Categorías
Comercio - Industria La Plata Nacionales Región Capital Servicios Sociedad

Desde La Plata se podrá volar a Río de Janeiro, San Pablo y Bariloche

Desde La Plata se podrá volar regularmente a Bariloche, San Pablo o Río de Janeiro una vez que la compañía Polar Líneas Aéreas comience a operar, luego de haber recibido la autorización correspondiente del ministerio de Transporte de la Nación.

Según lo informado, la compañía propiedad del empresario Ricardo Barbosa, ex presidente de la compañía Cata, pidió la concesión de rutas que unen a La Plata con Merlo (San Luis), Neuquén-Bariloche, Trelew -Comodoro Rivadavia, Río Gallegos-Rio Grande, El Calafate-Ushuaia, y con Rosario, mientras que también uniría a la Ciudad con destinos turísticos y ejecutivos como Río de Janeiro y San Pablo, Brasil, y Santa Cruz de la Sierra, Bolivia.

El aeropuerto local ocupa un predio de 400 hectáreas y actualmente se destina a escuelas de vuelo, además de ser base operativa del Plan Nacional de Manejo del Fuego.

Cuenta con una pista de 1.427 metros y otra de 1.100, una terminal de pasajeros de 60 metros cuadrados, y da operatividad a los vuelos que trasladan a funcionarios bonaerenses.

El lunes, la resolución 296/2018 del ministerio de Transporte de la Nación autorizó a Polar a operar rutas entre La Plata, San Luis, Córdoba, Mendoza, San Juan, Buenos Aires, Neuquén, Santa Cruz, Bariloche, Chaco, Santa Cruz y Ushuaia, además de varias conexiones en cada uno de esos destinos.

Polar también podrá prestar servicios de pasajeros y carga a destinos internacionales a Río de Janeiro, San Pablo, Lima, Perth (Australia) y Singapur.

De acuerdo con el plan presentado por Polar, la empresa utilizará aeronaves del tipo DC 10, Airbus A-340, Airbus 320 y Boeing 737. (InfoGEI)

Categorías
Comercio - Industria Destacadas Nacionales Política Servicios Sociedad Turismo

«Más bondi que fly»: Los papelones de la LowCost Flybondi no cesan

Con demoras de hasta nueve horas, este sábado la Flybondi reprogramó todos los vuelos y en algunos casos los pasajeros fueron trasladados en combi desde El Palomar hasta Aeroparque. Los dos primeros vuelos de este domingo también fueron postergados.

La aerolínea low cost FlyBondi sigue suspendiendo vuelos y derivando pasajeros hacia otras estaciones aéreas por complicaciones en El Palomar, según consigna el medio local, El Diario de Morón.

Este sábado, la empresa suspendió un vuelo a Córdoba y reprogramó el resto de las salidas, algunas incluso con demoras de hasta nueve horas. Este domingo por la mañana los vuelos que estaban anunciados desde El Palomar a Córdoba y el regreso, también fueron reprogramados.

Según pudo verificar InfoGEI, durante las esperas a las que fueron sometidos los pasajeros, estos aprovecharon para quejarse y burlarse a través de las redes sociales.

Despegar a horario parece un desafío difícil para la low cost favorita del Gobierno. A los problemas con el «aeropuerto trucho” –como los denominaron los vecinos- de El Palomar- se sumaron complicaciones técnicas y de logística.

Así lo admitió la propia empresa en al anunciar que el vuelo 5013 que partía desde El Palomar con destino a Córdoba, anunciado para las 20:05, lo haría desde Aeroparque, donde los pasajeros fueron trasladados en combis, y luego esperar tres horas más tarde para abordar el vuelo.

Esta no fue la primera salida frustrada de Flybondi, el resto de las partidas también debieron ser reprogramadas, como el vuelo 5400, que debía salir desde Córdoba a Mendoza a las 6:00, fue reprogramado para las 14:30. También fue postergado el viaje que iba desde Mendoza a Iguazú, con partida a las 7:35, que terminó saliendo a las 16:30, vía Córdoba. El vuelo 5451, Iguazú-Mendoza, también fue reprogramado. Lo mismo que el que hacía Mendoza-Córdoba, que salió con dos horas y media de retraso.

Este domingo, Flybondi, también reprogramó los vuelos Palomar-Córdoba y Córdoba-Palomar. El vuelo que debía salir a las 06:10 fue postergado hasta las 11:45 y de las 07:55 se pasó para las 10. (InfoGEI)

Categorías
Nacionales Política Servicios

El Gobierno de Macri cerró ArBus, una empresa creada por La Cámpora

En el marco del plan de ajuste para reducir el déficit, el Gobierno cerró la empresa ArBus que prestaba servicios de transporte urbano de pasajeros entre el Aeroparque Metropolitano y el Aeropuerto Internacional de Ezeiza. Su último viaje fue el pasado viernes.

El cierre de la firma estatal fue denunciada por los propios trabajadores y luego confirmada por el ministerio de Transporte que conduce Guillermo Dietrich, desde donde señalaron que la causa fue un déficit de $ 20 millones.

ArBus era un servicio de transporte terrestre que conectaba, punto a punto, Aeroparque con cuatro de los principales destinos de la ciudad de Buenos Aires: Puente Saavedra, Pacífico, Retiro y el Microcentro.

El servicio, operado por la estatal Intercargo, funcionaba los 365 días del año entre las 6 y las 0, con una espera máxima de 30 minutos y tarifas accesibles que permitían viajar desde Aeroparque a Ezeiza y viceversa.

En agosto de 2016, el gobierno de Cristina Fernández de Kirchner inauguró el servicio de colectivos ArBus con viaje es gratuito para los empleados que trabajen en el Aeroparque o en Ezeiza y con un costo de $ 20 para los pasajeros.

En 2016, la gestión de Mauricio Macri, decidió poner fin a la gratuidad del servicio para empleados y Aerolíneas Argentinas dio de baja el contrato que tenía con Intercargo para que sus clientes viajen gratis en ArBus.

Tras esos cambios, el ministerio de Transporte dijo que había logrado reducir el déficit de la compañía de colectivos en un 70%, pero ahora finalmente decidió cerrarla.

El déficit de $ 20 millones anuales se explica en parte porque el costo mensual de la empresa era de $ 4 millones, pero sus ingresos de $ 2,5 millones. Además, afirman desde el Ministerio, la demanda no superaba la ocupaciones del 20% por colectivo: de 35 asientos, se vendían en promedio solo 7.

En los últimos meses se había especulado con que el Gobierno podía darle continuidad a ArBus e incluso extenderla hasta el aeropuerto de El Palomar a donde llegar en remis o taxi sale más caro que un boleto en una aerolínea “low cost”.

Ahora, los pasajeros ya no podrán elegir entre dos empresas similares y tendrán que viajar de un aeropuerto a otro en remis, taxi o en los micros de Tienda León, una empresa privada que ahora monopoliza el servicio.

Tienda León tiene servicios que conectan los dos aeropuertos y la Terminal Madero donde opera la compañía Buquebús, que traslada pasajeros desde y hacia Uruguay en una flota de barcos durante todo el año.

Respecto a los puestos de trabajo, desde la cartera de Dietrich aclararon que “de los 34 empleados que tenía ArBus, 11 fueron reasignados a nuevas tareas dentro de Intercargo mientras que otros 23 serán absorbidos por otras empresas de transporte. Mientras tanto todos están con licencia con goce de sueldo”. (Adelanto 24)