Categorías
Institucionales Provincia Sociedad

La Defensoría del Pueblo lanzó una guía de concientización sobre el Último Primer Día (UPD)

La iniciativa está enmarcada en la campaña iniciada hace dos años por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos, a cargo del Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello. Proponen que, en las escuelas, se trabaje el UPD como un hecho pedagógico y se desarrollen estrategias para que los padres y la comunidad educativa problematicen la asociación entre consumo excesivo de alcohol y diversión.

La guía incluye una serie de recomendaciones y pautas que sirvan de puntapié inicial para que se hable sobre el Último Primer Día en el seno del núcleo familiar y en las escuelas. Este año, en la provincia de Buenos Aires y Capital Federal, el UPD comenzará en las últimas horas del domingo 8 de marzo. Se trata de un ritual, instalado en los últimos años, entre las y los adolescentes que inician su último año de secundaria. La principal preocupación radica en que la celebración está atravesada centralmente por el consumo excesivo de alcohol.

“Esta guía busca ser un aporte para que exista una campaña nacional y provincial de prevención, que no solo abarque el Último Primer Día, sino también a todo lo que implican las causas y consecuencias del consumo excesivo de alcohol por parte de jóvenes. Creemos que el UPD debe trabajarse durante todo el año con propuestas y metodologías que estén en la planificación anual de las instituciones escolares. Además, debería formar parte de los acuerdos institucionales de convivencia, de modo que se reafirme la responsabilidad colectiva en torno a las prácticas de cuidado para este día”, explicó Martello.

Acceder y descargar la guía UPD

El Defensor del Pueblo Adjunto remarcó que las medidas que se adopten desde la escuela no deben ser únicamente prohibitivas o sancionatorias: “Los chicos y las chicas deben ser parte de la mesa de diálogo. Deben ser escuchados y aconsejados. Entre todos y todas debemos construir nuevos sentidos. Lo peor que podemos hacer es dejarlos solos. Por ello también debemos intentar que haya un cuidado entre pares durante este tipo de celebraciones”

Martello concluyó que, a diferencia de lo que ocurría hace dos años cuando el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría comenzó con la campaña, existe ahora un rol más activo de Estado sobre la prevención: “Desde la Sedronar, se ha elaborado un documento destinado a padres y educadores. Las distintas áreas del Estado deben trabajar de forma articulada”.

A nivel internacional, en el año 2015, junto con otros 192 países miembros de la Organización de Naciones Unidas (ONU), la Argentina se comprometió a trabajar para lograr 17 objetivos mundiales (Objetivos de Desarrollo Sostenible). Una de las metas descriptas en el objetivo 3 es “Fortalecer la prevención y el tratamiento del abuso de sustancias adictivas, incluido el uso indebido de estupefacientes y el consumo nocivo de alcohol”.

Jóvenes y consumo de alcohol

El año pasado, desde el Observatorio de Adicciones se dieron a conocer los resultados de una encuesta realizada en escuelas de gestión pública y privada del Gran La Plata -abarcó a 632 niños, niñas y adolescentes- que arrojó como resultado que casi el 70% de los niños de 12 a 14 años manifestaron haber consumido alcohol alguna vez. Cuando la edad de la muestra se extiende a 17 años, la respuesta afirmativa de consumo llegó al 88,2%.

Además, 1 de cada 10 NNyA afirmó que consume alcohol a diario y/o entre semana, y más del 25% dijo que consume durante los fines de semana. Asimismo, 1 de cada 5 consultados manifestó beber 5 o más tragos en una misma ocasión. Este volumen los ubica dentro del patrón “Binge Drinking” o “Consumo Episódico Excesivo de Alcohol”.

A través de la aplicación del Test de Crafft, el 42% de la población estudiada manifiesta haber manejado en estado de ebriedad o haber viajado en un automóvil conducido por alguien que había consumido alcohol o drogas ilegales. Este dato adquiere particular relevancia en un país como Argentina donde, según las estadísticas oficiales, los accidentes de tránsito representan la primera causa de muerte en menores de 25 años.

Encuesta sobre Consuma de Alcohol en niños, niñas y adolescentes

Categorías
Análisis - Opinión Derechos Humanos Institucionales Política Provincia Salud Sociedad

Consumos problemáticos y acceso a la salud desde una perspectiva de género

Muchas mujeres con consumo problemático de alcohol, psicofármacos y/o distintos tipos de estupefacientes, que requieren tratamiento para superar sus adicciones, permanecen invisibilizadas bajo ciertas creencias, prácticas y pautas culturales que dejan de lado la perspectiva de género. Se trata de una problemática enmarcada en el vertiginoso crecimiento que han tenido las adicciones en nuestro país, lo cual torna imperiosa la necesidad de adoptar un enfoque de salud pública centrado en el bienestar de la persona y en el respeto por los derechos humanos[1].

¿Qué respuesta está dando el sistema de salud? Nuestra hipótesis de trabajo es que la mayor parte de las terapias existentes, vinculadas con las adicciones, han sido diseñadas pensando en los hombres. Ello dificulta, cuando no impide, el adecuado tratamiento de las mujeres. Un dato habla por sí solo: solo en la provincia de Buenos Aires, existe siete comunidades terapéuticas dependientes del Estado bonaerense. Todas ellas están destinadas a la atención de pacientes hombres[2].

En tanto, respecto a los dispositivos de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación (Sedronar), existe un total de 85 Casas de Asistencia y Acompañamiento Comunitario[3] (CAACs) en la Provincia,  y solo cinco ofrecen la opción de alojar mujeres, mujeres embarazadas y mujeres con niños. Cabe destacar que estas cinco casas son, en realidad, dispositivos mixtos.

Esta situación de discriminación y exclusión pone a la Argentina en una verdadera encrucijada ante la comunidad internacional. Justamente, este año se celebra el 25° aniversario del momento en que la Plataforma de Acción de Beijing [4] de las Naciones Unidas estableció el modo de eliminar las barreras sistémicas que impiden la participación igualitaria de las mujeres en todas las esferas de la vida, ya sea en lo público o en lo privado. En particular, el objetivo estratégico C.2 de esta plataforma hace hincapié en el desarrollo de políticas para la prevención y asistencia de las adicciones, y en la promoción de la salud de la mujer. Dice textualmente:

“Formular y aplicar campañas de difusión y programas de información y educación que informen a las mujeres y a las muchachas sobre los riesgos para la salud y los riesgos conexos que plantea el uso indebido de drogas y la adicción, y preparar estrategias y programas que desalienten el uso indebido de drogas y la adicción y promuevan la rehabilitación y la recuperación”.

