Categorías
Análisis - Opinión Destacadas Nacionales Política

Aranguren, el ingles de los pozos

(Por Leo Azalone) Definitivamente no todo tiempo pasado fue mejor. Pero la cuestión energética es una de esas excepciones que confirman la regla. Argentina supo ser pionera y modelo. Hoy se sume en la pobreza energética y en el negocio de algunos.

Allá por 1932 dirigentes opositores al gobierno de Agustín. P. Justo ya denunciaban que las dos empresas energéticas que existían por aquellos momentos accionaban para evitar cualquier intento de regulación en el negocio. Una historia que se repite.

Por aquel entonces, inclusive un poco más atrás, ya se hablaba de dos cuestiones que volvimos a escuchar mucho después del advenimiento de este nuevo siglo: la ineficiencia de las compañías y la falta de regulación.

Yrigoyen, Perón, Mosconi, Huergo, Frondizi…Argentina era un modelo para el mundo en materia de hidrocarburos, hasta que la convicción liberal que siempre se pregona, pero que en Argentina nunca funcionó, se hizo sentir.

Juan José Aranguren supo ser el preferido de Mauricio Macri, el Presidente ha dicho en alguna oportunidad que su gabinete era “Aranguren y diez más”. Tal es el lazo entre ambos que cuando empezaron las críticas por sus desastrosas decisiones, el ¿ex? Shell le había presentado la renuncia a Macri y este no se la acepto. Vamos, Aranguren es Macri.

Quien fuera el operador de las petroleras es también el responsable de la pobreza de varios compatriotas, es quien, fundado en una premisa liberal y mentirosa, que en este gobierno repiten sin mirar los datos, aumentó los combustibles casi un 100% en dos años, con los colosales desequilibrios que esto significó. El oportunista empresario había liberado los precios de las naftas.

Se pretendió, y Aranguren aceptó tal vez por ser juez y parte, que la energía debía pagarse lo que cuesta producirla. Esto que suena lógico, no se hace así en ningún país de los que el gobierno busca reflejarse.

Las transferencias para alivianar el precio de las tarifas energéticas son una práctica extendida. Entre los países del G-20, los subsidios a los combustibles fósiles promediaron los USD 1000 por habitante en 2015, de acuerdo con un informe del Fondo Monetario Internacional (FMI).

La cifra es superior a lo que Argentina destina por habitante para aliviar el costo de la energía. En 2015 los subsidios eran apenas superiores a los USD 400 per cápita. En 2018, tras la quita de recursos fijada por el macrismo, las transferencias de recursos por parte del Estado serán de USD 200 por habitante.

La razón de que Aranguren pretendiera, y Macri avalara, subas impresionantes de los combustibles son varias. La primera responde a esa perversa cuestión de la meritocracia, “quien pueda pagarlo, que lo pagué, quien no, que se joda”.

La segunda, sin caer en lugares comunes, es que Macri y sus amigos, tienen empresas energéticas. No solo Shell, la casa del ahora ex ministro, sino, por ejemplo, Central Puerto S.A, donde Nicolás Caputo, “hermano de la vida” del presidente es accionista, empresa que mejoró un 32% sus ganancias durante el primer año de gestión de Macri, triplicándose (98%) en el segundo.

La tercera, es la que pretendieron mostrar como lógica, aumentar los precios haría que se produzca más, suena lógico, pero en la Argentina M, nada es lo que se dice. Aranguren sostuvo que el aumento de los precios mejoraría la oferta de gas y petróleo, pero según estudios de “Valores Consultores”, esto está lejos de ser así.

Datos y hechos nos demuestran que no hubo “revolución energética”, solo negocios de los mismos de siempre con el Estado, con la ventaja que ahora ellos mismos son el Estado. Nunca antes Shell gozó de tanta hegemonía ni tuvo las ganancias que consiguió como en tiempos de Juan José Aranguren. Lo mismo con la empresa de Caputo o Pampa Energía.

