Categorías
Análisis - Opinión Deportes Nacionales Política

El legado de los Juegos Olímpicos de la Juventud ¿Cuánto salieron?

(Por Proyectar Ciudad) A un año de realizados los Juegos Olímpicos de la Juventud, todavía no es posible hacer un balance acabado de los mismos, entre otras cosas por la falta de información pública. La gestión de Horacio Rodríguez Larreta había presentado a los juegos como un hito refundacional de la Ciudad y el legado perenne de su gestión.

Las controversias en torno a los Juegos son tantas, y ha dejado tantos puntos opacos que no es posible abordar el tema en un único informe, por ello a lo largo de las próximas semanas se abordará el tema en sucesivas presentaciones. En este trabajo tratamos de dilucidar una cuestión elemental que, sin embargo, continúa siendo ignorada: ¿Cuál fue el costo de organizar los juegos para la Ciudad?

¿CUÁNTO SE IBA A GASTAR EN LA ORGANIZACIÓN DE LOS JUEGOS?

Con la promesa de gastar unos 100 millones de dólares, y otros 100 en la Villa Olímpica, en 2013 se dio el anuncio de la designación de la Sede como un buen augurio para la Ciudad. Según lo informado, el gobierno porteño sólo aportaría U$S 69 millones mientras que el resto serian aportes del COI, sponsors y venta de entradas[1].

La presentación de Buenos Aires como sede de los JJOO de la Juventud se anunció en 2011, al final del primer mandato de Macri al frente de la Ciudad y se formalizó en 2012, durante el segundo gobierno de Macri, siendo seleccionada finalmente en 2013.

En las publicaciones oficiales no se desarrolla, ni siquiera de forma estimativa, un presupuesto de cuánto iba a salir el evento. Cuestión que, claro está, no dista de ser menor. Sin embargo, la cifra de 100 millones se reitera con enorme coincidencia en las informaciones periodísticas de distintas épocas, de acuerdo a los datos brindados por el Ejecutivo a los diferentes medios de comunicación.

Cabe destacar que uno de los elementos ponderados por el Comité Olímpico Internacional – COI – para la designación de la sede fue el monto destinado a la organización. De hecho, el bajo costo fue uno de los criterios considerados en la selección de Buenos Aires por encima de otros competidores.

En la propuesta efectuada por Buenos Aires al COI se hablaba de cerca de 105 millones de dólares para la organización y otros 126 millones para obras de infraestructura permanente, mayormente para la Villa Olímpica.

Aquella propuesta incluía realizar actividades en los estadio de River y Boca, en el CENARD y en la zona norte ribereña de la Ciudad, muchas de las cuales fueron mudadas al sur. Por lo tanto, poco y nada de la propuesta original enviada al COI –ni presupuestaria ni de sedes- fue realmente cumplida a la hora de poner en marcha los Juegos en 2018.

¿CUÁNTO SE GASTÓ EN LOS JUEGOS?

Esta pregunta elemental no tiene respuesta clara, lo que da cuenta de la falta de transparencia que rodeó a su organización. Si bien el GCBA abrió un sitio web en el que se publica el “legado” de los juegos Olímpicos, no es sencillo de cuantificar el total gastado en los mismos.

En efecto, el portal autónomo https://legadoolimpico.buenosaires.gob.ar/ parece estar más enfocado a la publicidad del evento que a brindar datos concretos de la organización, los costos y la inversión realizada. En esta web se informa que se gastaron unos $2.400 millones, sin embargo ese dato es incompleto e insuficiente. En primer lugar, porque la información no detalla datos fundamentales, por ejemplo no se cuenta con la fecha de adjudicación y pago, ni se nomina en dólares las diferentes contrataciones, por lo tanto no es posible saber en moneda constante cuál fue el monto total de los gastos para realizar los Juegos Olímpicos de la Juventud. Además, no se referencian los expedientes que representan dichos montos, siendo imposible efectuar un mínimo control sobre dicha información.