Asimismo, a nivel de regional, conforme la Declaración de Antigua de la Organización de Estados Americanos (OEA, 2013), las políticas públicas relacionadas con el problema mundial de las drogas necesariamente deben ser diseñadas e implementadas con un enfoque de género[5]. En la Argentina, lamentablemente, no existen políticas públicas consistentes que tengan un enfoque diferenciado que dé cuenta de soluciones fácticas a la cuestión. Las mujeres que padecen consumos problemáticos tropiezan con obstáculos considerables, inherentes a los sistemas, de índole estructural, social, cultural y personal, para tener acceso al tratamiento del abuso de sustancias.

Cabe recordar que el enfoque de género es uno de los ejes del Plan Nacional de Reducción de la Demanda de Drogas que la Sedronar consensuó con las provincias. El objetivo declamado fue superar estereotipos y garantizar la igualdad de oportunidades, haciendo especial énfasis en el acceso equitativo de mujeres y hombres a los servicios de salud en general. Pero la realidad, como muchas veces sucede en la Argentina, fue por otro andarivel.

La realidad en números

La prevalencia de vida es una tasa que expresa la proporción de personas que alguna vez en su vida hicieron uso de las sustancias indagadas. En este porcentaje están incluidos todos los usuarios sin distinción: experimentadores, abusadores, dependientes y ex usuarios. Es una tasa global que indica, en un territorio determinado, qué porcentaje de personas tuvieron contacto y probaron alguna de las sustancias.

Si trazamos una comparación respecto al consumo por parte de hombres, las mediciones realizadas por la Sedronar –Estudio Nacional en población de 12 a 65 años sobre consumo de sustancias psicoactivas en la Argentina[6] muestran una tasa de prevalencia mayor en mujeres en lo que se refiere a algunas drogas específicas, sin prescripción médica. Nos referimos concretamente a los medicamentos opiáceos[7] y a los adelgazantes, siendo estos últimos donde mayor diferencia se registra: la tasa en mujeres es casi cuatro veces superior.

Ahora veamos qué ha ocurrido respecto al consumo de sustancias enfocado específicamente en las mujeres.

Como puede observarse -salvo la heroína y los tranquilizantes- se registraron aumentos en el consumo de casi todas las sustancias. Algunos indicadores son por demás alarmantes: éxtasis (+266,67%), cocaína (+237,5%) y marihuana (+195%).

En tanto, el aumento del consumo de alcohol en mujeres va en sintonía con los resultados de la Encuesta 2019 sobre Consumo de Alcohol en Niñas, Niños y Adolescentes, elaborada por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense. El estudio mostró que el Consumo Episódico Excesivo de Alcohol (CEEA) – también conocido como “Binge Drinking” (BD)- apareció en 132 casos, representando más del 22% de la muestra, constituida por 632 chicos y chicas de entre 12 y 18 años de edad. De los 132 casos de consumo excesivo, el 57% son mujeres (75 casos) y el 43% hombres (57 individuos)[8].

El Ministerio de Salud de la Nación define que al CEEA como “la ingesta de gran cantidad de alcohol (más de 5 copas = 60 Gr/cc alcohol puro) en una sola ocasión o en un período corto de tiempo (horas). Esta práctica se registra con mayor frecuencia durante los fines de semana, en escenarios nocturnos, por fuera del marco de la alimentación y del ámbito familiar, siendo su motivación principal la búsqueda del estado de embriaguez. Este tipo de consumo produce significativas alteraciones comportamentales y del estado de conciencia, ocasionando daños en el individuo que ingiere la sustancia además de efectos sociosanitarios negativos”.

Pedidos de ayuda

Conforme al ya mencionado “Estudio Nacional en población de 12 a 65 años sobre consumo de sustancias psicoactivas en la Argentina”, aparece que la incidencia de mujeres con consumos problemáticos que decide pedir ayuda profesional (0,5%) es menos de la mitad que la incidencia de la población masculina (1,2%)

Asimismo, en proporción, son muchas menos las mujeres que finalmente deciden iniciar un tratamiento por adicciones tras haber consultado y/o buscado la ayuda de un profesional, respecto a los hombres.

Las mujeres que demandaron tratamiento pero, por alguna razón, no lo realizaron presentaron una media de 38 años, mayormente con nivel educativo superior o universitario (38,3% completo y 14,6% incompleto). El 37,5% declaró trabajar en jornada completa y el 21,6% en jornada parcial. Algo más de la mitad reportó ser casada (55,7%); y cerca del 60% se atendía por obra social.  Asimismo, los estudios de la Sedronar también remarcan que las mujeres permanecen menos tiempo en los dispositivos de rehabilitación.

Otras variables a tener en cuenta son

  • Como la mujer afronta obstáculos considerables de acceso al tratamiento, se cree que está subrepresentada en todo contexto terapéutico. Los tabúes y estigmas culturales determinan que sus problemas de consumo de sustancias no sean frecuentemente reconocidos por ellas mismas, ni por sus familiares o por los profesionales de los servicios que podrían ayudarlas a recibir tratamiento.
  • Las embarazadas y las madres que consumen drogas afrontan una condena social especialmente dura. Las embarazadas suelen tardar en acudir a los servicios, lo que tiene graves consecuencias para la madre y para el feto.
  • Las madres son por lo general las principales responsables de cuidar a sus hijos y además tienen las tareas domésticas. Sin embargo, son pocos los servicios de tratamiento que funcionan también como guardería, y en algunos casos es impensado que las mujeres abandonen su hogar y sus responsabilidades familiares para someterse a tratamiento. En ese marco, los conceptos y datos relacionados al consumo de sustancias por parte de éstas deben ser tratados desde los diversos elementos contextuales que dan forma a la construcción del “ser mujer” en nuestra sociedad.

Al predominio de un enfoque científico, sanitario y político sesgado e indiferente se le suma el hecho de que –ciertamente– en volumen y en frecuencia, los varones son mayores consumidores de sustancias que las mujeres. En cierta forma, ello ha ocultado casi completamente la situación y las necesidades genuinas de las mujeres.

Al imponerse estrategias diseñadas casi exclusivamente para hombres, el resultado fáctico, comprobable, conocido, es que las mujeres sufren mayores dificultades y reciben menos ayuda en todo el arco que abarca un tratamiento, desde el diagnóstico hasta la reinserción social[9].

