Categorías
Institucionales Provincia Sociedad

La Defensoría del Pueblo lanzó una guía de concientización sobre el Último Primer Día (UPD)

La iniciativa está enmarcada en la campaña iniciada hace dos años por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, a cargo del Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello. Proponen que, en las escuelas, se trabaje el UPD como un hecho pedagógico y se desarrollen estrategias para que los padres y la comunidad educativa problematicen la asociación entre consumo excesivo de alcohol y diversión.

La guía incluye una serie de recomendaciones y pautas que sirvan de puntapié inicial para que se hable sobre el Último Primer Día en el seno del núcleo familiar y en las escuelas. Este año, en la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, el UPD comenzará en las últimas horas del domingo 8 de marzo. Se trata de un ritual, instalado en los últimos años, entre las y los adolescentes que inician su último año de secundaria. La principal preocupación radica en que la celebración está atravesada centralmente por el consumo excesivo de alcohol.

“Esta guía busca ser un aporte para que exista una campaña nacional y provincial de prevención, que no solo abarque el Último Primer Día, sino también a todo lo que implican las causas y consecuencias del consumo excesivo de alcohol por parte de jóvenes. Creemos que el UPD debe trabajarse durante todo el año con propuestas y metodologías que estén en la planificación anual de las instituciones escolares. Además, debería formar parte de los acuerdos institucionales de convivencia, de modo que se reafirme la responsabilidad colectiva en torno a las prácticas de cuidado para este día”, explicó Martello.

Acceder y descargar la guía UPD

El Defensor del Pueblo Adjunto remarcó que las medidas que se adopten desde la escuela no deben ser únicamente prohibitivas o sancionatorias: “Los chicos y las chicas deben ser parte de la mesa de diálogo. Deben ser escuchados y aconsejados. Entre todos y todas debemos construir nuevos sentidos. Lo peor que podemos hacer es dejarlos solos. Por ello también debemos intentar que haya un cuidado entre pares durante este tipo de celebraciones”

Martello concluyó que, a diferencia de lo que ocurría hace dos años cuando el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría comenzó con la campaña, existe ahora un rol más activo de Estado sobre la prevención: “Desde la Sedronar, se ha elaborado un documento destinado a padres y educadores. Las distintas áreas del Estado deben trabajar de forma articulada”.

A nivel internacional, en el año 2015, junto con otros 192 países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Argentina se comprometió a trabajar para lograr 17 objetivos mundiales (Objetivos de Desarrollo Sostenible). Una de las metas descriptas en el objetivo 3 es “Fortalecer la prevención y el tratamiento del abuso de sustancias adictivas, incluido el uso indebido de estupefacientes y el consumo nocivo de alcohol”.

Jóvenes y consumo de alcohol

El año pasado, desde el Observatorio de Adicciones se dieron a conocer los resultados de una encuesta realizada en escuelas de gestión pública y privada del Gran La Plata -abarcó a 632 niños, niñas y adolescentes- que arrojó como resultado que casi el 70% de los niños de 12 a 14 años manifestaron haber consumido alcohol alguna vez. Cuando la edad de la muestra se extiende a 17 años, la respuesta afirmativa de consumo llegó al 88,2%.

Además, 1 de cada 10 NNyA afirmó que consume alcohol a diario y/o entre semana, y más del 25% dijo que consume durante los fines de semana. Asimismo, 1 de cada 5 consultados manifestó beber 5 o más tragos en una misma ocasión. Este volumen los ubica dentro del patrón “Binge Drinking” o “Consumo Episódico Excesivo de Alcohol”.

A través de la aplicación del Test de Crafft, el 42% de la población estudiada manifiesta haber manejado en estado de ebriedad o haber viajado en un automóvil conducido por alguien que había consumido alcohol o drogas ilegales. Este dato adquiere particular relevancia en un país como Argentina donde, según las estadísticas oficiales, los accidentes de tránsito representan la primera causa de muerte en menores de 25 años.

Encuesta sobre Consuma de Alcohol en niños, niñas y adolescentes

Categorías
Análisis - Opinión Comercio - Industria Derechos Humanos Destacadas Institucionales Provincia Sociedad

Polémica por el aviso de Brahma, ¿Quién es quién en el negocio cervecero?

El Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, realizó un informe que describe el control que mantienen dos holdings extranjeros en el mercado local, los cuales se expanden de la mano de una millonaria inversión publicitaria. Refiere que los niveles de ingesta de cerveza crecieron exponencialmente durante la última década y ubican a la Argentina entre las naciones con mayor consumo per cápita del continente. Algunos de los datos más alarmantes se registran entre la población femenina.

Esta realidad pudo ser constatada por el último relevamiento del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, a cargo de Martello. El estudio arrojó que la mayoría de los/as jóvenes de entre 12 y 18 años, que reconocieron haber atravesado episodios de excesos vinculados con bebidas alcohólicas, son mujeres.

Cabe recordar que una polémica publicidad, realizada por uno de los gigantes que controla gran parte del negocio de la cerveza industrial, generó un masivo rechazo en las redes sociales. La publicidad de Brahma, entre otras atrocidades, planteaba una suerte de incentivo para que las mujeres, especialmente aquellas que no se sienten atraídas por el alcohol, se inicien en la ingesta de cerveza, promocionando una bebida “con un toque de lima, menos amarga”. El aviso en cuestión se difundió en momentos en que el consumo de alcohol presenta indicadores que deberían constituir un severo llamado de atención.