Finalmente, quizás lo más importante es que de la información oficial se advierte que se trata de un listado incompleto, en el que no se incluyen las contrataciones de importantes obras, con montos significativos.

PERO ENTONCES… ¿CUÁNTO SE GASTÓ EN LOS JUEGOS?

La respuesta más precisa es que, a un año de su realización, la ciudadanía no sabe cuánto salieron los Juegos Olímpicos de la Juventud, lo que constituye en sí mismo una falencia seria del GCBA, mucho más si se considera que estimaciones privadas dan cuentan de que se podrían haber gastado entre 300 y 1000 millones de dólares varias veces más de lo comprometido por el GCBA.

Por otra parte, vale destacar que desde que el GCBA realizó la presentación hasta que se hicieron los Juegos el tipo de cambio sufrió varias devaluaciones (no solo nominales, sino también en términos reales). Toda vez que el gasto principal es en infraestructura, con una incidencia relativamente alta de mano de obra y otros costos pesificados, las referidas devaluaciones deberían haber reducido el costo en dólares de los Juegos respecto a lo previsto originalmente, cosa que no sucedió.

Más allá de esta evidente política de poner los gastos de manera difusa, para analizar, afortunadamente, hay varios trabajos que buscan hacer lo que el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires no quiso, esto es, centralizar, unificar y cuantificar el costo de dicho evento internacional.

La investigación más profunda respecto al tema fue efectuada por el periodista Ernesto Rodríguez para el sitio ephectosport.com.ar, quien calculó un gasto superior a los 1.000 millones de dólares. Es decir, 10 veces más de lo previsto y comprometido originariamente, y casi cuatro veces y media más (siempre en dólares) que lo presentado ante el Comité.

¿Cómo calcula el autor del informe el gasto? En sus nueve informes, el periodista cuenta las dificultades para obtener la información, ya que no todos los gastos los efectuó la Unidad Especial creada a tal efecto, sino que fueron hechos por otras dependencias, dificultando contar con un precio real y final de lo gastado. No obstante, una minuciosa búsqueda e investigación permitieron elevar considerablemente el número originariamente previsto.

Vale destacar que en el informe se incluye como gasto la devolución del crédito de la Corporación Andina de Fomento (CAF) para viviendas en la Villa Olímpica, por U$D 160 millones, a lo que deben adicionarse los intereses del préstamo, con lo cual el monto asciende (con sus intereses) a 235 millones de dólares.

Técnicamente no consideramos correcto incluir dicho concepto dentro del gasto ya que se trata de la devolución de un crédito otorgado, con lo cual restando dicho rubro el gasto en que habría incurrido la Ciudad para dicha obra ascendería a casi U$D 790 millones.

Según este trabajo periodístico el gasto que insumió la Villa Olímpica y las demás construcciones vinculadas en la Comuna 8 fue de U$D 292 millones, los escenarios deportivos en el Parque Olímpico de Villa Soldati, además de las instalaciones temporarias que demandaron unos U$D 217 millones. Los gastos operativos durante la competencia habrían totalizado U$D 214 millones. Además se gastaron U$D 57 millones en acciones culturales y de publicidad y otros U$D 9 millones en insumos deportivos.

En uno de esos esos informes, denominado “Los dueños del Oro”, se ofrece un listado de las 60 obras y contrataciones más onerosas, las que totalizan (excluyendo al rubro correspondiente a la CAF) unos 540 millones de dólares, de los cuales solamente los primeros 10 concentran unos U$D 330 millones.

En definitiva, todas las informaciones periodísticas dan cuenta del elevado costo total de los Juegos y la falta de precisiones oficiales no hacen más que rodear a los JJOO de la Juventud de un manto de sospecha que el gobierno porteño solo agudizó con su accionar. (NCN)

Categorías
Deportes Institucionales Nacionales Universitarias

La Universidad Nacional de La Matanza campeona de los Juegos Universitarios Regionales

Disciplina de trabajo, competencia sana, voluntad de superarse a diario y la incorporación de hábitos saludables, entre otros, son algunas de las aptitudes que desplegaron los más de tres mil estudiantes de 81 instituciones de Educación Superior de todo el país en la final Nacional de los Juegos Universitarios Regionales (JUR).

