Categorías
Berisso Salud Sociedad

Taller gratuito sobre prevención de sobrepeso y obesidad en Villa Argüello

En el marco de diversas acciones llevadas a cabo en materia de prevención de sobrepeso, obesidad y enfermedades asociadas, la secretaría de Salud en conjunto con el equipo de salud de la Unidad Sanitaria Nº 19 de Villa Argüello desarrollarán una charla taller en la que se brindarán herramientas simples para manejar el consumo de grasas y azúcares.

La actividad, de carácter gratuita y sin inscripción previa, se realizará el viernes 12 de julio, a las 10:30 horas en las instalaciones del mencionado Centro de Salud ubicado en calle 124 entre 62 y 63.

El encuentro, que estará coordinado por los nutricionistas Agustina Curatnik y David Muñoz en conjunto con alumnas de la carrera de la Universidad Nacional de La Plata, abordará el consumo adecuado de azúcares, sus reemplazos, edulcorantes; manejo de alimentos altos en grasas, reemplazos saludables con técnicas culinarias, con métodos de cocción y alternativas en el mercado a bajo costo.

Además, se trabajará con la comunidad sobre las consecuencias del consumo de los mismos.

Los interesados en sumarse a la propuesta, pueden acercarse el mismo día de la jornada o quienes quieran recabar mayor información comunicarse telefónicamente al 424-8655.

Categorías
Comercio - Industria Destacadas Exterior Nacionales Política

Acuerdo UE y Mercosur: quiénes se benefician y quiénes se perjudican

La mayoría de los sectores industriales se venía manifestando con preocupación frente a la firma del acuerdo. “Argentina tiene posibilidades de incrementar las ventas de productos agrícolas, productos de molienda y carne bovina. También se abre una importante oportunidad para diversas economías regionales”, resumió Abeceb.

Tras 20 años de duras negociaciones, de marchas y contramarchas, el Gobierno finalmente anunció el cierre del acuerdo de libre comercio entre el Mercosur y la Unión Europea. “Es un acuerdo equilibrado, no sólo entre los dos bloques, sino hacia el interior de los sectores, y que beneficia a las economías regionales”, afirmó a Infobae el ministro de Producción y Trabajo, Dante Sica. Pero como suele ocurrir con este tipo de negociaciones, donde no casualmente hubo años de demora en poder llegar a un arreglo, hay fuertes intereses contrapuestos en ambas regiones, por lo que siempre hay sectores heridos y otros que obtienen más beneficios.

Todavía no se conocen los detalles del acuerdo técnico, ya que hubo un gran hermetismo durante todo el proceso de discusiones, pero tras el cierre, el propio Gobierno admitió que mientras que la UE liberaliza cerca del 100% de su comercio en bienes industriales, el Mercosur lo hace en un 90%, aunque en sectores sensibles los plazos para liberalizar completamente el comercio se elevan de forma gradual a 15 años. También remarcó que el acuerdo favorece el comercio intra-industrial al reducir los aranceles para insumos y bienes de capital.

El propio Gobierno admitió que mientras que la UE liberaliza cerca del 100% de su comercio en bienes industriales, el Mercosur lo hace en un 90%, aunque en sectores sensibles los plazos para liberalizar completamente el comercio se elevan de forma gradual a 15 años.

El sector automotriz es uno de los considerados sensibles, que el Gobierno logró estirar los plazos. Tendrá un período de gracia de 7 años y luego una desgravación arancelaria gradual hasta finalmente quedar en 0% al año 15. En el caso del autopartismo, también comienzan a desgravar después de los 7 años, pero a los 10 años ya la mayoría queda en 0%.