Muchos programas terapéuticos no responden al tipo de problemáticas y consumo que muchas mujeres padecen. A saber:

  • Consumo de psicofármacos y alcohol en soledad: ámbito de ‘lo privado’.
  • Malos tratos en la relación de pareja
  • Sexualidad y relación con el cuerpo (autoestima de género devaluada). Presencia de hijos/as en el tratamiento (“cargas familiares no compartidas”)
  • Falta de apoyo familiar y social por una doble penalización moral y social ante el consumo[10].

La Igualdad y la No Discriminación en las políticas públicas.

Si bien en la “Convención sobre la Eliminación de toda forma de Discriminación contra la Mujer”[11], que tiene jerarquía constitucional en la Argentina, solo se menciona la discriminación por motivos de sexo, al interpretar el artículo 1 junto con el párrafo f) del artículo 2 y el párrafo a) del artículo 5 se pone de manifiesto que la Convención abarca la discriminación contra la mujer por motivos de género.

La perspectiva de género permite hacer un mejor diagnóstico de la realidad, así como diseñar intervenciones estratégicas que tengan en cuenta este factor.  Este enfoque supone la incorporación de las herramientas necesarias para visibilizar los efectos del género en nuestra sociedad y en las personas, en los procesos macro y en los micro, en una interrelación constante de los mismos.

La discriminación[12] no suele manifestarse de forma abierta y claramente identificable; de allí que su prueba con frecuencia resulte compleja. Lo más habitual es que la discriminación sea una acción más presunta que patente[13]. En efecto, la discriminación que afecta a las mujeres no puede abordarse con las herramientas tradicionales fundadas en la concepción de aplicación injusta de la norma, sino desde la conceptualización de la discriminación sistémica y/o indirecta.

La discriminación indirecta[14] contra la mujer tiene lugar cuando una ley, una política, un programa o una práctica parece ser neutra por cuanto se refiere tanto a los hombres como a las mujeres, pero en la práctica tiene un efecto discriminatorio porque las desigualdades preexistentes no se han tenido en cuenta en la medida aparentemente neutra.

Además, la discriminación indirecta puede exacerbar las desigualdades existentes por la falta de reconocimiento de los patrones estructurales e históricos de discriminación y el desequilibrio de las relaciones de poder entre la mujer y el hombre[15].

Las mujeres presentan una serie de características que condicionan tanto su decisión de abandonar el consumo, como su acceso al tratamiento y su eficacia. Asimismo, presentan una serie de necesidades específicas que no siempre son correctamente atendidas por los servicios existentes para el tratamiento de las adicciones. Estos son algunas de las principales barreas o dificultades con que encuentran las mujeres a la hora de recibir tratamiento:

  • La dependencia afectiva de la pareja es más intensa en el caso de las mujeres, que se inician con frecuencia al consumo para compartir experiencias con su pareja (conseguir su aceptación y una mayor vinculación) y cuya opinión suele ser determinante a la hora de abandonar el consumo e iniciar tratamiento.
  • Tienen cargas y responsabilidades familiares que dificultan el tratamiento: el inicio del tratamiento supone con frecuencia abandonar sus responsabilidades en el cuidado del hogar y de las/os hijas/os.
  • Presentan sentimientos de culpabilidad y baja autoestima y estados depresivos y de ansiedad que dificultan el acceso a los tratamientos y el éxito en los mismos.
  • Han sufrido experiencias traumáticas (violencia de género, abusos sexuales, intentos de suicidio, etc.) que no siempre son abordadas en el marco de los tratamientos.
  • Son objeto de una especial estigmatización o rechazo social, que se intensifica entre aquellas que tienen hijas/os, y que se traduce en el silenciamiento u ocultación del problema (negando su existencia) y en el retraso o la no demanda de apoyo para superarlo.  Cuentan con menos apoyo familiar y social.
  • Los recursos disponibles no se adaptan a sus necesidades: dificultades de acceso a los tratamientos residenciales cuando existen hijos/as menores (que no están adaptados para su acogida), horarios rígidos en los programas asistenciales o la usencia de servicios de guardería que permitan compatibilizar el tratamiento con las responsabilidades familiares.
  • Dependen económicamente de la familia o la pareja. Tienen una importante precariedad laboral (desempleo, contratos temporales, etc.).
  • Las mujeres están en situación de clara desventaja respecto de los hombres a la hora de acceder a tratamiento por el riesgo adicional que sienten de fracaso en el ejercicio de su rol y de aislamiento y rechazo social.

¿Qué hacer?

Las políticas públicas a desarrollar deberían contemplar:

  • Contar con conocimientos específicos sobre aspectos diferenciales de hombres y mujeres: a nivel físico, sicológico, social y sus implicancias
  • Analizar los propios estereotipos de hombres y mujeres que tenemos interiorizados a fin de cuestionarlos y liberar de prejuicios la terapia
  • Revisar las actitudes propias ante los hombres y mujeres y sus relaciones para establecer relaciones de respeto con ambos
  • Contar con herramientas terapéuticas diversas (cognitiva, conductual, psico-dinámica y relacional
  • Se necesitan medidas de corto plazo para dar respuesta las urgencias de la problemática, pero también el trabajo profundo e invisible de una real transversalización en materia de género y derechos humanos que responda a la complejidad de la problemática.
  • La Reglamentación, por parte del Poder Ejecutivo, de la ley 26.934 que crea el Plan Integral para el Abordaje de los Consumos Problemáticos con perspectiva de género.
  • Habilitar recursos dónde las mujeres adictas en tratamiento puedan estar con sus hijos y haya equipos preparados para atenderles. En prisión existen programas de madres con hijos/as antes de escolarizar.
  • Desarrollar un trabajo de pareja en centros ambulatorios o incluso con la ex pareja en la medida en que ésta pueda apoyar el proceso y siempre que no existan antecedentes de malos tratos.
  • Fomentar la corresponsabilidad en la crianza de los/as hijos/as mientras la construcción social del género. Actualmente, los programas en general no responden al tipo de problemáticas y consumo que muchas mujeres presentan.
  • Revisión integral de los protocolos y programas de inserción socio laboral para personas con problemas de drogodependencias, ya que las dificultades de acceso y permanencia en los tratamientos para las mujeres son de carácter social-estructural. Ésta le añade una serie de problemáticas que en estos programas ya se tienen en cuenta, pero a la inversa (las problemáticas derivadas de una construcción social del género) no se ha incorporado a los programas de atención a drogodependencias, con lo que las mujeres se ven muchas veces desatendidas en este sentido. Se las atiende en tanto que “drogodependientes” (bajo un análisis androcéntrico, como hemos visto), pero no en tanto que “mujeres” (en el sentido de discriminaciones producidas por cuestión de género).
  • Sin una voluntad política implicada en el cambio de las redes de atención, el esfuerzo por incorporar la perspectiva de género recae sobre los agentes sociales e iniciativa privada exclusivamente. Es necesario promover la atención de las administraciones en este sentido, convocando concursos y subvenciones dirigidos a investigaciones y formación.