De acuerdo a los resultados arrojados por la Encuesta 2019 sobre Consumo de Alcohol en Niñas, Niños y Adolescentes, elaborada por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, el Consumo Episódico Excesivo de Alcohol (CEEA) – también conocido como “Binge Drinking” (BD)- apareció en 132 casos, representando más del 22% de la muestra, constituida por 632 chicos y chicas de entre 12 y 18 años de edad. De los 132 casos de consumo excesivo, el 57% son mujeres (75 casos) y el 43% hombres (57 individuos).

Ante esta situación, Martello se pregunta en su informe: ¿la industria cervecera desconoce estos indicadores de consumo problemático?, ¿la publicidad fue un hecho aislado?, ¿fue solo un error de cálculo dentro de una estrategia que insume una fastuosa inversión que se destina a medios de comunicación, redes sociales y plataformas digitales?

“Más allá de que se haya reconocido el error, el aviso en cuestión no escapa a una concepción desarrollada en distintas partes del mundo, pero que en nuestro país ha tenido – y aún tiene- especial predicamento. Se trata de una matriz publicitaria que retroalimenta estereotipos de género y violencia simbólica; que busca vincular la ingesta de alcohol con la diversión y que también pretende asociar arbitrariamente el consumo de cervezas con el éxito y el deporte”, explicó el Defensor del Pueblo Adjunto.

Los últimos datos que se dieron a conocer hablan de que la industria cervecera, sólo en la Argentina, estaría invirtiendo por año cerca 1200 millones de pesos en publicidad y marketing. Eso no es todo: el año pasado, AB InBev -el principal grupo cervecero que opera en la Argentina, de origen belga- inauguró en Buenos Aires su propio estudio creativo, con una veintena profesionales que están abocados, casi exclusivamente, a generar contenidos y estrategias de marketing y publicidad que ayuden al holding a extender sus negocios y captar nuevos clientes, especialmente nuevos consumidores de alcohol.

La Argentina es una de los territorios a escala global donde la industria cervecera ha tenido mayor éxito en los últimos años, siendo uno de los mercados “emergentes” más atractivos. Algunos números hablan por sí solos ya que, según un relevamiento global realizado por el gigante Kirin (el holding de bebidas más importante de Japón), nuestro país es una de las naciones del mundo donde más ha aumentado la producción de cerveza durante la última década. Más precisamente, la Argentina ocupa el sexto lugar luego de Vietnam, India, Filipinas, Francia y Brasil. Además, la tasa de crecimiento registrada en Argentina casi que quintuplica al aumento global, en términos porcentuales.

Categorías
Institucionales Provincia Salud Sociedad

Bebidas energizantes: hay que frenar el consumo de niños y adolescentes

Según un relevamiento realizado por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, a cargo del Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia, Walter Martello, uno de cada tres chicos y chicas -de entre 12 y 14 años- reconoce que probó alcohol mezclado con bebidas que tienen una alta concentración de sustancias estimulantes, como cafeína y taurina, y suplementos dietarios (L-canitina e inositol).

A su vez, las empresas que controlan la producción y comercialización de bebidas energizantes desarrollan estrategias para alentar el consumo juvenil mediante la mezcla con jugos frutales y envases tuneados con llamativos colores y dibujos, a los que se suman mensajes que asocian directamente el consumo de estos productos con celebraciones y climas festivos. Se trata de una estrategia muy similar a la utilizada por cerveceras, fabricantes de bebidas blancas y tabacaleras.

“Mango loco es una mezcla celestial de sabores exóticos que seguramente atraerá incluso al espíritu más obstinado. Increíble sabor con suficiente dosis de M… para mantener la fiesta por varios días”, reza la leyenda estampada en los envases de uno de los energizantes con mayor presencia en el mercado.

Por más que no estén mezcladas con alcohol, el sólo hecho de tomar energizantes conlleva riesgo para la salud, especialmente si quienes consumen son niñas, niños o adolescentes (NNyA). Según la Asociación Médica de Canadá, podrían provocar los siguientes efectos adversos a NNyA: menor sensación de bienestar, trastornos del estado de ánimo, baja autoestima e incluso depresión; peor rendimiento escolar, mala calidad del sueño; exacerbación del asma, obesidad infantil, aumentos de la tensión arterial; incrementos indeseables de la glucemia (relacionados con el riesgo de diabetes), interacciones con medicamentos que tome el niño/a; problemas dentales y óseos; y agravamiento de las afecciones cardíacas preexistentes.

Según los datos arrojados por el relevamiento 2019 del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, al extender el rango etario de las/los jóvenes consultados, surge que el 45,1% de los chicos y chicas de entre 12 a 18 años consume bebidas energizantes mezcladas con alcohol. En el caso de los jóvenes, de 18 o más años de edad, este porcentaje trepa al 93%.

En virtud a su carácter de productos de venta libre, los/las jóvenes que fueron consultados dijeron que acceden a los energizantes adquiriéndolos en quioscos (52,9%), supermercados (40,3%) y en boliches (6,6%). En éste último caso se está infringiendo la prohibición establecida por el artículo 5° de la Ley N° 14.050, más conocida como Ley de Nocturnidad, la cual establece que cervecerías, cafeterías, bares y otros sitios públicos donde se desarrollen actividades similares “no podrán, en ningún caso, vender, expender o suministrar a cualquier título, las bebidas que por su fórmula se consideren energizantes y/o suplementos dietarios, durante todo el desarrollo de su actividad”.

“A partir de los resultados que obtuvimos en el estudio de campo, que abarcó entrevistas directas a 632 niñas, niños, adolescentes y jóvenes adultos del Gran La Plata, hemos avanzado en algunas recomendaciones para que el Estado nacional y la provincia de Buenos Aires trabaje en la promoción de la salud y el acceso a la información, así como también desalentar el consumo y proteger a la población vulnerable como es la niñez. Es indispensable avanzar hacia una regulación que prohíba la venta de energizantes y complejos vitamínicos a menores de 18 años, y regular la publicidad de este tipo de productos en todos los medios de comunicación”, explicó Martello.

