Escuelas de Berisso: desidia estatal y amenazas de bomba

Tiempo de Lectura: 5minutos



Cuando se cumplía un mes de la explosión de la Escuela Nº 49 de Moreno, el director de Educación de Vidal recorrió Berisso. Sanchez Zinny eligió el distrito que mejor expresa la desidia estatal y la falta de inversión en educación: pérdidas de gas, problemas eléctricos, filtraciones, vidrios rotos, paredes y techos con riesgo de derrumbe, son temas comunes en todos los establecimientos.

El lunes pasado en Moreno se realizó una movilización para pedir justicia a un mes de la explosión en la Escuela Nº 49 que se cobró la vida de dos trabajadores de la educación. Mientras una multitud de docentes reclamaba por mejoras en las escuelas públicas y exigía justicia por Sandra y Rubén, el director de Cultura y Educación de la provincia visitaba un jardín de infantes de la ciudad de Berisso. Lejos del conflicto y sin aludir al tema, Sánchez Zinny recorrió el lugar con Jorge Nedela, intendente de la ciudad, y declaró: “Es fácil trabajar en conjunto entre Provincia y el Municipio para ver qué cosas podemos ir solucionando sobre infraestructura y sobre temas educativos”. Lo cierto es que el distrito elegido por el director de Educación para mostrarse a un mes de la tragedia es uno de los que mejor expresan la desidia estatal y la falta de inversión en educación.

Las escuelas de Berisso no sólo no escapan a las problemáticas generalizadas de los establecimientos de cualquier distrito de la provincia, sino que son un reflejo fiel de la situación escolar bonaerense. Además de las malas condiciones en establecimientos, Berisso es el distrito más afectado por lasamenazas de bomba. “En nuestra escuela las amenazas de bomba son diarias. A veces hay cuatro por día, a veces cinco, a veces seis. Con suerte hay dos o tres”, explica Joel Alderete, presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela Técnica Nº 2, una de las más afectadas de la ciudad. Desde hace cuatro meses que las clases se interrumpen constantemente y ni el Municipio ni Provincia han logrado dar con una solución. Esto causa que en muchas escuelas los profesores no puedan cerrar notas, ya que no tienen manera de evaluar a los alumnos.

Desde la gestión se han anunciado diferentes medidas que no tuvieron éxito: allanamientos, reuniones de funcionarios con la comunidad, intentos de fiscales de cambiar los protocolos de evacuación que finalmente no prosperaron, entre otras. Nedela llegó a reunirse con el Procurador General Julio Comte Grand por el tema, y se resolvió unificar las causas por intimidaciones públicas a cargo de Juan Cruz Condomí Alcorta, el mismo fiscal que en la región solicitó intervenir policialmente el Astillero Río Santiago después de un informe en el programa de Jorge Lanata. Ninguna de las alternativas logró disminuir las amenazas. “Parece que no quisieran investigar. Uno tiene que evitar la tentación de empezar a pensar cosas. Lo cierto es que cuando se ve la inacción del Estado sobre este problema uno lo lee como un ataque a la escuela pública”, sostiene Floreal Prieto, secretario general de Suteba Berisso.

Las acusaciones tanto de los funcionarios como de los fiscales recaen sobre los jóvenes, pero desde los Centros de Estudiantes niegan que la responsabilidad sea de los estudiantes y afirman que se trata de una criminalización de la juventud. Desde la Coordinadora de Estudiantes en Lucha, los jóvenes han realizado movilizaciones para reclamar el cese de las amenazas y mejoras en los establecimientos educativos y han logrado ser recibidos por Nedela, que no les otorgó ninguna respuesta. “El intendente se comprometió a mostrarnos el destino del Fondo Educativo, pero en la reunión nos encontramos con un documento de dos hojas que sólo hablaba de un subsidio del año 2017. Nos presentaron un papel con números y sin ningún detalle, que además no correspondía a lo que exigíamos”, explica Damián Mansore, presidente del Centro de Estudiantes de la Escuela de Arte de la ciudad, sobre la última reunión con el intendente.

La provincia en peligro de derrumbe

Según un informe de Suteba, más de tres cuartos de las escuelas expresan problemas graves en los servicios de gas, agua y electricidad, además de problemas en la estructura edilicia. El relevamiento, realizado en más de 2 mil escuelas expresa que el 95% de los establecimientos educativos tienen instalaciones de gas en condiciones inadecuadas y que no reciben un control periódico. Berisso está a tono con la situación general provincial: pérdidas de gas, problemas eléctricos, filtraciones, vidrios rotos, paredes y techos con riesgo de derrumbe, son los problemas que se repiten. Los aproximadamente mil alumnos de la Escuela Técnica Nº 2, una de las más grandes del distrito, tuvieron que pasar todo el invierno sin calefacción, ya que tiene desconectado el servicio de gas y no tienen fecha para la reconexión. La Escuela Primaria Nº 5 tuvo que suspender los desayunos y meriendas también por la suspensión del gas.

