Categorías
Ciencias - Tecnologías Institucionales La Plata Universitarias

Ingeniería puso primera para la creación de un polo tecnológico automotriz

Autoridades de la Facultad de Ingeniería de la UNLP lo anunciaron durante la “XII Jornada de Mecánica Aplicada a la Competición”. El objetivo es brindar asistencia a la industria y promover el desarrollo de tecnologías e investigación en el rubro automotriz. En el encuentro, el Departamento de Mecánica inauguró equipamiento para ensayos de potencia de vehículos y motores.

Con profesionales altamente capacitados y un laboratorio especialmente equipado, la Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) proyecta la conformación de un polo tecnológico automotriz. El objetivo es brindar asistencia a la industria y promover el desarrollo de tecnologías e investigación en dicho rubro. Así lo anunciaron hoy autoridades de la Unidad Académica durante la “XII Jornada de Mecánica Aplicada a la Competición”. En el encuentro, se inauguraron bancos de pruebas para medir la potencia de vehículos y motores, estándar y de competición.

Durante la apertura, el decano de Ingeniería Horacio Frene expresó que “es un orgullo para el Departamento de Mecánica y para la Facultad que nuestros recursos humanos puedan explotar al máximo el potencial de estos bancos de pruebas. La inauguración de estos equipos es un sueño concretado”.

Por su parte, el director ejecutivo del Departamento de Mecánica, Ramón Galache sostuvo que “el Banco de Rodillos inerciales y el Banco de Prueba de Motores consistente en un Freno de Corrientes Parásitas, han sido objetos de una planificaciónón desde hace tiempo. Nos va a permitir, además de realizar los ensayos correspondientes, lograr en un tiempo prudencial conformar un polo tecnológico que pueda asistir a la industria automotriz en general y promover desarrollos de tecnologías e investigación en dicho campo, formando profesionales idóneos en las materias que abarcan a esta industria particular”.

Para el ingeniero, la Facultad de Ingeniería junto a la UTN Facultad Regional La Plata podrían trabajar en la creación del polo tecnológico. “Actualmente, existe uno en Córdoba. Nosotros podríamos crear uno para la capital de la provincia de Buenos Aires”, afirmó.

El nuevo instrumental fue instalado en la Unidad de Investigación, Desarrollo, Extensión y Transferencia (UIDET) Ingeniería Aplicada en Mecánica y Electromecánica (IAME). El ingeniero Gastón Pary, integrante de la unidad, detalló que el Banco de Prueba de Motores sirve para “medir potencia, torque del motor, rendimiento volumétrico y consumo específico de combustible. La idea es poder realizar prácticas de laboratorio con las cátedras como tareas de investigación. Mientras que el Banco de Rodillos permite medir la potencia que el auto está transmitiendo al piso, contemplando las pérdidas mecánicas del sistema de transmisión”.

Pary añadió que “el Banco de Prueba de Motores admite una potencia máxima de 350 HP y un régimen máximo de giro de 10 mil revoluciones por minuto (RPM). Es decir, estaría más acotado si pensamos en motores de autos de competición. En cambio, el Banco de Rodillo admite una potencia máxima de 1.200 HP. Por lo tanto, en lo que es automovilismo de competición, de categorías nacionales, se podría probar en cualquier vehículo”.

Según el ingeniero, “no es común tener dos bancos de prueba que te permitan probar el motor y luego poder medir las pérdidas mecánicas. Los preparadores de motores trabajan solamente con el banco de prueba de motor y luego se lo dan a los equipos. Hay muchas grandes estructuras que tienen el equipo de Rodillo y solo miden al piso, ya que no cuentan con instrumental para medir el motor. Incluso en el país no hay muchas instituciones que tengan los dos bancos en una misma estructura”.