[1] Informe sobre el consumo de drogas en las Américas, 2019 / Comisión Interamericana para el Control del Abuso de Drogas ( CICAD), Organización de Estados Americanos (OEA).

[2] Las comunidad terapéuticas se encuentran ubicadas en : Punta Alta (Coronel Rosales), Chapadmalal (Mar del Palta, General Pueyrredón); La Granja (Melchor Romero, partido de La Plata); Almirante Brown; General San Martín, Lomas de Zamora y Morón.

[3] Dentro de las CAACs, se distinguen dos tipos de usuarios:

-Asisitidos: concurren a las CAACs por una problemática específica de consumo de sustancias psicoactivas para recibir asistencia.

-Atendidos: considera el alcance comunitario de las CAACs se incluye a todas aquellas personas que concurren por trámites o gestiones de índole socio-comunitario (tramitación de DNI, solicitud de asistencia o información para obtención de asignaciones familiares, etc.). También se contabilizan como usuarios atendidos a quienes acompañan al asistido en cada consulta, y a los participantes de eventos organizados por las CAACs.

[4] La Declaración y la Plataforma de Beijing de 1995 es una agenda con visión de futuro para el empoderamiento de las mujeres. Todavía hoy en día continúa siendo la hoja de ruta y el marco de políticas internacional más exhaustivo para la acción, y la actual fuente de orientación e inspiración para lograr la igualdad de género y los derechos humanos de las mujeres y las niñas en todo el mundo. Este texto de referencia fue el resultado de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer, celebrada en Beijing, China, en septiembre de 1995. Tras dos semanas de debates políticos y de intercambio de información sobre buenas prácticas, lecciones aprendidas, y experiencias, representantes de 189 gobiernos acordaron compromisos sin precedentes. Asimismo, más de 30.000 personas participaron en el foro de organizaciones no gubernamentales que tuvo lugar en Huairou, un espacio único para el establecimiento de redes, la promoción, la capacitación y el intercambio de conocimientos.

[5] Declaración de Antigua Guatemala “Por una política integral frente al problema mundial de las drogas en las américas”  7 de junio de 2013, OEA

https://www.oas.org/es/centro_noticias/comunicado_prensa.asp?sCodigo=D-010

[6] http://www.observatorio.gov.ar/media/k2/attachments/15.pdf

[7] Los más conocidos son fentanilo, metadona, buprenorfina, pentazocina, nalorfina, naloxona y naltrexona. Se conocen como analgésicos opiáceos a los fármacos cuya acción analgésica se produce gracias a su interacción con los receptores opioides de las neuronas del sistema nervioso central. Son los fármacos analgésicos más potentes con los que contamos en la actualidad. El riesgo de adicción es la principal limitación de uso de estos analgésicos. Por ello suelen reservarse para tratamientos médicos de corta duración, en casos de dolor muy agudo o esencialmente para aliviar el dolor en pacientes terminales.

[8] Para ver el informe completo del relevamiento 2019 https://www.defensorba.org.ar/pdfs/Informe_Consumo_de_Alcohol.pdf

[9] MAFFIA, Diana; COLACE. Patricia, LERENA, Santiago El ocultamiento de las mujeres en el  consumo de sustancias psicoactivas. Año 2011

[10] Investigación sobre las dificultades en el acceso al tratamiento y carencias en la intervención con mujeres drogodependientes en los centros de UNAD

[11] La CEDAW es el órgano de expertos independientes que supervisa la aplicación de la Convención sobre la eliminación de todas las formas de discriminación contra la mujer. El CEDAW está compuesto por 23 expertos en materia de derechos de la mujer procedentes del mundo entero.

[12] Conforme lo señala la Observación general Nº 16 (2005), la igualdad de derechos del hombre y la mujer al disfrute de los derechos económicos, sociales y culturales (art. 3) del Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales. El principio de no discriminación es el corolario del principio de igualdad. A reserva de lo que se indica en el párrafo 15 infra sobre medidas especiales de carácter temporal, prohíbe tratar de manera diferente a una persona o grupo de personas a causa de su estado o situación particulares, como la raza, el color, el sexo, el idioma, la religión, las opiniones políticas u otras, el origen nacional o social, el nivel económico, el nacimiento u otras condiciones como la edad, la pertenencia étnica, la discapacidad, el estado civil y la situación de refugiado o migrante.

Constituye discriminación contra la mujer “toda distinción, exclusión o restricción basada en el sexo que tenga por objeto o resultado menoscabar o anular el reconocimiento, goce o ejercicio por la mujer, independientemente de su estado civil, sobre la base de la igualdad del hombre y la mujer, de los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social, cultural o en cualquier otra esfera”

[13] C.S.J.N “Pellicori” -Fallos: 334:1387; “Sisnero, Mirtha G. y otros”, 20/05/2014. IJ-LXXXI-868

[14]  La Corte Interamericana ha señalado que una violación del derecho a la igualdad y no discriminación se produce también ante situaciones y casos de discriminación indirecta reflejada en el impacto desproporcionado de normas, acciones, políticas o en otras medidas que, aún cuando sean o parezcan ser neutrales en su formulación, o tengan un alcance general y no diferenciado, produzcan efectos negativos para ciertos grupos vulnerables. Tal concepto de discriminación indirecta también ha sido reconocido, entre otros órganos, por el Tribunal Europeo de Derechos Humanos, el cual ha establecido que cuando una política general o medida tiene un efecto desproporcionado perjudicial en un grupo particular puede ser considerada discriminatoria aún si no fue dirigida específicamente a ese grupo

[15] Comité CEDAW Recomendación general núm. 28,  párr. 16.

 

Categorías
Medio Ambiente Nacionales Salud Servicios Sociedad

Se entregaron los certificados de la Diplomatura en Abordaje Integral de los Consumos Problemáticos

Tras seis meses de encuentros organizados por la Comuna local, junto a la Secretaría de Programación para la Prevención de la Drogadicción y Lucha contra el Narcotráfico (Sedronar) y la Facultad de Ciencias Médicas de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP), más de 200 participantes recibieron hoy el certificado de la Diplomatura en Abordaje Integral de los Consumos Problemáticos.