El responsable del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo afirmó que existen diversos países, como Francia, Noruega y Dinamarca, donde la autorización de venta de bebidas energizantes se limita sólo a farmacias. En Sudamérica, en tanto, países como Colombia, Chile y Ecuador también evalúan restringir o limitar la venta libre de estas bebidas.

Estrategias de marketing

Al analizar las estrategias de publicidad, marketing y packaging surge que las empresas que fabrican y comercializan bebidas energizantes buscan captar consumidores cada vez más jóvenes. En ese contexto, a nivel nacional, se presentaron distintas iniciativas en el congreso destinadas a establecer un marco regulatorio. Pero ninguno de los proyectos, hasta el momento, tiene fuerza de ley.

El responsable de Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos explicó que, entre otras acciones, en la Argentina debería prohibirse o limitar al máximo la publicidad de alcohol y energizantes, copiando el modelo de restricción de la publicidad del tabaco.

En rigor, a nivel provincial, la regulación del consumo de bebidas energizantes sólo ha prosperado en algunas jurisdicciones del país. Solo se ha implementado en siete provincias, y la letra de las normas son tímidas. Concretamente, Santa Cruz (desde el año 2006), Chaco (2009) y Río Negro (2011) prohibieron la venta de bebidas energizantes a menores de 18 años de edad. Mientras que Santiago del Estero (2005), Entre Ríos (2007) y Buenos Aires (2009) prohibieron la venta solo en locales bailables y/o donde se expendan bebidas alcohólicas. En Misiones (2010) se obligó a los comercios a exhibir un cartel advirtiendo que el consumo de energizantes con alcohol es perjudicial para la salud.

Categorías
Derechos Humanos Institucionales La Plata Región Capital Salud Sociedad

Preocupante: El consumo de alcohol comienza desde los 12 años en el Gran La Plata

Estos son algunos de los resultados del último relevamiento realizado por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, a cargo de Walter Martello. El estudio, que abarcó 632 niños, niñas y adolescentes que concurren a establecimientos educativos del Gran La Plata, mostró distintos indicadores cualitativos y cuantitativos que pueden servir de insumo para corregir, diagramar e instrumentar políticas públicas.

Según el estudio, casi el 70% de los niños de 12 a 14 años manifestaron haber consumido alcohol alguna vez. Cuando la edad de la muestra se extiende a 17 años, la respuesta afirmativa de consumo llegó al 88,2%.

Cabe destacar que el último informe oficial referido al consumo de alcohol y sustancias psicoactivas, por parte de NNyA, fue publicado por la Sedronar hace tres años, con datos relecolectados en 2014.

Durante la presentación, que se realizó en la sede del Círculo de Periodistas de la provincia de Buenos Aires, participaron autoridades de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP): Martín López Armengol (vicepresidente académico); Sergio Lazo (secretario de Salud); Ana Rusconi (directora de Prevención de Adicciones) y Ana García Munitis (directora del Colegio Nacional). También estuvo presente Alejandra Sturzenegger, directora ejecutiva de la Fundación Florencio Pérez.

“Desde el año pasado, venimos trabajando de forma conjunta desde el Observatorio con el área de Salud y Adicciones de la UNLP y con el Colegio Nacional en tareas que hacen a la defensa y promoción de derechos. Coincidimos en muchos aspectos, tales como la necesidad de que la prevención y el tratamiento de las adicciones pasen a ser una prioridad en las políticas de salud pública”, dijo Martello.

Entre los principales resultados del estudio, se destacan:

👉La proporción no varía entre mujeres y varones. Entre las primeras, el 77,5% de las niñas y adolescentes admite el consumo durante el último mes, mientras que entre los varones ese indicador es del 78,7%.

👉 1 de cada 10 NNyA afirma que consume alcohol a diario y/o entre semana. Más del 25% consume durante los fines de semana

👉 1 de cada 10 NNyA afirma que consume alcohol a diario y/o entre semana.

👉 1 de cada 5 manifiesta consumir 5 o más tragos en una misma ocasión. Este volumen los ubica dentro del patrón “Binge Drinking” o “Consumo Episódico Excesivo de Alcohol”. Implica siempre una intoxicación.

👉 El consumo episódico excesivo de alcohol en mujeres presentan una leve mayoría: representan 57% de los casos y los hombres 43%.

👉A través de la aplicación del Test de Crafft, el 42% de la población estudiada manifiesta haber manejado en estado de ebriedad o haber viajado en un automóvil conducido por alguien que había consumido alcohol o drogas ilegales. Este dato adquiere particular relevancia en un país como Argentina donde, según las estadísticas oficiales, los accidentes de tránsito representan la primera causa de muerte en menores de 25 años.

👉El test de Crafft también permitió determinar que el 46,8% de la muestra presenta indicios de consumo problemático de sustancias psicoactivas.

👉El 48% de los/las encuestados piensa que el alcohol es menos peligroso que la marihuana o la cocaína.

👉1 de cada 5 niños y adolescentes escolarizados declara no haber recibido información sobre los peligros para la salud humana causados por el consumo de alcohol y/o drogas.

👉 El 45,1% consume bebidas energizantes mezcladas con alcohol. En el caso de los jóvenes de 18 o más años de edad este porcentaje trepa al 93%.