Pary, que es egresado de la Escuela Técnica N°2 de Berisso, estuvo a cargo de la coordinación de alumnos de dicho colegio que colaboraron con ingenieros y estudiantes avanzados de la Facultad en el montaje y puesta a punto de los equipos. Para la inauguración se probó un Ford Sierra de 500 HP de potencia.

En la jornada también hubo charlas a cargo de especialistas sobre motores, chasis y lubricantes. Entre las autoridades de la Facultad estuvieron presentes el director de la carrera Mecánica y Electromecánica Javier Idzi y el coordinador de la UIDET IAME, Gustavo Saralegui.

Categorías
Institucionales La Plata Servicios

Junto a la Facultad de Ingeniería se trabaja anteproyecto para regular el uso de rampas vehículares en La Plata

La Municipalidad de La Plata, junto con la Facultad de Ingeniería de la UNLP, la Cámara de Ascensores, y diversos Colegios Profesionales de la región, trabajan de manera conjunta en la redacción de un anteproyecto para regular el uso de las rampas vehículares en las cocheras, que tiene como objetivo principal prevenir accidentes.

Según se informó, profesionales y alumnos avanzados del Departamento de Mecánica de la casa de altos estudios convocados por la Comuna trabajan en la optimización del diseño y en el refuerzo de la estructura de estos dispositivos instalados en los accesos vehículares de los edificios.

Al respecto, el secretario de Planeamiento, Obras y Servicios Públicos de la Comuna, Luis Barbier, detalló: “La iniciativa busca prevenir accidentes en edificios”, y remarcó: “Se busca una norma específica porque, si bien hay una norma particular de IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación) para los ascensores, no la hay para rampas vehículares”.

Por su parte, la directora de Obras Particulares local, Beatríz Masson, remarcó: “Teniendo en cuenta que los antiguos modelos instalados con accionamiento mediante cables de acero para su izaje han representado un peligro, tanto para las personas como para los vehículos, los especialistas trabajan en la redacción de una normativa para que los distintos modelos de rampas cuenten con los elementos de seguridad necesarios, así como en variables de estructuras acordes a la resistencia que necesitan para cumplir su función”.

En ese sentido, se indicó que el principal material que se utiliza para la construcción de estas rampas es el acero y que la vinculación de los distintos elementos de la estructura se realiza mediante uniones por soldadura y uniones roscadas; al tiempo que para el accionamiento de la rampa se propone el uso de un sistema de pistones hidráulicos que otorgan mayor seguridad que el anterior sistema.

Categorías
Ciencias - Tecnologías Institucionales La Plata Universitarias

Ingenieros de la UNLP realizan aportes técnicos para mejorar la seguridad de rampas vehiculares

La Facultad de Ingeniería de la UNLP fue convocada por la Municipalidad de La Plata, junto a la Cámara de Ascensores y otras entidades, para participar de la redacción de una normativa que tiene como fin regular el uso de estos equipos y prevenir accidentes en edificios de la ciudad. Profesionales y alumnos avanzados del Departamento de Mecánica trabajan en la optimización del diseño y refuerzo de la estructura de estos dispositivos

La Facultad de Ingeniería de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP) junto a la Municipalidad de La Plata, la Cámara de Ascensores de La Plata y colegios profesionales de la región trabajan en un anteproyecto para regular el uso de rampas vehiculares en la ciudad y prevenir accidentes en edificios. El objetivo es generar una norma que estipule lineamientos de seguridad para la construcción de estos dispositivos, su utilización y mantenimiento. Profesionales y alumnos avanzados del Departamento de Mecánica realizan los estudios técnicos.

El Tec. Nicolas Pulcini, jefe de la División de Ascensores de la Comuna platense, área que depende de la Dirección de Obras Particulares, indicó que, en una primera instancia, entre el 2017 y mediados del año pasado, la Unidad Académica participó de la reglamentación sobre instalaciones eléctricas de ascensores y elevadores. Luego se tomó la iniciativa de crear una normativa para la fabricación de rampas vehiculares porque, si bien para los ascensores hay una norma particular de IRAM (Instituto Argentino de Normalización y Certificación) de cómo se deben fabricar y mantener, para las instalaciones complementarias como son las rampas vehiculares, montacargas y montacoches no hay una pauta específica.