En ese sentido, alumnos de la facultad, profesionales y personal de instituciones públicas y privadas vinculadas a la salud, trabajadores de la Niñez y Adolescencia, psicólogos y público en general se capacitaron a lo largo del último semestre en la problemática del consumo, y recibieron su certificado de asistencia, esta mañana, en el auditorio René Favaloro de la Facultad de Ciencias Médicas de Av. 60 y 120.

Al respecto, el director de Prevención y Asistencia de las Adicciones de la Municiopalidad de La Plata, José Nieto, señaló: “Estamos muy contentos con el éxito y la convocatoria de la propuesta, teniendo en cuenta que se trata de una temática muy importante”, y agregó: “Los participantes destacaron la calidad de los profesionales que disertaron y la exigencia, tanto de los exámenes como de la presentación final que debieron presentar”.

“El objetivo de estas capacitaciones es, fundamentalmente, que los recursos humanos que se encuentran con esta problemática sepan cómo deben abordarla desde la primera escucha”, resaltó Nieto, y agregó: “Las capacitaciones brindan los conceptos indispensables para quienes se dispongan a ayudar a personas que lo necesiten; apuntando a que sepan distinguir cada situación y actuar en consecuencia”.

Los encuentros, coordinados y liderados por profesionales del Sedronar, se llevaron a cabo miércoles por medio, en el horario de 9 a 16 hs, en la mencionada casa de altos estudios, y abordaron temáticas vinculadas al consumo desde la perspectiva farmacológica, psicológica y social; se evaluaron programas preventivos; y se analizaron las sociedades de hoy con respecto a los hábitos de consumo, entre otros tópicos vinculados.

En esta oportunidad, participaron de la entrega de certificados, el decano de la Facultad de Ciencias Médicas de la UNLP, Juan Ángel Basualdo Farjat; el subsecretario de Capacitación del Sedronar, Fernando Trabucco; y la subsecretaria de Territorio de la dependencia nacional, Lidia Saya; entre otros.

Categorías
Análisis - Opinión Institucionales Provincia Salud Sociedad

Vapeo: piden urgente aplicación de medidas de concientización, alerta y control

El Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, Walter Martello, advirtió que el Estado debe instrumentar una campaña de publicidad destinada a la “concientización de los daños que producen los vapeadores y los cigarrillos electrónicos”. En Estados Unidos, al 5 de noviembre de este año, se reportaron 39 muertes vinculadas a este tipo de consumo y 2051 casos de usuarios con lesiones pulmonares.

Martello alertó que la creencia acerca de que los cigarrillos electrónicos o dispositivos similares (tales como el IQOS, un híbrido entre el vapeador y un producto de tabaco tradicional) resultan inocuos o de escaso impacto en la salud es una idea que busca ser instalada por las propias tabacaleras, que a su vez son las que controlan gran parte del negocio.

Un estudio de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación Argentina (exSedronar), publicado en 2018, revela que más del 60% de las personas que utilizan cigarrillos electrónicos en nuestro país lo hacen creyendo que sirve para dejar de fumar, pese a no existir evidencia científica que lo avale. A su vez, el 50% de los usuarios más jóvenes no sabe si lo que están inhalando contiene o no nicotina y existe otro indicador que resulta por demás preocupante: el 82% de los jóvenes de hasta 17 años que vapea declara que lo hace “simplemente porque sí”.

Otra cuestión que no debe pasar desapercibida es el nivel de conocimiento/desconocimiento en cuanto a los compuestos que se inhalan con esta modalidad de consumo. En ese sentido, 4 de cada 10 entrevistados (38,2%) por la exSedronar afirmó desconocer si el dispositivo contenía (o no) nicotina, siendo este valor levemente superior en mujeres respecto a hombres (40,2% y 36,3% respectivamente). En tanto, los jóvenes de entre 12 y 17 años, expresan el porcentaje más alto de desconocimiento con el 50,3%.

Walter Martello, que se encuentra a cargo del Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, remarcó que la importación y comercialización de cigarrillos electrónicos en Argentina fue prohibida hace nueve años por la Administración Nacional de Medicamentos, Alimentos y Tecnología Médica (ANMAT). La resolución de la ANMAT fue ratificada en 2016 y 2018. Pero los controles y la fiscalización, por parte del Estado nacional, son de nulo cumplimiento. “Prácticamente, los productos son de venta libre en distintos comercios minoristas y proliferan en los sitios de ventas on line, sin siquiera incluir leyendas sanitarias sobre los peligros que implican su uso”, explicó.

En la actualidad, la mayor parte de estos dispositivos se comercializan bajo declaraciones de inocuidad y se presentan como un facilitador para la deshabituación o reducción del consumo de tabaco, cuando en realidad su seguridad y eficacia no fue demostrada. Por el contrario, en el último año, aparecieron algunos indicadores que generan interrogantes. A saber: en EE.UU, hasta el 5 de noviembre de 2019, se reportaron oficialmente 2051 casos de usuarios con lesiones pulmonares (EVALI), en 49 estados, que utilizan regularmente cigarrillos electrónicos y/o vapeadores. A su vez, se han confirmado 39 muertes en 24 estados y en el distrito de Columbia.

En el último tiempo, en distintos países, existe preocupación por las recargas que utilizan los usuarios al no existir controles respecto a lo que se vende. En EE. UU, el 76% de los casos de EVALI se da por vapeo de productos con tetrahidrocannabinol, más conocido como THC, principal constituyente psicoactivo del cannabis. Además, existen crecientes sospechas sobre una sustancia adulterante de cartuchos de THC recargados ilegalmente: Acetato de Vitamina E. Se trata de un producto que se compra en sitios de ventas on line a $300 los 100 mililitros.

Proyectos en la gatera

Existen varios proyectos para regular los cigarrillos electrónicos que fueron presentados tanto en el congreso nacional como en la Legislatura bonaerense, pero ninguno ha logrado avanzar. Por ejemplo, una iniciativa planteada por el actual oficialismo en mayo de 2018 (incluye a los vapeadores dentro de la normativa regulatoria de aspectos relativos al consumo, comercialización, publicidad, patrocinio, promoción, exhibición, distribución y entrega de productos elaborados con tabaco y sus derivados) se encuentra hace un año y medio en la Comisión de Salud de la Cámara de Diputados provincial sin poder recibir despacho favorable.