Walter Martello junto a la directora ejecutiva de la Fundación Florencio Pérez, Alejandra Sturzenegger

Propuestas

Durante su exposición, Martello también explicó una serie de propuestas para paliar el impacto del alcoholismo, especialmente entre niños, niñas y adolescentes. “La Ley Nacional de Lucha contra el Alcoholismo tiene más de 20 años y aún no se terminó de reglamentar. Necesitamos endurecer el marco legal de la publicidad, que contemple las redes sociales y distintos espacios públicos como los eventos deportivos, para evitar que el puñado de empresas que controlan este negocio siga multiplicando sus ganancias a costa de la salud pública de la población. Hay que avanzar hacia un cambio paradigma que implique deconstruir el discurso de que el consumo de alcohol es sinónimo de diversión o éxito”, explicó Martello.

El Defensor del Pueblo Adjunto también propuso establecer nuevos parámetros de etiquetados de los envases de las bebidas alcohólicas: al menos el 20% de la superficie debería destinarse a leyendas sanitarias y mensajes de prevención. A su vez, Martello consideró que se debe incluir íconos más grandes y visibles en las leyendas sanitarias, y modificar el slogan “Beber con moderación”, dando lugar a otro tipo de mensajes vinculados a la salud pública. Por ejemplo: “El consumo de alcohol es nocivo para la salud”; “el consumo de alcohol en exceso produce accidentes de tránsito”; “el consumo de alcohol en exceso produce enfermedad cardiovascular, diabetes y cáncer”.

El responsable del Observatorio de Adicciones también remarcó que se debe reforzar el suministro de información referente a la prevención de las adicciones utilizando diversas vías y mecanismos: campañas de información y concientización sostenidas en el tiempo y con alta presencia en los medios de comunicación social, escuelas, clubes sociales y deportivos.

El responsable del Observatorio de Adicciones también remarcó que se debe reforzar el suministro de información referente a la prevención de las adicciones utilizando diversas vías y mecanismos: campañas de información y concientización sostenidas en el tiempo y con alta presencia en los medios de comunicación social, escuelas, clubes sociales y deportivos.

Informe completo

Categorías
Institucionales La Plata Provincia Sociedad Universitarias

Articulación de la UNLP y la Defensoría del Pueblo para capacitar docentes sobre adicciones

En las primeras jornadas de capacitación en prevención de consumo y adicciones de sustancias psicoactivas en adolescentes y jóvenes, el Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, afirmó “que la escuela pública es uno de los pocas instituciones que se encuentran en pie para poder dar contención en momentos en que el avance del mercado de drogas legales e ilegales registra niveles inusitados. Lamentablemente, en los últimos años, se ha producido un retiro del Estado del territorio, y ese lugar en muchos casos fue ocupado por los mercaderes de la muerte”.

“Nos encontramos en una situación muy difícil, agravada por la devaluación, que ha llevado a que empiecen a surgir drogas más baratas y nocivas”, destacó Martello, quien se encuentra a cargo del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría.

La capacitación estuvo destinada a directivos, docentes e integrantes de equipos orientadores de escuelas de nivel secundario. La jornada se realizó en la sede Centro de Capacitación, Información e Investigación Educativa (CIIE). Estuvo presente la secretaria de Salud de la UNLP y la directora de Prevención de las Adicciones, Edith Pérez y Ana Rusconi respectivamente, como así también el secretario de Salud del Municipio local, Omar Rezza; la inspectora de la Dirección de Educación de Gestión Privada, Claudia Cienfuegos, y la inspectora de Secundaria, Bibiana Ramírez.

Martello destacó que, en una primera etapa, el objetivo del trabajo conjunto con la Universidad gira en torno al análisis de la temática desde una perspectiva integradora, multidimensional e interdisciplinaria; y la construcción de herramientas para planificar acciones de prevención en el ámbito educativo. “A mediano plazo, una vez que se consolide esta experiencia, queremos llevar esta iniciativa a otras regiones de la Provincia. Estos encuentros también nos sirven para conocer de cerca, en primera persona, las situaciones que diariamente tienen que afrontar los docentes, lo que a su vez nos permitirá hacer un diagnóstico adecuado y planificar distinto tipos de políticas y acciones”, concluyó el responsable del Observatorio.

Categorías
Derechos Humanos Institucionales Provincia Salud Sociedad

Comida chatarra en la mira: promueven políticas escolares para prevenir el sobrepeso infanto-juvenil

Se trata de un documento realizado por la “Coalición Nacional para la Prevención de la Obesidad Infantil en Niños, Niñas y Adolescentes (NNyA)”, que cuenta con el respaldo del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, a cargo de Walter Martello. En territorio bonaerense, un relevamiento realizado por el Observatorio determinó que 1 de cada 4 NNyA come golosinas y/o snacks todos los días, mientras que uno de cada tres bebe gaseosas o jugos azucarados diariamente. Además, el 54% no realiza actividad física, más del 70% le agrega sal a las comidas y un porcentaje similar nunca recibió consejos nutricionales de parte de un profesional.

En ese contexto, Martello destacó la necesidad de ir configurando un nuevo marco normativo a nivel nacional y en avanzar en la reglamentación de la ley provincial sancionada hace 4 años que, además de promover la alimentación saludable, limita el expendio y la publicidad de comida chatarra en ámbitos escolares.

El Defensor del Pueblo Adjunto de la Provincia también se refirió a la decisión adoptada por 13 compañías líderes, en la industria de la alimentación y de las bebidas, de “autorregular” la publicidad destinada a menores de 12 años de productos de escaso o nulo aporte nutricional. “Es positivo que la industria tome conciencia de lo que significa el sobrepeso y la obesidad infantil, en un país como la Argentina que tiene algunos de los indicadores más alarmantes del continente. Ahora bien, una autorregulación privada y voluntaria, como la que propone el sector empresario, resulta insuficiente. Debe intervenir el Estado en todos sus niveles -nacional, provincial y municipal- e ir hacia una reforma legislativa que implique, por ejemplo, que se estampe la leyenda “ALTO EN” en paquetes y envases de aquellos alimentos y bebidas que tengan excesos de calorías, azúcares, sodio y grasas saturadas”, remarcó Martello.