Hasta este gobierno, excepto las contadas ocasiones antes mencionadas, nunca existió una política energética, entendida como el establecimiento de objetivos, de políticas públicas en búsqueda del desarrollo nacional, que apunte a la Justicia Social. Pero ahora fue peor, se pasó de la nada al negocio de la casta, perjudicando a los de siempre.

Juan José Aranguren deberá ser recordado como un mediocre ministro, culpable de la desgracia de un montón de argentinos. Nuestra tarea es la de pensar el país que queremos. Si anhelamos producción, ciencia y no sólo el modelo agroexportador, la energía es central y para eso hace falta algo más que un master en alguna prestigiosa universidad o una bonita tarjeta personal con el título de CEO.

Categorías
Destacadas Nacionales Política

La transparencia brilla por su ausencia

El Gobierno Nacional vuelve a tener malas noticias: más funcionarios vinculados con cuentas offshore en el exterior. Esta vez apareció el Ministro de Energía Juan José Aranguren y se suma a una larga lista que tiene la evasión como premisa.

A pesar del show mediático que muestra el Gobierno de Mauricio Macri encarcelando sin sustento jurídico a ex – funcionarios Kirchneristas, quienes están imputados en causas por lavado de dinero, evasión y corrupción son los actuales funcionarios, operando (en algunos casos) de ambos lados del mostrador.

Ahora figura en un registro publicado por  Mariel Fitz Patrick (miembro del Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación) el Ministro Aranguren. Se trata de los Paradise-Papers, donde el ministro Macrista aparece como director de dos empresas off-shore qe trabajaron con Shell, empresa de la cuál es CEO.

Ambas empresas participaron en 13 contrataciones millonarias con el Estado Argentino en 2016, mientras Aranguren ejercía su función como Ministro de Energía, en una suma de USS 150.000.000 (CIENTO CINCUENTA MILLONES DE DÓLARES)

Pero no es el primero en la lista de funcionarios con off-shore: En primer lugar se encuentra el propio presidente argentino, Mauricio Macri con 29 sociedades operando activamente, y que operan desde 1976 cuando comenzó la Dictadura Cívico-Militar más sangrienta.

Al presidente lo siguen:

  • Esteban Bullrich: Ex – Ministro de Educación y actual Senador Nacional electo, con «Foundation INC.»
  • Luis Caputo: Ministro de Finanzas, con «Noctua Partners LLC.»
  • Claudio Avruj: Ministro de Derechos Humanos, con la sociedad «Kalushy SA»
  • Nicolás Caputto: empresario, operador político/judicial y amigo de la infancia de Macri con «Corbalan Services Inc»
  • Darío Lopérfido: Director Artístico del Teatro Colón con «Supernova Productions Inc.»
  • Daniel Chain: el secretario de Obras Públicas del Ministerio de Interior y Vivienda de la Nación, con «Intellect Usa Inc.»
  • Gustavo Arribas: director de la Agencia Federal de Inteligencia (AFI), con «La Veneziana Corp.»

En el resto del mundo aparecen otros siete presidentes vinculados a depositar dinero «sucio» en paraísos físcales y todos terminaron renunciando a sus cargos inmediatamente siendo investigados por la justicia.

Islas Caimán, Panamá, Bahamas, Delaware, Barbados y Suiza son los paraísos fiscales elegidos por los funcionarios del Gobierno Nacional, desde el presidente hacia abajo. Mientras buscan corrupción en funcionarios de la gestión anterior las of-shore desbordan la Casa Rosada.

Categorías
Comercio - Industria Destacadas Nacionales

Llega en abril un cargamento de petróleo importado desde Nigeria

Las empresas refinadoras de petróleo adquirieron un barco con un millón de barriles de petróleo de tipo liviano desde Nigeria que arribará a la Argentina durante la semana del 20 de abril. La operación de compra corrió por cuenta de YPF pero parte del cargamento también será despachado en las plantas del resto de las compañías del sector, Shell, Axion, Oil y Pampa Energía (ex Petrobras Argentina). Así lo aseguraron a EconoJournal fuentes del mercado de trading de derivados de crudo.