El proyecto en cuestión equipara, dentro del marco normativo bonaerense, el vapeo con el consumo tradicional de cigarrillos, prohibiendo que sean utilizados en edificios públicos, establecimientos comerciales de uso público con ambientes cerrados; medios de transportes, bares, restaurants, café y lugares de trabajo.

A diferencia de lo que puede indicar el sentido común o una lectura superficial del negocio, los vapeadores no constituyen una competencia para las tabacaleras. Por el contrario, son controlados -en gran parte- por estas mismas empresas que depositan en estos dispositivos parte importante de su futuro. Así se puede constatar fácilmente al visitar la página web de la principal tabacalera que opera en Argentina, la cual concentra más del 70% del mercado de cigarrillos.

Bajo el slogan “Entregando un futuro libre de humo”, la compañía define a los vapeadores y sus derivados como “productos revolucionarios”. Asimismo, su CEO -sin pelos en la lengua- reconoce que estos dispositivos les reporta el 10 por ciento de los ingresos netos totales.

Categorías
Análisis - Opinión Derechos Humanos Institucionales Nacionales Provincia Salud Sociedad

Sobredosis: muere una persona cada 36 horas en el país y crecen los casos fatales

Los últimos indicadores oficiales muestran que, en solo dos años, se duplicaron los casos de muerte por sobredosis. Falta de políticas preventivas, en un contexto de recursos insuficientes. Se aplican más recursos a iniciar procesos penales a consumidores de drogas que a los programas nacionales de prevención y asistencia a las adicciones.

Walter Martello, Defensor del Pueblo Adjunto de la provincia de Buenos Aires, reiteró el pedido para que se declare la emergencia en materia de adicciones y alertó sobre las consecuencias de la creciente judicialización de consumidores. En ese sentido, explicó que el último informe de la Secretaría de Políticas Integrales sobre Drogas de la Nación (ex Sedronar), publicado en 2019 con datos de 2017, muestra que 2 de cada 10 muertes de personas de entre 15 a 64 años se vincula con el consumo de drogas legales e ilegales, lo que representa una tasa de 54,9 por cada 100.000 habitantes. Del total de estas muertes la mayoría corresponde a varones, significando el 69,4% y una tasa bruta de 77 cada 100.000 habitantes, frente al 30,6% de defunciones femeninas y su correspondiente tasa bruta de 33,3 casos cada 100.000 habitantes.

“Uno de los datos más alarmantes, que no debe pasar desapercibido, es el incremento exponencial de los decesos por sobredosis: el último indicador oficial evidencia que se registraron 100 casos en un año, prácticamente el doble que en 2015”, agregó Martello, que tiene a su cargo el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense y acaba de publicar “Salió Mal”. Se trata de un libro donde el autor plantea -a través de historias críticas y relatos en primera persona- la necesidad de un cambio de paradigma en lo que se refiere a las políticas de drogas que se vienen instrumentando desde hace décadas en la Argentina.

“El Estado está dilapidando cada vez más recursos en someter a consumidores y adictos a burocráticos procesos penales, que por lo general terminan archivados, mientras se registran muy pocos avances en el combate del financiamiento y del lavado de dinero de las grandes estructuras narcocriminales”, sostuvo el Defensor del Pueblo Adjunto.

Costos distorsionados

Martello planteó el siguiente interrogante: “¿Qué costo tiene, para el Estado, judicializar a miles y miles de personas a las que se les aplica el segundo párrafo del artículo 14 de la Ley de Estupefacientes que penaliza la tenencia de droga para consumo personal, siendo un artículo declarado inconstitucional hace más 10 años por la Corte Suprema?, ¿Esos recursos no deberían destinarse al sistema de prevención y tratamiento?”.

“Si tomamos como referencia la estimación realizada por la Asociación de Pensamiento Penal, que preside el juez Mario Juliano, la tramitación de cada una de estos procesos, que por lo general se extinguen durante el procedimiento o en la elevación al fiscal que casi siempre termina archivando el expediente, demanda unos 10 mil pesos”, agregó el Defensor del Pueblo Adjunto. Esta cifra incluye gastos relativos a costos del personal policial, el movimiento de los móviles, el material reactivo para determinar la calidad de las sustancias y recursos vinculados al personal de la fiscalía que debe tomar intervención.

Teniendo presente que entre 2011-2018 se iniciaron en la Justicia Federal unas 65.492 causas por tenencia para consumo personal, se puede determinar que el Estado nacional gastó cerca de 655 millones de pesos durante ese período. En tanto, sí también se toman como referencia las estadísticas informadas por el Ministerio Público bonaerense, el costo que tuvo que afrontar la Provincia ascendió a más de $1.048 millones en ese mismo período.

“Para tener en cuenta la magnitud del despilfarro de recursos materiales y humanos, el gasto por haber judicializado a consumidores de drogas en la Justicia Federal y bonaerense supera, en casi $82 millones, los recursos asignados anualmente por el Estado nacional a la implementación de programas y políticas para la prevención de adicciones”, concluyó Martello.

Informe Completo

Desmantelado el sistema de prevención, el consumo de estupefacientes se cobra una vida cada 36 horas

 

Categorías
Derechos Humanos Institucionales La Plata Región Capital Salud Sociedad

Preocupante: El consumo de alcohol comienza desde los 12 años en el Gran La Plata

Estos son algunos de los resultados del último relevamiento realizado por el Observatorio de Adicciones y Consumos Problemáticos de la Defensoría del Pueblo bonaerense, a cargo de Walter Martello. El estudio, que abarcó 632 niños, niñas y adolescentes que concurren a establecimientos educativos del Gran La Plata, mostró distintos indicadores cualitativos y cuantitativos que pueden servir de insumo para corregir, diagramar e instrumentar políticas públicas.

Según el estudio, casi el 70% de los niños de 12 a 14 años manifestaron haber consumido alcohol alguna vez. Cuando la edad de la muestra se extiende a 17 años, la respuesta afirmativa de consumo llegó al 88,2%.

Cabe destacar que el último informe oficial referido al consumo de alcohol y sustancias psicoactivas, por parte de NNyA, fue publicado por la Sedronar hace tres años, con datos relecolectados en 2014.

Durante la presentación, que se realizó en la sede del Círculo de Periodistas de la provincia de Buenos Aires, participaron autoridades de la Universidad Nacional de La Plata (UNLP): Martín López Armengol (vicepresidente académico); Sergio Lazo (secretario de Salud); Ana Rusconi (directora de Prevención de Adicciones) y Ana García Munitis (directora del Colegio Nacional). También estuvo presente Alejandra Sturzenegger, directora ejecutiva de la Fundación Florencio Pérez.