La mencionada “Coalición Nacional” es una red de organizaciones de la sociedad civil creada en noviembre del año 2017 gracias a la iniciativa de UNICEF Argentina y la Fundación InterAmericana del Corazón (FIC). Su objetivo principal es promover políticas públicas que mejoren el entorno alimentario y, de esta manera, contribuir a la prevención de la obesidad en niños, niñas y adolescentes.

En relación a la oferta de alimentos en las escuelas, desde la Coalición destacan que la exposición repetida a los alimentos influye en las preferencias de consumo. Aseguran que está demostrado que las políticas escolares que eliminan la oferta de alimentos altos en grasas, azúcares y sal son eficaces en la prevención de la obesidad infanto-juvenil y ayudan a evitar las influencias externas negativas en las preferencias alimentarias.

Desafios legislativos

Desde la Coalición para la Prevención de la Obesidad Infantil en NNyA afirman que, a nivel nacional, “no existe una normativa integral para la promoción de entornos escolares saludables y prevención de la obesidad con foco en la malnutrición y el sedentarismo». Y advierten que sólo se instrumentan algunos planes desarticulados: el Programa Nacional de Seguridad Alimentaria (Ministerio de Desarrollo Social de la Nación) y el Programa de Sanidad Escolar (PROSANE del Ministerio de Salud de la Nación). El problema radica que estos programas no poseen como objetivo explícito de sus acciones la modificación del entorno obesogénico escolar.

Además, las entidades que integran la red de organizaciones contra la obesidad infantil coinciden en sostener que la regulación existente a nivel nacional, la Ley de Trastornos Alimentarios (N°26.396), “no cumple con los estándares necesarios”.

En tanto, en la provincia de Buenos Aires, se sancionó en 2014 la ley 14556, más abarcativa que la normativa nacional, y un año después se firmó el decreto reglamentario que estableció como autoridades de aplicación al Ministerio de Salud y a la Dirección General de Cultura y Educación bonaerense. Pese al importante avance que implicó esa norma provincial, el gobierno anterior dejó varios artículos sin reglamentar, entre ellos las disposiciones que obligan a impulsar la producción de contenidos específicos, vinculados con la promoción de la salud y la prevención de la obesidad, que sean acordes a cada nivel o modalidad del sistema educativo bonaerense. Tampoco se reglamentó el articulo que dispone la integración en los programas de estudio de las carreras de formación docente.

La ley 14556 obliga a que los establecimientos educativos de la Provincia garanticen el expendio de productos tendientes a promover una alimentación saludable. Para instrumentar esta disposición, el decreto reglamentario estableció un plazo de 90 días para la elaboración de un listado de alimentos mínimos que deberían ofrecerse en los mencionados comercios y otro de 180 días para adecuar los stocks. Ambos plazos se encuentran vencidos. Si bien en la actualidad existe una participación activa por parte de nutricionistas en la elaboración de los menús que forman parte del Servicio Alimentario Escolar (SAE), en la Provincia aún no se ha logrado avanzar en la implementación de una Guía de Alimentos y Bebidas Saludables (GABS) que abarque a todos los kioscos de las escuelas de gestión pública y privada. De hecho, solo funcionan unos pocos kioscos saludables. Una guía de este tipo ya se aplica en la Ciudad de Buenos Aires, Córdoba y otras jurisdicciones del país.

Recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) y la Organización Panamericana de la Salud (OPS) contra la obesidad infantil:

  • Promover la actividad de NNyA mediante un incremento de las clases de Educación Física en el ámbito escolar
    Asegurar una oferta exclusiva de alimentos sanos y naturales, tanto en kioscos como en comedores escolares, y eliminar la oferta de alimentos y bebidas altos en azúcar, grasas y sal.
  • Garantizar el acceso al agua potable gratuita (por ejemplo, bebederos y/o dispensers).
  • Incorporar en la currícula escolar contenidos sobre educación alimentaria y hábitos saludables; clases sobre preparación de alimentos para NNyA, padres y cuidadores; y, creación y manejo de huertas escolares.
  • Asegurar que la escuela sea un espacio libre de publicidad de alimentos y bebidas altos en azúcar, grasas y sal.
  • «Recomendaciones para promover políticas escolares que prevengan la obesidad infantil en la Argentina»: https://goo.gl/B5FApN

-Folletos de difusión elaborados por la Coalición Nacional

Coalición para la Prevención de la Obesidad Infantil en NNyA 1
Coalición para la Prevención de la Obesidad Infantil en NNyA 2
Coalición para la Prevención de la Obesidad Infantil en NNyA 3
Categorías
Derechos Humanos Institucionales Provincia Salud Sociedad

Defensoría del Pueblo contra las nuevas promociones y estrategias publicitarias de tabacaleras

Vasos de whisky a 36 pesos, envases para coleccionar, encendedores USB a precios de promocionales, juegos on line que incluyen “megacápsulas” que profundizan el efecto refrescante de los cigarrillos saborizados y packs “elegantes y femeninos”, de clara tendencia sexista, con tecnología que disminuye el olor a humo. A ello se suma patrocinios de recitales y festivales gastronómicos. Estas son solo algunas de las estrategias de las tabacaleras relevadas por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, a cargo de Walter Martello, que motivaron la decisión de presentar un reclamo administrativo para que intervenga de forma urgente la secretaria de Salud de la Nación.