Desde la Asociación de Fábricas de Autopartes (Afac), el director ejecutivo, Juan Cantarella, aseguró que “claramente el sector automotor del Mercosur, y en particular el autopartismo, ha sido moneda de cambio en esta negociación”. “Ante la ausencia de aranceles que equiparen las amplias asimetrías entre nuestros bloques, si la Argentina no avanza en serio en un salto cuántico de competitividad (reforma tributaria en serio y sin gradualismos, modernización de leyes laborales, infraestructura), será muy difícil mantener el equilibrio de las inversiones que demanda esta industria para ser sustentable desde un punto de vista productivo”, enfatizó el directivo, muy molesto con el acuerdo.

La mayoría de los sectores industriales se venía manifestando con preocupación frente a la firma del acuerdo porque el impacto de las importaciones europeas, aunque sea en 10 o 15 años, afectará a la industria local, afectada ya por la falta de competitividad. Europa abre su mercado para bienes industriales del Mercosur, pero el mayor potencial del bloque sudamericano es el agroindustrial, donde los logros fueron acotados.

El documento oficial afirma que la UE eliminará aranceles de importación para el 81,7% de los productos agrícolas del Mercosur, mientras que ofrecerá cuotas o preferencias fijas para el 17,7% restante. “Sólo se excluyen algo más de 100 productos”, aclara el Gobierno en ese paper.

Si la Argentina no avanza en serio en un salto cuántico de competitividad (reforma tributaria en serio y sin gradualismos, modernización de leyes laborales, infraestructura), será muy difícil mantener el equilibrio de las inversiones que demanda esta industria para ser sustentable desde un punto de vista productivo (Cantarella)

Según trascendió, algunas de las cuotas logradas por el Mercosur son las siguientes:

  • 5.000 toneladas anuales para la exportación de leche de fórmula infantil y 10.000 toneladas anuales de leche en polvo. En estos dos casos, el compromiso es el aumento anual de las cuotas durante 10 años. Además, 30.000 toneladas de quesos.
  • 180.000 toneladas anuales de azúcar (hasta último momento iba a quedar excluido) y 600.000 toneladas anuales de bioetanol.
  • 180.000 toneladas anuales para carne aviar; 99.000 toneladas anuales para carne vacuna; y 10.000 toneladas anuales para carne porcina.
  • Vino hasta 5 litros: desgravación linear en 8 años.
  • Vinos espumantes: precio de entrada 8 dolares por litro por 12 años, y liberalización a partir del año 12.
  • Arroz: cuota de 60.000 toneladas con arancel 0%, sin cambio en las condiciones, sin segmentación, e implementación en 6 años.
  • Miel: 45.000 de toneladas con arancel 0% a la entrada en vigor del acuerdo.

Según Agroindustria, los productos cuyo arancel estaran en 0% a la entrada en vigor del acuerdo son: harina de soja y poroto de soja, aceites para uso industrial (soja, girasol, maíz), despojos comestibles de especie bovina, porcina, ovina, algunos productos de la pesca, como merluza; otros productos de origen animal (menudencias, grasas, semen bovino); manzanas, peras, duraznos, cerezas, ciruelas; legumbres; frutos secos, pasas de uvas; uvas de mesa; maní, infusiones (café, mate y té), especias, bebidas (agua mineral, cervezas, espirituosas); productos de la pesca: merluza, mieiras y calamares.

Vino, aceite y más

A su vez, la Unión Europea consiguió tener una cuota de 1.000 toneladas de quesos de alta calidad más indicaciones geográficas como el gruyere y el parmesano, que finalmente el Mercosur entregó. Ello implica que los países sudamericanos no podrán usar estas denominaciones en sus quesos.

Para el sector vitivinícola, el acuerdo alcanzado es, como se preveía, 0 por 0. Ello implica que se liberalizan de entrada las exportaciones de vinos para Europa así como también las importaciones hacia el Mercosur. En este sector, mientras que las bodegas nucleadas en Bodegas de Argentina aplauden el acuerdo, desde otras empresas, e incluso desde Corporación Vitivinícola Argentina (Coviar), salieron recientemente a remarcar los perjuicios que este convenio generará en la actividad.