“Desde el año pasado, venimos trabajando de forma conjunta desde el Observatorio con el área de Salud y Adicciones de la UNLP y con el Colegio Nacional en tareas que hacen a la defensa y promoción de derechos. Coincidimos en muchos aspectos, tales como la necesidad de que la prevención y el tratamiento de las adicciones pasen a ser una prioridad en las políticas de salud pública”, dijo Martello.

Entre los principales resultados del estudio, se destacan:

👉La proporción no varía entre mujeres y varones. Entre las primeras, el 77,5% de las niñas y adolescentes admite el consumo durante el último mes, mientras que entre los varones ese indicador es del 78,7%.

👉 1 de cada 10 NNyA afirma que consume alcohol a diario y/o entre semana. Más del 25% consume durante los fines de semana

👉 1 de cada 10 NNyA afirma que consume alcohol a diario y/o entre semana.

👉 1 de cada 5 manifiesta consumir 5 o más tragos en una misma ocasión. Este volumen los ubica dentro del patrón “Binge Drinking” o “Consumo Episódico Excesivo de Alcohol”. Implica siempre una intoxicación.

👉 El consumo episódico excesivo de alcohol en mujeres presentan una leve mayoría: representan 57% de los casos y los hombres 43%.

👉A través de la aplicación del Test de Crafft, el 42% de la población estudiada manifiesta haber manejado en estado de ebriedad o haber viajado en un automóvil conducido por alguien que había consumido alcohol o drogas ilegales. Este dato adquiere particular relevancia en un país como Argentina donde, según las estadísticas oficiales, los accidentes de tránsito representan la primera causa de muerte en menores de 25 años.

👉El test de Crafft también permitió determinar que el 46,8% de la muestra presenta indicios de consumo problemático de sustancias psicoactivas.

👉El 48% de los/las encuestados piensa que el alcohol es menos peligroso que la marihuana o la cocaína.

👉1 de cada 5 niños y adolescentes escolarizados declara no haber recibido información sobre los peligros para la salud humana causados por el consumo de alcohol y/o drogas.

👉 El 45,1% consume bebidas energizantes mezcladas con alcohol. En el caso de los jóvenes de 18 o más años de edad este porcentaje trepa al 93%.

Walter Martello junto a la directora ejecutiva de la Fundación Florencio Pérez, Alejandra Sturzenegger

Propuestas

Durante su exposición, Martello también explicó una serie de propuestas para paliar el impacto del alcoholismo, especialmente entre niños, niñas y adolescentes. “La Ley Nacional de Lucha contra el Alcoholismo tiene más de 20 años y aún no se terminó de reglamentar. Necesitamos endurecer el marco legal de la publicidad, que contemple las redes sociales y distintos espacios públicos como los eventos deportivos, para evitar que el puñado de empresas que controlan este negocio siga multiplicando sus ganancias a costa de la salud pública de la población. Hay que avanzar hacia un cambio paradigma que implique deconstruir el discurso de que el consumo de alcohol es sinónimo de diversión o éxito”, explicó Martello.

El Defensor del Pueblo Adjunto también propuso establecer nuevos parámetros de etiquetados de los envases de las bebidas alcohólicas: al menos el 20% de la superficie debería destinarse a leyendas sanitarias y mensajes de prevención. A su vez, Martello consideró que se debe incluir íconos más grandes y visibles en las leyendas sanitarias, y modificar el slogan “Beber con moderación”, dando lugar a otro tipo de mensajes vinculados a la salud pública. Por ejemplo: “El consumo de alcohol es nocivo para la salud”; “el consumo de alcohol en exceso produce accidentes de tránsito”; “el consumo de alcohol en exceso produce enfermedad cardiovascular, diabetes y cáncer”.

El responsable del Observatorio de Adicciones también remarcó que se debe reforzar el suministro de información referente a la prevención de las adicciones utilizando diversas vías y mecanismos: campañas de información y concientización sostenidas en el tiempo y con alta presencia en los medios de comunicación social, escuelas, clubes sociales y deportivos.

El responsable del Observatorio de Adicciones también remarcó que se debe reforzar el suministro de información referente a la prevención de las adicciones utilizando diversas vías y mecanismos: campañas de información y concientización sostenidas en el tiempo y con alta presencia en los medios de comunicación social, escuelas, clubes sociales y deportivos.

Informe completo

Categorías
Institucionales La Plata Provincia Región Capital Sociedad

Seis mil chicos participaron del encuentro de ‘Envión Sos Vos’ en la República de los Niños

En el marco de una jornada que se desarrolló en la República de los Niños y contó con la participación de seis mil chicos de toda la Provincia, el intendente de La Plata, Julio Garro, y el ministro de Desarrollo Social bonaerense, Santiago López Medrano, participaron del cuarto encuentro del Programa ‘Envión Sos Vos’.

La jornada, que se desarrolló en el renovado predio de Gonnet, contó con la participación de jóvenes de 74 municipios de la Provincia que compartieron distintas actividades de arte, deportes, música, talleres y recreación.

Durante el encuentro, el mandatario local y el titular de la mencionada cartera bonaerense recorrieron los múltiples stands que se instalaron en el emblemático parque; en tanto que dialogaron con los jóvenes presentes y participaron junto a los más de seis mil chicos y chicas bonaerenses de los diversos talleres multidisciplinarios.

Conjuntamente, los funcionarios presenciaron capacitaciones y charlas de otros organismos e instituciones como la Universidad Nacional de La Plata, el Ministerio de Ciencia, Tecnología e Innovación, el Ministerio de Salud, la Secretaría de Derechos Humanos, y SEDRONAR.

Tras la recorrida, Garro valoró “la importancia de estar junto a quienes más lo necesitan, por eso somos un Estado presente que acompaña las iniciativas que contienen a los más chicos”.

“Es un orgullo que este programa pueda implementarse nuevamente en la República de los Niños, donde seguimos haciendo realidad el sueño de quienes fundaron este lugar”, sostuvo el Jefe Comunal.

A su vez, remarcó que “estas iniciativas representan puntos de encuentro fundamentales para ellos, donde pueden participar de actividades pedagógicas, deportivas y recreativas; donde se une la diversión con el aprendizaje; y todo bajo la coordinación de un Estado presente, que los contiene y los acompaña”.