La Escuela Agraria de la ciudad tuvo que vender su producción de granja este fin de semana como consecuencia de problemas eléctricos que dejaron al establecimiento sin luz y que no le permitieron preservar sus productos congelados. La misma escuela cuenta con un nuevo edificio desde 2015 que no puede inaugurarse porque el gobierno provincial no envía los fondos para pavimentar los 600 metros correspondientes al camino de acceso.

La Media Nº 1 tiene en su salón de actos un techo acústico, único en el distrito, que se está cayendo. “Necesita mantenimiento. Lo están dejando estar y en un momento el daño va a ser tan grande que cuando haya que poner plata lo van a tapar con durlock, es una lástima. Las respuestas que nos dan siempre son las mismas, los anuncios de arreglos siempre son por cosas simples o directamente una mentira. Nos sentimos subestimados”, dice León Negrete, integrante del Centro de Estudiantes 23 de Mayo de la escuela. La misma situación expresa la Media Nº 2, donde también el techo del salón de actos múltiples se está cayendo. El techo de la Escuela Nº 18 se dañó el año pasado después de un temporal y nunca fue reparado correctamente.

La ejecución del Fondo Educativo por parte del Consejo Escolar genera controversia en la ciudad. Las obras del primer semestre expresan precios mucho mayores a los valores de mercado: sólo en concepto de mantenimiento de calefactores de tiro balanceado se pagaron alrededor de 350 mil pesos. Los montos elevados han sido reconocidos por Elizabeth Franchi, la titular del Consejo, que explicó que los valores se deben al atraso del pago a proveedores. Las denuncias por precios elevados en el distrito no sólo recaen sobre el Consejo Escolar, sino que se amplían en la ejecución de obras que trascienden lo educativo.

En la gestión Nedela, el caso paradigmático es el de la Plaza Almafuerte, en la que se invirtieron casi 6 millones de pesos para su puesta en valor a pesar de que la plaza no mostraba signos visibles de deterioro. Las obras se concretaron a medias y ahora, cada vez que llueve, la parte refaccionada se inunda como si fuera una pileta. El tema trascendió la ciudad y el concejal oficialista de Ensenada, Adrián Espósito llegó a declarar: “Las plazas de Ensenada nos salen 2 millones y medio de pesos y uno ve que a una plaza en Berisso que costó un monto muy superior no la pueden terminar. Esas cosas deberían verlas los funcionarios y el intendente, que es el máximo responsable”.

La situación de los establecimientos educativos en Berisso es, al igual que en toda la provincia de Buenos Aires, preocupante. “Lo que pasó en Moreno podría pasar acá, porque cursamos en condiciones pésimas. Todo podría evitarse si el Estado estuviera presente”, explica Mariana Sánchez, vicepresidenta del Centro de Estudiantes de la Escuela de Arte.

“Lo que pasó con Sandra y Rubén desgraciadamente podría haber pasado en Berisso y en cualquier lugar. Son situaciones comunes en todas las escuelas de la provincia. Este gobierno no ha cambiado en nada las problemáticas que ya existián, es más, las ha profundizado. No están a la altura de las circunstancias”, sostiene Floreal Prieto. Lo que pasó en Moreno podría haber ocurrido en cualquier distrito de la provincia, incluso en el que Sánchez Zinny eligió para publicitar obras a un mes de la muerte de Sandra y Rubén. (Contexto)

Sobre el Publicador

Darío Franco Medina
Maestro Mayor de Obras (Master Builder) | Propietario y Editor General | Webmaster, Networker & Social Media Optimizer (SMO), Community Manager (CM) | Editor gráfico para Editorial Red Literaria | RRPP y SMO para Kureiji No Eventos
Los comentarios publicados a continuación son entera responsabilidad del visitante. Por lo cual, vale aclarar, reflejan exclusivamente la opinión del lector, y no necesariamente la de EL CORREO GRÁFICO. ⬇️ Elige tu red antes comentar ⬇️
Loading Facebook Comments ...
Loading Disqus Comments ...

Sé el primero en comentar on "Escuelas de Berisso: desidia estatal y amenazas de bomba"

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

No Trackbacks.