Además, desde el Observatorio se requerirá que se expidan las autoridades del Instituto Nacional contra la Discriminación, la Xenofobia y el Racismo (INADI). “La campaña de Virginia Slims fomenta, en particular, el ejercicio de la violencia simbólica contra las mujeres, a partir de las definiciones presentes en la Ley N° 26.485 que obliga encarar este tipo de situaciones con un paradigma de derechos humanos. Esta publicidad resulta cosificante, discriminatoria y estereotipante con relación al género femenino”, dijo Martello.

Publicidad sexista de Virginia Slim con el slogan “Un pack elegante, delicado y femenino, que permite que tu pelo, tus manos y tu ropa tengan menos olor a cigarrillo”

 

Whisky, cigarrillos negros y la frase “Tu momento” en francés. La asociación que hace la promoción de la tabacalera no deja lugar a dudas y el pack es de venta libre en kioscos bonaerenses

 

Mega Blast de Marlboro. Una estrategia que apunta a darle impulso a los cigarrillos saborizados mediante cápsulas más grandes. Los saborizados apuntan a conseguir fumadores jóvenes

“Estas estrategias se están instrumentando en kioscos y distintos lugares de venta minorista, como así también de forma on line, mediante un sistema de mailing que requiere una registración previa. Ahora bien, al ingresar a la web de una las principales marcas de cigarrillos aparece que la tabacalera promociona y publicita importantes festivales artísticos y culturales, algunos de ellos en territorio bonaerense, algo que sería contrario al marco normativo vigente a nivel nacional y provincial”, explicó Martello.

Ante la ofensiva promocional y publicitaria de las tabacaleras, el Defensor del Pueblo Adjunto afirmó que un camino a seguir lo muestra la ley de Tierra del Fuego, recientemente reglamentada, que prohíbe la publicidad a través de marcas, slogans, dibujos, logotipos, símbolos, lemas, colores corporativos, sonidos, música o cualquier otra forma identificatoria o distintiva de la marca o empresa elaboradora de cigarrillos. Está incluido dentro de la prohibición: remeras, gorras, encendedores y toda clase de productos que no sean de tabaco y que utilicen emblemas, marcas, aromas, signos visuales o auditivos que puedan asociarse con el tabaco.

Incentivo al consumo y venta promocional en kioscos. Comprando un atado de Lucky Strike saborizado, se puede acceder a un encendedor USB por tan solo 100 pesos, con una leyenda que asocia el consumo de tabaco con las fiestas

El Defensor del Pueblo Adjunto advirtió que con estas estrategias se estaría violando el artículo 5 de ley nacional de control de tabaco 26.687, y el decreto reglamentario, que establece: “Prohíbese la publicidad, promoción y patrocinio de los productos elaborados con tabaco, en forma directa o indirecta, a través de cualquier medio de difusión o comunicación”.

Las mencionadas estrategias y promocionas también serían contrarias a la ley 13894 de la provincia de Buenos Aires, específicamente los artículos 20 y 21 que establecen la prohibición de la publicidad en la vía pública y en todo espacio público, estática y dinámica, o bajo cualquier otra modalidad, de productos elaborados con tabaco, y el uso de marcas registradas, nombres o razón social del fabricante. En ese sentido, la norma bonaerense estipula que la publicidad de esos productos sólo puede realizarse en el interior de los lugares de venta de los mismos, y en publicaciones técnicas destinadas exclusivamente a personas y/o instituciones vinculadas directamente con la industria del tabaco.

A su vez, la norma de la Provincia también prohíbe realizar auspicios y patrocinios de todo tipo de actividad o eventos deportivos, recreativos y culturales; así como publicitar cigarrillos en el interior de espacios destinados a actividades deportivas, recreativas y culturales.

El pedido de la Defensoría del Pueblo se suma una presentación similar realizada en febrero de este año por parte de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC-Argentina), que aún no fue respondida por las autoridades sanitarias en momentos en que las tabacaleras vienen expandiendo sus estrategias publicitarias.

Cabe destacar que en un reciente informe sobre la Argentina, los integrantes del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales de las Naciones Unidas “expresaron su preocupación por el impacto negativo sobre la salud del alto consumo de tabaco, el nivel insuficiente de los impuestos sobre el tabaco y la precaria regulación sobre las campañas de publicidad”. En ese sentido, desde el Comité recomendaron adoptar medidas de prevención, en especial la prohibición de la publicidad, el aumento del impuesto a un nivel suficiente para tener un efecto de disuasión el consumo y la adopción de medidas de información sobre el impacto negativo en la salud, con énfasis en la protección de niñas, niños y adolescentes. El Comité, además, instó al Estado argentino a ratificar el Convenio Marco de la Organización Mundial de la Salud para el Control del Tabaco.

Categorías
Derechos Humanos Institucionales Provincia Salud

Impulsan programas educativos sobre adicción a videojuegos y suicidio adolescente en la Provincia

Se trata de un proyecto de ley presentado por los senadores Marcelo Pacífico y Ana Laura Geloso, en base a distintas iniciativas realizadas por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, que se encuentran a cargo del Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello.

“Creemos que una vez que este proyecto se convierta en ley, el sistema educativo de la Provincia tendrá importantes herramientas para hacer frente a problemáticas que se han profundizado en esta época que vivimos, la cual se encuentra atravesada por el impacto de las nuevas tecnologías y por crecientes dificultades en la comunicación interpersonal”, explicó Martello.

Asimismo, el Senado bonaerense declaró de interés legislativo la guía informativa -elaborada por el Observatorio de Adicciones- para el consumo responsable de videojuegos. Se trata de una herramienta destinada principalmente a niños, niñas y adolescentes (NNyA), padres y docentes. Además, el Senado expresó, a través de otra resolución, su “beneplácito y satisfacción por la investigación e informe ´Videojuegos y adicciones: desafíos para la salud pública´, realizado también por el mencionado Observatorio que fue creado, el año pasado, a instancia del Defensor del Pueblo bonaerense, Guido Lorenzino.