Seis mil chicos participaron del encuentro de ‘Envión Sos Vos’ en la República de los Niños 01
Seis mil chicos participaron del encuentro de ‘Envión Sos Vos’ en la República de los Niños 02
Seis mil chicos participaron del encuentro de ‘Envión Sos Vos’ en la República de los Niños 07
Seis mil chicos participaron del encuentro de ‘Envión Sos Vos’ en la República de los Niños 06

Cabe destacar que ‘Envión’ es un programa de contención que promueve la integración plena de adolescentes y jóvenes en situación de vulnerabilidad social, a través de actividades en los campos de la educación, trabajo, salud, arte y deporte.

En ese sentido, promueve talleres multidisciplinarios sobre cuidados del cuerpo, deportes, murga, cortometrajes, futbol femenino y masculino, taekwondo, marroquinería, dibujo, reciclado, apoyo escolar, cocina, ajedrez, muralismo y computación, entre otros.

Según se informó, el programa se desarrolla a través del trabajo de un equipo técnico compuesto por trabajadores sociales, psicólogos, antropólogos, profesores de educación física y nutricionistas, entre otros profesionales.

En ese contexto, tiene como objetivo mejorar la inserción y/o re inserción de adolescentes y jóvenes en el sistema educativo como así también en el ámbito laboral y favorecer la inclusión de jóvenes en conflicto con la Ley.

Por último, se entregaron camionetas adaptadas para personas con discapacidad a municipios e instituciones de Lanús, Campana, Rauch, Pilar, Vicente López, Mar del Plata, San Miguel y Lobos.

Seis mil chicos participaron del encuentro de ‘Envión Sos Vos’ en la República de los Niños 08
Seis mil chicos participaron del encuentro de ‘Envión Sos Vos’ en la República de los Niños 05
Seis mil chicos participaron del encuentro de ‘Envión Sos Vos’ en la República de los Niños 02
Seis mil chicos participaron del encuentro de ‘Envión Sos Vos’ en la República de los Niños 03
Categorías
Institucionales La Plata Salud Sociedad Universitarias

Se lanzó en La Plata Diplomatura sobre consumo problemático de sustancias

Este miércoles en la Facultad de Ciencias Médica de La Plata dio comienzo una Diplomatura de abordaje integral del consumo problemático de sustancias con orientación de intervención territorial. Propuesta impulsada por el SEDRONAR, la Dirección de Adicciones de la Municipalidad de La Plata y la Secretaría de Redes en Salud perteneciente a la casa de estudio que es sede.

Está pensada para generar líderes preventivos asistenciales con capacidad de abordar situaciones de consumo problemático. Dirigida a equipos de salud que en lo cotidiano trabajan sobre la problemática en el primer nivel de atención.

Sebastian Murua, a cargo de la Secretaria de Redes en Salud, manifestó “Entendemos a la salud como un derecho, como un proceso complejo y no solamente como algo estático que se tiene o no se tiene por eso analizar el consumo en el contexto y cómo se relaciona la persona con al sustancia”.

La propuesta consta de 12 encuentro de 8 horas de duración. Toda la información de los próximos encuentros se facilita comunicándose al mail: redesensalud@med.unlp.edu.ar

“Queremos generar herramientas para trabajadores de la salud para que puedan intervenir desde una mirada del acompañamiento, tomando la situación con responsabilidad y problematizando cual es nuestro rol como profesionales” agregó Murua.

Categorías
Institucionales La Plata Salud Servicios Sociedad

Capacitaciones sobre el abordaje de las adicciones en La Plata

En el marco del programa “Municipios en Acción”, que coordina el Gobierno nacional a través del SEDRONAR, la Municipalidad de La Plata continúa realizando capacitaciones para el abordaje de las adicciones destinadas a equipos terapéuticos de la Comuna, instituciones y ONG’s vinculadas a esta problemática.

A través de la Dirección de Prevención y Tratamiento de las Adicciones de la Comuna, ya fueron capacitadas más de mil personas, entre los que se encuentran operadores de niñez de la Comuna, personal de las casas de abrigo, promotores de salud, asistentes sociales y voluntarios de diferentes ONG’s que trabajan en la ciudad, entre otros.

En ese contexto, el director de Adicciones de la Municipalidad, José María Nieto, precisó que “las capacitaciones brindan los conceptos indispensables para quienes se dispongan a ayudar a personas que lo necesiten; apuntando a que los agentes comunales sepan distinguir cada situación y actuar en consecuencia”.

Asimismo, detalló que “el objetivo de estas capacitaciones es, fundamentalmente, que los recursos humanos que se encuentran con esta problemática sepan cómo deben abordarla desde la primera escucha”.

“Los formamos para que conozcan desde el concepto de droga hasta los dispositivos de asistencia que hay en la ciudad, así como a dónde tienen que derivar para pedir un turno o asesoramiento”, informó el funcionario.

Cabe destacar que esta iniciativa se suma a los trabajos de prevención y a las capacitaciones que desarrolla esta área municipal como talleres preventivos en ámbitos educativos, y participación de mesas institucionales y barriales.

Por último, se informó que quienes requieran asistencia o deseen obtener orientación e información podrán comunicarse a través del 0800-666-0101.

Categorías
Institucionales Provincia Sociedad

Jóvenes del Envión reflexionaron sobre el abuso de drogas

Los participantes del programa Envión de Pinamar y Punta Indio son los finalistas del concurso “Envión pide la palabra”, organizado por el ministerio de Desarrollo Social de la Provincia de Buenos Aires y Sedronar.

De la campaña seleccionada de Pinamar, se eligió la propuesta gráfica y audiovisual «Rescatate” donde los chicos diseñaron un flyer y un video musical de rap, y de la propuesta de Punta Indio el audiovisual denominado “Cuidarnos entre todxs”, donde los jóvenes que participan de esa sede reflexionan sobre el tema.

Para el concurso se les propuso a las sedes del programa Envión generar un espacio de debate y reflexión sobre el uso problemático de sustancias y sus múltiples causas, para luego trabajar en una estrategia de comunicación que llegue a otros jóvenes y a la población en general, creando una campaña de comunicación de jóvenes para jóvenes.

En el Programa Envión del Ministerio de Desarrollo Social participan más de 121 mil jóvenes entre 12 y 21 años que se encuentran en situación de vulnerabilidad social. El objetivo esencial es la inclusión, la contención, el acompañamiento y el diseño de estrategias que fortalezcan su estima, reparen y brinden igualdad de oportunidades.