Lo mismo hizo el sector olivícola. El Mercosur negoció una cuota para que Europa exporte a la región aceite de oliva y el sector salió rápidamente a advertir sobre las consecuencias para la industria local. La Federación Olivícola Argentina (FOA) viene insistiendo que “se propica una apertura”, pero “es necesario contar con una economía estable, previsible, que otorgue un marco de desarrollo posible, para hacer frente a la agro industria europea y fundamentalmente a su olivicultura, que es el sector que cuenta con el mayor porcentaje de subsidios en el Viejo Continente”, señaló la entidad en un comunicado.

El acuerdo también contempla una baja de aranceles para aceites refinados y sin refinar de soja y girasol, pero se terminarán de eliminar en 2030.

“Eso puede generar muchas exportaciones argentinas, especialmente de aceite de girasol, pero falta para eso”, remarcó el titular de la Cámara de la Industria Aceitera (Ciara), Gustavo Idígoras. Quien fue negociador en Bruselas por el país durante varios años aseguró que “la finalización del acuerdo implica que el Mercosur logró torcer una historia de fracasos de 20 años, por lo cual es un éxito”, pero “los beneficios se verán en varios años”.

Finalmente, desde Abeceb, la consultora que fundó Sica, destacaron que “los sectores que más chances tienen de aprovechar el acuerdo son aquellos en los que Argentina se muestra competitivo actualmente. Así, en el corto plazo, las mayores oportunidades se le presentan al sector agroindustrial y pesca. Argentina tiene posibilidades de incrementar las ventas de productos agrícolas, productos de molienda y carne bovina. También se abre una importante oportunidad para diversas economías regionales, entre ellos frutas, miel, pesca y algunas variedades de vinos”.

Por su parte, entre los más desafiados para Abeceb están los productos industriales. “En particular, los relacionados a la metalmecánica, como ser la industria automotriz, los autopartistas, las empresas productoras de bienes de capital y productos metálicos”. Y también pone luces amarillas para algunos productos químicos y los medicamentos.

“El sector servicios y el del biodiesel merecen una mención especial. En el primer caso, donde Argentina se destaca como exportador en muchos segmentos, entre ellos software y servicios profesionales, el acuerdo no implica una baja del arancel, pero el sector podría verse favorecido por una mayor interacción entre ambas economías, tanto en materia de comercio como de inversiones. En cuanto al biodiesel, el tratado no implica el levantamiento de la cuota establecida (dado que el mismo se dio en el marco de una investigación antidumping) pero es dable pensar que con el correr del tiempo se logre un mejor acceso”, resume la consultora. (Página Central)

Categorías
Institucionales Nacionales Salud Sociedad

Se presentó la Guía de Entornos Escolares Saludables para prevenir la obesidad

El material incluye un conjunto de recomendaciones para establecer criterios nutricionales de alimentación y prohibir la venta de bebidas azucaradas y alimentos altos en azúcares, grasas y sodio en las escuelas.

Los ministerios de Salud y Desarrollo Social y de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología presentaron la Guía de Entornos Escolares Saludables, con el fin de establecer recomendaciones basadas en evidencias científicas que constituyen estándares para orientar el proceso de sanción de leyes e implementación de programas destinados a transformar entornos obesogénicos en saludables.

“Esta guía es uno de los primeros frutos de la colaboración gubernamental e interministerial destinados a empezar a controlar y prevenir el sobrepeso y la obesidad infantil”, indicó durante el acto de presentación, el secretario de Gobierno de Salud, Adolfo Rubinstein, quien agregó que “es muy importante generar políticas articuladas en donde no hay una incumbencia específica de salud, de desarrollo social, de educación o de producción”.

En este sentido, Rubinstein explicó que la guía se enmarcara dentro del plan nacional de prevención del sobrepeso y obesidad infantil de pronto lanzamiento. “El objetivo de toda esta estrategia interministerial e intersectorial tiene que ver con trabajar hoy en la agenda futura de lo chicos que van a ver en buena medida hipotecando su futuro, no sólo el individual, sino el que tendremos como país dentro de 30 años si no tomamos algunas decisiones ahora”, destacó.