Resultados del relevamiento

A partir de distintos trabajos de campo, la Defensoría detectó que el 37% de los usuarios de videojuegos consultados pasa entre 4 y 6 horas por día frente a la pantalla, mientras que el 51% de los usuarios juega entre dos y tres horas diarias. Además, se alertó sobre el impacto del videojuego “Fornite” en la vida cotidiana de NNyA.

“La adicción a los videojuegos es un trastorno al que pueden estar expuestos muchos chicos y por eso debemos alertar a los adultos para reconocer las señales a tiempo», dijo Pacífico, al tiempo que destacó: ¨Nos parece de suma utilidad contar con una guía que brinde consejos sobre la prevención y alerta temprana”.

Por su parte, Geloso manifestó que ¨el fundamento en el cual nos basamos al hablar de la adicción es el uso excesivo que generan conductas tales como la pérdida de control sobre la frecuencia, la intensidad y la duración de la actividad; haciendo del videojuego, muchas veces, una prioridad sobre otros intereses de la vida de los NNyA».

El proyecto de ley presentado por Pacífico y Geloso plantea la modificación del artículo 1 de Ley 10.670 para contemplar, dentro de los programas educativos destinados a la prevención primaria de enfermedades psicosociales, la adicción a los videojuegos. También se incluye la necesidad de abordar el flagelo del suicido adolescente, problemática que también motivó la intervención de la Defensoría del Pueblo.

“Inclúyase dentro del sistema educativo bonaerense programas destinados a la prevención de enfermedades psico sociales tales como alcoholismo, tabaquismo, violencia, adicción a los videojuegos, suicidio adolescente”, reza la iniciativa parlamentaria.

Creciente preocupación

Martello recorrió distintos municipios y mantuvo encuentros donde recepcionó la preocupación de referentes políticos y sociales por la sucesión de hechos ocurridos en los últimos años. La magnitud del flagelo es tal que, en territorio bonaerense, el suicidio es una de las principales causas de muerte de jóvenes:

La cantidad de suicidios de chicos de entre 15 y 24 años (850) duplica a la cantidad de personas de la misma franja etaria que muere por tumores (426).

A nivel nacional, los suicidios es la segunda causa de muerte de jóvenes, después de los accidentes de tránsito en la Argentina. Pero en la provincia de Buenos Aires es la principal causa en las personas de entre 20 y 24 años.

En la provincia de Buenos Aires, se suicidan tres personas por día. El 20% corresponde a chicos de entre 15 y 24 años, mientras que el 19% tiene entre 25 y 34 años.

El 40% de las personas suicidas en la Provincia tiene menos de 34 años.

Informe Completo

 

Categorías
Análisis - Opinión Derechos Humanos Institucionales Provincia Salud Sociedad

El precio de los cigarrillos en la Argentina, entre los más bajos del mundo

Un relevamiento realizado por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, a cargo del Defensor del Pueblo bonaerense, Walter Martello, determinó que el atado de cigarrillos de la marca más vendida en nuestro país sale 1,7 dólares, mientras que en Australia, Canadá y Francia el precio de venta es entre 9 y 11 veces más caro.

En momentos en que el proyecto de presupuesto 2019 ingresó al congreso nacional, y lo mismo ocurrirá en la Legislatura con la pauta de ingresos y gastos prevista para el año que viene en la Provincia, Martello destacó la necesidad de aumentar la carga impositiva a las tabacaleras y a la venta mayorista de cigarrillos que, en territorio bonaerense, paga una alícuota del 8% en ingresos brutos. El objetivo es generar más recursos que permitan desarrollar programas de prevención, de reducción de daños y fortalecer el sistema de salud pública ante los miles de millones de pesos que se deben destinar para hacer frente a las enfermedades ligadas al tabaquismo.

“Antes de la última devaluación, los precios en dólares de los cigarrillos en la Argentina no solamente eran -y siguen siendo- mucho más baratos respecto a lo que sucede en los países desarrollados, sino que también lo son en comparación con países de la región como Uruguay, Chile y Brasil”, remarcó el Defensor del Pueblo Adjunto.

“Se trata de seguir la misma política que se viene instrumentando en aquellos naciones que han tenido éxito en el combate contra el tabaquismo. Que la tabacaleras paguen más impuestos impacta sobre los precios de venta, desincentiva el consumo, disminuye factores de riesgos y permite al Estado tener más recursos para financiar programas de salud en momentos de crisis y ajuste”, explicó Martello.

La aplicación de aumentos impositivos es uno de los pilares del Convenio Marco para el Control del Tabaco (CMCT), aprobado por unanimidad en la 56º Asamblea Mundial de la OMS celebrada el 21 de mayo de 2003. “El CMCT fue firmado por la Argentina, pero nuestro país es el único de Sudamérica, y uno de los pocos del mundo, que aún no lo ratificó. Evidentemente ha influido el lobby de la industria tabacalera, pero a esta altura resulta inadmisible que se siga postergado la ratificación en el congreso”, explicó Martello.

El convenio marco también prevé la prohibición completa de toda forma de publicidad, promoción y patrocinio de productos asociados al tabaco; la protección contra la exposición al humo de tabaco ajeno a través de la implementación de ambientes 100% libres de humo; y cobertura del sistema público de salud y de las obras sociales de los tratamientos para dejar de fumar.