Simulación estructural de la rampa utilizando software de elementos finitos. Los diferentes colores reflejan la deformación de la estructura ante una determinada carga. En este caso, debido al peso de un automóvil.

“La única normativa que existe es la Ordenanza 8769 de mantenimiento de ascensores y equipos de elevación, pero aspectos como la adecuación, elementos de seguridad o protección no están estipuladas en ningún lado”, indicó el funcionario.

En el Departamento de Mecánica de la Facultad, un grupo de ingenieros trabaja sobre modelos de rampas facilitados por constructores de rampas vehiculares que integran la Cámara de Ascensores La Plata. El objetivo es asesorar en el diseño de las rampas, proponiendo mejoras al mismo, y en la evaluación de planes y buenas prácticas de mantenimiento para identificar los puntos críticos de falla.

El Ing. Fernando Gutiérrez, docente del Departamento, explicó que “se realizó una simulación estructural utilizando software de elementos finitos”. Se trata de un método que sirve para predecir cómo reaccionará un producto ante diferentes variables como fuerzas, vibraciones, calor, fluidos u otros efectos físicos. Esta técnica fue utilizada por los ingenieros para analizar el funcionamiento de la rampa y, en base a cálculos realizados, trabajar en la optimización del diseño y la estructura.

Gutiérrez indicó que el principal material que se utiliza para la construcción de estas rampas es el acero, empleando perfiles IPN, perfiles C y caños estructurales. La vinculación de los distintos elementos de la estructura se realiza mediante uniones por soldadura y uniones roscadas.

“Si bien existen varios mecanismos para el izaje de la rampa, se propende que el mismo se realice mediante pistones hidráulicos en vez de la utilización de poleas y cables, debido a que el primero presenta una mayor seguridad en su accionar”, detalló.

Del proyecto forman parte dos alumnos avanzados de la carrera Ingeniería Mecánica que realizan su Práctica Profesional Supervisada (PPS) en el Municipio. Los futuros ingenieros participan en la elaboración de los informes sobre el comportamiento estructural de la rampa y las propuestas de mejoras de la misma.

De las reuniones en la Facultad participan representantes de la Municipalidad de La Plata, la Cámara de Ascensores, la Cámara de Administradores de Consorcios, y de colegios profesionales de técnicos, arquitectos e ingenieros.

En la redacción de la normativa intervienen la Facultad, la Cámara de Ascensores, el Municipio, la Cámara de Administradores de Consorcios y los colegios profesionales de técnicos, arquitectos e ingenieros. “En el documento estamos trabajando en las particularidades que cada uno ve desde su área, tanto los constructores como los usuarios que son los administradores y los montadores que son las empresas; y nosotros desde el Municipio en la parte de inspección”, señaló Pulcini.

El Ing. Raul Razzini, asesor técnico de la Cámara de Ascensores de La Plata sostuvo que desde que comenzaron a emplearse este tipo de rampas en la ciudad, hace una década, han ocurrido varios accidentes dejando como saldo vehículos dañados y, en consecuencia, problemas con las aseguradoras de coches. “En un principio se usaban rampas con equipos de elevación por medio de cables, pero ha habido inconvenientes. Entonces se comenzaron a instalar rampas con medios de elevación hidráulica, que son más seguras desde el punto de vista que no se pueda cortar el cable”, aseguró.

Razzini reflexionó que “generalmente, en Argentina trabajamos en forma correctiva y no preventiva, que es lo más seguro, barato y uno se evita dolores de cabeza”. Para el ingeniero, la mejor forma de prevenir accidentes es con reglamentación. De esta manera, se facilita la tarea de las personas que tienen que realizar los controles y, sobretodo, la seguridad de los usuarios.