Además afirmó que las guías son un ejemplo muy claro de cómo poder trabajar en la promoción de entornos saludables en la escuela en “donde los niños y adolescentes pasan la mayor parte del tiempo, donde tienen modelos de referencia y de rol y en donde les debieran enseñar no solamente las habilidades que tienen que ver con el aprendizaje tradicional sino también cuestiones tan importantes como la alimentación saludable, la actividad física y los buenos hábitos y estilos de vida”.

Por su parte, el ministro de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología de la Nación, Alejandro Finocchiaro, aseguró: “Nos llena de orgullo haber podido trabajar en esta Guía de Entornos Escolares Saludables en conjunto con Salud y Desarrollo Social. Sabemos que desde la escuela hay muchísimo para hacer y por eso vamos a hacer llegar esta guía a las 24 jurisdicciones a través del Consejo Federal de Educación, para poner máximo énfasis en esto porque los chicos pasan muchas horas en las escuelas y es allí donde nacen los hábitos, la educación y el cambio cultural para una alimentación saludable”.

Por otro lado, la directora nacional de Promoción de la Salud y Control de Enfermedades No Transmisibles, Verónica Schoj, de la Secretaria de Gobierno de Salud, advirtió que “la situación epidemiológica de sobrepeso y obesidad infantil en Argentina es muy preocupante. Es una epidemia que está creciendo y que hoy afecta a más de uno de cada tres niñas, niños y adolescentes”.

Schoj expresó que esta epidemia tiene gravísimas consecuencias no solo sanitarias en el largo plazo ya que la obesidad no sólo es un factor de riesgo de diabetes, de cáncer de enfermedad cardiovascular sino también, en el corto plazo, de dificultades en la inserción social de los chicos, discriminación, bulling y reducción del rendimiento escolar. “Esta guía es un conjunto de medidas para que la escuela no sea un entorno que promueva la obesidad sino que promueva hábitos saludables en alimentación y actividad física adecuada”.

Finalmente, la secretaria de Innovación y Calidad Educativa del Ministerio de Educación, Cultura, Ciencia y Tecnología, Mercedes Miguel, expresó que “poner este tema en agenda fue un pedido explícito del presidente Mauricio Macri, así que estamos muy contentos por el trabajo que realizamos juntos y de poder dar este primer paso que parecía muy difícil, pero nada es imposible”.

Los estándares que se abordan en la guía incluyen un conjunto de recomendaciones para establecer criterios nutricionales de alimentación saludable en la escuela así como también prohibir la venta de bebidas azucaradas o alimentos altos en azúcares, grasas y sodio en los establecimientos educativos.

Además, se recomienda garantizar el acceso a agua segura a través de bebederos, una infraestructura escolar que facilite el acceso a una alimentación saludable, promover hábitos saludables de comensalidad, implementar estrategias de educación alimentaria y nutricional, garantizar que la escuela sea un espacio libre de publicidad, promoción y patrocinio de alimentos y bebidas y promover la lactancia materna.

Por otro lado, se incluyen recomendaciones para propiciar escuelas físicamente activas. Para ello es necesario garantizar una adecuada cantidad y calidad de actividad física y promover un enfoque inclusivo de la temática en niñas, niños y adolescentes y promover otras actividades curriculares y extra-curriculares que alienten al movimiento.

La presentación de la guía se da en el marco del próximo lanzamiento del Plan Nacional de Prevención del Sobrepeso y la Obesidad en niñas, niños y adolescentes que tiene como propósito consolidar y fortalecer una estrategia nacional intersectorial y en distintos niveles jurisdiccionales para detener dicha epidemia en el período comprendido entre los años 2019 y 2023.

Durante la presentación también estuvo presente el secretario de Promoción de la Salud y Control de Riesgos, Mario Kaler; el subsecretario de Promoción de la Salud y Prevención de la Enfermedad, Daniel Espinosa, la directora de nacional de Maternidad, Infancia y Adolescencia, Diana Fariña y el especialista en Salud de UNICEF Argentina, Fernando Sigman.