Cabe destacar que una investigación de la Fundación Interamericana del Corazón (FIC-Argentina) determinó que si en Argentina se aumentara un 33% el precio real de los cigarrillos, el consumo de tabaco se reduciría en 10%, aumentaría la recaudación en $6.139 millones al año y se reducirían los costos sanitarios en $1.200 millones por año. La FIC también advirtió que los sectores más vulnerables son quienes sufren las mayores consecuencias sanitarias del tabaquismo. En comparación con los sectores de mayores ingresos, el riesgo de muerte atribuible al tabaco es un 40% mayor en fumadores de los sectores de bajos ingresos. Por este motivo, las políticas tributarias de control de tabaco generan un especial beneficio en niños, niñas y adolescentes en situación de vulnerabilidad, ya que son los jóvenes, especialmente en los sectores de menores ingresos, los más sensibles al aumento de precios del tabaco.

El Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense advirtió que una parte importante de los aumentos impositivos, aplicados durante los últimos años, fueron absorbidos por las tabacaleras. “Al tener precios más bajos respecto a otras parte de América, donde operan las dos mismas tabacaleras que concentran el mercado en nuestro país, la producción de cigarrillos en la Argentina triplica lo que se registra en países como Canadá y supera ampliamente a México”, dijo Martello.

Radiografía de los impuestos al tabaco

La mayoría de los Estados recauda impuestos por la venta de productos de tabaco, ya sea a través de tributos generales a las ventas y al valor agregado, de impuestos selectivos al consumo de algunos bienes (excise taxes) y/o de aranceles a la importación. Desde una perspectiva de salud pública los gravámenes selectivos son los más importantes porque suben el precio relativo de los productos derivados del tabaco respecto al precio de otros bienes y servicios desalentando su consumo. Además, generan recursos para compensar los costos del tratamiento de enfermedades asociadas al tabaquismo.

Según un informe realizado en 2017 por el Ministerio de Salud de la Nación, el impacto del impuesto selectivo sobre el precio relativo reduce el consumo del bien acercándolo al óptimo desde un punto de vista social.

En Argentina el precio de venta al público de un atado de cigarrillos está gravado por dos impuestos generales (Impuesto al Valor Agregado -IVA- e Ingresos Brutos -IIBB-), un impuesto selectivo al consumo de tabaco entre otros bienes (Impuesto Interno al Tabaco -INT-) y un impuesto selectivo aplicado solo al consumo de cigarrillos (Impuesto Adicional de Emergencia -IAE-). Además de estos impuestos, la Ley 19.800 establece un adicional sobre el precio de los cigarrillos para alimentar el Fondo Especial del Tabaco -FET- cuyo destino es el sostenimiento de la producción tabacalera en las provincias del norte argentino. Es importante destacar que ni el FET ni los impuestos generales al consumo se corresponden con el concepto de impuesto selectivo desarrollado anteriormente, en la medida que persiguen finalidades que nada tienen que ver con el tratamiento de las externalidades negativas provocadas por el consumo de tabaco.

Impuesto Interno al Tabaco (INT)59,7
IVA3,9
Fondo Asistencial Social7
Fondo especial del Tabaco9,2
Ingresos Brutos0,6
80,4

 

En comparación con otras naciones, nuestro país presenta un porcentaje de carga impositiva intermedia sobre el precio de los cigarrillos. En base a la estructura vigente al 15 de diciembre, con una carga del 71% (sin el FET) Argentina se ubicaría entre los puestos 26 y 27 de 35 países de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE), 4 puntos porcentuales por encima de México (67%) y 12 puntos porcentuales por debajo de Chile (83%).

“En países como Estados Unidos y Australia, se viene avanzando en una política impositiva a nivel subnacional. Es decir, varias provincias o estados de esos países aplican más impuestos al tabaco. Y no solo han logrado bajar considerable la cantidad de fumadores, sino que también han aumentado la recaudación. Resulta evidente que el sistema impositivo de la Argentina es totalmente arcaico y debe modificarse para estar en sintonía con los estándares internacionales”, concluyó el responsable del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensora bonaerense.

Categorías
Derechos Humanos Institucionales Provincia Sociedad

Advierten por drogas baratas más nocivas

“La devaluación podría generar un resurgimiento de drogas baratas y más nocivas”

Así lo advirtió el Defensor del Pueblo Adjunto bonaerense, Walter Martello, durante el seminario “Herramientas para la prevención del consumo de drogas en contextos educativos” que se realizó en la localidad de Chascomús. Martello disertó junto al intendente Javier Gastón, el diputado nacional Daniel Arroyo y el coordinador de la Estrategia Municipal sobre Drogas, Esteban Wood.

El Defensor del Pueblo Adjunto, que se encuentra a cargo del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, remarcó que la emergencia decretada por el gobierno nacional “quedó solo en una mera declaración” y alertó sobre los efectos de la devaluación del peso en la oferta de drogas ilegales. “El precio en dólares de la cocaína, podría generar una situación similar a la que registró después de la crisis de 2001 cuando proliferaron masivamente drogas de bajo costo como el paco, que tienen efectos más nocivos que otros estupefacientes”, destacó.

“En la Argentina, rige hasta fin de año la emergencia en adicciones que fue decretada en diciembre de 2016 por el gobierno nacional. El objetivo de la norma era adoptar una serie de acciones para un abordaje integral de la problemática, pero hasta el momento los resultados son prácticamente inexistentes. La situación económica, tras la devaluación, no ayuda en nada y debemos encarar de forma urgente políticas preventivas para evitar que las adicciones sigan creciendo”, dijo Martello.

“Las propias estadísticas oficiales muestran que el 68% de la droga incautada, proveniente del exterior, es para consumo interno. Esto demuestra que la Argentina hace tiempo dejó de ser un país de tránsito para el narcotráfico”, concluyó el Defensor del Pueblo Adjunto.