque del líder del PRO  llegó instantes después cuando dijo, con ironía: “Me alegra y sorprende que el Frente de Todos hable de corrupción. También que Alberto Fernández diga que yo destruí la economía, cuando hasta hace muy poco decía que la presidenta Kirchner la destruyó”.

Otro de los momentos más fuertes del debate fue cuando Macri, durante el bloque sobre Educación y Salud, apuntó contra el candidato a gobernador bonaerense del Frente de Todos, Axel Kicillof, por haber dicho que la venta de drogas es una consecuencia de la pérdida de empleo.

“Me imagino que Kicillof va a poner una narco capacitación en las escuelas”, ironizó el presidente. Fernández eligió no responder esa frase, pero sí señalar las falencias de la política de Macri en la materia, y precisó que “el presupuesto educativo desde 2015 hasta hoy cayó un 40%, y en ciencia y tecnología un 43%”.

El último intercambio fuerte entre Macri y Fernández se produjo al cierre del debate, cuando cada participante tuvo un minuto a modo de conclusión.

“Lamentablemente hemos visto que volvió el dedito acusador, volvió el atril, la ‘canchereada’. El kirchnerismo no cambió; por más que se oculte o trate de mostrarnos algo distinto, es lo mismo”, acusó el candidato de Juntos por el Cambio.

A su turno, el exjefe de Gabinete ironizó: “Dos mil puntos de riesgo país y ‘hemos vuelto al mundo’, qué raro lo que dice el presidente…”.

“Otra vez nos endeudaron, otra vez cerraron empresas, otra vez dejaron gente sin trabajo y otra vez empujaron gente a la pobreza. Es lo que hacen cada vez que llegan al poder, y después nos quieren hacer creer que los argentinos cada diez años chocamos contra la misma piedra. La piedra son ellos”, aseveró. (Parlamentario)

A %d blogueros les gusta esto: