Categorías
Berisso Destacadas

HCD: calentitos con Armendi pero Economía no se toca

     

El Honorable Concejo Deliberante de la Ciudad de Berisso, ya tiene fecha para la primera sesión ordinaria del año legislativo, la misma tendrá lugar el jueves 14 de la semana próxima, y contará con un temario que incluye la remoción de funcionarios Municipales de la gestión Slezack, el pedido de informe sobre los hechos de violencia denunciados en el área Municipal y uno, en el mismo sentido, que tiene como protagonista al Secretario del Cuerpo Legislativo, Rubén Sagarduy.

Mas allá de que falta una semana para que estos temas sean expuestos por los ediles, no son pocos los comentarios y las reuniones que se suceden en el ámbito del HCD berissense, tratando, unos y otros, de lograr acuerdos y alianzas que beneficien sus posturas.

Sobre la primer cuestión aquí citada, el “destierro” de la parte contable del Municipio alineada al ex intendente, Enrique Slezack, parece una tarea por demás complicada para poder cumplir los deseos del Intendente Jorge Nedela, ya que dicha remoción de cargos, está sujeta a la aprobación de la mayoría del cuerpo de concejales, cuestión que, según se dice hoy, el oficialismo no lograría ni por asomo, ya que el interbloque del Frente Peronista Berissense (mincarellista) y el bloque del PJ-FPV (slezackista), estarían sumando a su postura negativa a los comandados por el ex candidato a intendente Ángel Celi, del Frente Renovador, y a los ediles de los mono bloques, Jorge Pagano (Bloque Peronista) y Carlos Rainski (Bloque Justicialista), sumando un total de catorce votos, sobre los veinte posibles.

Por tal motivo, el contador Rubén Fernández; el Tesorero, Héctor “Tati” Benítez y la jefa de Compras, Nora Drovsky, conseguirían seguir en sus puestos, a no ser que la auditoria marque alguna irregularidad que los involucre y por tal motivo deban dar un paso al costado.

El segundo tema parece ser menos escabroso, ya que los pedidos de informe sobre el accionar de algunos funcionarios del Ejecutivo Municipal denunciados por hechos de mal trato a empleados de planta, estaría encaminado. Tanto en Acción Social, donde la directora del área debió renunciar, como en Personal, las aguas parecen haberse calmado, gracias a la intervención del intendente, Nedela. Hasta el propio Sindicato de Trabajadores Municipales parece haber cesado en el reclamo luego de haber negociado en peritarías el aumento salarial del sector. Por tal motivo y con la vorágine de la política, la cuestión pasó a un plano menor y ya casi nadie habla de ello por los pasillos del Municipio de Berisso.

La última de las cuestiones presentadas es la del Secretario del HCD, Ruben Sagarduy, quien fuera, sin quererlo el, una de las figuras centrales de la sesión inaugural, cuando la edil peronista, Adriana González, con obvias intenciones de apuntar sobre la denuncia por violencia de género que pesa sobre su persona, fue negada en el uso de la palabra por la presidencia y el interbloque peronista sacara a relucir carteles con consignas alusivas, las cuales pegaron en sus bancas.

Pero a muchos extraño que uno de los participes necesarios de esta historia, el ex delegado Municipal Gabriel Armendi, quien fue sancionado administrativamente y denunciado, por pegarle un golpe de puño a Sagarduy, primero tuviera un saludo tan efusivo con el Intendente Nedela, del cual hay fotos circulando en la web y segundo, que no dijera nada, ni se acercara a los concejales a los que el mismo les pidiera públicamente que se expresaran sobre la cuestión que involucra a su hija, María Jose Armendi, la denunciante de Sagarduy. Más aun, quedaron atónitos algunos “compañeros” cuando vieron que Armendi se retiraba raudamente, antes de la finalización del discurso del intendente, como esquivando alguna situación.

Por los pasillos del Concejo corre el rumor de un arreglo entre Armendi y el Municipio, es más, se llega a decir que iría a trabajar al lado del Secretario de Obras y Servicio Públicos, Raúl Murgia, cosa que hace poner de los pelos a los peronistas; “nos deja mal parados a todos, arreglo lo suyo y nos mato…” refunfuñaba un compañero. Aunque dicen que la mas ofuscada de todos, es la propia Adriana Gonzalez quien quiere “comerse crudo” a Armendi, ya que ella fue quien más expuso el caso y tomo la bandera en el recinto, “esta re caliente, Gabriel se apuró…” dijo un empleado del concejo quien también afirmo, “igual van a seguir adelante porque no fue solo el caso Armendi, también paso lo de los ex combatientes y el insulto a miguel los otros días…”

Nedela Arendi abrazo