La Universidad Nacional de la Matanza se consagró ganadora por quinto año consecutivo de la Copa JUR tras ser la institución que más puntos cosechó a lo largo de los cinco días, con seis medallas de oro, dos de plata y una de bronce. En segundo lugar quedó la Universidad Nacional de Cuyo con dos medallas de oro y tres de plata, seguidos por la Universidad Nacional de Córdoba que se llevó dos de oro, dos de plata y una de bronce.

El secretario de Políticas Universitarias, Pablo Domenichini, aseguró que “los Juegos tienen ese espíritu de entender al deporte no sólo desde la parte competitiva, sino además como la enseñanza de valores que brindan un espacio de confraternidad entre los estudiantes, en el cual acompañan el trayecto formativo específico de cada alumno durante la carrera“. La Secretaría de Políticas Universitarias (SPU) es responsable de financiar y encabezar la organización de la actividad, en conjunto con el Comité Técnico del Deporte Universitario Argentino (CTDUA) del Consejo Interuniversitario Nacional (CIN).

La competición universitaria más importante a nivel nacional presentó 19 disciplinas deportivas y se llevó a cabo en los escenarios deportivos de Ciudad Universitaria, CeNARD, Parque Olímpico de Villa Soldati, Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), Universidad Nacional de La Matanza (UNLaM) y CeDEM de Tres de Febrero.

“Los JUR son una experiencia increíble para todos nosotros. Hay un nivel de juego muy grande. También me tocó estar en una experiencia internacional en futsal en los Juegos Panamericanos Universitarios y en los Juegos Olímpicos Universitarios de Taipei con fútbol. Ha sido muy hermoso todo el folclore deportivo que se construyó en torno al deporte universitario y mis palabras son sólo de agradecimiento para todos los que hicieron posible esto“. El testimonio corresponde a Florencia Senger, quien se recibió el año pasado de profesora Universitaria en la Universidad Autónoma de Entre Ríos (UADER) y representa a dicha institución a nivel nacional en futsal. También vistió los colores de la celeste y blanca con la selección universitaria de fútbol femenino en las Universiadas de Taipei de 2017.

“Para mi los JUR representan la unión de mis dos pasiones, la kinesiología y la natación”, dice Tamara Pons, estudiante en la UNLaM. El año pasado consiguió 8 medallas en los Juegos Panamericanos Universitarios de San Pablo 2018 y marcó el récord de ser la atleta-estudiante argentina que más medallas cosechó en un evento internacional. La joven fue distinguida por la Federación del Deporte Universitario Argentino, como estudiante-atleta destacada en 2018 y este año competirá en en los Juegos Mundiales Universitarios de Nápoli.

“El deporte y el estudio pueden ir de la mano siempre y cuando uno con esfuerzo y dedicación lo desee, pero siempre y cuando también haya respaldo del Estado y de la Universidad. He tenido la posibilidad de participar en los JUR en las últimas tres ediciones y de los Juegos Panamericanos Universitarios en Brasil y siempre voy a estar muy agradecida por esto“. Desde la humildad, Brenda Lubrina, estudiante de derecho de la Universidad Nacional de Córdoba (UNC) y nadadora, también reparte elogios, al igual que todos los estudiantes que son parte de esta hermosa fiesta del deporte universitario.

Cabe resaltar que durante las Finales Nacionales también presenciaron las competencias los entrenadores de los distintos selectivos nacionales, que estarán atentos a la detección de talentos para una convocatoria a los Juegos Olímpicos Universitarios de Nápoli, máximo evento deportivo internacional después de un Juego Olímpico, con fecha a realizarse entre el 3 de julio y el 14 del mismo mes.

Educación y deporte. Deporte y educación. Dos mundos perfectamente complementarios que benefician al conjunto de la sociedad.