Además, participaron equipos técnicos del Ministerio de Salud y Desarrollo Social de Nación, de la Secretaría de Gobierno de Salud y del Ministerio de Educación de Nación, como así también representantes de entidades profesionales y científicas, de organizaciones de la sociedad civil, de instituciones académicas, de organizaciones de consumidores, de cámaras industriales, de la Organización Panamericana de la Salud (OPS), UNICEF, y FAO Argentina.

Guía completa: https://is.gd/gTb0PB

Categorías
Berisso Salud

Se lanzó el programa piloto sobre “Kioscos Saludables”

El Departamento de Seguridad Alimentaria, área que depende de la Secretaría de Salud municipal, inició junto al Consejo Escolar de Berisso, un programa piloto sobre “Kioscos Saludables”, concepto que surge en Irlanda y que se extiende a otros países del mundo con el fin de reducir la incidencia de la obesidad y los problemas de salud asociados a la nutrición de niños en edad escolar.
El mencionado proyecto se pondrá en marcha en la Escuela Nº 5 y en la Escuela de Enseñanza Media Nº 2 de Berisso y se prevé para fin de año extender esta propuesta a la mitad de las instituciones educativas de la ciudad.
Al respecto, el referente del área de Seguridad Alimentaria Cristian Adriani explicó: “La idea es aplicar las buenas prácticas de manufacturas y de higiene en los establecimientos educativos”.
“Esta nueva mirada sobre los kioscos en las escuelas recorre el mundo desde hace aproximadamente 15 años y todas las experiencias están orientadas a los aspectos nutricionales”, indicó Adriani, quien resaltó que “la importancia reviste en la calidad comercial relacionada con la seguridad alimentaria que presentan este tipo de bocas de expendio, sobre todo por el grupo etáreo consumidor, que constituye uno de los franjas vulnerables más importantes asociados a las enfermedades transmitidas por alimentos (ETA)”.
Cabe agregar que uno de los ejemplos más desarrollados en Argentina es el impulsado por la provincia de San Luis y Chile en América del Sur.
El presente proyecto además de constituir una propuesta de comunitaria de promoción de hábitos saludables, contribuye a hacer frente a la actual epidemia de obesidad infantil.
En este sentido, la licenciada en Nutrición Agustina Curatnik sostuvo: “la Sociedad Argentina de Pediatría indica que existe un 40% de niños de entre 10 y 15 años con obesidad y sobrepeso, enfermedades acarrean un síndrome metabólico que implica tener diabetes y colesterol alto”.

“El modo de intervenir para reducir estos índices es a través de la educación alimentaria, se trabajará con los docentes para que puedan replicar en los chicos y los alumnos puedan llevar esos cambios de hábitos a sus familias”, especificó Curatnik.

Por su parte, el Centro de Estudios sobre Nutrición Infantil (CESNI) informó que un 75 % de los alimentos que se venden en las escuelas poseen un elevado contenido en grasas, calorías y sodio, y que el consumo exagerado de estos alimentos favorece la aparición de enfermedades crónicas no transmisibles (obesidad, diabetes, hipertensión).

En este marco, los impulsores del proyecto indicaron que “las políticas públicas también deben propiciar que la escuela se transforme en un ambiente saludable, a través de acciones educativas sobre alimentación saludable, organización del kiosco, talleres de educación para la salud destinados a alumnos, padres, docentes y concesionarios”.

La incorporación de Kioscos Saludables representa un gran desafío, sobre todo cuando los mismos funcionan dentro de las escuelas; en este contexto es donde la educación alimentaria y nutricional adquiere un rol esencial, la cual debe considerarse como un proceso multidisciplinario que involucra la transferencia de información, el desarrollo de actitudes y la modificación de prácticas alimentarias para promover el buen estado de nutrición y salud.