Las petroleras importarán crudo Bonny Light de Nigeria que, en términos de lograr el blending de crudos que procesan las refinerías locales, cumple una función similar a la del crudo Medanito de la cuenca Neuquina. Es el primer barco de petróleo africano que se compra este año, aunque no es la primera importación, dado que en marzo se nacionalizó un cargamento de 500.000 barriles de petróleo del yacimiento de Iracema en Brasil.

El año pasado, la compra de crudo en el exterior –en total, en el año se trajeron seis cargamentos- generó una polémica con las empresas productoras del hidrocarburos que denunciaron que la importación excesiva de petróleo provocó un sobrante de crudo local en el mercado interno, lo que devino en una menor inversión en los yacimientos argentinos.

Para corregir esa situación, el mes pasado el Ministerio de Energía creó el Registro de operaciones de importación de petróleo crudo y sus derivados. En un contexto de precios del crudo bajos en el mundo y una actividad local diezmada por esa competencia, la iniciativa apunta tiene como objetivo limitar y ordenar el ingreso de producto importado para proteger la actividad doméstica.

Sin embargo, la operación de compra de Bonny Light en cabeza de YPF –la principal compañía del mercado, con una participación superior al 50%- se concretó antes de la implementación de esa medida (reglamentada esta semana), por lo que no está alcanzada por los parámetros de la iniciativa.

Fuente: EconoJournal de Nicolas Gandini

Categorías
Destacadas Nacionales

Macri le pidió a Galuccio que renuncie a la presidencia de YPF

El Gobierno le pidió al presidente de YPF, Miguel Galuccio, que renuncie a su cargo en la petrolera a partir de abril, “debido a cambios en la estructura” de la compañía que el oficialismo tiene previsto para el mes próximo.

Altas fuentes de la Casa Rosada confirmaron a Télam que la decisión fue comunicada a Galuccio esta tarde y que la idea de que se concrete en abril -durante la Asamblea de accionistas de la compañía- tiene por objetivo llevar adelante “una transición ordenada”.

Galuccio fue nombrado al frente de la petrolera en 2012 por la ex presidenta Cristina Fernández de Kirchner, tras la expropiación de parte del Estado argentino del 51 por ciento de las acciones que tenía en su poder la española Repsol.

Las versiones en torno al alejamiento del presidente de YPF comenzaron a correr con fuerza desde el mismo momento en el presidente Mauricio Macri anunciará al ex titular de Shell Juan José Aranguren como ministro de Energía.

En los últimos días incluso circuló con fuerza la posibilidad de que el alejamiento de Galuccio de la conducción de la petrolera se produzca durante la actual semana o a lo sumo la próxima.

Frente a las versiones que daban cuenta de su inminente alejamiento, Galuccio salió a defender su gestión a través de diversas notas concedidas a medios gráficos durante el último fin de semana, en las que sostuvo que “Si YPF me necesita, yo voy a estar acá”.

Si bien en Casa de Gobierno confirmaron la decisión de que el actual presidente de la petrolera deje el cargo el 30 de abril próximo, fecha en la que se llevará a cabo la asamblea de accionistas, evitaron precisar quién será el que lo reemplace.

En el sector suena fuerte el nombre de Miguel Gutiérrez, ex presidente de Telefónica de Argentina que el 22 de diciembre pasado fue nombrado director por las acciones clase D.

De hecho, el actual directorio de la petrolera no es un lugar de tránsito cómodo para Galuccio debido a que allí debe convivir con otros nombres fuertes llegados desde el sector empresario y especialistas en energía que libraron duras batallas contra la administración kirchnerista.

Entre ellos se encuentran Carlos Felices, ex presidente de Telecom Argentina, que pasó por YPF en los 90 durante la gestión de José Estenssoro; Fabián Rodríguez Simón, uno de los principales asesores del macrismo en temas judiciales; y los ex secretarios de Energía Emilio Apud y Daniel Montamat, entre otros.